21
May
12

EL DISCURSO DE LA CRISIS Y LA CRISIS DEL DISCURSO

La Economía o administración de recursos y del valor de uso, se transformó (como temía Aristóteles en la Política) en Crematística o administración monetaria como valor de cambio. Cuando queremos desenredar el doble significado actual de “Economía” (ya que “Crematística” es una denominación olvidada) se habla de Economía real y Economía financiera. El largo proceso secular hegemónico del dinero sobre el trabajo y los recursos ha desembocado en la situación actual de la llamada Crisis Económica, que amenaza con transformar toda la vida social.
Carlos Marx, que se inspiró en la Política de Aristóteles distinguiendo el valor de uso del valor de cambio y combatiendo la confusión de uno con otro en la explotación del trabajador, hablaba de alienación y de fetichismo. En el transcurso de 2.600 años podemos advertir lo que conlleva esa transformación que ha conducido de la moneda a la tarjeta electrónica y al teléfono llamado “móvil”, como soportes básicos del pago y del dinero.
La sustitución del intercambio de mercancías por el uso monetario del oro (y la plata) supuso una desviación del valor de uso al valor de cambio, pero en íntima conexión uno con otro y teniendo en cuenta que la moneda era un instrumento de medida que hacía viable la adquisición de algo útil. En la crisis actual nos encontramos ante una situación en que la función de la entidad bancaria y del mercado de acciones no es entendida ya como medio (ni siquiera artificial) para adquirir bienes. Se desvanece el valor de cambio, asemejándose a lo que es un “juego”. Pues todo juego tiene su fin en el propio juego.

El Coloso de Goya


El empleo ya no tiene como punto de mira el trabajo como aportación a los bienes comunes, sino que se basa en la obtención de dinero para invertir y jugar. Algunos tienen una ocupación estimulante y agradable y en eso reside la principal recompensa del trabajo, mientras que otros tienen que hacerse cargo de tareas molestas, ya que es lo único que les da dinero. Lo que conllevaba un valor de uso se ha convertido en valor de cambio, en medio, más que en fin. La utilidad (valor de uso) y el valor monetario (antes valor de cambio) se han separado uno de otro o han cambiado de lugar el uno con el otro. La especulación (véase la imagen adjunta) significa utilizar el dinero obtenido para obtener más dinero. Eso es lo que da su sentido a la banca: la intermediación y el intercambio a que se dedican “pontífices” (hacedores de puentes) y pontoneros de negocios. Son muchos los que disfrutan de ganar dinero, pero no propiamente porque el dinero facilite el valor de uso.

Saturno devorando a sus hijos, cuadro de Goya


Naturalmente necesitamos todos una manutención y un acceso a valores de uso para vivir. Pero eso no depende ya directamente del valor de cambio. La oferta y la demanda ya no se sopesan mutuamente, si es que alguien lo cree. Todo intento de explicar la llamada “crisis económica” conduce a una confusión total. No hay quien entienda la situación y la crisis de España, siguiendo la prensa. Nadie tiene ni idea de si sus ahorros bancarios están en peligro o no. “¿Quién tiene mi dinero? ¿Quién me lo va a devolver o a pagar mis gastos con él?” se preguntan muchos, como si en el banco hubiera algún dinero.
(Los cuadros de Goya “El Coloso o el Miedo” y “Saturno devorando a sus hijos” son sumamente expresivos y adecuados).
José Luis Ramírez


0 Responses to “EL DISCURSO DE LA CRISIS Y LA CRISIS DEL DISCURSO”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


mayo 2012
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Meses


A %d blogueros les gusta esto: