Archivo para 29 julio 2021

29
Jul
21

Ramón Fernández Larrea: ·Di tú también que NO· — inCUBAdora

En la utopía no hubo carne más que para unos pocos. A la idea que atraía a la izquierda mundial se le unieron otras seducciones que eran del gusto, también, de la derecha y centro, y aquella dictadura pudo seguir flotando en el nebuloso mar de la incertidumbre, sacando las garras de vez en cuando, […]

Ramón Fernández Larrea: ·Di tú también que NO· — inCUBAdora
28
Jul
21

El 11 de julio en Cuba: una reflexión tentativa

Edición digital
Economistas ortodoxos y neodesarrollistas tienen un punto de acuerdo: América Latina debe exportar. Pero el fetiche de las exportaciones como fuente de desarrollo se basa en la omisión de una serie de condiciones asociadas al pago de las deudas, a la explotación de la fuerza de trabajo y a conflictos sociales y ecológicos existentes en toda la región. Por Francisco Cantamutto y Martín Schorr
El eco de las protestas en Colombia parece no haber terminado. Las jornadas de lucha de trabajadores, jóvenes y colectivos pauperizados han dado lugar a un nuevo escenario. ¿Qué pasa en la izquierda? ¿Tendrá realmente poder para enfrentar en las urnas al gobierno de Duque? Por Álvaro Jiménez Millán
A dos semanas de las protestas, el gobierno cubano viene realizando operaciones de control de daños que si bien van más allá de la reacción inicial, principalmente represiva, no han abandonado esa vía. En cualquier caso, es difícil superar la prueba de fuego de la actual dirección cubana sin prestar oídos a los reclamos legítimos de la población. Por Carlos Alzugaray
Revista en papel
En los últimos años, se viene problematizando la desigualdad desde diferentes perspectivas, e incluso ha sido tema de best sellers más o menos recientes. Si bien en general las sociedades son más prósperas que en el pasado, las desigualdades no dejan de aumentar, y los proyectos políticos igualitaristas se han debilitado junto con las instituciones de bienestar. Pensar las desigualdades y cómo desatar sus nudos parece más necesario aún en el contexto particular de la pandemia de covid-19.
Nueva Sociedad | Humberto Primo 531, CABA, 1103 Argentina
28
Jul
21

Raymond Ibrahim: “Los europeos tienden a ser adoctrinados en historias falsas diseñadas para demonizar su pasado y su herencia” —

Raymond Ibrahim / Imagen: Captura de vídeo El estadounidense Raymond Ibrahim acaba de publicar una fascinante y erudita historia de los conflictos seculares entre el Islam y el cristianismo: L’épée et le cimeterre. Quatorze siècles de guerre entre l’Islam et l’Occident (La espada y la cimitarra. Catorce siglos de guerra entre el Islam y Occidente – Sin […]

Raymond Ibrahim: “Los europeos tienden a ser adoctrinados en historias falsas diseñadas para demonizar su pasado y su herencia” —
28
Jul
21

XIII Congreso Andaluz de Filosofía: «Filosofía viva española» — Red española de Filosofía

El XIII Congreso Andaluz de Filosofía se celebrará en Úbeda los días 10, 11 y 12 de septiembre de 2021, bajo el tema de «Filosofía viva española». En el mismo participarán filósofos y filósofas tan relevantes como Concha Roldán, Javier…

XIII Congreso Andaluz de Filosofía: «Filosofía viva española» — Red española de Filosofía

27
Jul
21

El síndrome del niño escondido — La Joven Cuba

Para sentirse oculto y protegido, a un niño le basta con cubrirse el rostro. Se supone invisible si los otros no pueden verle los ojos. La ilusión de invisibilidad termina cuando se cruzan las miradas. El 11 de julio pasado, entre el gobierno y una parte del pueblo de Cuba ocurrió ese cruce. El discurso…

El síndrome del niño escondido — La Joven Cuba
26
Jul
21

estalinismo de la caña de azúcar

ernesto-che-guevara-cortando-cana-en-cuba

El Che, siguiendo el ejemplo de Lenin y Musolini, enseña a los trabajadores cubanos a trabajar voluntariamente, en este caso en el corte de caña de azucar.

 

Estudio sobre cómo funciona: la imposición del trabajo asalariado, las empresas, las ganancias, la acumulación de capital, la privación de la propiedad de los medios de vida y producción por parte del proletariado y su consiguiente sometimiento a la burguesía estatal cubana. 

 

Capitalismo de Estado y desarrollo en Cuba

Tanto las naciones como los individuos no pueden escapar a los imperativos de la acumulación de capital sin abolir el capital.

