06
Ago
14

DESTINO FINAL: PUEBLO CONTINENTE

sanmartinbolivarhoy

“En las próximas dos décadas América Latina se jugará el protagonismo en las grandes batallas que se perfilan en el S.XXI y su lugar en el nuevo orden mundial en ciernes”.
Papa Francisco.

“La Patria ya no está solamente en sus fronteras: y su defensa no debe realizarse únicamente en el terreno militar”
Juan D. Perón

1.- DÓNDE ESTAMOS?

Desde el S.XX nos vienen situando, geopolíticamente, al Oeste del mundo. Somos OCCIDENTE, comprendiendo un conjunto de características culturales, étnicas, políticas, sociales y económicas. Al otro lado estaba el Este, con su Cortina de Hierro.

En el Oeste estamos nosotros, Argentina. No es una ubicación que de un pie de igualdad entre todos los integrantes del Occidente. Las diferencias son totales entre los ricos del nortes y los pobres del sures. Entre el noroccidente rico, hegemónico y desarrollado; y el suroccidente, el nuestro, pobre, dominado y subdesarrollado.

El sures solo produce materia prima y consume lo industrializado por los del nortes. Qué habremos hecho los pobres sures para merecer estos nortes? Fuimos todos occidentalizados…concepción imperial de la globalización, sostenida por el mundo anglosajón.

Un Occidente conceptualmente armado desde la vieja Europa. Que nos ha hecho perder nuestra historia y nuestra memoria, hoy solo somos republiquetas. Destinándonos la definición de ser LATINOAMERICANOS (palabra delineada por el Imperialismo francés, el de Napoleón III invadiendo México), para no ser HISPANOAMERICANOS. Al cortar el cordón umbilical con la España, también nos separaron emocionalmente de ella. No fue así entre Inglaterra y Estados Unidos.

Manuel Ugarte afirma en su obra, “El porvenir de la América Española”: “Contemplemos el mapa de la América Latina. Lo que primero resalta a los ojos es el contraste entre la unidad de los anglosajones, reunidos con toda la autonomía que implica un régimen eminentemente federal, bajo una sola bandera, en una nación única, y el desmigajamiento de los latinos, fraccionados en veinte naciones, unas veces indiferentes entre sí y otras hostiles. Ante la tela pintada que representa el Nuevo Mundo es imposible evitar la comparación. Si la América del Norte, después del empuje de 1775, hubiera sancionado la dispersión de sus fragmentos para formar repúblicas independientes; si Georgia, Maryland, Rhode Island, Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut, Nueva Hampshire, Maine, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Pennsilvania se hubieran erigido en naciones autónomas ¿comprobaríamos el progreso inverosímil que es la distintiva de los yanquis? Lo que lo ha facilitado es la unión de las trece jurisdicciones coloniales que se separaron de Inglaterra, jurisdicciones que estaban lejos de presentar la homogeneidad que advertimos entre las que se separaron de España. Este, es el punto de arranque de la superioridad anglosajona, en el Nuevo Mundo. A pesar de la Guerra de Secesión el interés supremo se sobrepuso, en el Norte, a las conveniencias regionales y un pueblo entero se lanzó al asalto de las cimas, mientras en el Sur, subdividíamos el esfuerzo deslumbrados por apetitos y libertades teóricas que nos tenían que adormecer”.

América es obra del Reino de España…de Castilla y Aragón!.

Ella implantó en América su civilización HISPÁNICA, nos dio su lengua, su religión, sus costumbres, el derecho y el arte, sus formas de sentir, de amar y de pelear, como un común patrimonio de todo nuestro pueblo continente. Nuestra visión de mundo está formada por todo ese patrimonio. Sin embargo, la recordamos con un solo vocablo: GENOCIDA!.

Ya no somos hispanoamericanos, expresión que encierra una cosmovisión cristiana y humanista del hombre -de ese hombre que somos únicamente nosotros-. Es por eso que nos ingeniaron una LEYENDA NEGRA contra España, fueron holandeses como ingleses, para que no coexista ese hombre hispanoamericano. Y la siguen reproduciendo tanto liberales como marxistas, que fueron convirtiendo en campo de batalla a nuestro sures, dividiendo a nuestras familias, desintegrando nuestras instituciones, retrasando nuestro desarrollo y progreso.

