Archivo para 31 diciembre 2020

31
Dic
20

“El gran capital mundial procura que la crisis de la pandemia funcione como una crisis cíclica, pasada la cual advendrá una etapa de reanimación y auge en un mayor nivel tecnológico.”| Tragedia y épica de la pospandemia —

A pesar de las predicciones de un recrudecimiento de los contagios y las muertes por las fiestas navideñas, de la aparición de una nueva cepa del virus de covid-19 y de la incertidumbre sobre la eficacia, los tiempos, los efectos secundarios y la universalización de las diferentes vacunas en curso, todo el mundo habla, predice y desea la era de la pospandemia.

ESPECIAL| Tragedia y épica de la pospandemia —
25
Dic
20

El coronavirus, una pandemia geopolítica – Entrevista a Christian Makarian*

El periodista y ensayista Christian Makarian publica un ensayo saludable sobre lo que nos revela la pandemia sobre los defectos de nuestra sociedad y nuestras formas de vida. Observando el malestar de la civilización y la pasividad que se alimenta de Occidente, nos invita a visitar nuestra interioridad y releer los grandes filósofos de la XVII ª siglo.

 

Entrevista a Chistian Makarian. Entrevista de Tigrane Yégavian.

En este período que provoca ansiedad, su libro ofrece las herramientas necesarias para releer nuestros estilos de vida, producción y consumo. ¿Debemos confiar en nuestra propia interioridad?

La idea de mi libro surgió de la famosa frase de Pascal “toda desgracia del hombre proviene de una cosa que es no saber descansar en una habitación”.Esta frase fue citada constantemente durante el primer encierro en los medios. Me pregunté qué podía querer decir claramente. ¿Eso significa que tienes que callarte? ¿Ya no tienes intercambios con nadie? Sobre todo, debemos ser cautelosos y pensar en el peso del entretenimiento, es decir lo que nos distrae de lo esencial. Antes de llegar a la fase de interioridad, hay que comprender qué es esencial y qué no. Dedicamos mucho tiempo en nuestra vida a actividades que no son esenciales. El frenazo que impuso la pandemia nos obligó a reflexionar, a distinguir entre lo esencial y lo incidental. Llevado al nivel colectivo, esto nos permite ver que la agitación que ocupó nuestras civilizaciones postindustriales y muy prósperas no fue necesariamente del orden de los útiles. La paradoja del virus es que ha tomado los caminos de nuestro entretenimiento en el sentido pascaliano (viajes, salidas, espectáculos, etc.) todo lo que define nuestra libertad. El coronavirus afecta más al hombre occidental en su forma de vida, en los canales de su éxito que las sociedades asiáticas, africanas o árabe-musulmanas, generalmente menos contaminadas que nosotros. Esto se explica en particular por el hecho de que el ejercicio de la libertad individual se realiza de forma diferente. Este virus parece sancionarnos en la sociedad que hemos construido. La paradoja del virus es que ha tomado los caminos de nuestro entretenimiento en el sentido pascaliano (viajes, salidas, espectáculos, etc.) todo lo que define nuestra libertad. El coronavirus afecta más al hombre occidental en su forma de vida, en los canales de su éxito que las sociedades asiáticas, africanas o árabe-musulmanas, generalmente menos contaminadas que nosotros. Esto se explica en particular por el hecho de que el ejercicio de la libertad individual se realiza de forma diferente. Este virus parece sancionarnos en la sociedad que hemos construido. La paradoja del virus es que ha tomado los caminos de nuestro entretenimiento en el sentido pascaliano (viajes, salidas, espectáculos, etc.) todo lo que define nuestra libertad. El coronavirus afecta más al hombre occidental en su forma de vida, en los canales de su éxito que las sociedades asiáticas, africanas o árabe-musulmanas, generalmente menos contaminadas que nosotros. Esto se explica en particular por el hecho de que el ejercicio de la libertad individual se realiza de forma diferente. Este virus parece sancionarnos en la sociedad que hemos construido. Esto se explica en particular por el hecho de que el ejercicio de la libertad individual se realiza de forma diferente. Este virus parece sancionarnos en la sociedad que hemos construido. Esto se explica en particular por el hecho de que el ejercicio de la libertad individual se realiza de forma diferente. Este virus parece sancionarnos en la sociedad que hemos construido.

Lo que caracteriza a esta pandemia es que amplifica todos los males de la sociedad. Antiguamente estas epidemias eran un “castigo divino”. Si bien la trascendencia ha sido evacuada en Occidente, ¿por qué deberíamos seguir el ejemplo de Pascal de meditar sobre nuestras propias actitudes?

Hemos llegado a un estado de absurdo: los más angustiados y apocalípticos entre nosotros son los más apartados de la metafísica. Los financieros, los expertos, a veces los epidemiólogos, todos los que planificaron nuestra sociedad son los más conmocionados. Su angustia se transmite a la población general no experta de la que formamos parte. Nos anuncia una especie de fin del mundo que está en proceso de realizarse. Este temor que alguna vez se atribuyó a Dios se ha convertido hoy en una especie de catastrofismo ilustrado y ateo. Intento demostrar en mi libro que esto es algo absurdo. El virus no tiene alma ni espíritu, no tiene plan ni proyecto. En otras palabras, quienes tenían control sobre nuestra sociedad perdieron poder sobre nosotros a causa del coronavirus. De ahí su angustia que no debe alcanzarnos.

Estamos intoxicados por el resurgimiento de los grandes miedos milenarios. Para hacer frente a este malestar de la civilización, que ofrece una lectura saludable de los grandes filósofos de la XVII ª siglo se refleja en la relación del hombre con la naturaleza, que hemos dado clases magistrales, sino que secuestró el significado? Pero cuando Descartes dice que el hombre debe ser dueño y dueño de la naturaleza. ¿No es una lectura anacrónica?

 

Pascal, Descartes, SpinozaHan desarrollado un sistema de emancipación del hombre virtuoso para que no tema más a la naturaleza. Pero la traducción que se hizo en el siglo siguiente con la revolución industrial es que era necesario tanto domesticar como esclavizar a la naturaleza. Entre explotación y sobreexplotación hay una línea muy fina. Mediante esta frase de Descartes llegamos a creer que la racionalidad nos animaba a hacer de la naturaleza esclava del genio del hombre. Esto no es en absoluto lo que dijo Descartes, porque su objetivo era liberar al hombre de sus miedos y no esclavizar a la naturaleza. Sin embargo, nuestra sobreexplotación de la naturaleza ha producido una sociedad en la que tenemos dos pilares de nuestra civilización: progreso infinito y prosperidad ilimitada.

 

¿Estamos asistiendo a la venganza de Pascal contra Montaigne, que no se preocupaba por la metafísica, o incluso contra Nietzsche, que criticaba la dimensión colorista del cristianismo?

Pascal ha ganado su apuesta. Hablando del hombre como “una caña pensante”, lo compara con una gota. Este último nos hace pensar en un aerosol. Pascal nos dice que nuestra fragilidad debe llevarnos a ser muy fuertes por dentro. Hicimos exactamente lo contrario. Gracias en particular a Nietzsche, hemos tratado la interioridad con desprecio. Con su lección nihilista, Nietzsche nos puso un poco en el muro en cuanto a su aborrecimiento por los recursos espirituales cristianos, la caridad, la hermandad, todo lo que consistía en tejer un vínculo terrenal entre los hombres para luchar contra todo eso. el hombre no comprende y nunca logrará dominar, todo esto fue tratado por los sucesores de Nietzsche como risible, estúpido e irrisorio. Hoy nos damos cuenta de que son buenos viejos valores familiares, fraternos, que tenemos que resistir este coronavirus que los científicos no logran superar, ni definirlo adecuadamente. Es sorprendente lo mucho que la “vieja moralidad” pasa a primer plano después de ser vilipendiada.

Lea también:  Libro – Genealogía del desastre

Visto desde este ángulo, ¿este proyecto de retorno a nuestra interioridad no se aplica finalmente a los creyentes, a los que están habitados por la esperanza cristiana? ¿Qué deben recordar los no creyentes?

Cuando soy testigo de los espantosos atentados terroristas que tanto daño están haciendo a nuestro país, releo el lema de la República. Lamentablemente, se ha abusado del significado de libertad, porque se ha interpretado como un disfrute sin trabas; La noción de igualdad ciertamente ha dado lugar a una república social con un fuerte elemento de redistribución, como lo ilustra el modelo social francés. Por otro lado, la palabra fraternidad parece desnuda. Ya no veo fraternidad en la sociedad francesa. Al contrario, veo emerger una fuerte maldad en el puro producto del nihilismo: todo es ridículo, todo es risible. Esta vieja caridad, de la que tanto se han reído, destruyó la idea de fraternidad mientras esta idea vaciada de sentido es la base del pacto republicano. Nos reconciliamos a través de los episodios dramáticos.

Debe haber tragedias abominables para que encontremos el significado de un compartir común. No se trata de aplicar dichosamente el mensaje cristiano, sino de redescubrir cómo una pandemia es la oportunidad perfecta para redescubrir que la sociedad no puede sostenerse únicamente con vínculos de interés e instituciones sociales. . Cuando uso una máscara, me protejo, pero también aseguro la protección del otro. Este simbolismo de la máscara es muy importante y es a la vez impactante y extremadamente significativo que Donald Trump rechace la hermandad al no usarla.

Echa un vistazo crítico a los nuevos ídolos de nuestro tiempo, ya sean los venerados por el mundo de las finanzas o la naturaleza deificada por los ecologistas más radicales que ven en la pandemia un castigo de la naturaleza contaminada por el hombre desde la era industrial. ¿Podemos volver a una ecología “más razonable”?

 

Critico los argumentos ecológicos que consisten en dar un alma y un proyecto a la naturaleza y hacer del hombre depredador de todo. Culpo al discurso ambientalista de hacer sentir culpable al hombre, de hacernos llevar una carga demasiado pesada. Si además de nuestra carga diaria, tengo que cargar con la culpa de alguien que profanó y degradó la tierra, es el sentido mismo de mi vida lo que se ve afectado. En lugar de ser culpable, el discurso ambientalista también debe ser fraterno. Los evangelios narran muy bien el vínculo de fraternidad entre el hombre y la naturaleza. En la vida de Jesús hay constantemente referencias a los animales, pero también a las plantas. Me gusta particularmente esta frase de Cristo cuando dijo: “Miren los lirios del campo, ¿quién de ustedes estará tan bien vestido? “. Aparte de su poesía,

Sin embargo, la mala interpretación de la racionalidad de Descartes nos ha llevado a ridiculizar el principio de armonía que debemos redescubrir. Vista desde este ángulo, la ecología puede convertirse no en una fuerza política, una ideología divisoria o una religión secular, sino simplemente el punto de vista de todos. Tienes que ser educado y educado sobre la naturaleza. La ecología es a mis ojos mucho más una educación que un reclamo.

¿Cómo cuestiona Covid-19 nuestra relación con uno mismo y con los demás?

 

El Covid-19 me alcanza en las manos y en la cara. El rostro es lo que identifica a cada ser humano y las manos son las que acerca a cada ser humano a otro. Entonces el virus me roba parte de mi expresión humana. Queda el corazón, ya que la mente se dirige a otro orden. Se trata de encontrar un camino de ternura ante este tipo de frialdad, de deshumanización que nos impone la pandemia. Puedo compensar con mi corazón el hecho de que no puedo usar mis labios o mis manos.

La idea de que el mundo estará cada vez más dominado por la confrontación chino-estadounidense es ahora ampliamente aceptada, pero esta confrontación implica que el eje estadounidense-europeo ya no es el centro del mundo. ¿Qué lugar para esta Europa, vientre blando de Occidente y vaciado de su sustancia?

 

En el contexto de la pandemia, se descubrió que Europa no era más que una especie de “gran cosa bancaria y financiera”. Por definición y según los tratados, no tiene atribución de salud pública. Esta pandemia permite a Europa descubrir una vez más en qué medida está en déficit o en déficit. El hecho de que no haya existido la posibilidad de desarrollar una respuesta científica o sanitaria colectiva desde el inicio de la pandemia es abrumador. Por otro lado, esperamos que Europa tape los abismos financieros que se han abierto bajo los pies de los 500 millones de ciudadanos europeos.

La pandemia demuestra hasta qué punto el proyecto europeo basado en la voluntad de las naciones sigue siendo totalmente dependiente de las propias naciones. Dado que los estados nacionales europeos se han debilitado considerablemente como resultado de la globalización, Europa se ha visto privada de instrumentos de poder. La pregunta fundamental que plantea la pandemia a Europa y en particular a Francia es si cada país miembro de la UE sigue siendo un actor o un mero extra. Hemos permitido que se desarrollen fallas nacionales en cada país. Francia, por su parte, ha “burocratizado en exceso” la crisis sanitaria, entre confinamiento, desconfinamiento, reclusión y toque de queda.