– Grandizo Munis, “Por un segundo manifiesto comunista” 1

La narrativa oficial sobre la naturaleza de los cambios en la economía y la sociedad en general introducidos por el gobierno cubano después de la llamada “revolución” de 1959 sostiene que la reforma agraria y la posterior estatificación de la economía, es decir, la transferencia de propiedad de los medios de producción de los capitalistas privados al estado – pusieron a Cuba en el camino del socialismo. Este fue el punto de vista propuesto por el agrónomo francés Rene Dumont, quien se desempeñó como asesor del gobierno “socialista” recién acuñado en asuntos relacionados con el desarrollo económico. Desde entonces, otros académicos de izquierda han estudiado seriamente la economía cubana. Entre los que lo hacen desde una perspectiva crítica, Samuel Farber se destaca como el más riguroso y consistente intelectualmente. Aunque no está exento de problemas,barbudossobre la dictadura de Batista patrocinada por la CIA proporciona una rara ventana al funcionamiento interno del sistema estalinista en su instancia cubana. Farber suscribe la posición estándar del “colectivista burocrático”, argumentando que, si bien Cuba no alcanza el punto de referencia para el socialismo debido a la ausencia de un control significativo sobre la producción y la distribución por parte de las masas trabajadoras, tampoco puede considerarse capitalista, ya que la nacionalización de los medios de producción supuestamente excluyen la competencia entre empresas. En cambio, dice, lo que existe en Cuba es un tipo cualitativamente nuevo de sociedad de clases basada en el gobierno autocrático de una burocracia parasitaria insertada en el aparato estatal,2

Aunque sus conclusiones son radicalmente diferentes, los defensores de las teorías “socialistas” y “ni socialistas ni capitalistas” (en adelante, ni-ni) sobre Cuba y otras sociedades estatificadas coinciden, no obstante, en la opinión de que la nacionalización de las empresas privadas constituye una parcialidad, o tal vez incluso al por mayor, la negación del capitalismo y sus leyes de movimiento. Esta concepción, cuya desafortunada genealogía se remonta a las ideas “socialistas de Estado” de Ferdinand Lassalle y sus seguidores en la Primera Internacional, no tiene base alguna en la teoría del socialismo elaborada por Marx y Engels. Para estos últimos, los monopolios estatales no significaron la negación de las relaciones de producción capitalistas sino su acentuación. 3De hecho, insistieron en que la transición hacia el socialismo implicaría necesariamente un progresivo debilitamiento o “extinción” de la maquinaria estatal. El resto de este ensayo intentará un análisis crítico de las teorías antes mencionadas empleando un enfoque metodológicamente marxista y directo en su compromiso con la autoemancipación de los trabajadores. Argumentará, además, que la Cuba “socialista” es realmente una sociedad basada en el trabajo asalariado y la acumulación de capital. Las características definitorias de esta sociedad, a la que asignaremos la denominación de “capitalismo de estado”, son la hiperconcentración del capital y el ejercicio colectivo del control de facto sobre los medios de producción por parte de una burguesía estatal.

Como ocurre con muchos de los líderes de la Nueva Izquierda, no está del todo claro qué entendía Dumont por “socialismo”. Si la revisión mensualmultitud con la que se asoció es cualquier indicación, entonces estamos seguros al suponer que el estado juega un papel central en su concepción. Sin embargo, dado que no dejó atrás ni siquiera un breve esbozo o definición operativa, nos queda descifrar sus puntos de vista a partir de unos pocos comentarios dispersos en su relato de la transformación de la economía cubana a lo largo de las líneas soviéticas. Por ejemplo, contrasta la “planificación socialista” con “la mano invisible de la ganancia”, que asigna el capital según el lugar donde la tasa de ganancia sea más alta. Por el contrario, dice, una economía socialista sustituirá la voluntad del planificador central por la anárquica “ley del mercado”, aunque no especifica en ninguna parte qué implica el funcionamiento de tal ley o cómo se manifiesta concretamente en la producción social. 4En cambio, Dumont regala a sus lectores una anécdota tras una tediosa anécdota de él reprochando a los gerentes de empresas y contables estatales por hacer planes de una manera completamente ad hoc y establecer objetivos de producción basados ​​en cifras erróneas, o incluso inventadas. Todo esto, nos explica, impide que una economía planificada funcione sin problemas. 5Lamentablemente, su investigación sobre el fracaso de la planificación en Cuba comenzó y terminó allí. Farber muestra una comprensión superior de la verdadera profundidad del problema, identificando la ineficiencia, las fallas mecánicas y el desperdicio en el sistema como una consecuencia lógica de la organización jerárquica de la producción. Sostiene correctamente que la falta de realimentación genuina, indispensable para la planificación económica bajo cualquier sistema, y ​​la productividad mediocre (a pesar del exceso crónico de personal) resultan de incentivos materiales inadecuados o inexistentes y de la separación transparente de los productores de los instrumentos de trabajo. 6

Esta explicación puede parecer contradictoria a primera vista. Después de todo, los trabajadores de los países capitalistas convencionales también están desposeídos de cualquier medio de producción. Sin embargo, los gerentes de empresa bajo los dos sistemas tienen un conjunto diferente de herramientas a su disposición para disciplinar a sus trabajadores. En particular, mientras que los trabajadores en los países capitalistas convencionales pueden verse obligados, bajo pena de desempleo, a mantener un cierto nivel de productividad, sus contrapartes en Cuba están generalmente protegidos del desempleo de larga duración por una disposición en la constitución del país que establece el empleo como un derecho fundamental. de ciudadanía. 7Como resultado, los gerentes de empresas a menudo se ven obligados a tolerar un cierto grado de ociosidad, e incluso ausentismo, de sus trabajadores como un costo de transacción para cumplir con las cuotas de producción que les imponen los más altos en la cadena de mando burocrática. De ahí que, en la medida en que la planificación económica exista en Cuba, siempre ha funcionado mal y de manera inconsistente. En realidad, las revisiones de las cuotas de producción final ocurren con tanta frecuencia y están tan extendidas en las diversas industrias y empresas que efectivamente no existe tal cosa como “el plan”. El empleo garantizado es citado a menudo por quienes defienden una perspectiva “socialista” o “ni-ni” como prueba hermética de la inexistencia de un mercado laboral en Cuba. Por supuesto, Algunos incluso han argumentado que dado que los trabajadores en estos países supuestamente no disfrutan de la doble libertad identificada por Marx, es decir, la “libertad” para vender su fuerza de trabajo a un empleador y la “libertad” de cualquier medio de producción, no hay incluso una clase trabajadora propiamente dicha. Tal interpretación no puede conciliarse con los hechos. En primer lugar, se puede rescindir el empleo de un trabajador en Cuba después de repetidos delitos menores o como castigo por participar en actividades disidentes.8 Aunque esto es poco común debido a su inconveniente, ya que una infracción de esa magnitud aparece en el historial laboral, lo que limita las posibilidades laborales futuras. 9 Es bien sabido, además, que la tasa de rotación laboral anual en países capitalistas de estado como Cuba es comparativamente más alta que la de los países capitalistas convencionales. 10 Esto sugiere que, de hecho, la fuerza de trabajo se puede comprar y vender en Cuba.

La sabiduría convencional de la izquierda dicta que la planificación estatal interfiere con las fuerzas inconscientes del mercado que gobiernan la producción bajo el capitalismo. El primogenitor intelectual de esta idea es el estalinkeynesiano Paul Sweezy. Aunque su conceptualización no fue original, Sweezy fue sin duda uno de los primeros en sistematizar este sacrilegio contra el marxismo y presentarlo ante una audiencia de autodenominados radicales e intelectuales en el mundo de habla inglesa. Su teoría proporciona gran parte del marco conceptual que mantiene unidas las interpretaciones “socialistas” y ni-ni, por lo que tendremos que examinar sus supuestos básicos. Según Sweezy, todo lo que se necesita para acabar con la “ley del valor”, es decir,11 El funcionamiento de la sociedad capitalista actual muestra que esto es una completa y absoluta falsedad. La ley del valor coexiste hoy en día con la planificación estatal en forma de industrialización por sustitución de importaciones, incentivos a la inversión y subsidios a empresas privadas, gestión de los servicios públicos e industrias importantes por parte del estado, planificación directiva (ver: dirigismo francés) y control sobre el flujo de capital-dinero a través de la banca centralizada. Los estados “desarrollistas” del tercer mundo han empleado muchas de estas estrategias para obtener una ventaja frente a sus rivales en el mercado mundial al fomentar las industrias nativas hasta que sean capaces de competir globalmente. 12El propósito de la planificación estatal es el mismo en todas partes: se trata de introducir un grado de regularidad y uniformidad en la economía, donde de otra manera no existe, para facilitar el cumplimiento de ciertos objetivos y mitigar las crisis cíclicas. Por ejemplo, la necesidad de restaurar tasas de ganancia anémicas en los países capitalistas convencionales dio lugar a un arreglo institucional conocido como la “economía mixta” por el cual el Estado, empleando una combinación de “palos” y “zanahorias” económicas, estímulos fiscales, e incluso intervención económica directa, orienta la inversión de capital y la producción hacia los fines deseados. En Estados Unidos, el país del capitalismo del laissez-faire por excelencia, el gasto público como porcentaje del PIB desde 1970 ha crecido hasta un 43%, mientras que esa cifra nunca ha caído por debajo del 34% en ese mismo período, lo que indica que en un momento dado el Estado controla entre un tercio y dos quintos del economía. 13 A pesar de que el gobierno de los EE. UU. No les dice a las empresas cuánto de qué producir, está efectivamente involucrado en una forma de planificación, en la que ciertas formas de producción reciben preferencia sobre otras, al redistribuir el dinero de los sectores más rentables de la economía para aquellos que lo necesitan a través de impuestos y financiamiento del déficit (es decir, impuestos diferidos). Así, vemos que, en lugar de destrozar los mercados, la planificación estatal se ha vuelto indispensable para su conservación.

Como entidad social, el capital tiene una existencia doble: una existencia fenoménica como un conjunto de unidades económicas independientes y una existencia esencial como capital social total, o la suma de capitales en sus interrelaciones dinámicas. El capital social total se manifiesta exclusivamente a través de sus fragmentos individuales. Sin embargo, estos fragmentos solo son independientes entre sí y el capital social total en un sentido relativo, ya que su existencia implica ambos. 14Imaginemos que el capital es un circuito electrónico, mientras que los fragmentos individuales son los nodos. Los nodos son una parte integral del circuito: no hay circuito sin ellos y viceversa. Cada nodo es parte y, por lo tanto, depende de todo el circuito. Ahora bien, los nodos individuales pueden estar más o menos espaciados – o, en el caso del capital, puede estar más o menos concentrado – pero no pueden existir fuera del circuito, fuera de la totalidad. La aplicación del mismo concepto al trabajo asalariado proporciona importantes conocimientos. Los trabajadores en una sociedad capitalista son “libres” con respecto a los capitales individuales a los que venden su fuerza de trabajo, mientras que están apegados al capital social total como accesorios. Por supuesto,15 La cesión de los medios de producción a una sola entidad – referida anteriormente como la “hiperconcentración” de capital – no ha extinguido la competencia dentro de Cuba. Simplemente ha cambiado la forma jurídico-legal de la propiedad privada de propiedad individual (privada) a propiedad estatal. Los medios de producción son propiedad de clase de la burguesía estatal y no propiedad de los trabajadores. Para explicar esto en términos de nuestra metáfora del circuito electrónico: la nacionalización de las empresas en Cuba ha acercado los nodos individuales del circuito, es decir, los fragmentos del capital social total, mientras que el circuito como tal permanece intacto. Los detractores de la teoría del capitalismo de Estado y algunos defensores, como los Cliffites, tratan a Cuba y otras economías estatificadas como una sola unidad productiva. dieciséisLa tesis de la “fábrica gigante” es seductora en gran parte porque hace más manejable el análisis de estas sociedades al condensar muchos fenómenos complejos en un solo objeto de estudio. Esto supone un monolitismo funcional en el que los elementos constitutivos de la totalidad social se comportan como partes de un todo armonioso e indiferenciado. Un examen más exhaustivo de nuestra parte mostrará que esta suposición es completamente injustificada.

La competencia existe mientras la producción social total esté funcionalmente fragmentada en una pluralidad de empresas recíprocamente autónomas y competidoras. Se necesitan dos criterios para demostrar la relativa separación organizativa de las empresas, y solo puede ser relativa. El primero es la presencia de un mercado de fuerza de trabajo. El segundo es el intercambio de productos entre empresas en forma de dinero-mercancía. 17Se estableció anteriormente que las empresas en Cuba son empleadores independientes de mano de obra. Pero también compiten entre sí en el sentido marxista, es decir, se enfrentan entre sí como compradores y vendedores de mercancías. Sabemos que esto es así porque sus productos se intercambian por dinero en lugar de apropiarse directamente y distribuirse físicamente. Un informe elaborado por la CEPAL (la Comisión Económica para América Latina y el Caribe – una subdivisión regional de la ONU) sobre el estado de la economía de Cuba durante el Período Especial, antes de las reformas de mercado de finales de los noventa, encontró que,

las empresas del sector tradicional venden a precios regulados, frecuentemente reciben un trato preferencial fiscal y arancelario, y adquieren gran parte de sus insumos con subsidios, para cubrir los déficits que surgen de la venta a precios subsidiados.

El informe continúa: “el productor de bienes transables opera en los mercados internacionales o nacionales y no tiene la obligación de comprar insumos en el mercado nacional”. 18En otras palabras, las empresas cubanas producen bienes que luego venden en los mercados nacionales y / o extranjeros; compran insumos de materias primas, así como bienes intermedios o semiacabados entre sí y de empresas extranjeras; y finalmente, sus transacciones, ya sean escriturales o en efectivo, son transacciones de intercambio en las que el dinero funciona como una medida de valor y un medio de circulación. Se puede argumentar que estas transacciones son meras formalidades porque el Estado posee todos los medios de producción. Otra forma en que se puede replantear esta tesis es que, si bien el proceso que acabamos de describir tiene la forma de intercambio de mercancías, su contenido es diferente, porque el marco legal de la propiedad estatificada impide que las empresas cubanas se comporten de manera autónoma. Sin embargo, esto plantea la pregunta de por qué los productos del trabajo humano tendrían que intercambiarse, o parecer que se intercambian, por dinero en primer lugar. La respuesta, por supuesto, es que el gobierno depende de la rentabilidad de la economía en su conjunto, por lo que obliga a las empresas a ser responsables de sus propias finanzas, lo que las convierte en unidades independientes con intereses económicos en competencia. Los partidarios de las teorías “socialistas” y ni-ni también niegan que exista competencia dentro de Cuba porque el Estado permite que sigan operando empresas no rentables. Si bien es un lugar común que los estados apoyen a las empresas nativas, incluso a industrias enteras, absorbiendo sus pérdidas, nada en este arreglo es incompatible con la existencia de competencia e intercambio de mercancías. La versión idealizada del capitalismo como un mercado puramente libre con una mínima interferencia del gobierno, que esta gente usa como estándar de comparación, no existe en ninguna parte más que en los libros de texto. También va en contra de la experiencia del capitalismo durante el último siglo y medio, que está repleto de ejemplos del estado manipulando el funcionamiento “normal” de los mercados. De hecho, lo más inusual de la variedad de capitalismo que se ha establecido en Cuba es que las pérdidas y las ganancias finalmente revierten al Estado, donde el saldo se redistribuye entre las diferentes ramas. En el proceso, muchos sectores y empresas no viables se mantienen a flote artificialmente. Sin embargo, los planificadores centrales solo pueden tolerar la insolvencia hasta cierto punto. No tienen libertad para distribuir el dinero como elijan, al menos no para siempre. ya que esto reduciría la cantidad total de dinero disponible para la formación de capital y socavaría la competitividad de Cuba en el mercado mundial. Lo mismo ocurre con los precios de los productos básicos en Cuba, ya que estos deben reflejar los precios mundiales de los productos básicos o, de lo contrario, perderán el dinero del Estado cubano si se desvían demasiado o durante demasiado tiempo. En resumen, los mismos mecanismos que movilizan trabajo y capital de acuerdo con las exigencias de valorización en los países capitalistas convencionales también hacen su aparición bajo el capitalismo de Estado, aunque de forma muy distorsionada. En lugar de eliminar estos mecanismos por completo, la competencia obliga al estado a introducir los suyos propios para intentar hacer conscientemente (y con menos eficiencia) lo que el mercado hace inconscientemente. Lo mismo ocurre con los precios de los productos básicos en Cuba, ya que estos deben reflejar los precios mundiales de los productos básicos o, de lo contrario, perderán el dinero del Estado cubano si se desvían demasiado o durante demasiado tiempo. En resumen, los mismos mecanismos que movilizan trabajo y capital de acuerdo con las exigencias de valorización en los países capitalistas convencionales también hacen su aparición bajo el capitalismo de Estado, aunque de forma muy distorsionada. En lugar de eliminar estos mecanismos por completo, la competencia obliga al estado a introducir los suyos propios para intentar hacer conscientemente (y con menos eficiencia) lo que el mercado hace inconscientemente. Lo mismo ocurre con los precios de los productos básicos en Cuba, ya que estos deben reflejar los precios mundiales de los productos básicos o, de lo contrario, perderán el dinero del Estado cubano si se desvían demasiado o durante demasiado tiempo. En resumen, los mismos mecanismos que movilizan trabajo y capital de acuerdo con las exigencias de valorización en los países capitalistas convencionales también hacen su aparición bajo el capitalismo de Estado, aunque de forma muy distorsionada. En lugar de eliminar estos mecanismos por completo, la competencia obliga al estado a introducir los suyos propios para intentar hacer conscientemente (y con menos eficiencia) lo que el mercado hace inconscientemente. los mismos mecanismos que movilizan el trabajo y el capital según las exigencias de la valorización en los países capitalistas convencionales también hacen su aparición bajo el capitalismo de Estado, aunque de forma muy distorsionada. En lugar de eliminar estos mecanismos por completo, la competencia obliga al Estado a introducir los suyos propios para intentar hacer conscientemente (y con menos eficiencia) lo que el mercado hace inconscientemente. los mismos mecanismos que movilizan el trabajo y el capital según las exigencias de la valorización en los países capitalistas convencionales también hacen su aparición bajo el capitalismo de Estado, aunque de forma muy distorsionada. En lugar de eliminar estos mecanismos por completo, la competencia obliga al Estado a introducir los suyos propios para intentar hacer conscientemente (y con menos eficiencia) lo que el mercado hace inconscientemente.19

