Archivo para 17 septiembre 2014



17
Sep
14

¿SOMOS LIBRES?

"Libre", foto tomada en la Plaza de la Bastilla, Paris por Andres Azp

“Libre”, foto tomada en la Plaza de la Bastilla, París, por Andres Azp

Desde que tenemos uso de razón oímos la palabra libertad y democracia, pero, ¿es que acaso en realidad somos libres? ¡No lo somos! aunque eso se nos quiera hacer creer. Todos, de una u otra forma, desde que nacemos somos manipulados, controlados y, muchas veces, obligados a obedecer leyes absurdas dictadas y de acuerdo a la conveniencia y capricho de un grupo de políticos, algunas veces, corruptos.

No somos libres. Desde que tenemos uso de razón, nos imponen religiones, ideologías políticas, se nos envía a planteles educativos de acuerdo al sistema establecido por cada país, donde muchas veces nos enseñan historias distorsionadas.Se enfatiza el derecho a la libertad, pero nos prohíben caminar por algunos senderos, se limitan las naciones con fronteras y a esto llaman llaman libertad.

Cuando la adolescencia pasa, nuevas cadenas nos esperan, trabajos que nos imponen determinadas horas de trabajo y obediencia a jefes déspotas e injustos. Luego adquirimos la responsabilidad de un matrimonio, que muchas veces nos limita y soportamos aparentando una felicidad inexistente porque no nos gusta ser compadecidos, pero que nos roba la libertad, y nadie puede ser feliz privado de ésta.

A veces las circunstancias y responsabilidades nos obligan a vivir en un país o una ciudad que no queremos, haciéndonos sus prisioneros.

Aunque nos sea difícil admitirlo, somos robotizados por civilizaciones a las que somos atados con cadenas invisibles que nos convierten en esclavos modernos.

El mundo está dividido entre una minoría de poderosos que manda, y una mayoría de débiles que obedece. Sin embargo, los llamados poderosos son también esclavos. Esclavos de sus riquezas, de su vanidad, de su arrogancia y de su falta de privacidad, porque no pueden transitar libremente por cualquier calle, porque no pueden disfrutar de ningún lugar público sin ser permanentemente acosados por los medios de comunicación que se constituyen en sus jueces.

Más libres son los pájaros que los seres humanos.

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net

Anuncios
11
Sep
14

DOS EXTREMOS Y EL JUSTO MEDIO

Foto: Andrés Laverde Ortiz

Foto: Andrés Laverde Ortiz

Hay personas que tienen por costumbre ver la vida siempre desde el lado negativo, seres que con su actitud adversa, quieren contagiar a los demás de su amargura.

El pesimismo crónico es un veneno que destruye moral y físicamente y el cual, desafortunadamente, está presente en mucha gente, son personas para quienes todo es una tragedia.

Si un pesimista va a una visita de rutina al consultorio del médico y éste le detecta un pequeño tumor y le ordena una radiografía, lo primero que pensará es que es maligno y que ya no hay nada que hacer, que sus días están contados.

Si éste se llegara a encontrar en un bote en el océano y los vientos lo desviaran, esperará lo peor, se paralizará y perecerá.

A ese tipo de personas lo mejor es sugerirles que visiten a un profesional que las pueda ayudar, pero si se niegan, entonces lo mejor es evitarlas.

Hay otros individuos que, por el contrario, ven la vida desde un ángulo diametralmente opuesto, son los optimistas. Estos son seres que se ven generalmente felices, positivos y que andan permanentemente en busca del éxito. Nunca se les escucha pronunciar la palabra imposible y siempre esperan lo mejor. Pero el optimismo exagerado conduce a la fantasía y, por lo tanto, puede terminar en frustración, porque no siempre las cosas se dan como se anhelan.

Si un optimista va a una visita de rutina al consultorio del médico y éste le detecta un pequeño tumor, pensará que es un granito sin importancia al que no hay que prestarle mucha atención.

Si éste se llegara a encontrar en un bote en el océano y los vientos lo desviaran, esperará a que estos cambien y lo lleven a tierra firme.

Hay otras personas que no son ni pesimistas, ni optimistas, son los realistas.

El realista. Este es un individuo que toma riesgos, pero los calcula y los analiza fríamente antes de optar por la decisión final.

El realista no siempre llora, ni siempre ríe, se prepara.

Si va a una visita de rutina al consultorio médico y éste le detecta un pequeño tumor, se enfrenta a la situación.

Si éste se llegara a encontrar en un bote en el océano y los vientos lo desviaran, ajustará las velas y luchará por llegar a tierra firme.

Los pesimistas y los optimistas son dos extremos, los realistas se sitúan en un mundo real, en el justo medio.

Frustración, fantasía, o realidad, ¿cuál es la mejor opción?

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net

06
Sep
14

El establishment y la manipulación de las masas


Edward L. Bernays, sobrino de Sigmund Freud y uno de pioneros en el estudio de la psicología de masas, escribió en su libro Propaganda (1.928), “La manipulación deliberada e inteligente de los hábitos estructurados y de las opiniones de las masas es un elemento importantes en las sociedades democráticas. Aquellos que manipulan este oculto mecanismo de la sociedad constituyen un gobierno invisible que es el verdadero poder dirigente de nuestro país. Somos gobernados, nuestras mentes están amoldadas, nuestros gustos formados, nuestras ideas sugeridas, en gran medida por hombres de los que nunca hemos oído hablar”. Asimismo, fundamenta el sustento de todos los sistemas de gobierno en la “manipulación de la opinión pública”, al afirmar que “ los Gobiernos, ya sean monárquicos, constitucionales, democráticos o comunistas, dependen de la aquiescencia de la opinión pública para llevar a buen puerto sus esfuerzos y, de hecho, el Gobierno sólo es Gobierno en virtud de esa aquiescencia pública”.
En otro de sus libros, “Cristalizando la opinión pública”, desentraña los mecanismos cerebrales del grupo y la influencia de la propaganda como método para unificar su pensamiento. Así,según sus palabras “la mente del grupo no piensa, en el sentido estricto de la palabra. En lugar de pensamientos tiene impulsos, hábitos y emociones. A la hora de decidir su primer impulso es normalmente seguir el ejemplo de un líder en quien confía. Este es uno de los principios más firmemente establecidos por la psicología de masas”, por lo que la propaganda del establishment será dirigida no al sujeto individual sino al Grupo en el que la personalidad del individuo unidimensional se diluye y queda envuelta en retazos de falsas expectativas creadas y anhelos comunes que lo sustentan.
Así, el estadounidense Harold Lasswell (uno de los pioneros de la “mass comunicación research”), estudió después de la Primera Guerra Mundial las técnicas de propaganda e identificó una forma de manipular a las masas ( teoría de “la aguja hipodérmica o bala mágica”), teoría plasmada en su libro “Técnicas de propaganda en la guerra mundial (1.927) y basada en “inyectar en la población una idea concreta con ayuda de los medios de comunicación de masas para dirigir la opinión pública en beneficio propio y que permite conseguir la adhesión de los individuos a su ideario político sin tener que recurrir a la violencia”, fruto del encefalograma plano de la conciencia crítica de la sociedad actual favorecida por una práctica periodística peligrosamente mediatizada por la ausencia de la exégesis u objetividad en los artículos de opinión y el finiquito del código deontológico periodístico que tendría su plasmación en la implementación de la autocensura y en la sumisión “nolis volis” a la línea editorial de su medio de comunicación (fruto del endemismo atávico de la servidumbre a los poderes fácticos del status quo) y que habrían convertido al periodista en mera correa de transmisión de los postulados del establishment o sistema dominante en las democracias bicamerales occidentales ( estilo Westminster).
El actual sistema dominante o establishment de las sociedades occidentales utilizaría pues la dictadura invisible del consumismo compulsivo de bienes materiales para anular los ideales del individuo primigenio y transformarlo en un ser acrítico, miedoso y conformista que pasará a engrosar ineludiblemente las filas de una sociedad homogénea, uniforme y fácilmente manipulable mediante las técnicas de manipulación de masas. Así, el sociólogo y filósofo alemán Herbert Marcuse, en su libro “El hombre Unidimensional (1.964), explica que “la función básica de los medios es desarrollar pseudonecesidades de bienes y servicios fabricados por las corporaciones gigantes, atando a los individuos al carro del consumo y la pasividad política”.
Por su parte, Hermann Hesse en su libro “El lobo estepario” (1.927), define al burgués como “una persona que trata siempre de colocarse en el centro, entre los extremos, en una zona templada y agradable, sin violentas tempestades ni tormentas. Consiguientemente , es por naturaleza una criatura de débil impulso vital, miedoso, temiendo la entrega de sí mismo, fácil de gobernar. Por eso ha sustituido el poder por el régimen de mayorías, la fuerza por la ley y la responsabilidad por el sistema de votación”, situaciones que degeneran en microcosmos distópicos que serán caldo de cultivo del virus patógeno conocido como “autos-kratos” o autocracia, forma de Gobierno ejercida por una sola persona con un poder absoluto e ilimitado, especie de parásito endógeno de otros sistemas de gobierno (incluida la llamada democracia formal), que partiendo de la crisálida de una propuesta partidista elegida mediante elecciones libres, llegado al poder se metamorfosea en líder Presidencialista con claros tintes totalitarios (inflexible, centralista y autoritario), lo que confirma el aforismo de Lord Acton “El Poder tiende a corromper y el Poder absoluto, corrompe absolutamente”.
Sin embargo, gracias a la interactividad que proporcionan las redes sociales de Internet (el llamado Quinto Poder que enlaza y ayuda a la formación de las identidades modernas), se estaría rompiendo el endémico aislamiento y pasividad del individuo sumiso y acrítico de las sociedades consumistas occidentales (Hombre unidimensional) y estaría ya surgiendo un nuevo individuo reafirmado en una sólida conciencia crítica, sustentado en valores caídos en desuso pero presentes en nuestro código atávico como la solidaridad y la indignación colectiva ante la corrupción e injusticia imperantes y dispuesto a quebrantar las normas y las leyes impuestas por el sistema dominante, Individuo Multidimensional generador de un tsunami popular de denuncia del actual déficit democrático, social y de valores e instaurador del caos constructivo que terminará por diluir el opiáceo inhibidor de la conciencia crítica (consumismo compulsivo), no siendo descartable la adopción de políticas activas de desobediencia civil que podrían conducir a un nuevo Mayo del 68 europeo en el horizonte del 2018.

GERMÁN GORRAIZ LÓPEZ- Analista

06
Sep
14

Preocupación y angustia

Foto: Joan Vt Garcia

La angustia y la preocupación son gemelas inseparables. Hay cosas peores, pero la angustia y la preocupación son unos problemas que acechan a gran número de personas. Entre la angustia y el miedo existe una estrecha relación.

La angustia es en ciertas ocasiones, un sentimiento que experimentamos cuando, sin motivo, nos preocupamos en exceso ante la posibilidad de un futuro incierto, es el miedo a que nos ocurra algo malo sobre lo que no tenemos control.

La angustia también se presenta ante una pérdida económica, una enfermedad, un accidente o la muerte de un ser querido.

Este sentimiento que oprime el corazón, lo experimentan las personas que tienen algún tipo de fobia, por ejemplo, quienes temen viajar en avión, quienes temen sentirse encerrados dentro de un ascensor y otras.

Hay personas que intentan combatir las situaciones que les provocan angustia con una serie de técnicas que mantengan sus mentes ocupadas, como ejercicios respiratorios, practicar algún juego y en ocasiones, tomar calmantes.

La angustia es en verdad, una sensación muy molesta que altera nuestro sistema nervioso y que si se torna incontrolable, lo mejor es conseguir ayuda profesional.

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net




Anuncios
septiembre 2014
L M X J V S D
« Ago   Oct »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930