Archivo para 28 noviembre 2020

28
Nov
20

II JORNADA DEL V SIMPOSIO DE FILOSOFÍA — FILOSOFIA DEL RECONOCIMIENTO

HOY A LAS 17H EN ESPAÑA Y LA EQUIVALENTE EN OTROS PAÍSES, LA SEGUNDA JORNADA DE ESTA MESA DE DIÁLOGO SOBRE LA VIABILIDAD DE LA DEMOCRACIA. PODÉIS CONECTAROS A TRAVÉS DEL FACEBOOK DEL “CLUB MUNDIAL DE FILOSOFIA” Y PARTICIPAR CON CUESTIONES O COMENTARIOS. HASTA ENTONCES!!!!!

II JORNADA DEL V SIMPOSIO DE FILOSOFÍA — FILOSOFIA DEL RECONOCIMIENTO
27
Nov
20

Definición de código según Miller — ciberestética

George Armitage Miller (1920-2012), fue un psicólogo estadounidense, pionero en el campo de la psicología cognitiva. Hacia 1955 trabajó con el reconocido lingüista Noam Chomsky en el MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts). En 1951 publicó un libro muy reputado, referencia en el campo de la psicología del lenguaje: Lenguaje y comunicación. De ese texto es esta […]

Definición de código según Miller — ciberestética
21
Nov
20

Las muertes de Covid aumentan en Francia y la República Checa a medida que fallan los encierros

COVID-19

Los encierros están de vuelta en Europa y están regresando rápidamente también en los EE. UU. España, el Reino Unido, Bélgica y Francia están de vuelta en modo de bloqueo total, aunque una multitud de restricciones de movimiento dentro de cada país permanecieron vigentes incluso cuando se terminaron los bloqueos completos durante el verano. 

En Francia, por ejemplo, ahora “se necesita un certificado para moverse “, sin embargo, a pesar de mantener durante mucho tiempo algunas de las medidas de bloqueo y distanciamiento social más estrictas del continente, el total de muertes por millón se está acelerando rápidamente, hasta el punto de que Es probable que Francia se una pronto a otros países con severos bloqueos al tener una de las peores tasas de muertes por millón del mundo. Además, Europa del Este, que  alguna vez fue alabada por el cierre estricto y temprano , está descubriendo rápidamente que tampoco es probable que los cierres supriman las muertes totales allí. La República Checa está experimentando uno de los peores crecimientos de muertes por covid en todo el mundo, mientras que el resto de la región está experimentando un crecimiento similar, aunque en un grado menos dramático (hasta ahora).

cov
Fuentes: Worldometer y Ourworldindata.org.

Esto no es lo que se vendió al público. Por el contrario, los políticos y sus aliados en las burocracias de la “salud pública” insistieron en que los bloqueos reducirían sustancialmente el total de muertes en los países que los impusieron. Los países que no lograron bloquear, por otro lado, experimentarían un contagio descontrolado con muertes totales de Covid por millón de órdenes de magnitud más altas que las observadas en países que no bloquearon.

Eso no es lo que pasó.

ee
Muertes acumuladas por millón el día quince de cada mes. Fuente: Worldometer.

Suecia, por ejemplo, ha sido denunciada durante mucho tiempo por políticos y expertos en los medios de comunicación por no adoptar los métodos de los franceses y los españoles. Muchas de estas naciones (es decir, España y el Reino Unido) han tenido durante mucho tiempo una muerte total de Covid por millón muy por encima de los suecos. Y ahora, otras naciones están surgiendo (es decir, Francia, Chequia y los Países Bajos) y probablemente pronto serán mucho más altos que los niveles suecos. (También se podría señalar que España, el Reino Unido, Francia, Chequia e Italia ahora están experimentando un crecimiento en las muertes por Covid a tasas superiores a las informadas por los Estados Unidos).

¿Los encierros salvan vidas? 

Por supuesto, es probable que algunos partidarios de los encierros continúen insistiendo en que los encierros funcionan claramente para suprimir el total de muertes porque un puñado de países pequeños cerca de Suecia (es decir, Noruega, Dinamarca y Finlandia) han informado relativamente pocas muertes por covid. Si bien esto ciertamente puede indicar que hay factores en juego en estos países que ayudan a mantener bajas las cifras de mortalidad por covid, el hecho es que la experiencia muestra que países como Noruega, Dinamarca y Finlandia son valores atípicos en comparación con la mayor parte de Europa occidental.

[Leer más: ” La evidencia se sigue acumulando: los bloqueos no funcionan “]

Esto no es exactamente sorprendente. Ya en julio, los estudios ya estaban comenzando a mostrar que los encierros no suprimían la mortalidad total. Este en The Lancet , por ejemplo, concluye,

Las acciones gubernamentales como el cierre de fronteras, los cierres totales y una alta tasa de pruebas de COVID-19 no se asociaron con reducciones estadísticamente significativas en el número de casos críticos o la mortalidad general.

Y en 2006, un extenso estudio en Bioseguridad y Bioterrorismo informó: “No hay observaciones históricas o estudios científicos que apoyen el confinamiento por cuarentena de grupos de personas posiblemente infectadas por períodos prolongados” para frenar la propagación de la influenza. No se ha ofrecido evidencia de por qué esto podría ser cierto en el caso de la gripe, pero no en el caso de Covid. Además, en un informe reciente de JPMorgan , Marko Kolanovic concluyó que “la reapertura no cambió el curso de la pandemia ” y que “si bien a menudo escuchamos que los cierres son impulsados ​​por modelos científicos, y que existe una relación exacta entre nivel de actividad económica y la propagación del virus, esto no está respaldado por los datos “. En general, evidencia que respalda la teoría del bloqueo simplemente no se ha materializado . 

