25
Ene
14

EL AMOR PROPIO EXAGERADO

Narcisimo. Foto: Jessi RM

El egocentrismo, sinónimo de narcisismo, es el amor excesivo que tienen algunas personas hacia sí mismas y centran toda su atención en sí mismos, sin importarles para nada el bienestar o la desdicha de quienes los rodean.

Los ególatras son, por lo general, personas muy vanidosas que disfrutan alabándose a sí mismas, buscando permanentemente el elogio de los demás.

Según los sicólogos, los egocéntricos son seres que creen que sus opiniones e intereses son más importantes que cualquier otra. Es decir, que lo que ellos dicen, es lo único valioso.

A este respecto, Jean Piaget, un sicólogo suizo fallecido a comienzos de la década de 1980, afirmó que todos los niños son egocéntricos porque sus mentes no les permiten comprender que las demás personas pueden tener criterios y creencias diferentes.

Muchos profesionales especializados en la materia, han llegado a la conclusión de que el egocentrismo es un comportamiento extremo que priva a la persona de la felicidad. Lo mismo le sucede a quien está en el otro extremo, el que carece de autoestima y piensa que nada se merece.

Algunos especialistas aseguran que los egocéntricos sólo pueden amarse a sí mismos, y por esta razón, se aíslan de otras personas que no soportan sus delirios de grandeza. Por esta razón, eliminan la posibilidad de amistades potenciales.

En pocas palabras, tanto quienes tienen marcados complejos de superioridad como de inferioridad, tienen existencias tristes y solitarias.

En conclusión, todo extremo perjudica.

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net


1 Response to “EL AMOR PROPIO EXAGERADO”


  1. 1 Hector Dominguez
    15 octubre, 2017 a las 10:54

    Efectivamente asi es el narcisismo y el egocentrismo. Y creo es así porque vivimos en una sociedad educada a ésto. A donde la belleza y la vanidad dominan y toman un nivel gerárgico en donde el mas hermoso y vanidoso trata de ponerse en un nivel superior. Y nada lo satisface mas que los alagos que los demas quien les deben de dar y aplaudir. Usualmente viven una vida superficial pero, esto les alimenta. Y ahi estamos todos envueltos en este juego dramatico con nuestros cuentos de adas desde los libros en la primaria, las peliculas de disneylandia y los siete enanitos, las novelas y las peliculas de Hollywood. Y de todo esto se compone nuestra sociedad. Todoun drama rodeado de moda, lujos, riquezas, poder y muchas otras cosas artificiales que nos mueven desde los tiempos antiguos de los reyes. Esto es como una guerra de vanidad y jerarquia. Todo mundo pelea por estar jerargicamente arriba y por eso llenamos los gimnacios, los salones de belleza, las salas cirurgicas, las tiendas de ropa, perfumes y alajas. Y si no ganamos cuando menos queremos ser escuchados y encajar. Siempre va a ver una pareja en donde uno es mas hermoso que el otro. Y en donde uno busca por ser alabado y así es como uno vende su amistad. Vivimos como un mercado de comercio en donde un ser humano es mas caro que otro. Ya los antiguos pagabas mas por las esclavas mas hermosas. Y así comenzó esta novela en la historia humana. Y seguiremos porque somos seres animales que buscamos el placer y la belleza. Es como deborarnos un pastel. Un pastel lleno de azucar que a la larga nos enferma y nos hace ser superficiales.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


enero 2014
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Meses


A %d blogueros les gusta esto: