01
Feb
14

EL ODIO ESTÁ DE MODA

El odio está de moda. Todo el mundo lo dice abiertamente.

Son frecuentes oír expresiones como: odio al jefe déspota, odio los trancones de tráfico, odio a la suegra metiche, odio la báscula, odio los lunes, odio ir donde el dentista y odio que traten constantemente de estafarme y que me mientan.

El odio es terriblemente popular. Por ejemplo, hay gente que odia al ver a veintidós tipos casi analfabetos, ganar millones por patear un balón; odian votar por alguien que no sale elegido, odian manejar de noche, odian sentirse obligados a rezar, so pena de chamuscarse en el infierno por una eternidad.

Algunos dicen que el odio es lo opuesto al amor, pero eso no es cierto, lo opuesto es la indiferencia. El odio es el amor vestido de etiqueta.

Por lo tanto, el odio no es el antónimo del amor, porque si se odia algo, de ningún modo significa que se ame lo opuesto.

Si alguien odia la televisión, no quiere decir que ame los libros; si odia el ”hard rock”, no quiere decir que ame la buena música; si odia a un candidato, no tiene por qué amar a su opositor y si ama a la esposa, no significa que ame a su amante.

El borracho ama la cerveza, pero odia el dolor de cabeza del siguiente día, el futbolista ama marcar goles, pero odia marcar autogoles, el boxeador ama pegar, pero odia que le peguen.

Sientes odio por el ascenso que le otorgaron a otro que lo merecía menos que tú; sientes odio por aquel que llevó al lecho a tu amor platónico; sientes odio por las injusticias; sientes odio porque alguien con mucho menos educación que tú, sea tu jefe y te maltrate.

Es decir, que así como existe el colesterol malo, existe el bueno, o como existe el orgullo malo, existe el bueno, de igual manera existe el odio malo y bueno.

El odio bueno es el que se experimenta ante las injusticias, que te impulsa a luchar por alcanzar tus objetivos. El odio malo es el deseo ardiente de dañar a otros y querer cambiar el mundo sin que tú cambies.

Hay que desconfiar de aquel que asegura que en su corazón hay sólo amor y ni poquitín de odio. Eso es como decir que en este mundo lleno de restaurantes de comidas rápidas -o chatarra-, tus venas están llenas de colesterol bueno y ni una pizca de malo.

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net


0 Responses to “EL ODIO ESTÁ DE MODA”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


febrero 2014
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
2425262728  

Meses


A %d blogueros les gusta esto: