Archivo para 1/08/14

01
Ago
14

LA GENEROSIDAD

Foto: Chema Concellón

Foto: Chema Concellón

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La generosidad es una virtud, es el don de compartir con gusto y alegría lo que tenemos por voluntad propia.

No siempre se refiere, como muchos creen, a compartir dinero y bienes materiales, sino también conocimientos y experiencias a quien los necesite.

El don de la generosidad no es muy común, cuando todo el mundo parece querer algo a cambio de lo que da.

Quien es generoso, por regla general, es desprendido y desinteresado. Encuentra mucho placer en compartir con sus semejantes lo que la vida le ha dado.

Sería muy bello si las personas se esforzaran en ser generosas, no sólo con las cosas materiales, sino con los pensamientos.

Ofrecer una sonrisa, una palmada afectuosa en la espalda de un amigo, apretar una mano o abrazar a quien lo necesita, son muestras de afecto que fortalecen las relaciones y las hace más hermosas.

Es muy importante desechar los malos pensamientos y reemplazarlos por buenos, no mirar tanto los defectos de los demás y procurar ver sus cualidades. Adoptar una actitud mental generosa y solidaria, aleja la tristeza y atrae la alegría.

¿Por qué no intentamos sonreír, darle a un amigo una palabra de aliento cuando esté decaído y reconocer los méritos de los demás y ayudar al caído?

La generosidad no siempre tiene que ver con grandes donaciones y regalos, sino que se manifiesta también en pequeños detalles que pueden marcar la diferencia entre un día gris y otro resplandeciente.

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net

01
Ago
14

EL MIEDO A LO DESCONOCIDO

Tengo miedo  "Tengo miedo. La tarde es gris y la tristeza del cielo se abre como una boca de muerto. Tiene mi corazón un llanto de princesa olvidada en el fondo de un palacio desierto.   Tengo miedo -Y me siento tan cansado y pequeño que reflojo la tarde sin meditar en ella.   Sin embargo en mis ojos una pregunta existe y hay un grito en mi boca que mi boca no grita. ¡No hay oído en la tierra que oiga mi queja triste abandonada en medio de la tierra infinita!   Y la muerte del mundo cae sobre mi vida.... "  Neruda

Tengo miedo
“Tengo miedo. La tarde es gris y la tristeza
del cielo se abre como una boca de muerto.
Tiene mi corazón un llanto de princesa
olvidada en el fondo de un palacio desierto.
Tengo miedo -Y me siento tan cansado y pequeño
que reflojo la tarde sin meditar en ella.
Sin embargo en mis ojos una pregunta existe
y hay un grito en mi boca que mi boca no grita.
¡No hay oído en la tierra que oiga mi queja triste
abandonada en medio de la tierra infinita!
Y la muerte del mundo cae sobre mi vida…. “
Neruda

El miedo es un sentimiento que despierta diferentes expectativas, pero no detiene la marcha del tiempo. Nadie piensa que sea agradable, fascinante o hermoso.

Sin embargo, esta sensación de angustia ante la amenaza de un peligro verdadero o irreal, nos protege muchas veces de innumerables problemas.

Cómo será de importante el miedo, que los seres humanos han copiado su función, inventando un gran número de alarmas que nos avisan cuando algo no funciona bien, comenzando con la salud, el termómetro, el estetoscopio y demás equipos médicos.

También hay detectores de incendio, cámaras en negocios comerciales, sensores en los autos que avisan cualquier falla del vehículo y muchos aparatos más.

El temor al perder el puesto de trabajo, es un temor que se apodera de muchos seres humanos, cuando a la empresa en la que trabajan le está yendo mal.

No es lógico preocuparnos por eventos que nos ponen en guardia que ni siquiera sabemos si ocurrirán, ya que la preocupación no resuelve los problemas, los empeora.

Intentar detener el reloj cuando se presiente un peligro, es una necedad. Es necesario investigar e intentar encontrar la solución.

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net

01
Ago
14

EL RACIOCINIO

"LA PENSADORA "

“LA PENSADORA “

El raciocinio es la facultad de pensar y analizar que poseemos casi todos los seres humanos -casi, porque no se pueden incluir a los deficientes mentales, ya que ellos no tienen la facultad de razonar y analizar-, la cual nos diferencia del resto de los demás seres vivientes.

Contrariamente a lo que comúnmente se cree, el raciocinio, más que un descubridor de certezas, se trata de una capacidad que nos permite establecer o descartar conceptos, estudiar, debatir, sacar conclusiones y decidir con responsabilidad.

Existen dos grandes tipos de razonamiento: el deductivo, por una parte, que considera que la conclusión está implicada en las premisas, y el inductivo, que obtiene conclusiones de tipo general a partir de algo particular.

Además, el término se emplea para hacer referencia a ideas pensadas o analizadas por una persona.

El raciocinio, en fin, ayuda al ser humano a pensar y analizar antes de actuar.

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net




agosto 2014
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Meses