¿Dónde está la evidencia?

De hecho, como las autoridades suecas han afirmado durante mucho tiempo, la experiencia apunta hacia un resultado en el que la mayoría de los países terminarán con un total de muertes por millón similar, independientemente de la política de bloqueo. 1 Esto parece más probable cada día. Como señaló el Dr. Gilbert Berdine aquí en mises.org, “Los datos sugieren que los bloqueos no han evitado ninguna muerte por covid-19. En el mejor de los casos, los encierros han aplazado la muerte por un período breve, pero no es posible que continúen a largo plazo “. Esta, por supuesto, es la razón por la que incluso la OMS no recomienda los cierres cerrados, excepto como una medida ad hoc a muy corto plazo. Los efectos secundarios de los encierros en sí mismos son demasiado peligrosos.

[Leer más: ” Incluso los funcionarios de la OMS admiten ahora que los bloqueos son políticas extremas con resultados desastrosos “]

Ya sabemos que el aislamiento, el desempleo y otros males sociales causados ​​por los encierros afectan tanto la salud física como mental . Pero también sabemos que los encierros provocan muertes por afecciones médicas no tratadas . Además, los expertos en salud del gobierno en muchos casos han aislado cruelmente a los ancianos de todo su apoyo social y familiar. The Associated Press estima que por “cada dos víctimas de COVID-19 en cuidados a largo plazo, hay otra que murió prematuramente por otras causas”. Muchas de estas muertes son provocadas por la negligencia y el aislamiento provocados por las políticas de bloqueo impuestas por el estado.

Examinando el exceso de mortalidad 

Pero, ¿dónde encontraríamos evidencia de estas muertes en conjunto? Desafortunadamente, los regímenes dedican muy poco tiempo a contarlos. Más bien, los regímenes a menudo solo registran los eventos de manera que ayuden al régimen. Si bien tienen cuidado de contar la mayor cantidad posible de casos de covid y muertes en grandes números brillantes informados diariamente por funcionarios del gobierno, las muertes causadas por encierros generalmente se ignoran.

Eventualmente, la única forma de adivinar el impacto de estas otras muertes será a través de los datos de “exceso de mortalidad”. El exceso de mortalidad, utilizando una definición que ahora se usa generalmente en los medios de comunicación y por los funcionarios gubernamentales, ocurre cuando la mortalidad total durante un período de tiempo excede la mortalidad promedio experimentada durante los últimos cinco años.

Algunos informes iniciales han sugerido que las muertes por covid representan solo alrededor del 70 por ciento del exceso de muertes (ver  aquí y aquí ). Naturalmente, los defensores LockDown afirman que esto demuestra covid muertes están siendo bajo contados, y que las muertes covid se debe asumir que cuenta para prácticamente todas las  muertes en exceso. Esto es solo una conjetura.

En cualquier caso, encontramos, como era de esperar, que el exceso de mortalidad en Suecia ha sido menor este año en comparación con muchos otros países de Europa occidental con fuertes bloqueos. Por ejemplo, hasta octubre, el número promedio de muertes para 2015-19 en Suecia fue 72,972. En 2020, el total de muertes para el mismo período fue de 76,375. Eso es un aumento del 4.6 por ciento.

Del mismo modo, en Francia, el exceso de mortalidad total en 2020 aumentó un 6,4 por ciento. Ha aumentado un 12,7 por ciento en Inglaterra y Gales, un 16 por ciento en Italia y un 17 por ciento en España.

exceso.png

Exc ª

¿Cuánto de este exceso de mortalidad en los países bloqueados es atribuible a los bloqueos mismos? Por ahora eso aún se desconoce. Pero, como escribe el Dr. Berdine:

Parece probable que uno ni siquiera tenga que comparar la privación económica con la pérdida de vidas, ya que el número final de muertes después de los cierres autoritarios probablemente superará las muertes por dejar que las personas elijan cómo manejar su propio riesgo. Después de tomar en cuenta la depresión económica sin precedentes, la historia probablemente juzgará estos bloqueos como el mayor error de política de esta generación.

  • 1.Al hacer un análisis comparativo, no deberíamos esperar exactamente los mismos resultados en todos los países, por supuesto. El número de muertes por covid se verá afectado por la edad general de la población, las tasas de obesidad y los niveles de salud relativos en cada país. Sin embargo, el impacto de algunos factores ha sido muy exagerado. Por ejemplo, los datos no han sido concluyentes con respecto a los efectos de la densidad de población . Algunos han afirmado que el distanciamiento social voluntario ha sido mayor en Suecia que en los países de bloqueo obligatorio, lo que explica la diferencia en las muertes por covid. Este argumento no está respaldado por las medidas que tenemos de distanciamiento social .

Autor:

Póngase en contacto con Ryan McMaken

Ryan McMaken ( @ryanmcmaken ) es editor senior del Instituto Mises. Envíele sus envíos de artículos para  Mises Wire y The Austrian , pero primero lea las pautas del artículo . Ryan tiene títulos en economía y ciencias políticas de la Universidad de Colorado y fue economista de vivienda para el estado de Colorado. Es el autor de Commie Cowboys: The Bourgeoisie and the Nation-State in the Western Genre .

Publicado originalmente en mises.org, se reproduce bajo licencia CC

Licencia Creative Commons
20
Nov
20

Más allá del mindfulness — El blog de 道

Vamos acabando, ¿nos acompañará, pues, el mindfulness en todo el camino espiritual? ¿o cuando puedo dejarlo si es que puedo? Bien, como siempre solo se puede hablar de un camino espiritual con propiedad (el propio), pero de acuerdo también con los textos más serios y detallados de la tradición Mahamudra, el mindfulness nos debe acompañar […]

Más allá del mindfulness — El blog de 道
19
Nov
20

La distópica «cuarta revolución industrial» será muy diferente de la primera

 

green future

Si se toman las publicaciones del Foro Económico Mundial (FEM) como una indicación de cómo la «cuarta revolución industrial» cambiará la sociedad, el mundo se enfrenta a un ataque masivo contra la libertad individual y la propiedad privada. Un nuevo tipo de colectivismo está a punto de surgir. Al igual que el comunismo del pasado, el nuevo proyecto apela al público con la seguridad del avance tecnológico y la inclusión social. Además, la sostenibilidad ecológica y la promesa de la longevidad o incluso la inmortalidad se utilizan para atraer al público. En realidad, sin embargo, estas promesas son profundamente distópicas.

La cuarta revolución industrial

Según Klaus Schwab, fundador y actual presidente ejecutivo del FEM, la «Cuarta revolución industrial» (2016) representa una nueva etapa de los avances tecnológicos perturbadores que comenzaron a finales del siglo XVIII con la industria textil y el uso de la energía de vapor. La Segunda revolución industrial tuvo lugar en las décadas anteriores y posteriores a 1900. Creó una plétora de nuevos bienes de consumo y tecnologías de producción que permitieron la producción en masa. La tercera Revolución Industrial comenzó alrededor de 1950 con los avances en las tecnologías digitales. Ahora, según Klaus Schwab, la cuarta Revolución Industrial significa que el mundo se mueve hacia «una verdadera civilización global».

La cuarta Revolución industrial provee el potencial «para robotizar la humanidad, y así comprometer nuestras fuentes tradicionales de significado—trabajo, comunidad, familia, identidad». Schwab predice que la cuarta Revolución Industrial «elevará a la humanidad a una nueva conciencia colectiva y moral».

El transhumanismo es parte de la transformación que viene con la cuarta Revolución industrial, ya que la inteligencia artificial (IA) superará incluso las mejores actuaciones humanas en tareas específicas. Las nuevas tecnologías no se detendrán en formar parte del mundo físico que nos rodea, sino que se convertirán en parte de nosotros—declara Schwab.

En el prefacio del último libro de Schwab, Shaping the Future of the Fourth Industrial Revolution (2018), el director general de Microsoft, Satya Nadella, afirma que la evolución de las nuevas tecnologías «está completamente dentro de nuestro poder». Microsoft y las otras compañías de alta tecnología «apuestan por la convergencia de varios cambios tecnológicos importantes—realidad mixta, inteligencia artificial y computación cuántica».

Satya Nadella informa a los lectores que Microsoft, Amazon, Google, Facebook e IBM cooperarán en una asociación de IA que trabajará para desarrollar y probar la tecnología en campos como «automóviles y salud, colaboración entre humanos e IA, desplazamiento económico y cómo la IA puede ser usada para el bien social».

Transformación integral

En el prefacio de su último libro, Klaus Schwab predice que la cuarta Revolución industrial «pondrá patas arriba las formas existentes de sentir, calcular, organizar, actuar y entregar». Afirma que «las externalidades negativas» de la actual economía mundial dañan «el medio ambiente natural y las poblaciones vulnerables».

Los cambios que vienen con las nuevas tecnologías serán amplios y derribarán «la forma en que producimos y transportamos bienes y servicios». La revolución alterará «la forma en que nos comunicamos, la forma en que colaboramos y la forma en que experimentamos el mundo que nos rodea». El cambio será tan profundo que los avances en las neurotecnologías y biotecnologías «nos obligan a cuestionar lo que significa ser humano».

Como el prólogo de Satya Nadella, el texto de Schwab reitera varias veces la afirmación de que la «evolución de la cuarta Revolución Industrial» está «completamente dentro de nuestro poder» cuando «nosotros» usamos la «ventana de oportunidad» y el impulso de «empoderamiento». El «nosotros» del que hablan ambos autores es la élite tecnocrática mundial que reclama el control central y el intervencionismo estatal (llamado «configurar el futuro») en un nuevo sistema que se caracteriza por la cooperación íntima entre las empresas y el gobierno, o, más específicamente, entre la alta tecnología y un puñado de estados clave.

La página web del Foro Económico Mundial sobre el «Gran reinicio» proclama que «la crisis de Covid-19» presenta «una ventana de oportunidad única para dar forma a la recuperación». En la actual «encrucijada histórica», los líderes mundiales deben abordar «las inconsistencias, insuficiencias y contradicciones» que van desde la salud y la educación hasta las finanzas y la energía. El foro define el «desarrollo sostenible» como el objetivo central de las actividades de gestión mundial.

El «Gran reinicio» hace un llamamiento a la cooperación mundial para alcanzar objetivos como «aprovechar la cuarta Revolución industrial», «restaurar la salud del medio ambiente», «rediseñar los contratos sociales, las aptitudes y los empleos» y «dar forma a la recuperación económica». Tal como se tematizó en la «Cumbre de reinicio de empleos» del 20 al 23 de octubre de 2020, una «recuperación verde» de la crisis del covid-19 promete un «horizonte verde». La cumbre del FEM en enero de 2021 abordará específicamente las transformaciones que están por venir. Entre los principales temas se incluyen el «clima estable», el «desarrollo sostenible», una economía de «cero carbono» y la producción agrícola que reduciría la ganadería en sintonía con la reducción mundial del consumo de carne.

La alternativa

El aumento del nivel de vida junto con el crecimiento de la población mundial fue posible gracias a la Revolución Industrial. Aquellos que quieren derribar la sociedad y la economía capitalista deben necesariamente optar por la disminución del nivel de vida y la despoblación. Los promotores de los planes para crear un nuevo orden mundial con la fuerza del estado niegan que el capitalismo radical pueda proporcionar mucho mejor los medios para pasar a un mundo mejor, como ha sido el caso desde el inicio de la primera revolución industrial.

