Archivo para 31 agosto 2013

31
Ago
13

CORTESÍA Y RESPETO

Con el transcurrir del tiempo, se gana y se pierde. Así es la vida.

En los últimos años, el avance de la tecnología ha sido muy veloz y continúa avanzando con tanta rapidez, que en cuestión de meses los diferentes instrumentos y equipos electrónicos, quedan obsoletos debido a la aparición de otros, cada día más sofisticados y eficientes.

Por otra parte, muchos valores éticos importantes como la cortesía y el respeto se ha ido perdiendo.

La cortesía es la manifestación de las buenas maneras y el conocimiento de las normas sociales que tienen como objetivo tratar a quienes nos rodean con amabilidad, respeto y sencillez.

Pero, desafortunadamente, las buenas costumbres parecen ser cosa del pasado. Las personas (no todas) parecen estar siempre mal humoradas y a la defensiva. Se les dificulta sonreír, se les ha olvidado saludar; decir, por favor, gracias y otras palabras y frases de elemental cortesía que hacen la vida más agradable.

Por el bien de todos, sería muy benéfico que se iniciaran campañas tendientes a que las personas adquieran la costumbre de ser amables y respetuosas.

Podemos dar el primer paso saludando con una sonrísa.

José M. Burgos S.

25
Ago
13

EL ALTRUISMO

photo

Foto: Mario Lanini

El altruismo es una conducta que consiste en brindar ayuda desinteresada al prójimo, aún cuando, muchas veces, atente contra los propios intereses de quien dona.

No hay duda de que el altruismo es una virtud opuesta a la avaricia y al egoísmo.

El altruismo es solidaridad, es generosidad, es compartir. Por esta razón, si el altruismo fuera masivo, no existirían pobres en el mundo.

Los políticos deberían practicar un poco esta virtud, y no pensar tanto en sus propios beneficios y en el su rápido enriquecimiento, en tanto que el pueblo pasa penurias ante su fría indiferencia.

No es justo que mientras a un deportista gane en un día lo que un ejecutivo devenga en un año. Hay deportistas que reciben ingresos de 36 millones anuales y hasta más, lo que es igual a 100.000 dólares diarios. Muchos profesionales que se han quemado las pestañas estudiando durante muchos años, eso es lo que devengan, cien mil dólares al año y a veces, menos. Pero claro, hay otros, muy pocos, que pueden llegar a ganar alrededor de setecientos mil dólares al año millones anuales, lo que gana el deportista en una semana.

Es que que no hay sentido de las proporciones, y por ese motivo, hay tanta desigualdad.

El altruismo es una conducta voluntaria que busca ayudar a los más necesitados y su recompensa es la satisfacción que se experimenta al ayudar a otros.

Algunos estudios aseveran que en los seres humanos el altruismo aparece en los primeros años de vida, lo cual se ve reflejado en la tendencia natural a ser solidario, pero ciertos investigadores creen que las personas no nacen con esa inclinación, sino que es una condición del ser humano que surge a partir de la educación.

José M. Burgos S.

burgos01@bellsouth.net

18
Ago
13

EL SARCASMO

Lápida en el cementerio de Ávila. Foto: Raquel Méndez

El sarcasmo podría definirse como una burla cruel que tiene como propósito desprestigiar o hacer sentir mal a una persona a través de la ofensa y el maltrato.

Con frecuencia, el sarcástico apela al humor malintencionado, pues su objetivo es la alusión indirecta que hiere.

La entonación de las palabras, en ocasiones, suele llevar un mensaje de sarcasmo. Por ejemplo, cuando alguien contesta algo fácil y obvio y otro le dice con sonrisa burlona: “Pero caramba, de verdad eres un genio” o “Sigue hablando, eres más efectivo que las pastillas que tomo para el insomnio”.

El sarcasmo es en ocasiones tan perspicaz que, algunas veces, la víctima ni siquiera logra percibir los mensajes venenosos, especialmente, cuando existen grandes diferencias culturales.

Por escrito, el sarcasmo puede estar presente con el uso de las comillas o signos de admiración que enfaticen la ironía.

Las palabras a veces hieren y dejan cicatrices imborrables tatuadas en el alma.

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net

18
Ago
13

EL SUFRIMIENTO

Foto: Consuelo Puchades

El sufrimiento es la pena o el dolor que padecen los seres vivos.

Se trata de una percepción, consciente o inconsciente que aparece reflejada en tristeza, melancolía, infelicidad o dolor físico.

Sufren quienes son víctimas de la injusticia, de un accidente, de una traición, de la ingratitud y de quebrantos de salud.

El sufrimiento, aunque no sea físico, produce profundos estados depresivos y ansiedad que alteran la salud, si quien lo padece no se sobrepone ante la adversidad.

Muchas veces, el dolor surge en la mente, y no en la realidad, ya que entran en juego varios aspectos como el temor, la incertidumbre o la desesperanza de cada quien.

