14
Mar
15

TODO LO QUE DECIMOS ES DÉMOSLE UNA OPORTUNIDAD A LA PAZ

Lo peor es el silencio, y los trabajadores estamos siendo cómplices de un futuro que se nos presenta trágico como doloroso.

A LOS COMPAÑEROS:

Los hechos son convertidos en noticias que llegan a nuestros hogares sin pedir permiso, la aceptamos plenamente sin formarnos un criterio de lo que realmente ocurre. Luego la costumbre es repetir la elaboración de esos hechos-noticias, que son medias verdades técnicamente difundidas. Manipuladas. De esta manera “la verdad única” se impone, habla por nosotros y sólo entonces, para los intereses imperialistas, todo va en paz. Mediante esta especie de “gran verdad oficial” se vive en democracia, en libertad, existe la justicia y se respeta a los DD.HH. Esto ha permitido que el Eje Londres-Wall Street y las alianzas imperiales (que integran el FMI, ONU y OMC) avancen con su política de rapiña hacia los recursos naturales del mundo en medio de nuestro silencio, y eficazmente protegidos por el complejo militar americano, que actúa como los bárbaros resguardando las fronteras del Imperio Romano.

Y aquellos que no aceptan esta realidad indiscutible, impuesta y obligada para todos, pues, simplemente, se convierten en sospechosos de terrorismo.

Tenemos dos males globales, la economía global y la política global. En la primera, prevalece la globalización del laisser faire laisser passer; y en la segunda, el pragmatismo invasor-militar en la política. La lucha por las ideas está casi muerta.

El primer mal nos ha llevado a una falsa-crisis económica mundial. Crisis-herramienta para imponer los nuevos mecanismos del “libre mercado” del dejar hacer dejar pasar. Mecanismo que sólo se imponen en los países no-imperiales (en las antiguas colonias europeas). La avaricia usurera se ha convertido en el motor de este sistema económico que rige por encima de nuestros gobiernos. La especulación impuesta por los hombres más ricos del planeta y las empresas transnacionales traerá más pobreza para nuestros empobrecidos países.

El segundo mal nos conduce a las guerras de la usurpación, el robo y el pillaje; del abuso injustificado, la ilegalidad y un nuevo colonialismo; esta agresión a los pueblos del mundo está basada en la superioridad de la alta tecnología militar y el poder financiero imperial. ¿Acaso, esto es el Nuevo Orden Mundial? ¿Están los pueblos del mundo perdidos? ¿Debemos resignarnos a esta situación realmente existente?

Todo empieza con la la caída de la ex-URSS y el muro de Berlín. Luego Checoslovaquia se disuelve y le sigue Yugoslavia, en el momento en que se intenta formar el “paneslavismo” como opción política de Europa del este contra Europa Occidental. Ahora son toda una misma Europa.

Una vez occidentalizada Europa van por recursos minerales y energéticos. Primero por África y luego Medio Oriente. Hispanoamérica ya les pertenece.

La ocupación de Irak se inicia con una mentira: la existencia de armas de destrucción masiva (nunca poseídas ni halladas). Se formó una coalición político-militar y luego se invadió Bagdad y se ocupó el país sin medir consecuencias. Para centenares de miles de víctimas, entre asesinados, desaparecidos, refugiados y fugitivos, se usa el eufemismo de “daños colaterales.” Esta estratagema guerrera constituyó y constituye un negocio multimillonario pagado por los iraquíes en petróleo. Hoy se afirma que generales, políticos y contratistas de los países invasores son los beneficiarios de esta invasión. Dicen que el presidente Barack Obama es un “prisionero de este complejo industrial militar.”

La irrupción a Afganistán comienza como una cruzada contra el terrorismo. La justificación fue el ataque del 11 de septiembre en territorio de Estados Unidos. La OTAN tomó a su cargo la acción bélica con acuerdo de la ONU. Afganistán es el principal productor de LITIO!

Nunca nos cuestionamos o discutimos si se necesita invadir, ocupar países soberanos y colocar gobiernos títeres, para acabar con el terrorismo y los fundamentalismos radicales. No queremos entender que la política del pragmatismo invasor-militar del imperialismo, encubierta en la máscara de los DD.HH, se esconden mayúsculos intereses económicos que se mueven alrededor del control de la producción petrolífera mundial, como de los recursos minerales estratégicos para la nueva industria aeroespacial…comienza la era del Star Trek: siempre con la “continua misión de explorar extraños, nuevos mundos, y de buscar nuevas formas de vida y nuevas civilizaciones, viajando audazmente a donde nadie ha llegado antes”.

Luego de Irak y Afganistán vino la “primavera árabe”. Precisamente, Libia, otro país soberano, ha sido invadida por fuerzas militares extranjeras. Estados Unidos, como instrumento militar de Europa, lleva adelante el encargo de bombardear ciudades, destruir las defensas militares, apoyar y armar a los “rebeldes” y tomar la capital Trípoli eliminando a Muammar Al Gaddafi, el gobernante de la llamada “revolución verde” que terminó con una monarquía colonial (pro-occidental) en 1969. El líder libio fue el principal impulsor del PANAFRICANISMO, la idea de unidad continental africana. África para los africanos decía. África ha dejado de existir, bandas de asesinos masacran aldeas y pueblos que a nadie importa…pueblos maldecidos por sus riquezas minerales que interesan a Europa.

Siria e Irán son los próximos. Para eso inventaron el ISIS, fuerza extremista que está cometiendo no solo una limpieza étnica, sino también cultural. Cuando esta fuerza sea derrotada, estos pueblos no tendrán memoria histórica, rechazaran al islam, para volver al mismo esquema Imperial europeo de fines del S. XIX.

Ciertamente, la nueva fase imperial del eje Londres-Wall Street emerge nítida con la intervención armada en Libia. Y no se trata sólo de apropiarse de recursos sino de establecer el USAFRICOM -Comando Militar de Estados Unidos para África, actualmente con sede en Stuttgart, Alemania, tal como lo señaló el economista franco-egipcio, Samir Amin.

Los medios de comunicación masiva en el mundo acompañan esta política de guerra de rapiña neocolonialista mediante una red de mentiras. Volverán a contar la historia de los “vencedores” con sus incontables “daños colaterales” y volverán a achacar los más horribles crímenes y las violaciones de los Derechos Humanos, por supuesto, al derrotado. Todos los países del mundo que intenten levantar las banderas de JUSTICIA LIBERTAD Y SOBERANÍA estarán desprotegidos totalmente.

Estamos ante una NUEVA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL, y parece ser que somos nosotros, los trabajadores, los que tendremos que sobrellevar esta transición hacia el nuevo paradigma…que será con sudor y sangre.

La primera revolución industrial precisaba de materia prima, como la lana y el cuero. Inglaterra había perdido el norte americano, pero obtuvo todo el sur americano. Se aseguran la provisión de dichas materias. La segunda fase fue asegurarse mercados para la compra de sus mercaderías. Ocupan países, como el sudeste asiático y África, destruyen las economías regionales y el tejido y la montura inglesa se imponen como la Coca-cola en la actualidad.

En el S.XIX comienza la segunda revolución industrial. Precisan del carbón y, más tarde del petróleo. Son otros pueblos los que sufrirán los embates del Imperialismo, y Medio Orienta caen en sus garras.

Cada una de estas revoluciones económicas necesita de mano de obra, de trabajadores, baratos y económicos, de esa manera las ganancias son fabulosas. Para ejemplo Estados Unidos, que unirá los dos océanos a través del ferrocarril, construido con trabajadores esclavizados de nacionalidad china. Estados Unidos es hoy lo que es gracias a los chinos.

Hoy ingresamos a la TERCER REVOLUCIÓN INDUSTRIAL, la de la alta tecnología, la de la industria aeroespacial. Para ello necesitan de nuestros recursos, de mano de obra barata y de trabajadores sin SINDICATOS. De pueblos sin memoria, sin historia, sin esa “molesta” construcción de PATRIA, de absurdos NACIONALISMOS.

El eje Londres-Wall Street sigue su paso arrollador. Muchos creerán que se detendrán a los pies de la Gran Muralla China. Esto no sucederá, porque China es parte de ese Eje. China no ha sucumbido como la ex URSS por que viene siendo sostenida por el capital imperialista. Y el avance de China en Hispanoamérica no es más que el avance de Londres sobre nuestras tierras para limitar la influencia político de Estados Unidos en el continente…(y Rusia es una organización de mafias que se atarán a todo “buen negocio”…Dios salve a Rusia!).

Compañeros, debemos tener cuidado con los conflictos artificiales creados por Europa, debemos tener cuidado con las falsas opciones que se nos ofrecen. Siempre debemos estar alertas y nunca silenciosos. Como pueblos colonizados y dependientes…tenemos una única opción que es el PERONISMO y su TERCERA POSICIÓN. Empecemos el debate, empecemos a trabajar en la idea de una Internacional Justicialista…este es nuestro deber para con el peronismo y para con las generaciones futuras.
LUIS E. GOTTE.
CENTRO DE ESTUDIOS DR. RAMÓN CARRILLO.
MAR DEL PLATA.

Anuncios

0 Responses to “TODO LO QUE DECIMOS ES DÉMOSLE UNA OPORTUNIDAD A LA PAZ”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


Anuncios
marzo 2015
L M X J V S D
« Feb   Abr »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

A %d blogueros les gusta esto: