Archivo para 17 septiembre 2013

17
Sep
13

LA IRREMEDIABLE DECADENCIA

Ruinas romanas de Segóbriga

 
Todo imperio, país, empresa o persona están expuestos a la decadencia.

La decadencia es un proceso de deterioro y menoscabo moral y material. La declinación o el comienzo de la ruina.

La corrupción, la compra de conciencias, el irrespeto, la pérdida de solidaridad, la indiferencia y el egoísmo son, entre otros, factores inequívocos de declinación moral de la sociedad.

Es frecuente asociar la decadencia de un ser humano a su deterioro físico, mental y a la pérdida de éxito en los negocios y en el amor.

Un deportista, un cantante, un violinista o un empresario, tarde o temprano, pierden facultades con el paso de los años, como también aquellas personas que han perdido salud y fuerzas a causa de una enfermedad.

Respecto a las cosas, éstas también sufren deterioro o decadencia, máxime cuando no se les da el mantenimiento adecuado, como por ejemplo, cuando nunca se pinta la casa, cuando no se le cambia el aceite al auto ni se lava o cuando las cosas no se arreglan a tiempo.

Todo decae con el implacable paso de los años, lo importante es que las personas tomen conciencia de que -si llega a viejo-, acepten esta realidad con dignidad

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net

Anuncios
16
Sep
13

EL CELIBATO

Monjes benedictinos, en una misa para peregrinos. Este pueblo es Rabanal del Camino (León), por donde pasa el Camino de Santiago. Foto: Víctor Nuño

.

El celibato, tan frecuentemente debatido, es una opción de vida que implica la abstención de relaciones sexuales. Este concepto suele vincularse al modo de vida de algunos religiosos. En la Religión Católica, es condición obligatoria.

Aunque, de acuerdo al Diccionario de la Academia de la Lengua, el celibato se refiere a quienes no han contraído matrimonio, en el caso de la Iglesia Católica, su fuerte influencia ha hecho que el término se asocie de manera exclusiva a la religión.

Se dice que el celibato sacerdotal obligatorio en el catolicismo fue establecido en el Concilio de Trento, en el siglo XVI, aduciendo que esta condición es justificada por la necesidad de que los ministros de la iglesia se consagren exclusivamente a Dios.

Quienes se oponen al celibato, aseguran que éste es el causante de la cantidad de abusos sexuales cometidos por algunos clérigos.

El celibato religioso equivale a la castidad, la cual es la renuncia a los actos sexuales.

Contra lo que muchos jerarcas de la iglesia intentan hacernos creer, el celibato como se interpreta en la actualidad, es un invento relativamente moderno, ya que, de todos es sabido, los primeros cristianos, es decir, los discípulos de Jesucristo fueron hombres casados y algunos, con hijos.

Fue a partir del siglo II cuando comenzó a desarrollarse una ideología conocida como gnosticismo, la cual se caracteriza por repudiar todo lo que tenga que ver con asuntos materiales y placeres sexuales.

En el siglo IV se prohibió el matrimonio de los sacerdotes.

En la actualidad, muchas personas creen que la Iglesia debería revisar la regla que impone el celibato, debido a que ha disminuido mucho la vocación de los jóvenes que podrían estar interesados en integrarse al sacerdocio y quizás, una de las razones principales sea la abstinencia sexual impuesta.

Un sacerdote es un hombre igual a otro y como tal, tiene las mismas sensaciones que por mandato, debe reprimir.

¿Será acaso que un hombre no puede ser un buen sacerdote por el hecho de estar casado? ¿Acaso los apóstoles no lo fueron?

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net

—————————-

Recomendación Cuba Nuestra: sobre el mismo tema puede usted escuchar un debate en el  programa radial El  Gabinete, con Juan Adriansens, Cristina Losada y Manuel Delgado.

11
Sep
13

EL RESPETO

Foto: Morning Calm Weekly Newspaper

El respeto está ligado a la consideración, la deferencia y el acatamiento.

Cuando asistimos al sepelio de un amigo o conocido, nos acercamos a los familiares del difunto y les expresamos nuestras respetuosas condolencias.

El respeto es un valor ético que permite que los seres humanos puedan reconocer, aceptar y valorar las cualidades y méritos del prójimo.

El respeto no sólo se manifiesta hacia las autoridades. También se expresa hacia los padres, las personas mayores y los profesores, lo cual nos permite vivir en armonía con base a normas, leyes y costumbres.

La falta de respeto, en cambio, genera enfrentamientos y violencia porque el irrespetuoso no considera ni obedece.

El quebrantamiento de la ley o las normas establecidas por las autoridades, puede ameritar castigos que, dependiente de su gravedad, pueden consistir en una multa, trabajo comunitario e inclusive, encarcelamiento.

El abuso de autoridad es una falta de respeto de un jefe hacia sus subalternos.

En el mundo moderno, existen innumerables faltas de respeto en el marco de la familia, pues hay hijos que tratan a sus progenitores con desplantes reprochables e incluso, algunas veces, los ultrajan, les hablan con insolencia y les levantan la voz.

La ausencia de valores éticos, la falta de tolerancia, la mala educación, la soberbia y la altanería son algunas muestras más frecuentes causantes de la falta de respeto.