La acumulación de capital, o reproducción ampliada de los medios físicos de producción, es el único objetivo de la producción en el capitalismo. Esto se debe a que, como explicó Marx,

el desarrollo de la producción capitalista obliga constantemente a seguir aumentando la cantidad de capital dispuesto en una determinada empresa industrial … obliga [al capitalista] a seguir ampliando constantemente su capital, para preservarlo, pero extenderlo no puede excepto mediante acumulación progresiva. 20

En El capital , Marx planteó la fórmula de la reproducción capitalista de la siguiente manera: c + v + s , donde c representa el capital constante o el stock de capital físico, v es el capital variable o los salarios y s es la plusvalía o la ganancia. 21 La masa de plusvalía se puede dividir en dos partes, una destinada al consumo capitalista y otra destinada a la acumulación. Nos referiremos a estos como k (fondo de consumo capitalista) y a (fondo de acumulación) respectivamente, de manera que la masa de plusvalía S = k +a . Bajo el capitalismo, el crecimiento de c depende directamente de la cantidad de a , y v no aumenta excepto en la medida en que es necesario emplear fuerza de trabajo adicional para poner en movimiento una masa de capital ampliada, c . Por el contrario, en una sociedad socialista, el crecimiento de c sería depende por completo de las necesidades de v , los requisitos de reproducción físicas de la población, mientras que S y sus componentes k y una estaría disponible a quien les necesita en la forma de productos adicionales listo para consumir. 22En Cuba, como en todos los demás países capitalistas de estado, cualquier aumento en el fondo de trabajo que sostiene a toda la clase trabajadora, v , depende directamente de la expansión de c , la masa de los medios de producción y el fondo de acumulación, un , que alimenta su crecimiento. 23 La nacionalización de las industrias no suprime el capital ni su acumulación. Más bien, acelera lo que ya son tendencias innatas del proceso de acumulación de capital: 1) la concentración de capital, lo que Marx llamó “expropiación de muchos capitalistas por unos pocos”; y 2) la “socialización” de la producción, o la tendencia de las diversas ramas de la industria a depender unas de otras. 24Ambos sirven para aumentar la productividad del trabajo, es decir, la tasa a la que se extrae la plusvalía de la clase trabajadora, aumentando la composición orgánica del capital (relación de c a v). La nacionalización de industrias logra esto concentrando el capital en empresas más grandes y eficientes debido a las economías de escala, que reducen el costo de producción por unidad a medida que se expande la producción industrial. Por otro lado, la socialización de la producción armoniza las diferentes ramas de la industria, minimizando los “cuellos de botella” o desequilibrios en la producción a lo largo de cada “eslabón” de la cadena productiva. En resumen, el objetivo de la producción en Cuba sigue siendo la acumulación de capital a partir de las ganancias. El monopolio legal que ejerce el Estado cubano sobre los instrumentos de trabajo no ha cambiado la organización social de la producción porque “el derecho nunca puede estar por encima de la estructura económica de la sociedad”. 25

Los líderes del gobierno que llegó al poder en 1959 se mostraron optimistas, al menos desde el principio, de que Cuba podría liberarse de su dependencia del azúcar y diversificar su economía. Dieron la vuelta a Marx, argumentando que era necesario que la construcción del socialismo desarrollara la base económica de Cuba, es decir, acumular capital a un ritmo acelerado sometiendo a los trabajadores a una explotación intensificada. El bloqueo económico de Estados Unidos contra Cuba creó una escasez de bienes de consumo básicos y repuestos para la maquinaria existente, la mayoría de los cuales provenían de Estados Unidos. Como no había una fuente alternativa de repuestos, el nuevo gobierno se dirigió a la otra gran potencia imperialista, la Unión Soviética, en busca de ayuda económica, que proporcionó de inmediato. Los soviéticos enviaron máquinas a Cuba, pero la industrialización pronto tropezó con algunos problemas de carácter técnico: la “tecnología intermedia” producida en la URSS y sus estados amortiguadores era muy torpe e ineficiente, además de incompatible con gran parte del equipamiento existente en la isla. Con el tiempo, Cuba tendría que importar máquinas más nuevas de Europa occidental o Japón. Sin embargo, estos solo se podían comprar con dólares, y la forma más rápida y confiable de obtener dólares era exportando azúcar. Además, a pesar de recibir una ayuda significativa de los soviéticos, Cuba todavía tenía que pagar la enorme factura de importación que había acumulado. Esto también lo podía hacer vendiendo azúcar. Con el tiempo, Cuba tendría que importar máquinas más nuevas de Europa occidental o Japón. Sin embargo, estos solo se podían comprar con dólares, y la forma más rápida y confiable de obtener dólares era exportando azúcar. Además, a pesar de recibir una ayuda significativa de los soviéticos, Cuba todavía tenía que pagar la enorme factura de importación que había acumulado. Esto, también, sólo podía hacerlo vendiendo azúcar. Con el tiempo, Cuba tendría que importar máquinas más nuevas de Europa occidental o Japón. Sin embargo, estos solo se podían comprar con dólares, y la forma más rápida y confiable de obtener dólares era exportando azúcar. Además, a pesar de recibir una ayuda significativa de los soviéticos, Cuba todavía tenía que pagar la enorme factura de importación que había acumulado. Esto, también, sólo podía hacerlo vendiendo azúcar.26 El mismo proceso que había llevado al Estado cubano a “duplicar”, por así decirlo, la producción de azúcar como su principal fuente de ingresos en años anteriores culminó hacia fines de la década de 1960 con la campaña para cosechar diez millones de toneladas de azúcar. . Los soviéticos proporcionan Cuba con un mercado garantizado para toda su producción de azúcar, así como Estados Unidos había hecho hasta 1960, año en que el bloqueo económico entró en vigor, bajo los términos del Tratado de Reciprocidad de 1902. 27Debido a que Cuba es una economía de exportación única, siempre ha dependido de un patrocinador imperialista con una economía mucho más grande para absorber su producción. Estados Unidos había cumplido ese papel antes de 1960, y ahora lo haría la Unión Soviética. En ambos casos, el precio político pagado por Cuba fue oneroso. Estados Unidos había exigido una base naval en territorio cubano soberano y el derecho a intervenir militarmente para defender sus intereses comerciales, mientras que los soviéticos exigían que Cuba actuara como su representante en los conflictos armados en todo el mundo. En 1966, Cuba negoció un lucrativo acuerdo comercial con la Unión Soviética para vender cinco millones de toneladas de azúcar a precios superiores al mercado en los años 1968-1969, pero la producción total no alcanzó la marca, con un promedio de solo 3,7 millones de toneladas cada año. Sin inmutarse por este fracaso y decididos como siempre a transformar a Cuba en una potencia industrial, los nuevos gobernantes pusieron sus miras en un objetivo aún más ambicioso, concebido como una panacea para los problemas económicos del país: Cuba desafiaría las leyes de la naturaleza y la economía triplicando su producción en el espacio de un solo año, con diez cosecha de azúcar de un millón de toneladas. Los soviéticos comprarían los cinco millones de toneladas acordados al precio estipulado por su acuerdo comercial con Cuba, y otros dos millones se venderían en el mercado mundial al precio promedio vigente, mientras que los tres millones restantes se venderían a los consumidores. y empresas en los mercados nacionales. El estado cubano, ayudado en gran parte por el Partido y sus apéndices sindicales, lanzó una campaña de estilo militar movilizando a todo el país para asegurar el objetivo de producción. Sus esfuerzos finalmente resultaron infructuosos, y la desorganización que la campaña provocó en los demás sectores de la economía han tenido efectos duraderos de los que, se puede argumentar, Cuba aún no se ha recuperado. Al final, todos los planes para industrializar Cuba a una velocidad vertiginosa, como hizo Stalin con Rusia en los dos primeros planes quinquenales, se vieron frustrados por las realidades económicas del período posterior al golpe de 1959. Cuba dejó de ser una plantación de azúcar de Estados Unidos para convertirse en una de los soviéticos.28

Las reformas agrarias han sido promocionadas como una pieza central del proyecto “socialista” en Cuba. Sin embargo, en realidad sirvieron como una forma de acumulación primitiva capitalista, transformando al campesinado en una clase de jornaleros agrícolas. Los paralelos entre este proceso y la llamada “acumulación primitiva socialista” en la Rusia de Stalin, que iba a conducir a la parodia de la “producción socialista de mercancías”, son dignos de mención. Las granjas estatales creadas en Cuba al fusionar las parcelas segmentarias de los campesinos pobres y medianos, o al dividir las grandes propiedades, operan como granjas comerciales. Aquellos que se afanan en estas glorificadas empresas capitalistas, cínicamente bautizadas como “granjas del pueblo” , reciben su paquete de “salario” como una fracción minúscula del rendimiento total de la cosecha, v, que apenas es suficiente para mantenerlos con vida, mientras que el Estado vende los productos excedentes, s , en los mercados internos con fines de lucro. 29 La estructura de gestión de arriba hacia abajo de estas empresas, arraigada en la propiedad estatal, y la consiguiente falta de control sobre la distribución de la producción es reconocida por el Estado cubano como un importante desincentivo para la productividad, pero no podía ser de otra manera. 30Cualquier medida de auténtico control sobre la economía ejercida por los propios productores amenaza no solo la tasa de acumulación de capital sino también la integridad funcional del sistema político cubano, que se basa en un militarismo omnipresente y, por tanto, no puede tolerarse. Los agricultores privados se incorporan al nexo de producción de valor como pequeños propietarios con derechos de usufructo (en lugar de propiedad) sobre la tierra. En la práctica, sin embargo, no disponen libremente del producto de su trabajo, sino que deben venderlo al estado a través de sus centros de distribución ( Centros de Acopio ) a precios fijos, realizando lo que equivale a trabajo a destajo. 31Por insólito que parezca, su situación tipifica la del trabajador cubano: sometido a una explotación despiadada, que no conoce límites, ni siquiera los de la fisiología humana; completamente inmovilizado y privado de toda autonomía por una maquinaria estatal omnipresente; supervisados ​​en todo momento por la policía, los CDR ( Comités de Defensa de la Revolución), y en el lugar de trabajo por los sindicatos, que también cumplen una función organizativa dentro del capitalismo cubano; sin derecho a organizarse o expresarse; a merced de los caprichos de la burguesía estatal; En ningún otro país la clase trabajadora está tan dominada como en Cuba, algo que el gobierno cubano promueve sin ambigüedades como un importante argumento de venta para sus posibles socios en empresas conjuntas. Un estudio de Brookings Institution, un think-tank capitalista, señaló que aunque, “[l] a Confederación de Trabajadores de Cuba y las células del Partido Comunista están integradas dentro de las empresas… estas organizaciones generalmente se alinean con los objetivos de producción de la empresa y su estado asociado agencias ”, y por lo tanto,“ [la administración] no necesita preocuparse por huelgas militantes o paros laborales ”. 32La naturaleza profundamente reaccionaria de los sindicatos se deriva del papel que desempeñan dentro del capitalismo como reguladores de la compra y venta de fuerza de trabajo. Están interesados ​​en mantener el sistema de trabajo asalariado porque de él depende su existencia. Esto les ha permitido integrarse al Estado capitalista como sus órganos auxiliares, proceso que alcanza su máxima expresión en países de capitalismo de Estado como Cuba. 33 Pero a diferencia de otros países capitalistas, los sindicatos cubanos ni siquiera pretenden representar a los trabajadores o negociar con los empleadores en su nombre. Son órganos estatales encargados de imponer disciplina laboral y aumentar la productividad. 34