El debate sobre el estado de emergencia, que no se extendió a pesar de la solicitud del gobierno, es una prueba de que cuanto más tiempo pasa, menos apoyo se construye en torno a una reacción colectiva al coronavirus. Estos signos poco saludables de represión democrática revelan lo que existía antes, el hecho de que las democracias se basan en individualizaciones frenéticas. El individuo ve la lucha contra el coronavirus solo a través de la expresión de sus propias libertades o sus propios deseos. De ahí su desacuerdo en caso de que se sienta molesta. Esta constante es el producto puro de la sociedad de consumo a la que estamos acostumbrados: mis derechos son mucho más importantes que mis deberes. Pero sucede que mis derechos están condicionados por mis deberes. Esta rama no se hizo en Francia, patria del estado-nación. Asistimos a una crisis del Estado-Nación que lleva al político a ser el portavoz o el intérprete de la clase médica científica. Este último no tiene ningún deseo de tomar el poder o tomar decisiones impopulares mientras el poder es incapaz de tomar decisiones con base científica sin la aprobación de los científicos. El exceso de burocracia y la negativa a asumir sus responsabilidades, combinados con una forma de autoritarismo, siembran un malentendido fundamental. Este espectáculo da miedo. Esta desintegración produce una maldad en la vida política francesa que ya no tiene nada que ver con la libertad de expresión o la necesidad de un debate contradictorio, sino con el rechazo de todos. Asistimos a una crisis del Estado-Nación que lleva al político a ser el portavoz o el intérprete de la clase médica científica. Este último no tiene ningún deseo de tomar el poder o tomar decisiones impopulares mientras el poder es incapaz de tomar decisiones con base científica sin la aprobación de los científicos. El exceso de burocracia y la negativa a asumir sus responsabilidades, combinados con una forma de autoritarismo, siembra un malentendido fundamental. Este espectáculo da miedo. Esta desintegración produce una maldad en la vida política francesa que ya no tiene nada que ver con la libertad de expresión o la necesidad de un debate contradictorio, sino con el rechazo de todos. Asistimos a una crisis del Estado-Nación que lleva al político a ser el portavoz o el intérprete de la clase médica científica. Este último no desea tomar el poder o tomar decisiones impopulares mientras el poder no puede tomar decisiones con base científica sin la aprobación de los científicos. El exceso de burocracia y la negativa a asumir sus responsabilidades, combinados con una forma de autoritarismo, siembran un malentendido fundamental. Este espectáculo da miedo. Esta desintegración produce una maldad en la vida política francesa que ya no tiene nada que ver con la libertad de expresión o la necesidad de un debate contradictorio, sino con el rechazo de todos. Este último no desea tomar el poder o tomar decisiones impopulares mientras el poder no puede tomar decisiones con base científica sin la aprobación de los científicos. El exceso de burocracia y la negativa a asumir sus responsabilidades, combinados con una forma de autoritarismo, siembran un malentendido fundamental. Este espectáculo da miedo. Esta desintegración produce una maldad en la vida política francesa que ya no tiene nada que ver con la libertad de expresión o la necesidad de un debate contradictorio, sino con el rechazo de todos. Este último no tiene ningún deseo de tomar el poder o tomar decisiones impopulares mientras el poder es incapaz de tomar decisiones con base científica sin la aprobación de los científicos. El exceso de burocracia y la negativa a asumir sus responsabilidades, combinados con una forma de autoritarismo, siembran un malentendido fundamental. Este espectáculo da miedo. Esta desintegración produce una maldad en la vida política francesa que ya no tiene nada que ver con la libertad de expresión o la necesidad de un debate contradictorio, sino con el rechazo de todos. El exceso de burocracia y la negativa a asumir sus responsabilidades, combinados con una forma de autoritarismo, siembran un malentendido fundamental. Este espectáculo da miedo. Esta desintegración produce una maldad en la vida política francesa que ya no tiene nada que ver con la libertad de expresión o la necesidad de un debate contradictorio, sino con el rechazo de todos. El exceso de burocracia y la negativa a asumir sus responsabilidades, combinados con una forma de autoritarismo, siembran un malentendido fundamental. Este espectáculo da miedo. Esta desintegración produce una maldad en la vida política francesa que ya no tiene nada que ver con la libertad de expresión o la necesidad de un debate contradictorio, sino con el rechazo de todos.

Usted alude a la “guerra de civilizaciones” que se está produciendo en este momento y ofrece una reinterpretación del choque de civilizaciones de Samuel Huntington y en particular de su mirada sobre la inminencia de un enfrentamiento chino-estadounidense.

Huntington tenía toda la razón, porque hizo depender la agitación de la esfera árabe-musulmana de la aparición del gran competidor de Estados Unidos, China. Sus palabras fueron torcidas para creer que era una cuestión de venganza de los musulmanes contra los cruzados de antaño. Nada estaba más mal. Lo cierto, sin embargo, es que el ámbito islámico se encontraba en una posición intermedia entre el gran choque entre Estados Unidos y China, y que en este contexto, el mundo árabe-musulmán naturalmente se iría a China. No le importaría que hubiera un hervor islámico, cuando esto constituye un peligro real para Europa.

Veo que los yihadistas, incluso los del peor tipo, nunca han atacado a China, que es un país que persigue a los musulmanes uigures, mientras atacan a Europa, que otorga los mismos derechos a todos sus habitantes. ciudadanos de todas las religiones y donde viven más de 20 millones de musulmanes. Es como si una verdadera nación musulmana más viviera dentro de la esfera democrática. Esto debería animar a los yihadistas a salvar a Europa, donde los musulmanes disfrutan de los mismos derechos, pero en Europa estamos asistiendo a una posible transformación de la lectura literalista del Corán, mientras que bajo la dictadura china asistimos a una renovación del patrón clásico con un amo y sumisas.

Con la pandemia, es posible que sea necesario repensar la evaluación del equilibrio de poder entre las naciones y los bloques de alianza y el futuro del mundo occidental. Mientras Europa se hunde en la impotencia, los autócratas (Xi Jimping, V. Poutin, RT Erdogan) parecen aprovecharse de la situación y extender su poder. En otras palabras, ¿COVID-19 es una pandemia geopolítica?

 

En efecto, es una pandemia geopolítica, porque a diferencia de la plaga de 1347 , una época en la que no había un poder político que se hubiera imaginado haciendo un argumento geopolítico para consolidar su poder. Sin embargo, eso es lo que China está haciendo hoy al explotar la crisis del coronavirus, que ha transmitido al resto del mundo, para aparecer como el “médico del mundo”. Al redistribuir equipos médicos, fortalece su posición como potencia tecnológica con laboratorios ultraeficientes. Si bien el coronavirus ha causado un daño considerable al pueblo chino, la economía y el régimen de Beijing han cambiado la situación a su favor. Mientras todavía estamos en un estado de pasividad. No hemos encontrado el punto de inflexión.