Si por ejemplo, un individuo toma tres días de vacaciones para ir con su familia a la playa y contra los vaticinios meteorológicos, llueve sin cesar, experimenta frustración y sufrimiento. Pero estos sentimientos no son el resultado de la inclemencia del tiempo, sino de su actitud ante las expectativas.

Como el sufrimiento forma parte de la vida, el ser humano no debería tratar de evitarlo, sino de comprenderlo para poderlo enfrentar.

Resumiendo, no vale la pena sufrir por asuntos superficiales.

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net

18
Ago
13

EL COMPORTAMIENTO HUMANO

Foto: Néstor Lucas Martínez

Los seres humanos somos por naturaleza, sociales, porque nos necesitamos mutuamente para poder sobrevivir.

Aunque algunas personas aparenten ser fuertes y autosuficientes, lo cierto es que todos -unos más, otros menos- somos mucho más vulnerables en la soledad. Por esta razón, las personas buscan estar en permanente contacto con sus semejantes, bien sea personalmente, por correspondencia, por teléfono y, últimamente, a través de la Internet.

Los médicos necesitan de los ingenieros genéticos, químicos, mecánicos, en fin, de todos los que puedan aportarles ayuda médica como sofisticadas máquinas que les permita ser más eficientes en su profesión. También de los laboratorios que fabrican remedios, de personal auxiliar y, tristemente, hasta de los enfermos, pues sin ellos la medicina no existiría.

Cuando decimos que todo lo que nos proponemos lo podemos alcanzar, pecamos de prepotentes porque aunque diez mil atletas deseen ganar una maratón, sólo uno resulta vencedor.

Necesitamos al electricista, al plomero, al mecánico, al panadero, al agricultor, al ganadero. Hasta las funerarias necesitan de los muertos, pues sin ellos no hay negocio.

Pero esto no significa que en determinados momentos no necesitemos estar aislados para meditar y tomar decisiones.

A veces, permitimos que sentimientos negativos nos invadan y laceren nuestras almas, especialmente cuando somos objeto de injusticias o cuando la adversidad nos atormenta.

El sufrimiento es inherente al ser humano y necesitamos llenarnos de fuerza y valentía ante el infortunio

Nadie sabe la desdicha que agobia a nuestros semejantes. Por lo tanto, debemos ser tolerantes y solidarios.

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net

18
Ago
13

LA TEMIBLE SOLEDAD

” Soledad”. Foto: Chu

La soledad es más triste en las ciudades grandes, a no ser que se elija vivir sin familia y sin amigos.

La soledad es aislamiento, falta de contacto con otros seres humanos, aunque esta carencia no es total, porque siempre habrá alguien que mantenga algún tipo de comunicación ya sea física o espiritual.

Bajo determinadas circunstancias, la soledad es valorada por muchas personas que, inclusive, la consideran indispensable para la meditación, la concentración y el reposo.

Pero cuando la soledad no es voluntaria, causa tristeza y dolor y quizás por eso, muchas personas buscan desesperadamente compañía a través de reuniones, internet o citas a ciegas que no siempre tienen un final feliz.

Algunos religiosos de determinadas congregaciones deciden por su propia voluntad, vivir en soledad como un medio para alcanzar el máximo misticismo.

Hay inclusive, religiosos como los cartujos, por ejemplo, que hacen votos de silencio.

Es muy triste tener que vivir solo, sin quererlo, en medio de una multitud.

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net

18
Ago
13

EL SENTIMIENTO DE CULPA

“Mea culpa”. Imagen: Jaci Lopes dos Santos

El sentimiento de culpa es una pesada carga que mortifica a muchas personas por sucesos pasados que las hace sentir tristes, molestas y abatidas por algo que hicieron o que dejaron de hacer, o por algo que dijeron y no deberían haber dicho.

Todos los seres humanos con uso de razón, han experimentado en mayor o menor grado, sentimientos de culpa que se guardan dentro de lo más profundo del corazón porque un falso orgullo que esclaviza, impide admitir los errores.

Lo mejor que se puede hacer para quitar la angustia que agobia, es buscar a la persona ofendida, admitir el error y pedirle perdón. Es algo muy difícil que requiere valor y humildad, pero muy efectivo.

Cada persona es un universo individual, pero nadie es igual a otro, ni siquiera dos hermanos gemelos que se criaron en el mismo medio ambiente, son idénticos, algunas veces, ni siquiera parecidos. Por lo tanto, no todos sienten con la misma intensidad la culpabilidad de sus errores.

Ciertas veces, el sentimiento de culpa se manifiesta con el arrepentimiento, un sentimiento que a veces es tan fuerte, que puede conducir hasta al suicidio.

Si no se puede corregir un mal, lo mejor que se puede hacer es no castigarse a sí mismo pensando en el error y no volverlo a cometer.

Don Ramón de Campoamor dijo: “No se echa atrás un río ni vuelve a ser presente lo pasado”.

No es justo vivir atormentado por asuntos que pertenecen al pasado.

La regla de oro para evitar sufrir en el futuro el sentimiento de culpa, es muy sencilla: No hacer a los demás lo que no nos gustaría que nos hicieran.

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net




agosto 2013
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031