06
Sep
11

LA JUSTICIA Y LA INJUSTICIA

  • Sin vendas en los ojos.
  • La espada enfundada y la balanza desarmada.
foto

Foto de la estatua ubicada en el frontis del palacio de justicia de Valparaíso. Hay dos versiones de la historia de esta figura q hace referencia a la diosa griega de la justicia Themis, una dice q fue un regalo del gobierno frances al ver como operaba la justicia chilena y otra q es un regalo de alguien descontento con un juicio desfavorable.

La imagen original de Themis cuenta con una venda en los ojos q simboliza q la justicia es ciega, la espada en una mano q significa el ajusticiamiento y la batalla por la justicia y la balanza en otra como muestra del equilibrio y la igualdad. Nota y foto publicadas en flickr.com

 

 

Por José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net

 

 

Los jueces y los miembros de los jurados tienen la enorme responsabilidad de condenar o absolver a una persona, es decir, tienen la potestad de disponer de la vida de ésta.

Muchas veces, personas inocentes han sido implicadas en delitos que no cometieron y no pocas han estado al borde de la pena capital, pero a última hora se han salvado. Otras veces, las autoridades han descubierto errores en el proceso y después de años se han enterado de que el supuesto delincuente es inocente. La pregunta es: ¿De qué manera pueden pagar a esa persona el daño que le causaron? ¿Cómo compensar su gran pena, el deterioro moral y sicológico, el dolor causado a sus familiares y el tiempo de su vida que perdió en la cárcel?

En ciertas ocasiones, el fiscal, es decir, el abogado acusador, es más hábil y convincente que el defensor, y no pocas veces trata de intimidar al acusado señalándolo, gritándole, y acorralándolo para hacerlo parecer como un ser malvado. Esa es su función y su victoria es que lo castiguen sin importar si es culpable o inocente, su conciencia en estos casos, poco o nada cuenta.

Pero hay algo terrible y de todos es sabido, tiene más posibilidad de salir en libertad culpable rico, que un inocente pobre, pues el primero puede darse el lujo de contratar a los mejores abogados, mientras que el pobre no puede hacerlo. Desafortunadamente, el dinero tiene el poder de comprar conciencias y por ende, permitir la impunidad.

¿Cuántos corruptos de cuello blanco se encontrarán en las calles gozando de su libertad impunemente, y cuántos humildes inocentes tras las rejas?

El ingreso de una persona a la prisión supone el aislamiento afectivo y social, lo cual produce en ella una profunda depresión, deterioro moral y la pérdida de su autoestima.

El preso común es vigilado continuamente por carceleros que, por regla general, son seres crueles que exigen a los penados obediencia a sus órdenes, muchas veces arbitrarias.

Fedor Dostoievski decía que lo peor de estar en la cárcel no es el encierro, sino la falta de privacidad.

Ser vigilado constantemente y no tener ni siquiera el consuelo del reposo de un sueño reparador, porque éste es interrumpido durante las rondas nocturnas con la luz de una linterna que encandila y destroza los nervios. no debe ser nada agradable.

¿Qué satisfacción sentirá un abogado que logra la absolución de un culpable? ¿Y qué satisfacción podrá sentir el abogado que hace condenar a un inocente?

Hay una frase que dice: “Es preferible absolver a un culpable que condenar a un inocente”.

 

Anuncios

1 Response to “LA JUSTICIA Y LA INJUSTICIA”



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


Anuncios
septiembre 2011
L M X J V S D
« Ago   Oct »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

A %d blogueros les gusta esto: