Archivo para 27 marzo 2015

27
Mar
15

VIVIR EN GRANDES CIUDADES

En la ciudad de la furia Foto: Alejandro Groenewold Follow

En la ciudad de la furia Foto: Alejandro Groenewold Follow

Casi todos los seres humanos solemos ser, en ocasiones, intolerantes. Hay quienes no soportan las travesuras de un niño insolente, al anciano conversador que repite constantemente las mismas historias, al adolescente ruidoso, a los choferes que conducen irresponsable y peligrosamente y mil cosas más que perturban nuestra tranquilidad y que sería tedioso enumerar.

Sin embargo, debemos soportar o ignorar muchas cosas que nos desagradan para no convertirnos en seres amargados. Ese es el precio de vivir en las grandes metrópolis a las que llegan día a día personas procedentes de pequeñas poblaciones en busca de oportunidades que a veces nunca encuentran, porque en las grandes ciudades también hay ruina, dolor e indiferencia.

Quienes vienen a las grandes ciudades lo hacen -en la mayoría de los casos- porque necesitan ganar dinero para atender sus gastos personales y familiares y así tener una calidad de vida decorosa.

El joven que termina sus estudios, se para frente a la puerta del instituto o universidad que le otorgó el tan anhelado diploma y se pregunta: ¿Y ahora qué?

Aunque las opciones parecen muchas, a este joven le parecen escasas. Sin embargo, si el nuevo profesional persevera, de seguro encontrará una oportunidad que lo lleve al triunfo.

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net

Haz clic aquí si quieres Responder o Reenviar el mensaje

Anuncios
22
Mar
15

¿Qué está pasando?

Sabio pobre. Foto; Chris Yarzab

Sabio pobre. Foto; Chris Yarzab


Todas las religiones que no sean fanáticas, inducen el amor, y el temor a Dios de tus acciones impropias a sus feligreses. Si no temes, nada debes para un ateo o un falso profeta. Por consecuencia, eres fácil de captar y ser adoctrinado sin ningún temor. Esa es la principal respuesta de lo que está pasando en el mundo actual.

¿Por qué en los países socialistas, el solo hecho de protestar pacíficamente o querer irte del país; te golpean, asesinan, fusilan o te conducen a la cárcel? Te acusan de golpista y traidor. Ellos gobiernan con una minoría y le temen a una voluntad popular mayoritaria.

Inducir el miedo a la población es su mejor arma, porque reduce a la mínima expresión a los valientes que se enfrentan a ella, y los demás esperan pacíficamente hasta ver el resultado de los valientes.

Los terroristas Yihadista y otras organizaciones similares que se han unido a ellos, conocen muy bien esta practica y la han llevado a una escala mayor. Realizan videos mostrandoles al mundo sus asesinatos en masas de todo aquel que se interponga en su camino (pacíficos o no), sino están en sus filas apoyandolos. En esta escena, son muchos los países que se mantienen al margen viendo el resultado de los valientes que están enfrentando a los terroristas, al darse cuenta de la magnitud del problema.

Día a día se suman mas personas en las filas terroristas de cualquier parte del mundo sin tener un resultado positivo para la humanidad, con ansias de poder.

Día a día se suman mas personas y países en las filas de un izquierdismo radical o socialista con claras ansias de poder dictatorial, y cuando un país lo ha logrado, ¿Ha podido mejorar a su pueblo? Lo único que han logrado es disminuir las diferencia de clases. Los ricos o clase media con una clara prosperidad para el país, ya no existen; ahora los ricos son los dirigentes del gobierno. Los pobres, aumentaron en por ciento y calidad de vida. ¡Lograron la diferencia de clase! Ahora todos son mas pobres.

Juan A. Molerio
Miami

16
Mar
15

AMOR Y LIBERTAD

amor
En una relación amorosa, se pone en juego la libertad individual a cambio del vínculo. Pero un vínculo de pareja no puede durar, porque la libertad es algo que no puede tener ataduras para el ser humano, y en algún momento esta realidad se pondrá en evidencia.

No se puede elegir entre el amor de alguien y los intereses personales. El sacrificio de renunciar a ellos por amor deja un saldo de resentimiento que no se puede borrar con besos y abrazos.

Una persona que vive para otra incondicionalmente, se opaca hasta que queda convertida en una sombra. Esa devoción lejos de atraerla, termina alejándola porque sólo se puede amar a una persona con identidad propia, jamás a un fantasma.