Es muy importante recuperar los valores morales para poder aspirar a un mundo en el que impere el orden, la consideración y, por supuesto, el respeto.

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net

10
Sep
13

Desde Uruguay sobre entretenimiento y educación

Mural homenaje del artista uruguayo Ricardo Yates a John Lennon, en la conmemoración del 28avo aniversario de su desaparición física. En la elaboración del mismo, participaron varios niños y jóvenes del barrio Pocitos, Montevideo, , Uruguay. Foto:Flodigrip’s world.

Miradas sobre los problemas sociales

Estimados, comparto audio de la charla/entrevista que el lunes pasado tuvimos Rafael Gibelli y yo con Janet Sánchez y Nicolás Caballero, conductores del programa Mediodía Ideal (FM Ideal, 90.1, de Santa Lucía), donde departimos sobre el consumismo, la “cultura del entretenimiento”, lo educativo, la tensión entre derechos y responsabilidades, entre el autoritarismo y la autoridad, el decaimiento del capital cultural, la condición postmoderna, los problemas de seguridad y los recientes procesamientos en Uruguay de madres de adolescentes que delinquen, entre otros asuntos que hacen a nuestra sociedad.

El audio lo escuchan en este link: https://soundcloud.com/nicolas-9-2/pablo-romero-y-rafa-gibelli-en

Y, como siempre, espero sus comentarios en el blog: http://pabloromero7.blogspot.com, para seguir debatiendo por allí sobre estos temas.

Abrazos,

Pablo Romero García

Pablo Romero García

——————————————————————————-

Todos los libros digitales (ebooks) y de papel en http://www.NosGustaLeer.com

09
Sep
13

LA IMPUNIDAD

Foto: Sari Dennise

Hay muchas personas propensas a delinquir porque piensan que la justicia nunca podrá probar sus delitos y estos quedarán impunes, como en realidad ocurre muchas veces.

El castigo es la pena que se impone a aquella persona que comete un delito, pero cuando hay impunidad, no recibe la pena que le corresponde por quebrantar la ley.

Muchos delincuentes se encuentran detrás de escritorios gozando de completa impunidad, a pesar de que sus riquezas fueron logradas en un lapsos de tiempo muy cortos, y desde que comenzaron a trabajar en determinadas posiciones. Pueden existir evidencias de su corrupción, pero si tienen amigos influyentes que también tienen sus pecados, sus delitos quedan ocultos en las sombras de la impunidad.

Es habitual que se produzca impunidad cuando, por motivos políticos o de otra índole, un individuo responsable de haber violado la ley no le sea impuesto el castigo que le corresponde y, por lo tanto, sus víctimas no reciban algún tipo de compensación por los daños y perjuicios ocasionados.

Para citar tan sólo un caso de impunidad, imaginémonos a un vendedor de finca raíz que estafa a los compradores apelando a la mentira. Sus víctimas alegan que, de acuerdo a la ley, fueron engañadas, pero el juez considera que no existen pruebas contundentes para condenar al vendedor, y lo absuelve.

Entonces, quienes fueron perjudicados en su buena fe, pueden suponer que el estafador sobornó al juez para comprar su libertad.

Por fortuna, no todas las personas son corruptas y, por lo tanto, no se dejan sobornar.

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net

01
Sep
13

EL ESTADO DE ÁNIMO

photo
Foto: Cristina L. F.

 

 

 

Es un hecho que nuestras vidas giran de acuerdo a nuestro estado de ánimo y éste, a su vez, gira alrededor de la alegría o la tristeza, de la salud o la enfermedad, de las circunstancias y del medio ambiente en el que nos desenvolvemos.

Si por ejemplo, un niño es educado dentro de un hogar lleno de amor, justicia, respeto, solidaridad humana, compasión por los más débiles, por los animales y principios morales, lo más probable que cuando se convierta en adulto sea un hombre de bien, trabajador, honesto, bondadoso y solidario. Un hombre capaz de soportar con entereza los embates de la vida con valentía y la frente en alto.

En caso contrario. si otro niño crece dentro de un hogar repleto de actitudes negativas, de riñas, de irrespeto, de egoísmo, de envidia y carente de valores morales, lo más probable es que, con el paso de los años, se convierta en un individuo resentido, inmisericorde y amargado. Posiblemente en un delincuente con baja autoestima, lleno de odio e incapaz de esbozar una sonrisa.

Todos los seres humanos estamos expuestos a tener momentos de alegría y de tristeza. Muchas veces experimentamos momentos de felicidad y no nos damos cuenta, pero, cuando se han ido, nos percatamos de que fuimos felices y no nos dimos cuenta, lo cual nos entristece.

Algunos profesionales que han estudiado la conducta humana, han llegado a la conclusión
de que el desaliento y el desgano son factores determinantes que impiden que los seres humanos nos desarrollemos a plenitud, toda vez que actúan como con un freno emocional que limita, paraliza y desajusta nuestros propósitos y hace que abandonemos todo intento de salir adelante.

Es de vital importancia luchar contra estados de ánimo negativos como el rencor, la envidia y la desidia que lesionan la autoestima, entristecen y nublan la existencia.

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net




septiembre 2013
L M X J V S D
« Ago   Nov »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30