*Christian Makarian

Christian Makarian es un periodista francés. Trabajó para varios miembros del personal editorial, incluidos RTL y Le Point. Trabaja en asuntos diplomáticos y relaciones internacionales.

Fuente: Revueconflits

23
Dic
20

Libros e ideas en tiempos de incertidumbre

Se han cumplido dos siglos del nacimiento de Friedrich Engels. Numerosas semblanzas y análisis recientes de la obra del compañero político-intelectual de Karl Marx resaltaron sus aportes al materialismo histórico y varias advirtieron la actualidad de sus ideas sobre temas como el género y la naturaleza. Pero Engels fue, además, un agudo pensador sobre la guerra. Su estudio sistemático de diversos episodios bélicos, así como la reflexión socialista sobre la violencia, tienen algo que decirnos hoy. Por Mariano Ignacio Millán y Esteban Pontoriero
¿Cuál es el balance el primer año de gobierno del argentino Alberto Fernández en Argentina? A la incertidumbre creada por la pandemia se suman una larga crisis económica sin visos de solución y las propias tensiones en el interior de la coalición panperonista. Por Fernando Manuel Suárez
Tabaré Vázquez habilitó un proceso de cambio y transformación política desde la izquierda que, antes de él, resultaba impensable. ¿Cuáles son las razones de su popularidad y cuánto influyó en la dirección del conglomerado progresista articulado en torno del Frente Amplio? Por Gerardo Caetano
Algunos libros recientes pueden ayudarnos a reflexionar más allá de las urgencias de la coyuntura. Con esa premisa, un conjunto de autores parte de esas obras para hablarnos del presente y del futuro, en los tiempos inciertos marcados por la pandemia, la pérdida de viejas brújulas y la crisis del futuro.
El martes 29 de diciembre, Íñigo Errejón, Laura Fernández Cordero y Teivo Teivainen conversarán sobre el libro Manifiesto socialista de Bhaskar Sunkara, con la moderación de Pablo Stefanoni y Horacio Tarcus.
También se podrá seguir en vivo en los canales de YouTube y Facebook de NUEVA SOCIEDAD.
20
Dic
20

¿Qué entendemos por división de poderes? – por Enrique Aguilar — Punto de Vista Economico

“Un poder sin control no da origen al estado constitucional: es su negación y su destrucción” -Giovanni Sartori A fines del Siglo XVII, el inglés John Locke aportó una serie de argumentos fundamentales para la historia del liberalismo político. Entre estos, precisó los alcances de la autoridad legislativa, que consideraba el “supremo poder de toda […]

¿Qué entendemos por división de poderes? – por Enrique Aguilar — Punto de Vista Economico
19
Dic
20

La corporación medica estatal y privada, sobre la masa mundial activaron con éxito una sintomatología de una perfección uniforme histérica y neurótica

pexels-cottonbro-3951350

 

El programa iniciado en este año 2020 es de una ubicada acción sobre la mentalidad mundial, siendo imposible sustraerse a tan notable y eficiente experimento. La corporación medica estatal y privada, sobre la masa mundial activaron con éxito una sintomatología de una perfección uniforme histérica y neurótica, que observamos en las manifestaciones somáticas de todo tipo, orden y genero concentradas dinámicamente en el psiquismo de la población.

El disparador del falso discurso del elemento denominado coronavirus generado por la corporación medica estatal y privada, llevó a la masa mundial a experimentar impulsos extraños a sus personalidades y obligados a realizar actos cuya ejecución no les proporciona placer alguno, pero a los cuales no pueden sustraerse, y sus pensamientos se hallan invariablemente fijos a ideas ajenas de su interés normal.

El falso discurso del elemento denominado coronavirus, carecería por si mismo de todo sentido o ser tan solo indiferente, pero actúa como representación histérica/obsesiva para la población, al imponerla la corporación medica en todas las áreas estatales y privadas asumiendo tendenciosamente la tarea mediática nefastamente al lograr su aceptación y consecuencias. Así es, como el carácter del falso discurso del elemento denominado coronavirus constituye el punto de partida de una intensa actividad intelectual, que agota a la población mundial que se ve constreñida contra todo el torrente de su voluntad, a cavilar incesantemente en derredor de tales ideas, como si se tratase de sus asuntos personales mas importantes.

Con el falso discurso del elemento denominado coronavirus, en este efectivo experimento mundial, la corporación médica ha inducido un carácter infantil y desatinado con un contenido temeroso, sintiéndose la población horrorizada con la sensación de cometer graves daños sobre los demás infectándolos, de los que huyen atemorizados, defendiéndose de esa tentación mediante toda clase de prohibiciones, renunciamientos y limitaciones en la libertad con inútiles y peligrosos barbijos, aislamiento, confinamiento, etc., convirtiéndose la vida en una problemática complicadísima e insoluble.

La fantasía más extravagante no hubiese conseguido nunca imaginar nada semejante y si no tuviéramos ocasión de apreciar, ver, como mediáticamente a los integrantes de la corporación medica en sus manifestaciones delirantes, en las calles las personas abrumadas deprimidas, etc., no creeríamos en la existencia de esta infame realidad. El falso discurso del elemento denominado coronavirus lo utiliza la corporación política medica estatal y privada como capacidad de desplazamiento de los síntomas, desde su forma primitiva a otra muy alejada y diferente provocando en el terreno intelectual, un estado de duda, una perpetua indecisión, imponiéndole inhibiciones cada vez más rigurosas. Es ocioso e inútil explicar, informar, advertir del falso discurso del elemento denominado coronavirus y lo absurdo destructivo de lo que implica, pues le es imposible, ya, a la ciudadanía en Argentina reaccionar, porque la manipulación política asociada a la corporación medica en el transcurso de este año, con su programa de contradicciones, contramarchas; que viene la otra ola, el rebrote; que la vacunación ya está en diciembre, rectifican que la que venia no viene, que debe esperar a marzo del 2021, que es para los mayores, pero que no lo es, etc., la ciudadanía en Argentina, no puede hacer otra cosa, que desplazar o sustituir su obsesión, reemplazando una idea absurda por otra que no lo es menos, cambiando así de precauciones y prohibiciones o variando su ceremonial histérico y neurótico.

No es nada fácil llegar a una convicción determinada, y sucede muchas veces que aquellas convicciones que adquirimos sin esfuerzo se nos muestren luego desprovistas de todo valor y consistencias. En el terreno intelectual, las convicciones rápidas, las conversaciones instantáneas y las negociaciones impulsivas no tienen razón alguna de ser.