Lo que provocó las revoluciones industriales del pasado fueron los mercados libres y la elección individual. Como explica Mises, fue la ideología de laissez faire la que produjo la primera revolución industrial. Primero hubo una revolución espiritual que puso fin al «orden social en el que un número cada vez mayor de personas estaban condenadas a la necesidad y la indigencia» y donde la actividad manufacturera «había atendido casi exclusivamente los deseos de los ricos» y su «expansión estaba limitada por la cantidad de lujos que los estratos más ricos de la población podían permitirse».

La ideología del Foro Económico Mundial es la de la era preindustrial. Mientras que el sitio web del foro (FEM) está repleto de términos como «poder», «organización» y «desarrollo sostenible» gestionado, conceptos como «libertad», «coordinación de mercado» y «elección individual» están descaradamente ausentes. El foro esconde el hecho de que, en lugar del progreso humano, el empobrecimiento y la supresión es el futuro de la humanidad. La consecuencia implícita de la «economía ecológica» planificada es la reducción drástica de la población mundial.

Con la abolición de los mercados y la supresión de la elección individual, que los planes colectivistas del FEM proponen, una nueva era oscura vendría. A diferencia de lo que los planificadores suponen, el progreso tecnológico en sí mismo se paralizaría. Sin la creatividad humana que surge de la mentalidad del individualismo, ningún progreso económico ha sido posible.

Conclusión

Las nuevas tecnologías que vienen con la cuarta Revolución Industrial pueden ser de inmenso beneficio para la humanidad. Las tecnologías en sí no son el problema, sino cómo se utilizan. Un futuro distópico nos espera si la élite global del Foro Económico Mundial tiene su opinión. El resultado sería un régimen de terror tecnocrático enmascarado como un gobierno mundial benévolo. Sin embargo, hay una alternativa. Como se ha demostrado ampliamente en los últimos doscientos años, el libre mercado y la elección individual son las fuentes del avance tecnológico, el progreso humano y la prosperidad económica. No hay razones racionales para suponer que la cuarta Revolución Industrial requiera colectivismo. Los libres mercados son la mejor manera de hacer frente a los desafíos que vienen con las nuevas tecnologías. No menos sino más capitalismo es la respuesta.

Antony P. Mueller

El Dr. Antony P. Mueller es un profesor alemán de economía que actualmente enseña en Brasil. Escribe un correo electrónico . Vea su sitio web y blog .

Publicado orginalmente en mises.org, se reproduce bajo licencia CC

18
Nov
20

(1) Siglo 21: Elemento denominado coronavirus

pexels-photo-3992933.jpeg

Photo by CDC on Pexels.com

Desde el principio de este año 2020 no se puede obviar que, estamos en una situación mundial, que posee una evidencia y contundencia donde el olvido de lo aprendido, lo leído, lo visto, etc. es altamente contagioso, pues el olvido colectivo es, en realidad, un fenómeno de la psicología de las masas (Freud).
Aplicándolo, hoy, en lo mediático en el transcurso de esta situación mundial observamos, que se induce, con cifras imprecisas, alteradas, confusas, etc. y las técnicas y métodos psicológicos utilizados, por el poder mundial, con el elemento denominado coronavirus permite así mantener el carácter tendencioso de nuestros recuerdos a un insospechado campo, que nos atemoriza, aterroriza.
Desde el principio de este año 2020, mediante el elemento denominado coronavirus, lo construido en el marco civilizado se derrumbó económicamente y socialmente, con lo efectivo de un campo de reclusión, aislándonos con el confinamiento, la distancia social, enfrentados a nuestros pares, amistades incluso integrantes de nuestras familias, etc.
Desde mi apreciación, en el curso de la evolución de la civilización patriarcal, tenemos la oportunidad de percibir cuales son las “virtudes humanas” que han dado lugar a tantos descubrimientos científicos a lo largo de la historia. Genéricamente hablando la civilización patriarcal, se encuentra en la etapa más avanzada de su evolución; fundamentalmente, a partir de la adquisición del lenguaje y de una visión más detallada del mundo externo y de su mundo interior. Todo esto, sumado a su capacidad imaginativa, ha dado lugar a los grandes descubrimientos y teorías emitidas por la civilización patriarcal desde hace más de 300 años.

Trataremos de ubicarnos con la pregunta¿Qué estamos haciendo acá, frente al poder mundial globalizado del patriarcado?

Debemos considerar que, mundialmente, nos impone una lógica con el elemento denominado coronavirus, en nuestra actividad personal imposibilitándonos, de eludir los efectos de esa lógica impuesta por el poder mundial globalizado del patriarcado: En esta situación ineludible, solo podemos arribar a lo conceptual de comprender las variantes, dinámicas y finalidades del poder mundial globalizado del patriarcado, que imposibilita ejercer nuestra actividad personal. Una gran simulación en la que son expertos los integrantes de la política/seudocientífica patriarcal. Nos engañan con la verdad. Todos los políticos/seudocientíficos, todos los días. El elemento denominado coronavirus provoca miedo en la realidad, en una fantasía, en un relato, en una creencia presente y futura, enfrentándonos con “en algún momento moriremos”, si no nos sometemos a lo impuesto; miedo, que nos caracteriza en un hecho ineludible, no solo por nuestra contingencia, sino ampliado por lo que pueda acontecer a nuestros allegados con el elemento denominado coronavirus.
Es decir, el miedo está siempre en nosotros y generalmente, en forma latente silenciosa, pero, hoy, actúa masivamente, “infectando” sondeos, previsiones, test, etc., representándonos como masa en la incertidumbre logrando, hoy, lo maravilloso de la servidumbre voluntaria mediante el elemento denominado coronavirus. El elemento denominado coronavirus, es la “proliferación” experimental de la inagotable secuencia contemporánea del siglo 20, sobre la particular manipulación precisa de átomos y moléculas, respecto al enfoque no clásico, entre otras, en el área de la medicina, siendo un “elemento de esa categoría, que dispone una ubicación de acuerdo al ordenamiento en el “software eucariótico” del humano traduciéndolo, hábilmente, como una afectación “virósica clásica”, que permite ordenar y secuenciar su variada semiología induciendo, atemorizando, aterrorizando con sintomatologías imprecisas alteradas, confusas, etc. Una “aplicación”, que traduce la intencionalidad del poder mundial globalizado del patriarcado, al evidenciarla pero utilizando el espectro caduco de lo biológico, dónde la confusión y desconocimiento de los “asesores científicos” y su carencia de preparación intelectual atascados en la medicina clásica, es una excelente manipulación, para éste “juego” de confinamiento, reglas de protección, “suministrándoles”, el propio poder mundial globalizado, reglas y orden de test, hisopados, posibles vacunas, etc.

Realidad biológica y psicológica

Psicológicamente la “realidad” del elemento denominado coronavirus está en su diseño programado como tabú, es decir, en otro lugar de pertenencia, que “ignoran” los “asesores científicos” de la medicina clásica. Generalmente nuestros sentidos traducen con la semiología de la medicina clásica, las afecciones corporales internas y externas, en la línea ascendente al área cortical del cerebro, pero con el elemento denominado coronavirus, un diseño de la evolución de la medicina contemporánea, se posibilita inducir a través del área cortical del cerebro el camino inverso descendente hacia los sentidos, respecto de las afecciones especialmente las internas, encontrándonos así en el software eucariótico, la traducción, por ejemplo, del elemento denominado coronavirus como una afectación “virósica clásica”, pues todo ARN bacteriano y viral emite una radiación electromagnética propia, la cual puede transmitirse tecnológicamente ordenando y secuenciando una variada semiología induciendo, atemorizando, aterrorizando con sintomatologías imprecisas alteradas, confusas, etc. La evolución de la medicina contemporánea, permite encapsular los ARN mensajeros (ARNm) para alterar expresiones de moléculas en innumerables ordenes con un conjunto de instrucciones genéticas a través de plataformas biológicas, pues la identificación de instrucciones genéticas en las células inmunitarias es el camino que codifica a cualquier molécula, con aplicaciones directas y eficaces en la secuencia de elementos denominados virus implantados como instrucción, en el área cortical del cerebro y su variada semiología planificada previamente.
En otro aspecto la realidad del elemento denominado coronavirus está en otro lugar de pertenencia y en lo personal, científicamente es una experiencia única por la imposición mundial globalizada del patriarcado, para un análisis psicoanalítico (Freud) de este proceso atento que, psicológicamente al elemento denominado coronavirus lo ubicaron como un fenómeno tabú, comprendiendo todos los efectos y usos en los que se manifiesta un profundo e irreversible temor, transformando a la población mundial en los aspectos comunes de la vida mental del sujeto primitivo y los neuróticos. Así han logrado una efectiva imposición con las representaciones de un culto y actos con él enlazados, que el poder mundial globalizado patriarcado utiliza manipulando la población, obsesionándola patológicamente con prohibiciones convenciéndola, que la violación de las prohibiciones impuestas trae consigo una terrible desgracia, destacando como central la de tener contacto con algo, (delire du toucher) orientando las ideas de las personas (mentalmente, hoy, sujetos primitivos) de evitar lo prohibido “ordenado” y cumplir con lo mediático político/seudocientífico induciendo, atemorizando, aterrorizando con cifras imprecisas alteradas, confusas, etc. provocando un contacto mental o abstracto como el prohibido contacto material directo. Técnicas y métodos psicológicos utilizados, por el poder mundial globalizado del patriarcado, que le permiten mantener el carácter tendencioso de nuestros recuerdos pertinentes a un insospechado campo, que nos aterrorizan.

Incertidumbre mundial

La manipulación científica contemporánea del poder mundial globalizado del patriarcado provoca psicológicamente en la población dominada, desde fines del año 2019, grandes desplazamientos y todo género de enlaces para extenderlo de un objeto al otro mediante las prohibiciones tabú, aplicando lo denominado coronavirus en el distanciamiento social, confinamiento, barbijos, hisopados, lavado persistente de manos y todo objeto, etc. y hacerlo “imposible” durante tanto tiempo y así de este modo resultar “imposible” al mundo entero. La población psicológicamente dominada y obsesionada, por el poder mundial globalizado del patriarcado es conducida así, como si sus semejantes y las cosas fuesen fuentes de un peligroso contagio; caracteres de contagiosidad y transmisibilidad inherentes al tabú del elemento denominado coronavirus, similar a las primitivas tribus Maorí, Dayak, Monunbos, etc. en los aspectos comunes de la vida mental del sujeto primitivo, hoy, perfectamente controlados.
Ante la incertidumbre mundial, a la inexorable banalidad de las cifras, las masas encarnan en el tiempo, sociológicamente, la incertidumbre. Si el sistema de poder y el orden social mundial globalizado del patriarcado es actualmente un orden estadístico, las masas, por su parte, velan en secreto sobre el desorden estadístico. Con una disposición seudo viral, diabólica, irónica y reversible como el elemento denominado coronavirus, hoy, la sociedad mundial, solo produce acontecimientos inseguros, con elucidación improbable, pues antes un acontecimiento estaba hecho para producirse, hoy, está hecho para ser producido; como un travestido artefacto virtual de forma mediática, como el elemento denominado coronavirus que, devasta continuamente la red científica, siendo un test, una experiencia del propio sistema mundial globalizado del patriarcado; acontecimiento producido y simulado; un accidente autentico demostrando la virulencia incontestable del elemento denominado coronavirus, una simulación total demostrando que, la mejor estrategia actual es la desestabilización calculada y el engaño. Ahora bien, una simulación experimental verdadera, no asegura por completo dominar el proceso, pues el elemento denominado coronavirus/test puede llegar a ser devastador; nadie controla reacciones de la cadena al no ser un “accidente” simulado, sino un accidente de la simulación, a sabiendas que cualquier accidente o catástrofe natural puede ser reinvicado como acto de terror, o viceversa, sin termino de toda hipótesis. Pues, todo el sistema es globalmente de terror, porque el terror no es tanto el de la violencia y el accidente, como el de la incertidumbre y la disuasión.
Para un psicoanalítico como el suscripto, el atentado contra el principio mismo de la realidad es una falta más grave que la agresión real, como inmensa incertidumbre en el corazón mismo de la euforia tradicional de la civilización manipulada mundialmente, estaríamos ante una formación de sustituciones y contaminaciones en las contradicciones y “equivocaciones” mediáticas.

