Archivo para 31 julio 2020

31
Jul
20

Generismo neoliberal: Confusiones interesadas, prepotencias e ignorancias…

Red Latina sin fronteras

_____“Cachito-Mío-X-”.-Susana-Rioseras-lqsomos

Confusiones interesadas, prepotencias e ignorancias diversas en torno al generismo neoliberal

Susana Rioseras
24 julio, 2020
LQSomos

En medio de una ardua confrontación con el poder y sus derivas, la agenda feminista local y global, está afrontando ataques cercanos sin precedentes que le obligan a recordar y reafirmarse en la base argumental que como punto de partida sustenta su lucha de más de 300 años, la abolición del género como principio y fin para la lucha efectiva contra la violencia y las renovadas formas de explotación sexual y reproductiva de las mujeres a nivel histórico y global en estos momentos. Ante la absoluta implantación, implementación, que dirían ahora, en todos los estratos sociales y políticos del poder, de la permeabilización y normalización de aberrantes paradigmas de un igualmente renovado e indiscutible patriarcado neoliberal posmodernista de cara amable, dada la deriva ideológica misógina, antifeminista y frentista de los mismos, surgen de…

Ver la entrada original 1.727 palabras más

30
Jul
20

Las fuerzas policiales estadounidenses fueron creadas para luchar contra los alborotadores. Pero la policía probablemente empeoró las cosas.

riots police protest

07/29/2020

«Siempre que se permita a la porción viciosa de la población reunirse en bandas de cientos y miles, y quemar iglesias, arrasar y robar tiendas de provisiones, tirar imprentas a los ríos, disparar a los editores, y colgar y quemar a personas desagradables a placer, y con impunidad», dijo Abraham Lincoln a una multitud en Springfield, Illinois, en 1838, «los sentimientos de los mejores ciudadanos se alejarán más o menos de ello».

El discurso del Lyceum de Lincoln habló de las preocupaciones por los disturbios que habían estallado en ciudades de toda la nación en la década de 1830. Como muchos políticos han hecho frente a los disturbios sociales, Lincoln hizo un llamado a la ley y el orden. Aunque no abogó por la supresión de los disturbios por parte de la policía —ya que las fuerzas policiales profesionales eran desconocidas para los Estados Unidos en 1838— trabajaría activamente para ayudar a establecer el Departamento de Policía Metropolitana del Distrito de Columbia en los primeros meses de su presidencia.

Entre el discurso de Lincoln en 1838 y la fundación de la fuerza policial de Washington, DC, los disturbios urbanos continuaron plagando las ciudades del país, y los políticos buscaron cada vez más formas de lidiar con el desorden. La ciudad de Nueva York lideró el camino en 1844 con la Ley de Policía Municipal, que estableció la primera fuerza policial urbana profesional en los Estados Unidos. Siguió el modelo de la novedosa fuerza policial londinense establecida en 1829, apodada «bobbies» en honor al Secretario del Interior británico Robert Peel, que presentó el proyecto de ley.

Muchos relatos históricos —especialmente los de la propia policía— afirman que las fuerzas policiales «se crearon debido a un marcado aumento de la actividad delictiva». Es difícil evaluar si hubo o no un aumento real de la delincuencia en el siglo XIX, porque la reunión oficial de estadísticas sobre la delincuencia no se produjo hasta el siglo XX, pero hay pocos motivos para creer que la delincuencia individual impulsó la adopción de las fuerzas policiales.

Los sheriffs eran tradicionalmente responsables de hacer frente a la delincuencia, y podían delegar en los ciudadanos lo que consideraran oportuno para hacer frente adecuadamente al delito en sus jurisdicciones. Esto les dio la flexibilidad de expandirse y contraerse de acuerdo a las necesidades de su comunidad. Si bien es cierto que hoy en día podemos encontrar muchos errores en las prácticas de los sheriffs del siglo XIX, es importante señalar que pocas personas en esa época los consideraban incapaces de hacer frente a la delincuencia local.

La violencia de las turbas era un problema diferente que requería una solución única. Las fuerzas policiales profesionales introdujeron una serie de innovaciones en la aplicación de la ley que ahora son tan comunes que rara vez las cuestionamos. La primera es la idea de un «golpe», o una patrulla regular, en la que los agentes de policía buscan activamente el delito, en lugar de limitarse a responder a las llamadas de los ciudadanos.

La patrulla no fue enteramente una innovación del siglo XIX, ya que Nueva York y otras ciudades habían empleado desde hace mucho tiempo vigilantes nocturnos -una práctica británica que sobrevivió a la Revolución- en los que los hombres patrullaban las calles después del atardecer para disuadir el crimen. Por supuesto, vale la pena recordar que antes de la iluminación eléctrica, la oscuridad nocturna impedía las actividades comerciales y sociales legítimas, a la vez que proporcionaba una cobertura natural para los robos hasta un punto desconocido para el mundo moderno. El primer y más importante servicio ofrecido por la guardia nocturna era la luz de sus linternas. La fuerza policial de 1844, por el contrario, introdujo las patrullas diurnas regulares.

La policía municipal también fue entrenada profesionalmente. Entonces, como ahora, su formación no estaba diseñada para educarles sobre las leyes que debían hacer cumplir, ni tampoco para desescalar situaciones potencialmente violentas. En su lugar, su entrenamiento se centró en dos cosas: (1) la disciplina de estilo militar, lo que significaba enseñarles a obedecer órdenes y respetar la jerarquía de los oficiales, y (2) el control de multitudes y disturbios. Esto último es especialmente revelador, ya que el entrenamiento en control de disturbios se enfatiza incluso en la historia interna de la policía de Nueva York que afirma repetidamente que la creación de la policía fue una respuesta al aumento de la delincuencia sin mencionar los disturbios que precipitaron su formación.

La relación entre los disturbios y el nacimiento de la policía tiene implicaciones tópicas obvias que deberían hacernos reflexionar tanto a los alborotadores antipoliciales como a los partidarios de la policía. La primera es que, en lugar de sofocar los disturbios, la intervención policial simplemente los exacerbó. El motín de 1849 en Astor Place, un choque sobre la cultura, la aristocracia y el nativismo que se centró en torno a dos actores shakesperianos, constituye un ejemplo ilustrativo. Si bien las multitudes que se oponían al actor británico William Charles Macready habían sido perturbadoras e incluso destructivas (lanzando tomates y destrozando los asientos de los teatros), la intervención de la policía -así como de la milicia estatal, a petición del jefe de policía- alimentó la escalada del lanzamiento de piedras y las peleas a puñetazos entre dos grupos de espectadores de los teatros, hasta llegar a un conflicto armado tripartito que dejó hasta treinta y un civiles muertos y docenas de heridos en todos los bandos.

Esto, por supuesto, no pretende servir como defensa de los alborotadores, o cualquiera de los disturbios que lo precedieron, que implicaron violencia y destrucción de la propiedad. Pero los disturbios de Astor Place, los primeros en Nueva York en los que se empleó la nueva fuerza policial profesional, marcaron un punto de inflexión en la mortandad de los disturbios urbanos. En lugar de disuadir o sofocar los disturbios, la intervención de la policía tuvo el efecto de exacerbarlos e intensificar la violencia.

Aunque esta lección puede sugerir la necesidad de reconsiderar el despliegue de la policía en respuesta a la violencia de las turbas por motivos puramente utilitarios, otra lección de la historia de los disturbios y la policía tiene implicaciones para los alborotadores modernos. La respuesta política a los disturbios fue aprobar una serie de reformas que esencialmente iniciaron la militarización de la policía. En la década de 1850 se uniformó y armó a la policía (durante el motín de Astor Place sólo la milicia estatal tenía armas de fuego y los agentes de policía sólo eran identificables por sus insignias de cobre).

Desde una perspectiva moderna, puede parecer hiperbólico describir estas reformas como «militarización», pero así es como se entendió literalmente en su momento. Las leyes originales que establecían la policía pretendían que se vistieran con uniformes, pero tanto los civiles como muchos agentes de policía objetaron que los uniformes (y, más tarde, las armas de fuego) se asemejaban al ejército permanente contra el que se habían rebelado los Padres Fundadores. Una reforma adicional fue la expansión y centralización de la fuerza policial con la creación de la Policía Metropolitana, que tenía jurisdicción sobre todos los distritos de la actual ciudad de Nueva York.

Aunque los disturbios de los años 1830 y 40 fueron provocados por una variedad de causas, la mayoría de las veces en respuesta a los abolicionistas e inmigrantes, la policía misma fue el catalizador de nuevos disturbios. El más infame fue el Gran Disturbio Policial de 1857, también conocido como el Disturbio Policial de Nueva York, que surgió como una protesta contra la corrupción policial y política generalizada. Este disturbio fue en realidad un enfrentamiento entre las fuerzas de la Policía Metropolitana y la Policía Municipal (esta última es la policía de la ciudad de Nueva York propiamente dicha, bajo el mando del alcalde Fernando Wood). Sin embargo, el disturbio policial creó el desorden urbano que llevó al motín de los Conejos Muertos, una guerra callejera entre las pandillas de los Conejos Muertos y los Bowery Boys que es famosa en las Pandillas de Nueva York de Martin Scorsese.

El gran disturbio policial ilustra cómo las fuerzas policiales pueden en realidad aumentar el oportunismo criminal, ya que las bandas buscaron aprovecharse del desorden. Esto también tiene implicaciones para las recientes protestas, en las que la gente debate en gran medida si las turbas son de manifestantes pacíficos o de alborotadores y saqueadores violentos. Naturalmente, es fácil encontrar ejemplos de ambos, pero no tenemos que exculpar moralmente a los oportunistas criminales que saquean sus comunidades para reconocer cómo la policía ayudó a crear el entorno que estos criminales explotaron. Sus tácticas de supresión de disturbios parecían fomentar el desorden en lugar de sofocarlos.

El motín de los Conejos Muertos, por supuesto, sólo sirvió como justificación visible para una mayor policía y una autoridad centralizada, a pesar de que el motín probablemente no habría ocurrido en ausencia de una fuerza policial urbana. La gente a menudo se opone a los llamamientos a abolir, desfinanciar o privatizar la policía evocando imágenes del crimen y el desorden que existirían sin ellos, sin saber que tenemos una historia así para hacer comparaciones. Los disturbios tuvieron lugar antes de que existiera la policía, pero se volvieron significativamente más mortíferos y destructivos después de que la policía se convirtiera en participante. A pesar de estos resultados, cada disturbio posterior ha servido para legitimar aún más el aumento de la autoridad de la policía, los presupuestos, el armamento y la centralización a los ojos de los dirigentes políticos y los ciudadanos medios.

Esto nos recuerda los paralelismos modernos. Aunque los participantes pacíficos de las recientes protestas han seguido adelante y han regresado en gran medida a sus vidas normales (o tan normales como puedan serlo en 2020), muchos de los violentos alborotadores —en particular los de Portland— han continuado sus destructivos ataques en protesta por todos los males percibidos, reales o imaginarios (predominantemente estos últimos, según parece). La consecuencia es justificadamente aterradora, ya que las fuerzas policiales nacionales están arrestando ahora a civiles en virtud de la Ley de Autorización de la Defensa Nacional (NDAA) que Obama firmó en 2011, que faculta a los agentes del orden público nacionales para arrestar y detener indefinidamente a ciudadanos estadounidenses.

Jeff Deist ha señalado recientemente que los detenidos son personas que se amotinan en nombre de una mayor centralización política y de un Estado fuerte. Pocos demócratas criticaron el NDAA hasta que fue empleado por una administración republicana, lo que debería servir como un recordatorio de que todo poder que otorguemos al gobierno al servicio de nuestros objetivos políticos puede y será usado en nuestra contra.

Pero la otra lección importante que debemos tener en cuenta es que este tipo de aumento de la presencia policial y de la aplicación de la ley con mano dura —ya sea de los gobiernos nacionales o municipales— es el resultado previsible de la violencia y la destrucción de la propiedad que los alborotadores justifican por motivos maquiavélicos y anticapitalistas. Este fue el comportamiento que llevó a la creación de la primera fuerza policial profesional del país en 1844, y desde entonces hemos visto un patrón de la policía que exacerba y alienta los disturbios violentos mientras los alborotadores facilitan la centralización, expansión y militarización de la policía.