Es así, que debo limitarme en apreciar el interesante desarrollo de lo admitido por la misma población, de ser un mero objeto de experimentación necesario en su reducción o eliminación con el inútil y peligroso barbijo, entre otras imposiciones sumando las alteraciones e interacciones de la programada vacunación masiva, en el Nuevo Orden Mundial ¿Las “vacunas” se han diseñado, elaboradas y acumuladas, con la finalidad de expandir en programadas áreas mundiales, innumerables secuencias patológicas previamente clasificadas? ¿Mediante esta clasificación se obtiene un control de mercado farmacológico e intervenir en la selección de quienes no serían eliminados e incluirlos en la estructura de sanidad estatal y privada asegurando la gran demanda para la vacunación masiva mundial?

Es así, que para estimular una gran demanda para la vacunación masiva mundial, a partir del año 2020 mediante el falso discurso de un elemento denominado coronavirus, promueven mediáticamente, con la participación y colaboración de la corporación medica estatal y privada, la motivación emocional requerida para ubicar ansiosamente a la ciudadanía, imponiéndole un cumplimiento de reglas establecidas a nivel nacional y global, con un estricto compromiso y comportamiento en cada provincia de alternantes fases en cierres comerciales totales; eliminación de toda actividad, cierre educativo, etc., en aras de los fundamentos prescritos, DNU, etc. Y así, priorizar y mantener la caída, y calidad de vida irreversiblemente, sobre la ciudadanía en línea con lo adoptado a nivel mundial.

Es de destacar que, se exigió y exige el uso de barbijos constante, se mantiene la distancia social establecida entre personas, el alejamiento familiar y social, no despedir fallecidos y todo aquello que impone un confinamiento sin límite, logrando exitosamente al finalizar este año 2020, la gran demanda para la vacunación masiva mundial con el control del mercado farmacológico

Osvaldo Buscaya

Psicoanalítico (Freud)

CABA

Argentina

18/12/2020

15
Dic
20

“QUEDATE EN CASA”

Enviado por un amigo.


 El Laboratorio Biológico Chino  de Wuhan  es en realidad propiedad de Glaxo, quien casualmente es dueño / socio mayoritario de  Pfizer  (la de la vacuna milagrosa para el covid), quien maneja casualmente las finanzas de Black Rock, quien casualmente maneja las finanzas de la Open Foundation Society (Soros), quien, casualmente,  se ocupa de intereses de la francesa AXA, de la que, casualmente la empresa alemana Winterthur construyó el laboratorio chino, comprada accidentalmente por la alemana Allianz, y que tiene por casualidad como gran accionista a Vanguard, que es accionista de Black Rock que controla los bancos centrales y gestiona 1/3 del capital de inversión mundial, que es por casualidad un gran accionista de Microsoft y Gates, que es por casualidad accionista de Pfizer y actualmente el primer patrocinador de WHO !!! ¿Está lo suficientemente claro por qué entró un murciélago y agarró a la serpiente y todo el planeta se infectó?
QUEDATE EN CASA: Hace dos mil años, los árabes descubrieron que obligar las personas a cubrir la nariz o la boca quitaba la personalidad y despersonalizaba, ayudando a hacerlos mas sumisos. Con eso impusieron a toda mujer el uso obligatorio de un velo sobre el rostro.Luego, el Islam convirtió eso en un símbolo de sumisión de la mujer a Alá, después al rey y por último al dueño del harem.La psicología moderna lo explica: sin un rostro no existimos como seres independientes y, por consecuencia, como personas libres.China hizo lo mismo con su pueblo en las ultimas décadas y como en la escuela no nos enseñaron la verdadera historia, estamos condenados a repetirla.
QUEDATE EN CASA:Que nosotros te dejaremos sin trabajo para transformarte en dependiente del estado.
QUEDATE EN CASA:Que nosotros decidiremos cuando y como podrás salir, aunque no tengas dinero para hacer compras.
QUEDATE EN CASA: Aunque le queden pocos años de vida a tus padres, y ellos no vean sus nietos por la duda de que se contagiaran.
QUEDATE EN CASA: Aun asi debes continuar pagando tus impuestos, aunque no estés trabajando.
QUEDATE EN CASA:Y te distraes con cosas banales y vives confundido con cosas absurdas, y no veas lo que realmente estamos haciendo con tus derechos.
QUEDATE EN CASA:Porque si sales fuera de tu casa corres el riesgo de morir de una gripe con 2% de mortalidad.
QUEDATE EN CASA:Así podremos estudiar tu comportamiento, para poder controlarte mejor con nuestros satelites y los dispositivos conectados.
QUEDATE EN CASA:Que te dejaremos una lista de entretenimiento virtual para que no cuestiones la nueva normalidad.
QUEDATE EN CASA:Y cuidado con lo que haces porque tus vecinos tambien actúan con nuestra policia.
QUEDATE EN CASA:No te expongas a la luz solar ni a las bacterias, asi destruimos tu sistema inmunológico.
QUEDATE EN CASA:Así sacamos el dinero de circulación, creamos una sola moneda y preparamos el camino para la vacuna de la nueva especie.
QUEDATE EN CASA:Asi podemos continuar con nuestra agenda mundial, haciendo los cambios que queremos sin que te des cuenta, sin interferencias y sin protestas. 
QUEDATE EN CASA:Te alejas de todo lo que te hace humano, asi nuestra acción será más sutil, lo encontrarás normal y no habrán culpables.
QUEDATE EN CASA:Como cuando Hitler daba ordenes y las personas cumplian.Solo que él lo hacía con armas y nosotros con el miedo. 
QUEDATE EN CASA:No luches por tus derechos como ciudadano ni por tu familia, te queremos dócil, no un rebelde.
QUEDATE EN CASA:Sin libertad, sin trabajo, sin escuela, sin religión, sin viajes, sin capacidad de discernir, sin futuro, sin humanidad, pero con Tiktok y Netflix.
QUEDATE EN CASA:Mientras tanto, gestionamos y preparamos una dictadura gracias a tu ignorancia y tolerancia.
QUEDATE EN CASA:Hasta que te deshumanices por completo y pierdas la empatia por tu gente, creando una división o ruptura imposible de remediar 
POR EL RESTO DE TU VIDAEntiendelo, no te quieren sano, ¡¡¡te quieren esclavo!!! El nuevo orden mundial es ese, controlado y pérfido.
ACUERDATE Todo esto tiene solución. SÓLO DEPENDE DE NOSOTROS.
Si al compartir este mensaje ya está censurado (limitado a 1 contacto), copia y envía a un solo contacto y después comparte a partir del que enviaste, para 5 personas cada vez.

14
Dic
20

Así es como podría cambiar la vida en mi ciudad para el año 2030*

“Ahora apenas puedo creer que aceptamos la congestión y los embotellamientos”.Imagen: REUTERS / Nicky Loh

11 de noviembre de 2016

  1. Ida AukenMiembro del Parlamento, Parlamento de Dinamarca (Folketinget)

La Plataforma de Acción COVID del Foro Económico MundialAprende másMás popularCOVID-19: lo que necesita saber sobre la pandemia de coronavirus el 7 de diciembreJoe Myers 07 dic 2020Iceberg gigante en curso para ‘devastar la vida silvestre’ en la isla de la colonia de pingüinosGuarnición de Cassandra · Reuters 11 dic 2020Estos fabricantes de juguetes le dan a sus productos un toque COVID-19 para NavidadEmma Pinedo y Catarina Demony · Reuters 11 dic 2020Más en la agendaForo en focoSalidasLee mas sobre este proyectoExplore el contextoValoresExplore las últimas tendencias estratégicas, investigación y análisis

Para obtener más información, consulte ¿Qué pasa si: la privacidad se convierte en un bien de lujo? sesión de la Reunión Anual del Foro Económico Mundial 2017.

Nota del autor: Algunas personas han leído este blog como mi utopía o sueño del futuro. No lo es. Es un escenario que muestra hacia dónde podríamos dirigirnos, para bien o para mal. Escribí este artículo para iniciar una discusión sobre algunos de los pros y los contras del desarrollo tecnológico actual. Cuando nos enfrentamos al futuro, no basta con trabajar con informes. Deberíamos iniciar las discusiones de muchas formas nuevas. Esta es la intención con esta pieza.

Bienvenidos al año 2030. Bienvenidos a mi ciudad, o debería decir, “nuestra ciudad”. No tengo nada. No tengo auto. No soy dueño de una casa. No tengo ningún electrodoméstico ni ropa.

Puede que te parezca extraño, pero tiene mucho sentido para nosotros en esta ciudad. Todo lo que consideraba un producto, ahora se ha convertido en un servicio. Tenemos acceso a transporte, alojamiento, comida y todo lo que necesitamos en nuestra vida diaria. Una a una, todas estas cosas se volvieron gratuitas, por lo que terminó sin tener sentido para nosotros poseer mucho.

La primera comunicación se volvió digitalizada y gratuita para todos. Luego, cuando la energía limpia se volvió gratuita, las cosas comenzaron a moverse rápidamente. El transporte bajó drásticamente de precio. Ya no tenía sentido para nosotros tener automóviles, porque podíamos llamar a un vehículo sin conductor o un automóvil volador para viajes más largos en minutos. Empezamos a transportarnos de una forma mucho más organizada y coordinada cuando el transporte público se volvió más fácil, rápido y cómodo que el coche. Ahora apenas puedo creer que aceptamos la congestión y los atascos, sin mencionar la contaminación del aire de los motores de combustión. ¿Qué estábamos pensando?

A veces uso mi bicicleta cuando voy a ver a algunos de mis amigos. Disfruto del ejercicio y el paseo. De alguna manera consigue que el alma acompañe en el viaje. Es curioso cómo algunas cosas parecen no perder nunca su emoción: caminar, andar en bicicleta, cocinar, dibujar y cultivar plantas. Tiene mucho sentido y nos recuerda cómo nuestra cultura surgió de una estrecha relación con la naturaleza.

“Los problemas ambientales parecen lejanos”

En nuestra ciudad no pagamos alquiler, porque otra persona está usando nuestro espacio libre siempre que no lo necesitamos. Mi sala de estar se usa para reuniones de negocios cuando no estoy allí.

De vez en cuando, elegiré cocinar para mí. Es fácil: el equipo de cocina necesario se entrega en mi puerta en minutos. Desde que el transporte se volvió gratuito, dejamos de tener todas esas cosas metidas en nuestra casa. ¿Por qué tener una máquina para hacer pasta y una cocina para crepes en nuestros armarios? Podemos pedirlos cuando los necesitemos.

¿Has leído?

Esto también facilitó el avance de la economía circular. Cuando los productos se convierten en servicios, a nadie le interesan las cosas con una vida útil corta. Todo está diseñado para durar, reparar y reciclar. Los materiales fluyen más rápidamente en nuestra economía y pueden transformarse en nuevos productos con bastante facilidad. Los problemas ambientales parecen lejanos, ya que solo utilizamos energía limpia y métodos de producción limpios. El aire está limpio, el agua está limpia y nadie se atrevería a tocar las áreas protegidas de la naturaleza porque constituyen un gran valor para nuestro bienestar. En las ciudades tenemos muchos espacios verdes, plantas y árboles por todas partes. Todavía no entiendo por qué en el pasado llenamos todos los espacios libres de la ciudad con concreto.

La muerte de las compras

¿Compras? Realmente no puedo recordar qué es eso. Para la mayoría de nosotros, se ha convertido en elegir cosas para usar. A veces encuentro esto divertido, y otras veces solo quiero que el algoritmo lo haga por mí. Conoce mi gusto mejor que yo ahora.

Cuando la inteligencia artificial y los robots se hicieron cargo de gran parte de nuestro trabajo, de repente tuvimos tiempo para comer bien, dormir bien y pasar tiempo con otras personas. El concepto de hora punta ya no tiene sentido, ya que el trabajo que hacemos se puede realizar en cualquier momento. Realmente no sé si lo llamaría trabajo. Es más como tiempo de pensamiento, tiempo de creación y tiempo de desarrollo.

Durante un tiempo, todo se convirtió en entretenimiento y la gente no quiso preocuparse por temas difíciles. Fue solo en el último minuto que descubrimos cómo usar todas estas nuevas tecnologías para mejores propósitos que simplemente matar el tiempo.

“Viven diferentes tipos de vida fuera de la ciudad”

Mi mayor preocupación son todas las personas que no viven en nuestra ciudad. Los que perdimos en el camino. Aquellos que decidieron que se volvió demasiado, toda esta tecnología. Aquellos que se sintieron obsoletos e inútiles cuando los robots y la IA se hicieron cargo de gran parte de nuestros trabajos. Los que se enojaron con el sistema político y se volvieron contra él. Viven diferentes tipos de vida fuera de la ciudad. Algunos han formado pequeñas comunidades de autoabastecimiento. Otros simplemente se quedaron en las casas vacías y abandonadas en pequeños pueblos del siglo XIX.

De vez en cuando me molesta el hecho de que no tengo privacidad real. No a donde pueda ir y no estar registrado. Sé que, en algún lugar, todo lo que hago, pienso y sueño está grabado. Solo espero que nadie lo use en mi contra.

Considerándolo todo, es una buena vida. Mucho mejor que el camino por el que estábamos, donde quedó tan claro que no podíamos seguir con el mismo modelo de crecimiento. Tuvimos todas estas cosas terribles sucediendo: enfermedades del estilo de vida, cambio climático, crisis de refugiados, degradación ambiental, ciudades completamente congestionadas, contaminación del agua, contaminación del aire, malestar social y desempleo. Perdimos a demasiadas personas antes de darnos cuenta de que podíamos hacer las cosas de manera diferente.

Nota del autor: Algunas personas han leído este blog como mi utopía o sueño del futuro. No lo es. Es un escenario que muestra hacia dónde podríamos dirigirnos, para bien o para mal. Escribí este artículo para iniciar una discusión sobre algunos de los pros y los contras del desarrollo tecnológico actual. Cuando nos enfrentamos al futuro, no basta con trabajar con informes. Deberíamos iniciar las discusiones de muchas formas nuevas. Esta es la intención con esta pieza.CompartirLicencia y republicación

Los artículos del Foro Económico Mundial se pueden volver a publicar de acuerdo con la Licencia Pública Internacional Reconocimiento-No Comercial-Sin Derivados 4.0 de Creative Commons , y de acuerdo con nuestros Términos de Uso .Escrito por

Ida Auken , Miembro del Parlamento, Parlamento de Dinamarca (Folketinget)

Las opiniones expresadas en este artículo pertenecen únicamente al autor y no al Foro Económico Mundial.

*Publicado opriginalmente en weforum.org

La Autora según Wikipedia


Inglés: Ida Auken (SF) Environment Dinamarca. Sesión del Consejo Nórdico en Copenhague 2011
Fecha 2 de noviembre de 2011, 09:05:32
Fuente:Sitio web de cooperación nórdica (norden.org), 
http://www.norden.org/en/news-and-events/images/events/nordic-council-session/2011/jj19119.jpg/view
Autor:Johannes Jansson / norden.org
Permiso : Licencia bajo Creative Commons Attribution 2.5 Dinamarca. 

Ida Margrete Meier Auken (nacida el 22 de abril de 1978 en Frederiksberg ) es una política danesa y miembro del Parlamento [1] del Partido Social Liberal Danés . Fue Ministra de Medio Ambiente de Dinamarca de 2011 a 2014.

Originalmente miembro del Partido Socialista Popular , cambió de partido en 2014. [2] Su madre es Margrete Auken y su difunto tío Svend Auken . Como su madre, es sacerdote de la Iglesia de Dinamarca de profesión. Es miembro del parlamento danés desde 2007.

Auken es miembro del consejo asesor de Vigga.us, una empresa danesa que produce ropa infantil orgánica después de la idea circular , para que la ropa se pueda alquilar y reutilizar . Auken también es miembro del consejo asesor de Old Brick, que es una empresa danesa que limpia y recicla ladrillos usados. Auken también es miembro del consejo asesor de EMG, una consultora internacional de RSE y sostenibilidad fundada en los Países Bajos , que asesora en desarrollo sostenible y productos certificados Cradle to Cradle . [3]

En 2017, Auken llamó la atención cuando publicó un artículo titulado “Bienvenido al 2030. No tengo nada, no tengo privacidad y la vida nunca ha sido mejor”. [4]

Contenido

Otras actividades

Libros 

  • Livet efter døden i de store verdensreligioner ( El más allá en las grandes religiones modernas ) (2006)
  • Jesus går til filmen – Jesusfiguren i moderne film ( Jesús va al cine – La figura de Jesús en el cine moderno ) (2007)
  • Konstellationer – kirkerne og det europæiske projekt ( Constelaciones – Iglesias en el proyecto europeo ) (2007)

Referencias 

  1. ^ Auken, Ida. “Bienvenido al 2030. No tengo nada, no tengo privacidad y la vida nunca ha sido mejor” . artículo . Foro Económico Mundial . Consultado el 8 de diciembre de 2016 .
  2. ^ Bjørnager, Jens Anton (31 de enero de 2014). “Skifter til de radikale Ida Auken” . Politiken (en danés) . Consultado el 1 de febrero de 2014 .
  3. ^ Setchell, Megan. “Miembro de la Junta Asesora de EMG, Ida Auken, en el evento de RECURSOS” . Blog . Consultoría de Sostenibilidad EMG RSC. Archivado desde el original el 9 de julio de 2015 . Consultado el 9 de julio de 2015 .
  4. “Bienvenido al 2030. No tengo nada, no tengo privacidad y la vida nunca ha sido mejor” . Futurismo. 18 de noviembre de 2017.
  5. ^ Consejo de futuro global: Foro económico mundial del futuro de las ciudades y la urbanización .
  6. ^ Foro económico mundial del grupo de política de Europa .

Enlaces externos 


Comentario al artículo por Cesar Vidal

12
Dic
20

Nuevos confinamientos y más regulaciones son desastrosos para los empleos de EEUU

unemp

12/10/2020

Las solicitudes de subsidio de desempleo en Estados Unidos han aumentado, ya que las elecciones y la segunda ola de coronavirus han frenado la recuperación económica. La incertidumbre sobre los aumentos de impuestos y los cambios en las leyes laborales, incluyendo el aumento del salario mínimo, se suman al temor de nuevos cierres, ya que los empleadores ven los efectos devastadores de estos confinamientos en el empleo europeo.

Mientras que Estados Unidos ha sido capaz de recuperarse rápidamente y reducir el desempleo al 6,8 por ciento, la tasa de desempleo de la eurozona ha aumentado al 8,3 por ciento antes de que consideremos el gran número de empleados con permiso de ausencia que permanecen inactivos. La segunda ola de coronavirus en Europa ha sido testigo de nuevos confinamientos impuestos por el gobierno y el impacto en la economía ya es grave. Las estimaciones del producto interno bruto del cuarto trimestre suponen una doble recesión y otro aumento del desempleo.

Los confinamientos equivocados han creado un impacto profundo y duradero en la economía y una dramática crisis social, demostrando una vez más que la respuesta a la pandemia debería haber sido similar a la de los países asiáticos, que han preservado con éxito la salud y la economía.