En el caso de parejas, el conflicto forma parte de la relación, porque son dos seres libres que pueden llegar a obstaculizarse mutuamente, porque no se puede estar de acuerdo en todo.

El camino de la negociación es el único viable en estos casos siempre que éste no implique el estancamiento o la pérdida de identidad de una de las partes.

El amor no puede ni debe ser jamás un asunto puramente emocional, debe ser un sentimiento reflexivo, porque de no ser así, los unos se convertirán en esclavos de los otros, y además, el llamado amor podría llegar a convertirse en odio.

Bien decía Freud al afirmar que: ”El único amor posible sin condiciones es el que siente una madre por su hijo.”.

Los demás vínculos afectivos deben ser racionales, no se puede aceptar, en nombre del amor, el desprecio, la infidelidad, la mentira o el maltrato.

Las personas que quieren vivir constantemente en estado de enamoramiento y alienadas a otras, se verán obligadas a lo largo de la vida, a tener un gran número de parejas inestables y a sufrir decepciones, abandonos y engaños para al final, en el ocaso de la vida, quedar solas.

Estar enamorado no es sinónimo de querer a alguien, porque es un estado de alienación que idealiza al otro al extremo de no verlo tal cual es. Es como una droga expuestos a sus efectos colaterales, aunque sean desastrosos.

Es inútil pretender que alguien nos quiera si no lo desea. En un amor sin esperanza, siempre seremos perdedores porque no existe nada menos atractivo que el que se humilla. En toda relación, aunque no se admita, hay uno que tiene más poder y quien tiene el poder, es quien menos necesita del otro.

El amor romántico es muy hermoso durante el tiempo que dura, después, se convierte en un arma de doble filo que puede destrozar los sentimientos.

Los vínculos (ataduras) generan responsabilidades las cuales reducen la libertad.

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net

16
Mar
15

No les interesa resolver casi nada

Foto: Armando Camino

Foto: Armando Camino

Aun existe demasiada gente que confunde lo que anhela que suceda con lo que realmente ocurre. A la clase política, le interesa poco y nada resolver problemas. Su tiempo se consume haciendo política, pensando en como conservar o conseguir poder. El resto es solo circunstancial.

Aunque la afirmación pueda resultar brutal, todo lo que hacen apunta a obtener una mayor cantidad de adhesiones y construir un espacio que les permita administrar su poder actual y acrecentarlo en cualquier entorno.

Quien sostenga una idea contraria a la expuesta tendrá a su cargo la difícil tarea y el gran desafío de encontrar casos específicos que lo demuestren. Claro que existen matices y que algunos encajan absolutamente en esta fotografía y otros un poco menos. Pero en las grandes ligas de la política todo tiende a parecerse a la descripción original.

En las segundas líneas, en las terceras y las subsiguientes, aun quedan vestigios de esa vocación recitada de servir a la sociedad, de esa genuina intención de muchos de aportar a su comunidad ideas y esfuerzo.

En la historia reciente abundan las crónicas que confirman que el poder solo se dedica a concentrar decisiones y sostener un esquema de control político. Las grandes trasformaciones a las que la sociedad aspira y que inexorablemente forman parte del discurso de muchos dirigentes solo son “cantos de sirena” y no nacen de sus profundas convicciones.

Las encuestas serias muestran, detalladamente, los más sinceros deseos de la sociedad. La gente quiere una justicia eficiente, ágil e independiente, una educación exigente y de calidad, un sistema de salud más humanizado, vivir en paz y armonía, en una comunidad donde las víctimas de los delitos no estén en pie de igualdad con los criminales, por solo citar algunos ejemplos.

Nada de eso se resuelve porque la política, de cualquier color, la de ahora, la de antes y probablemente la de los que vengan, no decide tomar el “toro por las astas” y hacer algo concreto al respecto.

Existe una decisión implícita de no avanzar en una línea de acción correcta. Algunos aun creen que ellos no saben qué hacer, que no se les cae una idea, que les falta creatividad y capacidad para resolver esos asuntos.

Esa sería una visión muy benévola y excesivamente piadosa. No debe descartarse de plano esa hipótesis frente a cuestiones menores, de rutina y domesticas que precisan de algo de ese ingenio que se reclama con razón. Pero en los temas trascendentes e importantes, no es ese el dilema.

El problema combina, en proporciones variables, la falta de coraje y la estricta conveniencia electoral. Salir de este perverso círculo vicioso que propone el presente, obliga a la sociedad toda a construir, como primer peldaño, un certero diagnóstico. Sin una ajustada mirada sobre lo que está pasando difícilmente pueda encaminarse a la etapa siguiente.

No menos cierto es que hoy existe una gran resignación cívica respecto a lo que ocurre a diario. Es como si los ciudadanos observaran como sucede todo a su alrededor, registraran esas inmoralidades, las identificaran con claridad, pero luego quedaran paralizados a la hora de actuar y decir basta.

Fueron, probablemente, muchas las décadas dedicadas a defender un sistema que, en sus imperfecciones, encierra tantas trampas letales en términos sociales. Se ha instalado la idea de que no puede ser objetado, y eso, tal vez, sea un gran impedimento para corregirlo y perfeccionarlo.

La democracia concebida como ese régimen que debe ser endiosado, absolutamente incuestionable, solo lleva a sacralizar los procesos electorales como si fueran la fuente de todas las soluciones. Claro que sigue siendo menos deficiente que otros conocidos que tampoco resuelven nada, al menos no con herramientas aceptables para la vida moderna.

Pero convertirlo en inmaculado puede ser un pecado superior. Su exacerbación, deformación y manipulación puede llevar a su definitiva e indeseada desaparición y a su reemplazo por esquemas autoritarios mucho mas ruines que los actuales. De hecho muchos países recorren ese derrotero apelando a maniobras despiadadas que solo conducen al abismo.

La democracia es solo un sistema de organización social y política. Minimizar sus defectos, ignorarlos o negarlos no logrará rescatarlo. La política hoy sigue sus designios al pie de la letra. Los dirigentes tienen un testeo en las urnas con plazos reducidos y eso los empuja a considerar solo aquellas decisiones que tienen impacto popular en idénticos tiempos. Todo lo que requiera muchos años e implique pagar costos políticos ahora para cosechar frutos en un futuro lejano no les interesa y se descarta de plano.

El problema de fondo, es que las gigantes reformas que se precisan, en la justicia, la seguridad, la salud o la educación, por solo citar los tópicos más urgentes, necesitan de revisiones estructurales significativas, que pueden demandar lustros para que aparezcan sus primeros resultados. Esto no es compatible con los tiempos políticos que el personaje de turno dispone para ser protagonista en el siguiente turno electoral.

Se necesitan “estadistas”, políticos con grandeza y generosidad, dispuestos a hacer lo indispensable por el bien de las generaciones futuras, que puedan olvidar las tentaciones que les plantea la dinámica electoral de la divinizada democracia. Con las vigentes reglas de juego, eso no sucederá. Si no se revisan los paradigmas de ahora, esos que la ciudadanía defiende sin cuestionarse, pues solo se puede aspirar a tener más de lo mismo o, en el mejor de los casos, una versión un poco menos cruel que la del presente.

Los individuos funcionan, casi siempre, de acuerdo a los incentivos que perciben a su alrededor. Hoy, la política tiene estímulos electorales de corto plazo, los visualiza y actúa de acuerdo a ellos. Esperar otra cosa sería irracional, ingenuo e infantil. En este escenario, bajo esta dinámica y contexto, se puede afirmar con bastante contundencia que a la clase política contemporánea no le interesa resolver casi nada.

Alberto Medina Méndez

albertomedinamendez@gmail.com

skype: amedinamendez

http://www.existeotrocamino.com

54 – 0379 – 154602694

Facebook: http://www.facebook.com/albertoemilianomedinamendez

Twitter: @amedinamendez

14
Mar
15

NO ES DIFÍCIL SER CORTESES

FOTO: GRILLO SOLITARIO

FOTO: GRILLO SOLITARIO

Cuando se habla de cortesía o modales, es frecuente que la gente piense que se habla de presunción, complicación, o sofisticación. Nada más errado. Por eso, es conveniente revisar este concepto.

La cortesía es un conjunto de normas que utilizan los ciudadanos, que son autorizados por el uso y las costumbres de la sociedad que se usan con el único propósito de hacer las cosas de forma fácil, correcta y con el mayor respeto para vivir en paz y armonía con nuestros semejantes.

A nadie le gusta que le griten, que no le contesten el saludo o que, sin su autorización, tomen sus pertenencias.

La cortesía es mucho más que palabras amables y sonrisas, también incluye el buen uso del idioma. Es conveniente revisar nuestro comportamiento, si las muestras de afecto y las palabras cariñosas son exageradas, empalagan al igual que mucha miel porque todo en exceso repugna.

