Archivo para 29 mayo 2018

29
May
18

Desde México: POR NECESIDAD Y NO VOLUNTAD SE DAN LAS MIGRACIONES HUMANAS EN LA ACTUALIDAD, RECUERDAN EN EL LIBROFEST METROPOLITANO

 

#981

El padre Alejandro Solalinde, clérigo defensor de los migrantes, participó con el embajador Crespo Fernández, para recordar las conclusiones de la conferencia celebrada en Bolivia en junio de 2017.

 

**  Asegura el padre Alejandro Solalinde que Bolivia, invitado de honor de Librofest, ha logrado convertirse en uno de los principales representantes de los migrantes


Ciudad de México, a 28 de Mayo de 2018


En la actualidad, en el planeta existe un gran problema de movilidad de grupos humanos que se desplazan por la violencia, por el hambre, por condiciones económicas, entre otras razones, de ahí que se deba reflexionar para buscar soluciones. Por ello, durante el primer día de las actividades de la quinta edición de la Feria del Libro y Festival Cultural Librofest Metropolitano 2018, se brindó la conferencia “Por un mundo sin muros. Hacia la ciudadanía universal”.

Ante un auditorio repleto de profesores y estudiantes, el embajador de Bolivia en México, José Crespo Fernández y el padre Alejandro Solalinde recordaron la situación de los migrantes y refirieron cómo una de las premisas de la conferencia “Por un mundo sin muros. Hacia la ciudadanía universal” celebrada en Bolivia el año pasado, destaca cómo las migraciones humanas en la actualidad se dan por necesidad y no por voluntad.

El embajador Crespo Fernández refirió que la Conferencia Mundial de los Pueblos, llevada a cabo en Bolivia en junio de 2017, fue necesaria para analizar la convocatoria de la Organización de las Naciones Unidas para discutir el tema de las migraciones, con la idea de que se tuviera un nuevo documento: “El Pacto Mundial de las Migraciones”.

En ese contexto, para José Crespo lo más importante es que la voz de los pueblos fuera escuchada y no sólo la de los diplomáticos: “Por eso se convocó a esta conferencia, la cual es en realidad la conferencia de los pueblos para llevar esas propuestas a la discusión de Naciones Unidas, que lo más probable es que hasta este fin de año tenga un nuevo documento sobre migraciones”.

Es así, añadió, como Bolivia imagina la necesidad de que los pueblos discutan el tema de las migraciones: “Recibimos la sorpresa de que más de 4 mil representantes de organizaciones sociales del mundo entero se hicieron presentes en Tiquipaya. Estamos hablando de representantes de las organizaciones sociales indígenas, obreras, de las distintas iniciativas de trabajo con los migrantes, de 45 países del mundo. Y Bolivia decidió que esa conferencia iba a ser lo que nuestro gobierno llevara a Naciones Unidas”.

José Crespo resaltó que ya hay al menos 247 millones de migrantes en el mundo, según datos de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), lo cual deja ver que el tema de la migración no hace preferencia entre hombres y mujeres, por lo cual el tema fue ampliamente discutido en el marco de la quinta edición de Librofest Metropolitano 2018.

También presente, el padre Alejandro Solalinde explicó a los estudiantes su participación en la conferencia de Tiquipaya, Bolivia, 2017: “Bolivia es un país fascinante porque… ¿por qué en México no podemos tener mandatarios sencillos, que sea presidente el compañero? ¿Por qué no van a poder acercarse a abrazarlo y ver a ese Evo Morales tan sencillo? Yo vi cuánto cariño le tiene la gente”.

Alejandro Solalinde recordó que en Bolivia las mujeres tienen una amplia participación en las mesas de diálogo sobre los temas referentes a aquel país y preguntó: “¿Por qué mis queridas mexicanas no van a poder tener ese desempeño? No es porque no lo tengan; tenemos talento en la mujer en todos lados, pero quizá no hay oportunidades”.

Solalinde lamentó que México aún no haya tenido un gobierno que sea de verdad del pueblo; y explicó que Bolivia sí ha logrado tenerlo a pesar de que ha atravesado por dificultades como el hecho de haber sido uno de los países más pobres de América Latina, donde al igual que en México sus recursos ya estaban comprometidos con la oligarquía.

La discusión sobre las migraciones cobró importancia en el público asistente al Librofest Metropolitano 2018, pues los jóvenes se interesaron sobre cómo es que México podría lograr un cambio como el que tuvo Bolivia, a lo que Alejandro Solalinde respondió que “Bolivia tiene la visión de una ciudadanía universal, pasando por esas ciudadanías regionales, que se van a ir integrando poco a poco”.

Solalinde finalmente leyó a los estudiantes el decálogo que se conformó durante la conferencia “Por un mundo sin muros. Hacia la ciudadanía universal”, realizada en 2017 en Tiquipaya, Bolivia, en donde se destaca que: “la movilidad humana es un derecho arraigado en la igualdad esencial de todo ser humano; sin embargo, en la mayor parte no responde a una decisión voluntaria de las personas sino a situaciones de necesidad, que llegan a extremos de una migración forzada por la violencia y la economía precaria”.

Por esto, destacó el clérigo que se ha convertido en un defensor de los migrantes, Bolivia ha logrado convertirse en uno de los principales representantes de los migrantes.

—————————————————————————–

Librofest Metropolitano

Es la Feria de Libro y Festival Cultural al norte de la Ciudad de México, que reúne a la Universidad Autónoma Metropolitana con la Embajada de Bolivia en México, la Secretaría de Cultura federal, el Gobierno de la Ciudad de México, la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, el Estado de Puebla, la Delegación Azcapotzalco, además de los Municipios de Naucalpan y Tlalnepantla, para promover la ciencia, el arte y la cultura.

 

 

ENLACE A AUDIOS DE LA INAUGURACIÓN

Anuncios
28
May
18

Desde Venezuela: 7º Mensaje histórico extraordinario.

Caracas, 27 de mayo de 2018.

Mi 6º Mensaje histórico extraordinario, enviado el 20 del presente, cierra con las siguientes dos líneas: “¿Un pueblo democrático despotizado mediante la creencia en su propio Poder?”. Al escribir esto quise sintetizar mi inquietud ante la posibilidad de que el pueblo venezolano pudiese prestar oído a quienes lo incitaba a ejercer el voto como la expresión, -que lo sería en circunstancias legítimas-, de un derecho por ese pueblo estrenado como uno de los resultados de La Revolución liberal democrática iniciada en el 18 de octubre de 1945.
Pero ocurría que mucho antes había afirmado este historiador que nunca La Democracia había sido tan fuerte en Venezuela como durante esta fase terminal de la Dictadura militar-militarista que degrada el nombre de Simón Bolívar; y que tal cosa ocurría porque la reivindicación de una Democracia que puede ser recordada. –no ya anhelada o imaginada, como para su infortunio ocurre en otros pueblos hermanos latinoamericanos -, es prueba de que para mi pueblo La Democracia ha pasado de ser una aspiración activa estimulada por un líder, por un partido o desde el legítimo Poder público, a ser una aspiración-determinación que brota desde su arraigo popular y que se sobrepone a toda suerte de trabas, ya sean violentas, ya sean apaciguadoras; ya sean deliberadas, ya sean resultantes de infundadas posturas científico-políticas
El 6 de diciembre de 2015, con motivo de las elecciones legislativas, el pueblo venezolano votó por la recomposición de la hasta entonces choreta Asamblea Nacional. La Dictadura militar-militarista actuó como cabía esperarlo y lo cual advertí al recordar que La Historia no registra un caso de un régimen sociopolítico liberal democrático establecido democráticamente; tampoco de uno que hubiese sido restablecido democráticamente. No me jacto de haberlo advertido; padezco la pena de no haberme equivocado en mi modesto ejercicio de Historia prospectiva.

En la reciente viciada elección, esa demostración de arraigo popular de La Democracia no sólo se reiteró, sino que lo hizo con mayor énfasis y dando pruebas de una lucidez que desbordó esperanzas fundadas y sumió presagios adversos. Quedó, así, palmariamente confirmado el hecho histórico ya corroborado en 2015.
La única preocupación históricamente probable, dado lo demostrado por el pueblo venezolano, no consiste ahora en interrogarnos sobre cuál será nuestro porvenir como nación históricamente recién nacida. Consistitir en estimular la demostración de determinación democrática de un pueblo probadamente decidido a constituirse como la primera sociedad genuinamente democrática de América Latina. Tal es el compromiso con nosotros mismos que hemos asumido los venezolanos. Tal será el resultado de su ejemplar cumplimiento.

Germán Carrera Damas, historiador,

13
May
18

Mensaje histórico extraordinario

Germán Carrera Damas
Escuela de Historia
Facultad de Humanidades
Y Educación. U. C. V.