Los empleadores de todos los Estados Unidos temen que una administración Biden imponga confinamientos, siguiendo el ejemplo de algunos países europeos y generando así un nuevo declive de la economía y una ola de quiebras y pérdidas de empleos. En lugar de ofrecer protocolos sencillos y eficaces para que las empresas soporten la crisis, algunos gobiernos, cuyos miembros están completamente desconectados de los problemas cotidianos de las pequeñas empresas y los empleadores, recurren a la medida drástica e ineficaz de los confinamientos, porque da más poder a los gobiernos y porque las grandes empresas no sienten el impacto tanto como las pequeñas. A los gobiernos les gusta la idea de los confinamientos, porque da la impresión de que se están adoptando medidas drásticas para controlar la pandemia cuando, en realidad, los confinamientos simplemente destruyen el tejido empresarial y han demostrado ser sumamente ineficaces para reducir las tasas de mortalidad o de hospitalización. Las preocupaciones sobre un confinamiento nacional reforzado por Biden no son exageradas. El Dr. Michael Osterholm, asesor de coronavirus de Joe Biden, dijo que un confinamiento nacional de cuatro a seis semanas ayudaría a controlar el virus en EEUU y a reactivar la economía. Lamento decir que la experiencia nos ha demostrado que ninguna de esas dos cosas sucederá. Los confinamientos masivos no ayudaron a los países europeos a controlar el virus, sino todo lo contrario, y han destruido la economía con consecuencias duraderas para los empleos, las quiebras y los salarios. Mientras tanto, los países que no han aplicado bloqueos y han proporcionado protocolos simples y eficaces han logrado mejores resultados en la salud y la economía.

Muchos ciudadanos de Estados Unidos se preguntan si el país recuperará su nivel récord de empleo y su baja tasa de desempleo del 3,5% que se registró en marzo de 2020, antes de la pandemia. Incluso si los Estados Unidos evitan los confinamientos impuestos por el gobierno, que retrasarían la recuperación del empleo por lo menos otros dieciocho meses, existe una gran preocupación sobre la probabilidad de que haya más regulación, control sindical y más impuestos que harán más costoso contratar personal y más gravoso tanto en términos de contratación como de reducción de la nómina.

Estados Unidos ha sido un ejemplo de creación de empleo durante el período de crecimiento, pero, lo que es más importante, de rápida recuperación de los puestos de trabajo en una crisis compleja como la de Covid-19. Añadir rigidez al mercado laboral y aumentar los impuestos resultará desastroso para las pequeñas empresas y las empresas de reciente creación, que son los mayores creadores de empleo en los Estados Unidos.

Es tan simple como esto. Estados Unidos no puede tener el crecimiento salarial y el bajo desempleo que se merece copiando la legislación del mercado laboral de Grecia, España o Francia, países con mercados laborales extremadamente rígidos y una alta intervención sindical… y un desempleo históricamente alto.

La Unión Europea solía tener la misma tasa de desempleo que Estados Unidos. Desincentivos masivos, un exceso de regulación equivocada, y los altos impuestos han creado una divergencia por la cual el desempleo en Europa es casi el doble que en los Estados Unidos.

La falacia de «proteger a los trabajadores» con altos impuestos a los empleadores y una fuerte intervención en el mercado laboral sólo protege a los gobiernos. El desempleo es mayor, el crecimiento de los salarios es más débil y la pérdida de flexibilidad significa menos oportunidades de empleo para los jóvenes. El desempleo juvenil en la zona del euro y en la Unión Europea es simplemente inaceptablemente alto, incluso en períodos de crecimiento, y se debe a las barreras al empleo creadas por la intervención agresiva en el mercado laboral y el control gubernamental. Los incentivos para contratar son escasos, mientras que los desincentivos para trabajar son altos.

Si algo ha quedado demostrado en las dos últimas décadas es que un mayor número de gobiernos, impuestos más altos e intervención de los sindicatos no protegen a los trabajadores, sino que perpetúan el desempleo y reducen el crecimiento de los salarios y las oportunidades.

Los confinamientos añadidos a los impuestos más altos y la rigidez laboral probablemente resulten muy negativos para la recuperación de Estados Unidos. No se puede recuperar si se imponen las cargas que algunos países europeos han impuesto. El intervencionismo del mercado laboral no protege a los trabajadores, sino que da poder a los políticos.

Autor: Daniel Lacalle

Daniel Lacalle, PhD, economista y gestor de fondos, es autor de los libros más vendidos  Freedom or Equality  (2020), Escape from the Central Bank Trap (2017), The Energy World Is Flat  (2015) y  Life in the Financial Markets ( 2014) .Es profesor de economía global en IE Business School de Madrid.

Publicado originalmente por mises.org, se reproduce bajo licencia CC

11
Dic
20

Sobre Michel Foucault y la imposible parresía — FILOSOFIA DEL RECONOCIMIENTO

Originalmente publicado en Humanum: Adentramos en el pensamiento de Foucault implica una transformación. Esa de la que el pensador francés estaría satisfecho, ya que para este los libros, en los que transmitimos ideas y reflexiones, deben establecer con el lector una relación en la que se alteren y se truequen las concepciones previas con las…

Sobre Michel Foucault y la imposible parresía — FILOSOFIA DEL RECONOCIMIENTO
10
Dic
20

Filosofamos sobre la razón, el lenguaje, los epicúreos, el cambio climático…

Filosofía & Co.

Pensamientos y pensadores

para entender el mundo y entendernos a nosotros mismos
An image
Nuestras relaciones sociales, nuestra forma de pensar, entender y explicar el mundo han estado determinadas por el lenguaje. Lo analizamos desde la perspectiva filosófica, y también la histórica, la psicológica y la lingüística.
An image

Héroes y heroínas de la razón

Intelectuales que promovieron las luces de la razón y la libre circulación de la cultura, con la libertad como valor supremo. Pusieron la base para el mundo moderno entre proclamas de igualdad, fraternidad y libertad.

An image

Filósofas fuera de sí mismas

Once filósofas de España e Hispanoamérica piensan la realidad desde otro lugar. «Resignificamos y reivindicamos la expresión ‘estar fuera de sí mismas’: solo estando fuera de sí mismas podemos desquiciar lugares de enunciación impuestos».
An image

Cómo ser un epicúreo

La sociedad ha creado máscaras que nos impiden seguir nuestros instintos naturales. Epicuro decía que «hay que liberarse de la cárcel de los intereses culturales y de la política». Perseguía el placer, pero era una búsqueda razonada que condujera a la autosuficiencia.

An image

An image

Zenia Yébenes: «El cerebro humano necesita andamiaje cultural o social»

Para la filósofa y antropóloga mexicana, «tenemos una comprensión empobrecida de las emociones y experiencias que hace que medicalicemos afectos que son parte de la vida y no tendrían que patologizarse».

Sigue leyendo


An image


Andreu Escrivà: «Ciencia y espíritu crítico deberían ser esenciales»

Doctor en Biodiversidad y divulgador ambiental español, dice que «hemos pasado de imaginar utopías a imaginar que el futuro será un lugar inhóspito al que no queremos ir». Propone claves para no caer en la «ecoansiedad».

Sigue leyendo




diciembre 2020
L M X J V S D
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Meses