En algunos países, es común utilizar palabras como: mi amor, linda, mi vida, mi corazón, mi niña, etc., pero en otros, no es usual. Por lo tanto, lo mejor es cancelar el uso de éstas, especialmente con personas extrañas, no suenan sinceras.

La práctica de actitudes corteses y respetuosas, no tiene nada que ver con la inteligencia o el nivel intelectual. No es raro encontrar frecuentemente personas que han tenido poco estudio más amables que otras que han pasado por la universidad.

Los buenos modales están ligados a la cortesía y estos no tienen nada que ver con el nivel social. Muchos campesinos y personas de extracción humilde son ejemplo de ello. Otros, en cambio, con niveles académicos superiores y especialidades, son soberbios, arrogantes e intolerantes y no pierden la oportunidad de humillar a quienes tienen puestos humildes y recursos económicos limitados.

La cortesía debería convertirse en hábito y practicarla 24 horas al día, 7 días a la semana y 365 días al año, no sólo en lugares especiales, sino en la casa, el colegio, la oficina, los medios de transporte. En fin, siempre y en todas partes.

El buen comportamiento hacia nuestros semejantes puede definirse como cortesía, la cual facilita las relaciones con las demás personas, genera respeto y un excelente valor agregado a quien lo practica.

Jamás debemos menospreciar a otro ser humano, por el contrario, debemos valorarlo y respetarlo para hacernos merecedores al mismo tratamiento.

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net

14
Mar
15

TODO LO QUE DECIMOS ES DÉMOSLE UNA OPORTUNIDAD A LA PAZ

Lo peor es el silencio, y los trabajadores estamos siendo cómplices de un futuro que se nos presenta trágico como doloroso.

A LOS COMPAÑEROS:

Los hechos son convertidos en noticias que llegan a nuestros hogares sin pedir permiso, la aceptamos plenamente sin formarnos un criterio de lo que realmente ocurre. Luego la costumbre es repetir la elaboración de esos hechos-noticias, que son medias verdades técnicamente difundidas. Manipuladas. De esta manera “la verdad única” se impone, habla por nosotros y sólo entonces, para los intereses imperialistas, todo va en paz. Mediante esta especie de “gran verdad oficial” se vive en democracia, en libertad, existe la justicia y se respeta a los DD.HH. Esto ha permitido que el Eje Londres-Wall Street y las alianzas imperiales (que integran el FMI, ONU y OMC) avancen con su política de rapiña hacia los recursos naturales del mundo en medio de nuestro silencio, y eficazmente protegidos por el complejo militar americano, que actúa como los bárbaros resguardando las fronteras del Imperio Romano.

Y aquellos que no aceptan esta realidad indiscutible, impuesta y obligada para todos, pues, simplemente, se convierten en sospechosos de terrorismo.

Tenemos dos males globales, la economía global y la política global. En la primera, prevalece la globalización del laisser faire laisser passer; y en la segunda, el pragmatismo invasor-militar en la política. La lucha por las ideas está casi muerta.

El primer mal nos ha llevado a una falsa-crisis económica mundial. Crisis-herramienta para imponer los nuevos mecanismos del “libre mercado” del dejar hacer dejar pasar. Mecanismo que sólo se imponen en los países no-imperiales (en las antiguas colonias europeas). La avaricia usurera se ha convertido en el motor de este sistema económico que rige por encima de nuestros gobiernos. La especulación impuesta por los hombres más ricos del planeta y las empresas transnacionales traerá más pobreza para nuestros empobrecidos países.

El segundo mal nos conduce a las guerras de la usurpación, el robo y el pillaje; del abuso injustificado, la ilegalidad y un nuevo colonialismo; esta agresión a los pueblos del mundo está basada en la superioridad de la alta tecnología militar y el poder financiero imperial. ¿Acaso, esto es el Nuevo Orden Mundial? ¿Están los pueblos del mundo perdidos? ¿Debemos resignarnos a esta situación realmente existente?

Todo empieza con la la caída de la ex-URSS y el muro de Berlín. Luego Checoslovaquia se disuelve y le sigue Yugoslavia, en el momento en que se intenta formar el “paneslavismo” como opción política de Europa del este contra Europa Occidental. Ahora son toda una misma Europa.

Una vez occidentalizada Europa van por recursos minerales y energéticos. Primero por África y luego Medio Oriente. Hispanoamérica ya les pertenece.

La ocupación de Irak se inicia con una mentira: la existencia de armas de destrucción masiva (nunca poseídas ni halladas). Se formó una coalición político-militar y luego se invadió Bagdad y se ocupó el país sin medir consecuencias. Para centenares de miles de víctimas, entre asesinados, desaparecidos, refugiados y fugitivos, se usa el eufemismo de “daños colaterales.” Esta estratagema guerrera constituyó y constituye un negocio multimillonario pagado por los iraquíes en petróleo. Hoy se afirma que generales, políticos y contratistas de los países invasores son los beneficiarios de esta invasión. Dicen que el presidente Barack Obama es un “prisionero de este complejo industrial militar.”

La irrupción a Afganistán comienza como una cruzada contra el terrorismo. La justificación fue el ataque del 11 de septiembre en territorio de Estados Unidos. La OTAN tomó a su cargo la acción bélica con acuerdo de la ONU. Afganistán es el principal productor de LITIO!

Nunca nos cuestionamos o discutimos si se necesita invadir, ocupar países soberanos y colocar gobiernos títeres, para acabar con el terrorismo y los fundamentalismos radicales. No queremos entender que la política del pragmatismo invasor-militar del imperialismo, encubierta en la máscara de los DD.HH, se esconden mayúsculos intereses económicos que se mueven alrededor del control de la producción petrolífera mundial, como de los recursos minerales estratégicos para la nueva industria aeroespacial…comienza la era del Star Trek: siempre con la “continua misión de explorar extraños, nuevos mundos, y de buscar nuevas formas de vida y nuevas civilizaciones, viajando audazmente a donde nadie ha llegado antes”.

Luego de Irak y Afganistán vino la “primavera árabe”. Precisamente, Libia, otro país soberano, ha sido invadida por fuerzas militares extranjeras. Estados Unidos, como instrumento militar de Europa, lleva adelante el encargo de bombardear ciudades, destruir las defensas militares, apoyar y armar a los “rebeldes” y tomar la capital Trípoli eliminando a Muammar Al Gaddafi, el gobernante de la llamada “revolución verde” que terminó con una monarquía colonial (pro-occidental) en 1969. El líder libio fue el principal impulsor del PANAFRICANISMO, la idea de unidad continental africana. África para los africanos decía. África ha dejado de existir, bandas de asesinos masacran aldeas y pueblos que a nadie importa…pueblos maldecidos por sus riquezas minerales que interesan a Europa.

Siria e Irán son los próximos. Para eso inventaron el ISIS, fuerza extremista que está cometiendo no solo una limpieza étnica, sino también cultural. Cuando esta fuerza sea derrotada, estos pueblos no tendrán memoria histórica, rechazaran al islam, para volver al mismo esquema Imperial europeo de fines del S. XIX.

Ciertamente, la nueva fase imperial del eje Londres-Wall Street emerge nítida con la intervención armada en Libia. Y no se trata sólo de apropiarse de recursos sino de establecer el USAFRICOM -Comando Militar de Estados Unidos para África, actualmente con sede en Stuttgart, Alemania, tal como lo señaló el economista franco-egipcio, Samir Amin.

Los medios de comunicación masiva en el mundo acompañan esta política de guerra de rapiña neocolonialista mediante una red de mentiras. Volverán a contar la historia de los “vencedores” con sus incontables “daños colaterales” y volverán a achacar los más horribles crímenes y las violaciones de los Derechos Humanos, por supuesto, al derrotado. Todos los países del mundo que intenten levantar las banderas de JUSTICIA LIBERTAD Y SOBERANÍA estarán desprotegidos totalmente.

Estamos ante una NUEVA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL, y parece ser que somos nosotros, los trabajadores, los que tendremos que sobrellevar esta transición hacia el nuevo paradigma…que será con sudor y sangre.

La primera revolución industrial precisaba de materia prima, como la lana y el cuero. Inglaterra había perdido el norte americano, pero obtuvo todo el sur americano. Se aseguran la provisión de dichas materias. La segunda fase fue asegurarse mercados para la compra de sus mercaderías. Ocupan países, como el sudeste asiático y África, destruyen las economías regionales y el tejido y la montura inglesa se imponen como la Coca-cola en la actualidad.

En el S.XIX comienza la segunda revolución industrial. Precisan del carbón y, más tarde del petróleo. Son otros pueblos los que sufrirán los embates del Imperialismo, y Medio Orienta caen en sus garras.

Cada una de estas revoluciones económicas necesita de mano de obra, de trabajadores, baratos y económicos, de esa manera las ganancias son fabulosas. Para ejemplo Estados Unidos, que unirá los dos océanos a través del ferrocarril, construido con trabajadores esclavizados de nacionalidad china. Estados Unidos es hoy lo que es gracias a los chinos.

Hoy ingresamos a la TERCER REVOLUCIÓN INDUSTRIAL, la de la alta tecnología, la de la industria aeroespacial. Para ello necesitan de nuestros recursos, de mano de obra barata y de trabajadores sin SINDICATOS. De pueblos sin memoria, sin historia, sin esa “molesta” construcción de PATRIA, de absurdos NACIONALISMOS.

El eje Londres-Wall Street sigue su paso arrollador. Muchos creerán que se detendrán a los pies de la Gran Muralla China. Esto no sucederá, porque China es parte de ese Eje. China no ha sucumbido como la ex URSS por que viene siendo sostenida por el capital imperialista. Y el avance de China en Hispanoamérica no es más que el avance de Londres sobre nuestras tierras para limitar la influencia político de Estados Unidos en el continente…(y Rusia es una organización de mafias que se atarán a todo “buen negocio”…Dios salve a Rusia!).

Compañeros, debemos tener cuidado con los conflictos artificiales creados por Europa, debemos tener cuidado con las falsas opciones que se nos ofrecen. Siempre debemos estar alertas y nunca silenciosos. Como pueblos colonizados y dependientes…tenemos una única opción que es el PERONISMO y su TERCERA POSICIÓN. Empecemos el debate, empecemos a trabajar en la idea de una Internacional Justicialista…este es nuestro deber para con el peronismo y para con las generaciones futuras.
LUIS E. GOTTE.
CENTRO DE ESTUDIOS DR. RAMÓN CARRILLO.
MAR DEL PLATA.

12
Mar
15

RESPETO A LOS DISCAPACITADOS

Foto:  Pablofausto

Foto: Pablofausto

Es preciso revisar nuestro comportamiento al relacionarnos con personas que tienen algún tipo de discapacidad, no sea que, sin mala intención, en lugar de hacerles sentir mejor, empeoremos su situación. Hay que recordar que ellos también son seres humanos normales, e inclusive, quizás más preparados e inteligentes que nosotros, pero que por alguna circunstancia de la vida, tienen una limitación que les impide funcionar ”normalmente”.

Con frecuencia, las personas no saben cómo comportarse con ellos y algunos, los incomodan y llegan hasta a lastimarlos emocionalmente porque los subestiman, no les demuestran ni un ápice de consideración, e incluso, les expresan fastidio y rechazo abiertamente. Son seres sin sentimientos que no tienen corazón.

Debemos, y digo debemos, porque es un deber moral de todos, ser amables con aquellas personas que tienen limitaciones físicas o mentales, pues ellas no son responsables de sus condiciones.

Sería bueno y enriquecedor hablarles normalmente, y en esas charlas, si es prudente, ayudarles a ver la vida desde una mejor perspectiva.

No debemos incomodarnos si vemos a un ciego palpar los alimentos antes de consumirlos. La pérdida de la visión cambia la forma que comen.

Si durante la cena tenemos que ser vecinos de un invidente, sería bueno preguntarle amablemente si requiere algo o si desea que le cuente qué contiene el menú.

Si hablamos con personas que tienen algún nivel de retraso mental, nuestro deber es hablarles lentamente, con frases cortas, sencillas y amables. Pero de ningún modo como se le habla a un niño porque no lo son. Eso, en lugar de ayudarlas, las perjudica.

No debemos tratar a adultos como si fueran niños porque son bajos de estatura. Es bueno tener en cuenta que ni la inteligencia ni el talento se miden por pulgadas.

Las personas discapacitadas son dignas de respeto y si en un supermercado u otro sitio, se les dificulta alcanzar algún artículo, lo más natural es ofrecerles ayuda con una sonrisa y sin ojos de compasión.

En los parqueaderos debemos respetar los sitios asignados para las personas discapacitadas. No hacerlo, pone de manifiesto la mala educación, la falta de civismo y la falta de sensibilidad. Además, quien infringe esta ley, puede ser sancionado con una multa.

Quienes tienen impedimentos físicos son seres humanos al igual que nosotros, aunque probablemente, más valientes.

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net




marzo 2015
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031