La policía y los manifestantes violentos pueden afirmar que son fuerzas opositoras, pero efectivamente trabajan juntos para inflamar los mayores males de ambos lados.

Autor:

Chris Calton

Chris Calton es becario de investigación del Instituto Mises 2018 e historiador económico. Es escritor y presentador del podcast de Controversias históricas .

Vea también su canal de YouTube aquí .

Artículo publicado en mises.org, se reproduce bajo licencia Licencia Creative Commons
30
Jul
20

María José Barrera: «La primera violencia hacia las ‘putas’ es la institucional» — El estante de la Citi

Entrevistamos a la cofundadora del Colectivo de Prostitutas de Sevilla para conocer su mirada respecto a un tema, la prostitución, no exento de polémica en el feminismo, para que sirva también como ventana a una realidad silenciada y estigmatizada por la sociedad Por Carmen Marchena 2 de junio de 2020 María José Barrera: «La […]

María José Barrera: «La primera violencia hacia las ‘putas’ es la institucional» — El estante de la Citi
29
Jul
20

En sus propias palabras: Vindicación del Conde de Posos Dulces, catalogado de “malvado” y “lechuzo” en un video de “Forja”

“No está lejana la hora, decía el Sr. Soulé en Madrid, en la que una flota americana desembarcará sobre las costas de Europa a cincuenta mil yanquis, quienes devorarán de un bocado vuestra pretendida civilización”.Carta de Francisco de Frías y Jacott a Su Majestad el Emperador, Napoleón III, sobre, la influencia francesa en América, a […]

En sus propias palabras: Vindicación del Conde de Posos Dulces, catalogado de “malvado” y “lechuzo” en un video de “Forja” — El Hombre de Cuba Nuestra
24
Jul
20

Nietzsche, la dinamita del pensamiento

Filosofía & Co.
An image

El eterno retorno de Nietzsche

El pensamiento de Nietzsche es dinamita. Él mismo lo dice en su libro Ecce homo. Llega, piensa, escribe y hace saltar por los aires todo lo que hasta ese momento hay y se cree: la confianza en la razón y la verdad, en los valores, en la fe, en el propio ser humano. Y retrata un mundo sin convicciones. «Un nihilista es alguien que prefiere creer en la nada a no creer en nada», dice el filólogo-filósofo para quien la muerte de Dios, que él mismo anuncia, nos deja huérfanos de referentes e instalados en un enorme vacío. Repasamos la vida, la obra y las ideas del pensador, que murió hace 120 años sin ser consciente —¿o siéndolo?— de la enorme influencia que tendría en Occidente en los siglos XX y XXI.
Entra aquí para conocer el pensamiento de
Para saber más sobre Nietzsche, te recomendamos estos artículos:
An image
10 ideas de Nietzsche a través de las mejores citas de sus libros
An image
Viaje a la locura y la noche eterna de Nietzsche
18
Jul
20

Nuevo orden mundial — El poder de un dios

La epidemia del coronavirus aceleró las tendencias hacia la formación de un nuevo orden mundial, declararon este lunes los expertos del Instituto Centro de Desarrollo de la Escuela Superior de Economía de Rusia. «La situación actual en torno a la pandemia se utiliza por muchas élites mundiales para encubrir sus propios errores o no resolver […]

Nuevo orden mundial — El poder de un dios
18
Jul
20

El deseo de muerte de los anarcocomunistas

[Este artículo apareció por primera vez en The Libertarian Forum, el 1 de enero de 1970.]

Ahora que la Nueva Izquierda ha abandonado su anterior postura no ideológica ancha y flexible, dos ideologías han sido adoptadas como guía teorética por los nuevos izquierdistas: el marxismo-estalinismo, y el anarcocomunismo.

El marxismo-estalinismo desafortunadamente ha conquistado el SDS, pero el anarcocomunismo está seduciendo a muchos izquierdistas que demandan una alternativa a la tiranía burocrática y estatista que ha marcado el camino estalinista.

Y muchos libertarios, en busca de líneas de acción y aliados para emprenderlas, se han sentido atraídos por un credo anarquista que aparentemente exalta la voluntariedad y reivindica la abolición del Estado coercitivo.

Es lamentable, sin embargo, desatender y perder de vista los propios principios en el afán por encontrar aliados para acciones tácticas específicas.

El anarcocomunismo, ya sea en su forma Bakunin-Kropotkin original o en su actual variedad irracionalista y «posescasez», es el polo opuesto de los genuinos principios libertarios.

Si hay algo, por ejemplo, que el anarcocomunismo odia y desprecia más que el Estado son los derechos de propiedad privada; en realidad, la principal razón por la que los anarcocomunistas se oponen al Estado es porque creen fervientemente que es la fuente y el custodio de la propiedad privada y que, por tanto, la abolición de la propiedad pasa por la destrucción del aparato estatal.

No comprenden que el Estado siempre ha sido el mayor enemigo e invasor de los derechos de propiedad.

Asimismo, menospreciando y repudiando el libre mercado, la economía de las ganancias y las pérdidas, la propiedad privada y la afluencia material – lo uno siendo corolario de lo otro – los anarcocomunistas erróneamente identifican el anarquismo con la vida comunal, con el intercambio tribal y con otros aspectos de nuestra emergente cultura juvenil de drogas y «rock and roll».

Lo único bueno que puede decirse del anarcocomunismo es que, en contraste con el estalinismo, su forma de comunismo sería, se supone, voluntaria. Presumiblemente nadie sería obligado a integrarse en las comunas, y aquellos que quisieran continuar viviendo individualmente y emprender actividades de mercado, podrían hacerlo sin ser molestados.

¿O sí serían molestados?

Los anarcocomunistas siempre han sido extremadamente vagos y nebulosos acerca de los rasgos característicos de su proyectada sociedad anarquista. Muchos de ellos han planteado la idea profundamente antilibertaria de que la revolución anarcocomunista tendrá que confiscar y abolir toda la propiedad privada, para alejar a cada uno de su vinculación psicológica a su propiedad particular.

Además, es difícil de olvidar el hecho de que cuando los anarquistas españoles (anarcocomunistas del tipo Bakunin-Kropotkin) tomaron amplias regiones de España durante la Guerra Civil de la década de los treinta, confiscaron y destruyeron todo el dinero de su territorio y con presteza decretaron la pena de muerte por el uso del dinero. Nada de esto transmite confianza acerca de la buenas y voluntaristas intenciones del anarcocomunismo.

En todos los otros aspectos el anarcocomunismo va desde lo desafortunado a lo absurdo.

Filosóficamente esta doctrina es un avasallador asalto a la individualidad y a la razón. El deseo individual por la propiedad privada, la inclinación del hombre por superarse, por especializarse, por acumular ganancias e ingresos, son despreciadas por todas las ramas del comunismo. En lugar de eso se supone que cada uno debe vivir en comunas, compartiendo sus escasas pertenencias con sus compañeros y cuidándose de no adelantar en nada a sus hermanos comunitarios.

En la raíz de todas las formas de comunismo, forzado o voluntario, reside un profundo odio por la excelencia humana, una negación de la superioridad natural o intelectual de unos hombres sobre los demás, y un afán por rebajar a cada individuo al nivel de una hormiga del montón comunal. En el nombre de un «humanismo» vacío, un irracional y profundamente antihumano igualitarismo sustraería a cada individuo su particular y preciosa humanidad.

Además, el anarcocomunismo desdeña la razón y sus corolarios, los propósitos a largo plazo, la previsión, el esfuerzo y el logro personal; en vez de eso exalta las emociones irracionales, los antojos y caprichos, todo ello en el nombre de la «libertad».  La «libertad» del anarcocomunismo no tiene nada que ver con la genuina libertaria ausencia de invasión o abuso interpersonal; es, en cambio, una «libertad» que significa ser esclavo de la sinrazón, del antojo irreflexivo, del capricho infantil. Social y filosóficamente, el anarcocomunismo es una desgracia.

Económicamente, el anarcocomunismo es absurdo. El anarcocomunista pretende abolir el dinero, los precios y el empleo, y propone conducir una economía moderna meramente a través de un registro automático de «necesidades» ubicado en algún banco de datos central. Nadie que tenga la más mínima noción de economía puede entretenerse con esta teoría un solo segundo.

Hace cincuenta años Ludwig von Mises demostró que una economía planificada y sin dinero no puede operar más allá de un nivel sumamente primitivo. Explicó que los precios de mercado son indispensables para una asignación racional de todos nuestros recursos escasos – trabajo, tierra y bienes capitales – en las áreas y parcelas donde son más deseadas por los consumidores y donde pueden rendir con la mayor eficiencia. Los socialistas concedieron la validez del desafío de Mises, e intentaron – en vano – concebir un sistema de precios de mercado, racional, en el contexto de una economía socialista planificada.

Los rusos, después de intentar una aproximación a la economía comunista sin dinero en su «comunismo de guerra» tras la revolución bolchevique, reaccionaron con horror al ver que la economía rusa se precipitaba al desastre. Ni siquiera Stalin intentó nunca revivirlo, y desde la Segunda Guerra Mundial, los países del Este de Europa han presenciado un total abandono de este ideal comunista y un rápido giro hacia el libre mercado, un sistema de precios libre, test de ganancias y pérdidas y la promoción de la afluencia del consumidor.

No es casualidad que hayan sido precisamente los economistas de los países comunistas los que han liderado la huída del comunismo, el socialismo y la planificación central, hacía el libre mercado. No es ningún crimen ser un ignorante en economía, que es, después de todo, una disciplina especializada que además la mayoría de gente considera una «ciencia deprimente». Pero es una total irresponsabilidad tener una sonora y vociferante opinión sobre materias económicas mientras se permanece en semejante estado de ignorancia. Y esta clase de ignorancia agresiva es inherente al credo anarcocomunista.

El mismo comentario puede hacerse en relación con la generalizada creencia, sostenida por muchos nuevos izquierdistas y por todos los anarcocomunistas, de que ya no hay ninguna necesidad de preocuparse por la economía o la producción porque estamos viviendo en un mundo que supuestamente ha superado la escasez, y donde por tanto no tienen cabida estos problemas. Pero, aunque nuestro estado de escasez sea claramente menos precario que el del hombre de las cavernas, todavía vivimos en un mundo de apremiante escasez económica.

¿Cómo sabremos cuándo el mundo ha alcanzado un estadio «posescaso»? Simplemente, cuando todos los bienes y servicios que podamos desear sean tan superabundantes que sus precios caigan hasta cero; en suma, cuando podamos adquirir todos los bienes como si estuviéramos en el Jardín del Edén, sin esfuerzo, sin trabajo, sin emplear ningún recurso escaso.

El espíritu antirracionalista del anarcocomunismo fue expresado por Norman O. Brown, uno de los gurús de la nueva «contracultura»:

El gran economista von Mises intentó refutar el socialismo demostrando que, al abolir el intercambio, el socialismo hacía el cálculo económico… y por tanto la racionalidad económica, imposible. Pero si von Mises está en lo cierto, entonces lo que descubrió no es una refutación… sino una justificación psicoanalítica del socialismo… Es una de las tristes ironías de la vida intelectual contemporánea que la réplica de los economistas socialistas a los argumentos de Mises intentara mostrar que el socialismo no era incompatible con «el cálculo económico racional», esto es, que sí incorpora el principio inhumano de la economización (Life Against Death, Random House, 1959, pág. 238-39).

El hecho de que el abandono de la racionalidad y la economía en favor de la «libertad» y el capricho conducirá al quebranto de la producción moderna y la civilización y nos devolverá al barbarismo no amansa a nuestros anarcocomunistas y otros exponentes de la contracultura. Pero lo que parece que no aciertan a comprender es que el resultado de esta vuelta al primitivismo será la inanición y la muerte de la mayoría de la humanidad y una precaria subsistencia para los restantes.

De llevarse a cabo su propuesta, se darán cuenta de que es difícil vivir felices y «sin represión» mientras se muere de hambre. Todo lo cual nos remite a la sabiduría del gran filósofo español Ortega y Gasset:

En los motines que la escasez provoca suelen las masas populares buscar pan, y el medio que emplean suele ser destruir las panaderías. Esto puede servir como símbolo del comportamiento que en más vastas y sutiles proporciones usan las masas actuales frente a la civilización que las nutre (…) La civilización no está ahí, no se sostiene a sí misma.

Es artificio (…) Si quieres aprovecharte de las ventajas de la civilización, pero no te preocupas de sostener la civilización… te has fastidiado. En un dos por tres te quedas sin civilización. ¡Un descuido, y cuando miras en derredor todo se ha volatilizado! Como si hubiesen recogido unos tapices que tapaban la pura Naturaleza, reaparece repristinada la selva primitiva. La selva siempre es primitiva. Y viceversa. Todo lo primitivo es selva. (Ortega y Gasset, The Revolt of the Masses, New York, W.W. Norton, 1932, pág. 97).

Autor:

Murray N. Rothbard

Murray N. Rothbard realizó importantes contribuciones a la economía, la historia, la filosofía política y la teoría jurídica. Combinó la economía austriaca con un ferviente compromiso con la libertad individual.

Publicado originalmente en mises.org, se reproduce bajo licencia CC.Licencia Creative Commons
18
Jul
20

Schopenhauer

Filosofía & Co.

Podrás leer sobre esto y mucho más.

An image

La atracción de Schopenhauer

Arthur Schopenhauer (1788-1860) es uno de los filósofos que suelen quedar en un segundo plano en los estudios y en los entornos académicos de habla hispana. No obstante, es curiosamente uno de los filósofos y pensadores más buscados y leídos por el público general. Un auténtico best seller. ¿Por qué sentimos esta atracción hacia un pensador que tiene fama de ser el máximo de los pesimistas? Porque dentro de su obra fatalista podemos encontrar todo un pesimismo que nos salva y nos hace entender las cosas desde otra perspectiva.

Te invitamos a conocer la vida y el pensamiento de
An image

O si quieres saber más sobre él, te recomendamos también estos artículos:

17
Jul
20

Capitalismo de vigilancia

Edición digital
El derribo o el reclamo de remoción de estatuas de personajes históricos complejos no solo pone en juego las ideas del pasado, sino que genera ásperas discusiones políticas y académicas en la actualidad. ¿Es posible pensar el valor de los símbolos entendiendo las múltiples dimensiones de los hombres y mujeres de ayer y también las de los de hoy?, ¿cómo leer las diferentes formas de iconoclasia?
Por Eduardo Minutella y Francisco Reyes
Para construir una perspectiva política antirracista es necesario pensar los cruces de la raza con el género y la clase. Esto puede ayudar a salir de miradas que, bajo una aparente posición comprometida, podrían incluso reforzar las estructuras de poder sobre las poblaciones racializadas.
Por Bárbara Pistoia
El capitalismo de vigilancia trabaja de un modo en el que se nos estimula para que nuestros deseos encajen en sus necesidades. La filósofa Shoshana Zuboff lo estudia en su último libro. Y muchas de sus hipótesis, vinculadas a la presencia tecnológica en todos los órdenes de nuestras vidas, parecen apuntar en la dirección correcta.
Por Esteban Magnani
Los próximos meses y años forzarán cambios geopolíticos a escala nacional y global que reconfigurarán el actual orden mundial. Los desafíos deben ser afrontados con unidad, no con confrontación.
Ya está disponible el nuevo episodio del Podcast de NUEVA SOCIEDAD, conducido por Ayelén Oliva, con entrevistas a Saskia Sassen, Victoria Murillo, Ricardo Dudda y Melis Gülboy Laebens.
Si antes de la pandemia de covid-19 la democracia liberal venía siendo cuestionada y amenazada, ¿qué pasará después?
Se puede escucharaquí.
Los episodios anteriores se pueden consultar aquí.
NUEVA SOCIEDAD 287
América Latina se enfrentó a la inesperada pandemia de covid-19 en una complicada situación económica y social, y con sistemas sanitarios frágiles para hacer frente a una crisis de la magnitud de la generada por el coronavirus. A ello se suma una gran masa de trabajadores y trabajadoras no registrados y serios problemas de hacinamiento en los barrios populares. En ese marco, las respuestas fueron variadas, pero en todos los casos se combinaron formas de aislamiento y distanciamiento social con políticas públicas para sostener los ingresos. En cada país la pandemia declina efectos políticos diversos: suspensión de las protestas, polarización y radicalización, despolarización, así como reforzamiento o debilitamiento de los presidentes.
17
Jul
20

Tuits en tiempos del Coronavirus

pexels-photo-3951619.jpeg

Photo by cottonbro on Pexels.com

17.7.2020. # 1.448    QUINCE TUITS MÍOS O TRADUCIDOS POR MÍ DEL ALEMÁN

Por Ricardo Bada

La primera @ nombra la cuenta de quién me lo publicó,

Si hay una segunda @ es la cuenta alemana de donde lo traduje

¡@swhelpley: @Zirkusdoktorin : ¿Saben qué es más estúpido que respirar por una mascarilla?

Pues que te tengan que hacer la respiración artificial.

He dicho.

* * * * *

@josetenene : @privatlegende: Modesto consejo financiero: Inviertan en precios.

Van a subir como la espuma en los próximos meses.

* * * * *

@lagardere57 : @ralfheimann : Me disculpo ante todas las funciones exponenciales

a las que les saqué la lengua en la clase de matemáticas en la escuela,

diciéndoles: “Nunca más necesitaré algo así en mi vida”.

* * * * *

@Arelitad : @Hedwigdubistdas : Sólo es cuestión de tiempo que las mujeres

tengamos la sartén por el mango.

Recién cuando ellos comprendan que el colmo de la dicha es tumbarse en el sofá

con la cabeza en nuestro regazo y que les rasquemos suavecito el pelo.

* * * * *

@lagardere57 : @4one_muc : Hablando en plata, no soy socialmente lo bastante competente para hablar con gente que me aburre de temas que no me interesan.

* * * * *

@d_aristizabal . La diferencia más notable entre Mark Twain y Sinclair Lewis

estriba en que Twain escribe cuando Estados Unidos es un país que se está haciendo,

y Lewis lo hace cuando el país ya está hecho.

* * * * *

@AlmaDeliaMC : Lápidas que parecen estar esperando a que venga Juan Rulfo

para meter esos nombres en un cuento, como la de Milagro Ignoto

en el cementerio extremeño de Fregenal de la Sierra.

* * * * *

@andrewholes : @hepcatguy : Tengo 30 años de experiencia montando Mountainbikes,

15 de ellos en la especialidad Downhill,

pero siento pavor al ver algunos ancianos manejando sus bicis eléctricas.

* * * * *

@marjorieross : @diesefrauO : A los días en que me planteo si tomar café los llamo plantaciones de café.

* * * * *

@marjorieross : @gavinkarlmeier : Yo: “Por favor, ¿nos sirve un capuccino y un latte macchiato?”

El camarero a su colega tras la barra : ‘¡MARCHANDO DOS CAFÉS CON LECHE PARA ESTOS JÓVENES!”

* * * * *

@mcjaramillo140 : @ErinSchokovich : Los fabricantes de tampones siempre prometen

que sus productos son “para unos días sin preocupaciones”,

pero nunca encontré en los envases un porro con el papel de aluminio ad hoc

* * * * *

@swhelpley : @WiViElMa : Estaba recién salido de la ducha

cuando oí que llegaban a casa mi hija de ocho años con una amiguita.

Si necesitan ustedes un buen Stuntman, desde hoy pueden contar conmigo.

* * * * *

@alfarmada ; @Pokerbeats : Estoy viendo una peli de terror ambientada en Suecia.

Nada realista: hasta ahora no apareció ninguna tienda de IKEA.

* * * * *

@Guashabita : @_Popo_Catepetl : Acababa de untarme el cuerpo

con crema de protección solar

cuando el gato me obligó a que lo acariciase con las manos y los brazos.

Ahora parezco una alfombra flokati.

* * * * *

@Guashabita : @zynaesthesie : ¡¡¡No me stalkeen a menos de dos metros!!!

*************************************************

 

 

 

 




julio 2020
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Meses