Esta invasión ideológica, estas quintas columnas, solo han producido la desorganización de nuestras comunidades, formando y dividiendo al pueblo en bandos irreconciliables. Solo sirven a la ingeniería del Imperialismo.

Nos han hecho creer que la HISPANIDAD es un síndrome de retraso cultural y económico, que nos incapacita para conducir los destinos de nuestras Patrias. Nuestros propios destinos, como países independientes y soberanos. Por consiguiente, son las mentes esclarecidas por las Universidades liberales o las vanguardias revolucionarias marxistas las que parecen tener ese derecho.

Esclarecidos liberales esclarecidos marxistas, armados ideológicamente por la maquiavélica Europa para confrontar con nuestra tierra, y con un único y extraño resultado: al llegar al poder, el pueblo (los trabajadores) siempre, siempre, pierde y por goleada. Nos hacen creer que la felicidad del pueblo y la grandeza de la Patria están más adelante…en algún futuro. Ahora es el momento del sacrificio…y nuestros recursos naturales, nuestra materia prima y recursos humanos se van para el nortes.

Los minerales a sus industrias, la materia prima a sus fábricas y nuestros científicos y técnicos (preparados en nuestras universidades, con el costo que ello implica) ocupando un lugar en el engranaje de la maquinaria Imperialista.

No siempre ha sido así. No siempre les ha sido tan fácil. Hispanoamérica ha resistido…y viene resistiendo.

“Frente al movimiento de invasión económica que trata de intervenir en forma directa en todos los países saboteando, bloqueando o boicoteando el comercio de los que no se someten, nosotros hemos decidido mantenernos en la categoría de los que NO SE SOMETEN…por eso los intereses extraños a la Nación no nos perdonarán jamás lo que hemos hecho, y tratarán, por muchos años, de recuperar lo que perdieron” Juan D. Perón.

2.- LOS CONDENADOS DE LA TIERRA.

“Nada de sólido y duradero podrá obtenerse si no viene forjado a través de una vasta tarea de educación, movilización y participación constructiva de los pueblos”
Papa Francisco.

“Dentro del panorama general de toda lucha subrepticia pero enconada y pertinaz, las naciones así invadidas por las fuerzas interesadas en el dominio del mundo, reaccionan solamente de dos maneras: se someten dejándose invadir o no se someten, decidiéndose por su defensa”. Juan D. Perón.

El Impero inglés, en el curso del S. XIX, conquistó con increíble facilidad a las nuevas naciones que se independizaban del Reino de España, estableciendo su superioridad a través de su sistema económico y social, de su organización y su tecnología. Así pues, la historia de nuestras tierras, durante el S.XX, estuvo determinada por las relaciones de nuestros gobiernos con los ingleses, los que se habían erigido en “los señores de nuestros pueblos”.

Los motivos que posibilitaron esta expansión están vinculados al desarrollo de la Revolución Industrial y a la consolidación de su sistema capitalista-proteccionista!

Los países industrializados necesitaban materias primas baratas y regiones donde invertir los excedentes de capital. “Para principios del S.XX las tres cuartas partes de la inversión inglesa en los países del ultramar estaban concentradas en deudas de los Estados: puertos, ferrocarriles y navegación…”.

Por otra parte, el sures servirá como zona de colocación de mercadería excedentaria. El mercado europeo-industrializado no podía absorber todo lo que su pujante industria producía; disminuir la producción implicaba la reducción de la ganancia. La propiedad privada del capital y la obtención del máximo beneficio son dos de las premisas elementales de los teóricos del sistema capitalista noroccidental que, para sobrevivir, debió recurrir al IMPERIALISMO. El capital excedente del nortes será utilizado para otorgar préstamos a los gobiernos del sures o en la infraestructura necesaria para el mejor aprovechamiento de las riquezas de las colonias.