NOTA: Debo ser consecuente con lo dicho en mi breve obra titulada En defensa de la República. Voz de alerta, publicada en enero de 2013 por Los libros de El Nacional, y reproducido en el pasaje citado en la contratapa, que reza: “Hace algún tiempo que vengo dando, por esta vía, la voz de alerta ante la que he denominado la demolición de La República, concebida como la manera de abolir el ejercicio de La Soberanía popular, como fuente necesaria de la legalidad y la legitimidad del Poder Público. Mientras el régimen militar-militarista que ha asaltado El Estado, El Gobierno y La Administración Pública, creyó que era posible burlar La Soberanía Popular, valiéndose de toda suerte de ventajismos y disposiciones atrabiliarias, contuvo sus afanes antipopulares. La tenacidad y la lucidez, demostradas por la mayoría de la ciudadanía en su determinación de preservar La República Liberal Democrática, se han revelado crecientemente superiores a esas acechanzas contra La República. Hemos desembocado, de esta manera, en una situación en la cual toda comparecencia ante La Soberanías popular se ha vuelto temible para el régimen. Hasta el punto de que sus usufructuarios sienten la necesidad no ya de falsear los términos de esa comparecencia, sino de hacerla innecesaria.”

EN DEFENSA DE LA SOBERANÍA POPULAR

Hace poco más de 70 años los venezolanos estrenamos nuestro ejercicio de La Soberanía popular, en elecciones convocadas por la Junta Revolucionaria de Gobierno con la cual culminó la Revolución iniciada en el 18 de octubre de 1945. Las rigió un Estatuto electoral que prescribió el sufragio directo, universal; y secreto. Esta experiencia, nunca antes vivida por los venezolanos, se realizó bajo el control y la guardia de un Consejo Supremo Electoral democráticamente constituido. El resultado de esta novedosa experiencia, sometida a muy difíciles y sanguinarias pruebas, fueron cuadro décadas de Democracia que consolidaron la conciencia de necesaria participación del ciudadano en la formación, el ejercicio y la finalidad del Poder público, fundamentos de La Democracia.
Sobreponiéndose a todas las arterías, nació entonces en el venezolano la que ha llegado a consolidarse como una poderosa creencia: la que vincula el ejercicio electoral con la vigencia de La Democracia. Esto ha sido así hasta el punto de que tiranías y dictaduras militar-militaristas no se han atrevido a prescindir del principio de La Soberano popular, confiando en que la conciencia democrática del ciudadano venezolano podía ser manipulada, a la par que se subvertían las instituciones, para dar una apariencia de legitimidad a su empresa de saqueo del Erario público y de corrupción de la vida política, disfrazando de “verdadera Democracia” aun el más grosero despotismo.
Aconsejados por servidores civiles, desde 1948 pusieron empeño en presentar ante la opinión pública un semblante de legitimidad valiéndose de la manipulación de la arraigada convicción ciudadana sembrada por La Democracia y preservada desde 1946, como la más lograda reivindicación democrática; sólo que, como sucedió con la dinamita, inventada para aliviar el trabajo humano y convertida en la que para entones fue el más eficaz poder destructivo, el ejercicio de La Soberanía popular ha sido pervertido de fuente de Democracia en epitafio de La Libertad.
Seamos claros, a ver si con ello aprendemos a ser valientes. Los venezolanos nos hallamos hoy ante una maniobra groseramente continuista, mediante la cual se nos incita a cohonestar, llevando la honestidad hasta la candidez, participando en una farsa electoral en la cual destacan dos candidatos unidos por el origen, entre los cuales uno representaría la oportunidad de hacer bien lo que hizo mal y el otro ofrece los mismo, sólo que envolviéndolo, como solía decirse en la fase precedente del actual despotismo, “en papel de seda.”
Seamos claros: la Democracia representada por La República, ha demostrado poseer la lucidez y la tenacidad que la ha hecho capaz de enfrentar con éxito, durante casi dos décadas, el despotismo reencauchado que se intentó vender como el Socialismo del Siglo 21,- (¿Recuerdan esa consigna los espurios constituyentistas “socialistas” del presente?)
Derrotado como ha sido, por el pueblo democrático, el despotismo procura que la lealtad del pueblo democrático a los valores de La Democracia juegue en su favor, induciéndole a pensar que ejerciendo su soberanía preserva los valores de la misma, aun cuando la hagan servir a su negación.
¿Un pueblo democrático despotizado mediante la creencia en su propio Poder?
Caracas, de mayo de 2018.




Anuncios
mayo 2018
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031