3ra etapa

El proceso de condensación en el control psicológico de las masas, que encontramos como parte activa en la construcción y finalidad del poder mundial globalizado del patriarcado en este irreversible proceso de destrucción económico/social al estar ante un experimento de sometimiento mundial que supera los efectos de las experiencias, etapas y resultados precedentes, aplicando elementos de la medicina contemporánea, control mental integral, etc., posee como punta de lanza el “elemento denominado coronavirus”. Es decir, el “elemento denominado coronavirus” como especie de base “ideológica”, que permite mantener una exitosa e irreversible paralización total de la estructura económica/social; destrucción de relaciones de todo orden; confinamiento; terror paralizante; control mediático; información tendenciosa contradictoria.
Es la etapa 3ra. y sería erróneo suponer que la especie humana se viera impulsada a la creación de sus primeros sistemas por una pura curiosidad intelectual, por la sola ansia de saber. La necesidad práctica de la especie humana de someter al mundo, participa indudablemente y prioritariamente, en estos esfuerzos. Así, pues, no nos sorprende que el sistema de la especie humana aparezca acompañado de una serie de indicaciones sobre la forma en que debemos comportarnos para dominar a los hombres, a los animales y a las cosas. Este sistema de indicaciones, es como la estrategia de la especie humana. Por mi parte, prefiero compararlo a su técnica. Técnica que desarrolla y experimenta desde su remoto origen la especie humana en su “evolución”, donde el siglo XX nos expone con las etapas de las 1ra. y 2da. guerras mundiales y sus derivaciones de destrucción, matanzas de millones de personas, activación nuclear, gasificación, eliminación bacteriológica, campos de concentración, despojos, etc. es el entendimiento experimental de la presente situación.
En esta 3ra etapa el poder mundial del patriarcado cuenta con una estructura compleja y aplica el desarrollo histórico del sometimiento sobre la masa poblacional; a esto nos enfrentamos, adelantándose las ciencias contemporáneas, a esta situación pánica con el elemento denominado coronavirus en su interfaz experimental, generando un estatuto definitivo de incertidumbre en cuanto a la realidad del objeto y a la objetiva del saber de la ciencia sometida a la influencia de evoluciones extrañas, vinculada a la imprevisibilidad total que en ella reina; expansión repentina de las técnicas de información, ligada a la incertidumbre del saber que circula por ellas, no adherentes de la realidad. Se presenta como el esfuerzo de la técnica y de las ciencias, hoy, el enfrentarnos a un mundo definitivamente irreal, más allá de todo principio de verdad y de realidad, como la revolución contemporánea de la incertidumbre, que cuesta aceptarlo agravando con ello la relación de incertidumbre; una apasionante fuga hacia adelante en persecución de las técnicas y sus efectos perversos, tanto del hombre y sus clones sobre la pista del anillo de Moebius que ha comenzado.
La población mundial totalmente idiota, pretende una autodefensa, que a falta de haber podido generar otra historia, se dedica a revivir la historia anterior para demostrar su existencia, incluso, las aberraciones de la transexual ecuménica perversa civilización patriarcal con la irresoluble perversión no sublimada y ambigüedad sexual del varón que, posee la decisión final en este esquema, donde lo masculino sigue siendo la ley.
Osvaldo V. Buscaya (OBya)
Psicoanalítico (Freud)
*FEMENINOLOGÍA
*Ciencia de lo femenino
7 de agosto de 2020
CABA
Argentina
16
Nov
20

Sobre el sentido de educar y la libertad

pexels-photo-3184317.jpeg

Photo by fauxels on Pexels.com

Sobre el sentido de educar y la libertad

Comparto mis recientes participaciones sobre el sentido de educar, la libertad y algunos de los principales desafíos que tenemos en lo inmediato, esperando que resulten de interés y nos convoquen a seguir pensando juntos.

¿Es verdaderamente libre el ser humano? ¿Somos tan libres como creemos? Reflexionando desde los aportes de Sartre, Viktor Frankl y Vaz Ferreira, entre otros, comparto mi participación en una nueva Mesa de Filósofos, junto a Miguel Pastorino, Horacio Bernardo y Romina Andrioli. 

https://www.enperspectiva.net/en-perspectiva-programa/entrevistas/la-mesa-filosofos-verdaderamente-libre-humano

Sobre el sentido de educar: “El profesor de Filosofía y docente de Ética en Universidad CLAEH, Pablo Romero, habló en Rompkbzas de su ensayo Sobre el sentido de educar, una selección de textos para pensar la realidad y el futuro de la educación en Uruguay. El trabajo obtuvo el primer premio del Certamen de Ensayos 2020, organizado por la Gran Logia de la Masonería del Uruguay y titulado “Educación: la construcción permanente del futuro. Continuidades y desafíos de la enseñanza en Uruguay”. En el documento, el docente reflexiona sobre los retos educativos del nuevo gobierno; sobre si es posible construir consensos para un plan nacional de educación; sobre educar en tiempos de pandemia y los desafíos intelectuales del siglo XXI.” https://lax.uy/2020/10/01/pablo-romero-y-el-sentido-de-educar/

Educación: desafíos para construir el futuro tras la pandemia: Mi exposición y posterior diálogo sobre el tema, en el marco de los Conversatorios de Signis ALC, Signis Ecuador y la Comisión Ecuatoriana de Justicia y Paz. https://cooltivarte.com/portal/educacion-desafios-para-construir-el-futuro/

El rol de la Filosofía en tiempos digitales: Salió Contratapa, espacio de reflexión y debate sobre temas culturales, con mi artículo sobre El rol de la Filosofía en tiempos digitales. Entrevistas y excelentes artículos de colegas redondean un primer número imperdible. Bienvenida Contratapa! https://www.contratapa.uy/Archivo/El-rol-de-la-filosofia-en-tiempos-digitales-uc25

Y, como siempre, sus comentarios son bienvenidos también en mi blog: https://pabloromero7.blogspot.com/

Abrazos,

yo

Pablo Romero García

+59899507467
https://www.facebook.com/pabloromerogarcia74
https://twitter.com/Pabloromero74    

14
Nov
20

Los confinamientos no han derribado la mortalidad por covid. Pero han eliminado millones de empleos

pexels-photo-3962259.jpeg

Photo by Anna Shvets on Pexels.com

 
 

Durante el inicio del covid-19 en la primavera, los funcionarios gubernamentales de todo el espectro político estuvieron de acuerdo en que la intervención del gobierno y el confinamiento forzoso de muchos negocios era necesario para proteger la salud pública. Este enfoque ha fracasado claramente en los Estados Unidos, ya que condujo a una devastación económica generalizada, que incluyó la pérdida de millones de puestos de trabajo, quiebras y pérdidas extremadamente graves de rentabilidad. Tampoco los estados con confinamientos estrictos han logrado provocar menos muertes por millón de habitantes que los estados que eran menos estrictos.

En consecuencia, a los pocos meses de la pandemia, algunos gobernantes sopesaron los costos económicos en competencia con la contención del covid 19 y lentamente reabrieron sus economías. Por supuesto, estos gobernadores no ordenaron la reapertura de las empresas; sin embargo, dieron a las empresas la opción de reabrir.

La histeria se produjo porque muchos consideraban que la reducción de las restricciones era similar a un asesinato en masaThe Atlantic calificó la relajación de las restricciones del gobernador de Georgia Brian Kemp como «sacrificio humano» y se refirió a los georgianos como en un «estudio de caso de excepcionalismo pandémico». En cambio, deberíamos ver los cierres como un estudio de caso en el fracaso de los enfoques de mano dura en la contención de un virus altamente infeccioso.

Ahora que llevamos nueve meses de esta pandemia, hay una imagen más clara de cómo los enfoques de los gobiernos estatales varían ampliamente. Está claro que a las economías «reabiertas» les va mucho mejor en general que a las economías menos «reabiertas». «impulsados por una reapertura económica más amplia y rápida luego de la erupción inicial del coronavirus, los estados rojos de tendencia conservadora están superando con creces a los estados azules de tendencia liberal en cuanto a la vuelta al trabajo», escribe Carrie Sheffield. Esto es lógico, especialmente si se considera que los seres humanos aprenden a adaptarse muy rápidamente. Ahora, hemos aprendido mucho más sobre el tratamiento de este virus y sobre quiénes corren más riesgo de infección.

No todos pueden quedarse en casa

Aún así, muchos defensores de los cierres siguen sosteniendo que toda infección de covid es un fracaso de la política pública. Pero esta posición es en gran parte un lujo de los trabajadores de cuello blanco que pueden permitirse trabajar desde casa. Los cierres han sido descritos como «el peor asalto a la clase trabajadora en medio siglo». Martin Kulldorff, bioestadístico, dice, «la clase obrera está ‘ahí fuera trabajando, incluyendo gente de alto riesgo de 60 años». El colega de Kulldorff, Jay Bhattacharya, señala que una de las razones por las que «las poblaciones minoritarias han tenido una mayor mortalidad en EEUU por la epidemia es porque a menudo no tienen la opción… de quedarse en casa». En efecto, las políticas de confinamientos de arriba hacia abajo son «regresivas» y reflejan una «monomanía», dice el Dr. Bhattacharya. Con esto en mente, es fácil ver por qué los estadounidenses más ricos tienden a ver las medidas restrictivas como la respuesta apropiada.

Para muchos estadounidenses, los períodos prolongados sin empleo remunerado, ingresos o interacción social no sólo son imposibles sino potencialmente mortales. Martin Kulldorff señala que las restricciones de la covid 19 no consideran cuestiones más amplias de salud pública y crean daños colaterales; entre los daños colaterales está «el empeoramiento de la incidencia de las enfermedades cardiovasculares y el cáncer y un alarmante descenso de la inmunización». El Dr. Bhattacharya señala correctamente que la sociedad estará «contando los daños a la salud de estos cierres durante mucho tiempo».

Mensajes mixtos

Bhattacharya hizo hincapié en la politización de estas restricciones: «Cuando estallaron las protestas de Black Lives Matter en la primavera, “1.300 epidemiólogos firmaron una carta diciendo que las reuniones eran coherentes con las buenas prácticas de salud pública”», mientras que esos mismos epidemiólogos argumentaron que «esencialmente deberíamos poner en cuarentena». Tal contradicción desafía la lógica y socava los argumentos sobre la letalidad de este virus. Si este nuevo virus fuera realmente tan devastador para el público en general como se anuncia, entonces los líderes políticos que apoyan las protestas y disturbios masivos durante una pandemia parecen estar mal fundados. Esta contradicción ha sido citada en innumerables demandas que cuestionan la validez y la constitucionalidad de las restricciones de la covid 19.

Por otra parte, estas restricciones, a menudo muy severas, se han dirigido a derechos protegidos por la Constitución, como la libertad de religión. El Juez de la Corte Suprema Samuel Alito criticó las restricciones del gobernador de Nevada diciendo, «que Nevada discrimine a favor de la poderosa industria de los juegos de azar y sus empleados puede que no sea una sorpresa… Tenemos el deber de defender la Constitución, e incluso una emergencia de salud pública no nos absuelve de esa responsabilidad». Esta crítica mordaz, sin embargo, no obtuvo el apoyo de la Corte Suprema ya que una mayoría de 5-4 aplazó la «responsabilidad del gobernador de proteger al público en una pandemia».

Los peores delincuentes estatales y locales

Esa deferencia puede ser políticamente beneficiosa para el Tribunal Supremo, pero presenta un problema mucho más importante para las libertades básicas. Por un lado, muchas de estas restricciones cobardes han sido emitidas por los gobernadores de los estados u organismos administrativos en lugar de por medios democráticos. La gobernadora de Michigan, Gretchen Whitmer, ha sido blanco de críticas por haber eludido continuamente los canales democráticos y por su enfoque de arriba hacia abajo.

Estas restricciones cobardes no tienen sentido si no se aplican ampliamente y no se dispone de recursos, por lo que muchas ciudades importantes de los Estados Unidos han creado grupos de trabajo para hacer cumplir estas restricciones cobardes. Por ejemplo, el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, ha amenazado con cortar los servicios públicos a quienes organicen fiestas masivas en sus casas. Garcetti quiere tratar las reuniones privadas de forma similar a los bares y clubes nocturnos que ha forzado a cerrar. No solo es ridículo, sino que también es autoritario; ha habido pocos controles sobre su capacidad para armar los servicios públicos de esta manera. La oficina del Sheriff de Nueva York recientemente «detuvo a una fiesta de más de 200 personas que se burlaban de las restricciones del coronavirus». ¿Su crimen? Los agentes encontraron alrededor de doscientos individuos sin máscara «bailando, bebiendo y fumando narguile en el interior». En la típica moda del gobierno, el dueño del lugar fue «abofeteado con cinco citaciones… por violación de órdenes de emergencia, venta de alcohol sin licencia y almacenamiento de alcohol sin licencia». ¿Qué haríamos sin el gobierno?

El gobernador de California, Gavin Newsom, ha participado durante mucho tiempo en este esfuerzo por restringir las libertades bajo el pretexto de la salud pública. El gobernador Newsom y el Departamento de Salud Pública de California publicaron nuevas pautas de «seguridad» para todas las reuniones privadas durante el día de Acción de Gracias. Según Newsweek, «todas las reuniones deben incluir no más de tres hogares, incluyendo anfitriones e invitados, y deben realizarse al aire libre, con una duración de dos horas o menos». Dadas las tendencias intervencionistas de Newsom, es probable que estas restricciones se cumplan. ¿Cómo determinará el gobierno cuántos hogares están en una comida de Acción de Gracias y quién hará cumplir el plazo de dos horas? Estas son preguntas que los periodistas deberían hacer.

Mientras tanto, los diferentes niveles de recuperación económica entre los estados rojos y los estados azules demuestran cómo la política de arriba hacia abajo puede ser un fracaso. Los confinamientos estrictos han devastado los ingresos de millones de familias y no han logrado suprimir la mortalidad de los animales domésticos. Este experimento fallido debe ser llevado a su fin.

11/12/2020

Autor: Mitch Nemeth

Mitchell Nemeth es un profesional de cumplimiento y gestión de riesgos en Atlanta, Georgia. Tiene una Maestría en Estudios de Derecho de la Facultad de Derecho de la Universidad de Georgia y una Licenciatura en Finanzas de la Universidad de Georgia. Su trabajo ha sido presentado en Foundation for Economic Education, RealClearMarkets, Merion West y Medium.

Publicado originalente en mises.org. Se reproduce bajo licencia CC

08
Nov
20

¿Qué es mindfulness? ¿y Smrti o Sati? (II) — El blog de 道

Empecemos por el final, el mindfulness del siglo XXI. Esa práctica laica, no asociada a ninguna tradición, religión, doctrina o creencia y que se nos vende como una panacea para una vida más gozosa o plena. Alineados con esa visión, si buscamos, veremos que se ofrecen bastantes cursos, que lo que nos prometen es menos […]

¿Qué es mindfulness? ¿y Smrti o Sati? (II) — El blog de 道
05
Nov
20

Escribir: actividad de riesgo masificada — FILOSOFIA DEL RECONOCIMIENTO

Originalmente publicado en MasticadoresLab: by Ana de Lacalle Hace unos días me topé con una viñeta en las redes en la que un señor se lamentaba de que ya nadie leía, que ahora todos escribían. Me arrancó una carcajada espontánea porque entendí que, tras esa ironía, yacía una constatación bastante verosímil. Ciertamente, solo unos pocos…

Escribir: actividad de riesgo masificada — FILOSOFIA DEL RECONOCIMIENTO



noviembre 2020
L M X J V S D
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Meses