La capacidad de demanda de productos elaborados, por parte de las poblaciones del sures, fue sumamente importante como para mantener en funcionamiento al Imperio. Por lo que era imprescindible mantener la completa ruralización de las economías de los sures.

“Una publicidad despiadada invade al mundo tras los objetivos determinados. En esa propaganda foránea se enrolan, en los países, los grupos de nativos a su servicio. En ese juego caen insensiblemente con los malintencionados, los interesados y los ingenuos. Como generalmente sucede, para corromper, se usa el dinero, poderoso incitante para los hombres sin conciencia y sin moral”; “Por eso se piensa en la destrucción de la unidad nacional y se intenta realizarla subrepticiamente por todos los medios posibles y aún se llega a lanzar, desde las sombras de la urdimbre de noticias, la idea de una invasión armada sobre nuestras tierras…”

El sistema económico imperante estaba basado en un intercambio desigual: las colonias, el sures, son productoras de materias primas o alimentos y consumidoras de productos manufacturados. Los sistemas productivos de nuestros países fueron distorsionados, obligando a sus pueblos a cultivar aquellos productos que interesaban a los nortes. Se estableció el monocultivo, lo que, por una parte, obligó a comprar productos elaborados que antes se producían en la zona y, por otra lado, agotó, por excesiva explotación, a las productivas tierras. La consecuencia inmediata fue el descenso en el nivel y calidad de vida.

La distorsión social y cultural fue igualmente importante. Al imponerse al suroccidente un sistema de producción capitalista-liberal, se modificaron las formas propias de trabajo, prevaleciendo el trabajo asalariado, con jornales miserables y las pautas de consumo del noroccidente, los que nunca fueron liberales.

“Las políticas modernizadoras que impusieron las potencias determinaron la inclusión de estas zonas de menor desarrollo en la llamada ‘periferia’ del sistema capitalista, lo que trajo como consecuencias el subdesarrollo y la acentuación de la dependencia”.

En el plano cultural, permitieron las creencias y pautas de conductas de nuestros pueblos, en tanto éstas no interfirieran con las necesidades del país dominante. Si, por ejemplo, motivos religiosos prohibían el cultivo, o cría de ganado, en una determinada zona que era necesaria por razones estratégicas para el Imperio, las creencias religiosas eran ignoradas y vulneradas…o aplastadas!

Los nortes justificaban la dominación basándose en dos argumentos: la superioridad de la raza blanca y la incapacidad de estas regiones para autogobernarse.

Durante mucho tiempo gran parte de nuestras comunidades tuvieron un fuerte sentimiento de inferioridad frente al “civilizados europeo”, que aparecía como intocable. Revertir este sentimiento, tomar conciencia de la injusta explotación, reconocerse a sí mismos el derecho a la libertad y al autogobierno, fueron los pasos previos y necesarios para el comienzo de la lucha por la LIBERACIÓN NACIONAL.

PATRIA SÍ COLONIA NO.

“Yo veo la bandera iberoamericana flotando una misma en el Brasil y en México, en el Perú y en la Argentina, en Chile y el Ecuador, y me siento en esta Universidad de Santiago, tan cargada de responsabilidades con el presente, como si aquí mismo hubiera pasado todos mis años…”
José Vasconcelos.

“Nuestra América tiene que encontrar su propia alma; nada de imitaciones ni de copias, ni de remedo. Debemos ser lo que somos”.
Antenor Orrego.

El Imperialismo del S.XX fue mucho más férreo que el de los siglos anteriores.

Durante la Primera Guerra Mundial, nuestros pueblos se vieron obligados a contribuir con los países del nortes en la guerra. Tuvieron que enviar soldados y aumentar las obligaciones económicas para con estos.

La decadencia económica provocada por la guerra hizo que los nortes aumentaran la presión sobre los sures, generándose una situación explosiva de profundo descontento popular.

Pero fue la Gran Depresión del ‘30 la que determinó un choque violento entre los intereses de las metrópolis y de sus colonias, que “las primeras hicieron recaer la crisis en las segundas, bajando el precio de las materias primas y no el de los productos manufacturados, como forma de disminuir los efectos negativos de la crisis en sus propios países”.

Los más duramente afectados fueron los trabajadores. La gran mayoría del trabajador rural fue la que más sufrió el descenso de los precios de los productos primarios. Los trabajadores industriales ven como bajan sus salarios y empeoraba su situación laboral.

A esta situación de empobrecimiento debe agregarse, como otro factor del mismo, el aumento de la migración interna. La consecuencia de esta situación será el aumento de la miseria y la marginación, la protesta obrera organizada y una fuerte represión por parte del poder político.

Esta situación llevará a que el Imperialismo comience a ser rechazado incluso por los sectores económicos que en otros tiempos se habían beneficiado con él. Las incipientes burguesías nacionales se vuelven anticolonialistas y antiimperialistas.

Estos grupos, algunos educados en la propia Europa, reciben la influencia de las ideologías del nortes. En primer lugar, del liberalismo, que proclamaba la libertad individual y el derechos de autodeterminación del los pueblos. En segundo lugar, estuvieron también influidos por las corrientes marxistas-leninistas y por la propia Revolución Rusa.

También determinó, en ciertos sectores militares del sures, una toma de conciencia de su situación de inferioridad real y un fuerte deseo de liberarse del yugo colonial, decepcionados de Europa y de lo que de ella se podía esperar. Decidieron volver a sus tradiciones encabezando los movimientos de liberación de sus pueblos.

La conjunción de intereses entre éstos últimos, ciertos sectores de la izquierda nacional y las masas de trabajadores permitirán que se iniciara diversos movimientos de liberación. Poco podrían haber hecho las primeras sin el apoyo de la gran masa del pueblo trabajador.

“Yo veo el panorama que se presenta a los hombres responsables de la defensa nacional en los países cuyos gobiernos han dejado caer en manos de fuerzas internacionales la conducción orgánica de sus masas populares…y no les arriendo la ganancia cuando lleguen las horas de la lucha!. Por eso, los enemigos de nuestra soberanía, los que quieren ungirnos a su carro para lanzarnos a la lucha y dominar luego sobre nuestros despojos, intentan también, permanentemente disociar a nuestras fuerzas sindicales…Yo puedo asegurar, con el convencimiento que me da el haber auscultado íntimamente en el estructura de las organizaciones obreras, que en este sector de la lucha nuestra victoria es sólida y definitiva” Juan D. Perón.

Cuál fueron las causas que han llevado a esa conjunción de interese entre estos sectores? La relación existente entre el nortes y el sures, solo había producido:

Pobreza, en grados variables, en algunos casos con índices de pobreza absoluta.

Hambre, es particularmente grave en los niños. La desnutrición varía según los países y que va entre el 10% al 45%.

Bajo nivel de educación, un analfabetismo muy alto en toda la región.

Explosión demográfica y aglomeración urbana, el número de personas que vive en ciudades va aumentando en forma progresiva. No se produce el crecimiento paralelo de viviendas y de puestos de trabajo, lo que genera el surgimiento de barrios marginales, llamados villa miserias, favelas etc., según el país.

Menor participación en la generación de riquezas del comercio internacional, aumento de la deuda externa, estancamiento de la renta per cápita.

Desequilibrio y desarticulación en la estructura económica, se produce cuando subsisten áreas económicas modernas (con alto índice de productividad) generalmente vinculadas a la exportación, con otras “tradicionales” más atrasadas. Entre ambas se produce un desajuste que impide lograr un todo económico coherente y que los sectores desarrollados repercutan sobre los otros.

Escaso desarrollo tecnológico, se relaciona con los factores anteriores y aumenta la dependencia de los países desarrollados por la importación de tecnología.

LUIS E. GOTTE.

CENTRO DE ESTUDIOS DR. RAMÓN CARRILLO.

MAR DEL PLATA.


0 Responses to “DESTINO FINAL: PUEBLO CONTINENTE”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


agosto 2014
L M X J V S D
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Meses


A %d blogueros les gusta esto: