Archivo para 22/03/21

22
Mar
21

Desde Argentina: Comentado las fallas de la política anti Covid 19

pexels-photo-3902883.jpeg

Photo by Anna Shvets on Pexels.com

A propósito del artículo del diario La Prensa; Un año de covid-19: los 5 principales errores

a) {Una niña llora en el recreo del colegio. Al intentar abrir la bolsa donde llevaba sus galletitas, se le desparramaron todas por el piso y se quedó sin nada para comer. Enseguida, una de sus amigas se acerca y para consolarla le ofrece de las suyas. Pero justo cuando le extiende su tupper para que se sirva, una maestra las interrumpe: “Chicas, no se pueden compartir los refrigerios”. Queda claro que el compañerismo y la amistad están en riesgo en el actual contexto “pandémico”.}
Pues, la maestra condicionada por el narcisista paranoico poder global (patriarcal) con el criminal concurso de la corporación medica estatal y privada produce, en el infantil escolar flagelado con el inútil y peligroso barbijo, una historia evolutiva harto complicada, en cuya trayectoria varían más de una vez casi todos los elementos de su relación con el mismo su objeto, su contenido y su significado. Esta primera fase, en el proceso de flagelación sobre el infante escolar con su inútil y peligroso barbijo, que impone la maestra condicionada por el narcisista paranoico poder global (patriarcal), éste lo transfiere al núcleo familiar, es decir; el núcleo familiar flagela al infante, pues no impide el uso del inútil y peligroso barbijo. Esta criminal  imposición flagelante sobre el infante escolar significa una negación de cariño y una humillación. En este proceso de adoctrinamiento en las conductas, criminalmente se impone sobre lo infantil con este elemento, un fin preciso violento psicológicamente en la conciencia del infante. Esta emergencia en el período escolar, posee características implicadas en la flagelación; impresión que acompañará irreversiblemente en el resto de la vida. El infante está así, sometido a un maltrato o castigo, dónde su no cumplimiento fija en su preconsciente vergüenza y culpabilidad facilitando el acceso a su inconsciente. En el período escolar esta criminal imposición es asistida, entre los mismos, como un real castigo, que les resulta intolerable acompañándolos en las más refinadas fantasías de años ulteriores, constituyendo requisito necesario para no recibir ningún daño, que asegura el total sometimiento de las próximas generaciones con esta manipulación psicológica emergida en temprana edad, que persistirá en la vida adulta como aberraciones a tales impresiones infantiles.
En marzo de 2020 entré en un sueño donde lo social, en que me desarrollé como persona, se convertía en un lugar de desolación en que debía estar confinado, en un cierre total de toda actividad; en un limitado radio de poder salir a la calle, apreciar negocios, comercios de todo tipo y orden cerrados; parálisis de toda construcción, bancos cerrados, escuelas; en síntesis, todo con excepción de comestibles y farmacias. Con el paso del tiempo se incrementa la imposición de mantener entre una persona y otra una distancia no permitiendo contacto físico alguno, aun entre familiares separando padres de hijos y nietos, apartados totalmente cubriendo nariz y boca sobre el rostro. En este despertar angustioso y con gran temor observo que, a partir de marzo de 2020, se ha destruido totalmente lo comercial permaneciendo los centros comerciales, prácticamente en su totalidad con locales cerrados y abandonados, incluso en zonas barriales y residenciales. Un panorama que en este año 2021 se agudiza en cualquiera de las actividades restringidas incluida la parcial activad en las escuelas, sometiendo a los infantes con esta suma de imposiciones. Personas que se miran unos a otros con una mezcla de desconfianza y hostilidad, lavándose compulsiva y constantemente manos, brazos, etc., también rociando sus cuerpos con alcohol haciéndolo sobre todo objeto cercano mesa, silla, utensilios, etc. En esta nebulosa en que me han instalado no reconozco a las personas que antes de marzo de 2020 mantenían una relación con mi persona y estoy despertando con angustia y un gran temor en una realidad en que no me es posible integrarme, donde todas las personas usan un cubre nariz y boca, que me obligan a usar también a mí, observando rostros tapados que muestran unos ojos desorbitados.

Osvaldo Buscaya

En este despertar a una realidad en que no me es posible integrarme
Buenos Aires
Argentina
22/3/2021



marzo 2021
L M X J V S D
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Meses