Todas las medidas tomadas por el gobierno cubano desde 1959, y citadas con aprobación por la burguesía estatal y sus partidarios, tanto internos como externos, como evidencia concreta de su carácter “revolucionario” y “obrero”, fueron completamente egoístas y se implementaron. para apuntalar el capitalismo en la isla. Quizás el mejor ejemplo, sin embargo, y el que mejor ilustra este punto, es la exitosa campaña del estado cubano para erradicar el analfabetismo en el campo. Este es uno de los legados perdurables del capitalismo de Estado cubano y algo a lo que el gobierno ha recurrido una y otra vez para justificar su propia existencia desde un punto de vista moral. Cuba, dicen, era un país atrasado con una economía subdesarrollada, atrapada en una relación parasitaria con su vecino del norte, ¡la revolución le ha dado su independencia y la ha convertido en la envidia de toda América Latina! Lo que esta gente no ve, o no quiere ver, es que todos los logros de la supuesta “revolución” fueron medidas categóricamente capitalistas. Su propósito nunca fue mejorar las condiciones de vida del trabajador cubano, sino ampliar la capital cubana, logrando una mayor tasa de explotación (razón des a v ) a través de una mejor utilización de la tecnología existente. Después de que las relaciones entre Estados Unidos y Cuba empeoraran y Cuba se alineara con la Unión Soviética, el país experimentó una hemorragia de los mismos trabajadores calificados que necesitaría para industrializar la economía. Los envíos de maquinaria y materias primas de la Unión Soviética, que eran bastante generosos, se acumulaban literalmente en los muelles, ya que Cuba no tenía personal para operarlos ni edificios para almacenarlos. 35Para industrializarse y mantenerse a la altura de sus competidores, Cuba tendría que convertir a su población rural analfabeta en una fuerza de trabajo capaz de generar plusvalía para el Estado. Aunque el intento de industrializar Cuba tropezó con barreras infranqueables, una mano de obra altamente calificada quedó como subproducto de este proceso abortado. En los últimos años, las exportaciones de capital humano se han convertido en la principal fuente de ingresos del país, reemplazando la producción de azúcar, que colapsó después de la caída de la Unión Soviética debido a la pérdida de un mercado garantizado, con el turismo y las remesas del exterior en el segundo y tercer lugar respectivamente. Brasil, por ejemplo, paga al estado cubano 4.000 dólares al mes por cada médico enviado en una “misión internacionalista”. Sin embargo, estos médicos solo ganan un promedio de $ 400 por mes en salarios. 36El gobierno se apropia de la diferencia como plusvalía para pagar el gasto militar y el consumo de lujo de la clase dominante o se reinvierte en empresas rentables, muchas de ellas en asociación con capitalistas extranjeros. Incluso el sistema de salud “socialista” del país, considerado por muchos como su mayor logro, atiende las necesidades acumulativas del capital cubano. Desde el punto de vista del capital, un sistema de salud estatal es preferible a un sistema privado o de múltiples pagos, como el que existe en los Estados Unidos, porque permite que toda la clase capitalista junte dinero para el costo de reproducir la fuerza laboral. , que también incluye atención médica, en lugar de tener que asumir ese costo individualmente. Además, dado que permite a los trabajadores ver a los médicos con mayor frecuencia y, además, les da acceso a la atención preventiva,37 En definitiva, se trata de moldear al trabajador según las exigencias de la reproducción ampliada y minimizar el coste de sus necesidades para producir más plusvalía.

La economía capitalista, ya sea privada o estatal, exige un crecimiento económico sin fin, que, sin embargo, solo se puede obtener mediante un aumento de la tasa de explotación o una reducción del consumo de la clase trabajadora. La burguesía estatal en Cuba ha probado ambas estrategias, con resultados desastrosos para los trabajadores, que han visto su nivel de vida absolutamente devastado durante las últimas seis décadas. Disidentes de derecha y activistas de izquierda, tanto en la isla como en el exterior, han planteado una serie de soluciones, algunas más dignas de discusión que otras, pero todas adolecen del mismo defecto: no cuestionan en modo alguno el material bases de la sociedad capitalista. El consenso general de la derecha es que el aparato de mando debe desmantelarse en favor de un sistema de libre mercado y subastar la propiedad estatal a empresas o particulares. Sin embargo, hay mucho menos acuerdo sobre qué tan rápido proceder con la desnacionalización (las experiencias de Rusia y los países del antiguo bloque soviético, se supone, han servido como advertencias contra los peligros de la “privatización imprudente”) y qué programas sociales en última instancia, se salvará del tajo. Las propuestas de la izquierda son mucho más variadas, desde la “autogestión” al estilo yugoslavo, en la que las empresas operadas por los trabajadores compiten dentro de una economía de mercado bastante desregulada, hasta un capitalismo de estado “democratizado”. han servido como historias de advertencia contra los peligros de la “privatización imprudente”) y qué programas sociales finalmente se salvarán del tajo. Las propuestas de la izquierda son mucho más variadas, desde la “autogestión” al estilo yugoslavo, en la que las empresas operadas por los trabajadores compiten dentro de una economía de mercado bastante desregulada, hasta un capitalismo de estado “democratizado”. han servido como historias de advertencia contra los peligros de la “privatización imprudente”) y qué programas sociales finalmente se salvarán del tajo. Las propuestas de la izquierda son mucho más variadas, desde la “autogestión” al estilo yugoslavo, en la que las empresas operadas por los trabajadores compiten dentro de una economía de mercado bastante desregulada, hasta un capitalismo de estado “democratizado”.38 De hecho, una de las críticas más frecuentes al castristastalinismo desde la izquierda es que excluye injustamente a todos menos a un puñado de personas de la toma de decisiones. En otras palabras, es autoritario y antidemocrático. Sin embargo, esto simplemente confunde los síntomas con la enfermedad. El carácter rígidamente jerárquico de la economía cubana es un efecto secundario de la propiedad estatal. Su transformación en propiedad privada individual o la descentralización por medios legalistas no alteraría en lo más mínimo su contenido. Todo lo que cambiaría es la forma institucional particulardel capitalismo. En realidad, todas las soluciones propuestas equivalen a poco más que modificaciones superficiales del sistema actual, mientras que sus pilares esenciales, el trabajo asalariado y la acumulación de capital, permanecen firmes. Es revelador que todos los factores citados como motivos para perseguir tales cambios – por ejemplo, mejorar la calidad de la retroalimentación, eliminar el desperdicio, aumentar la productividad, racionalizar las empresas, etc. – derivan del imperativo estructural de ampliar el capital nacional. En el fondo, el dualismo izquierda-derecha no representa más que alternativas en competencia para gestionar el capitalismo. La clase trabajadora debe rechazar este paradigma en su totalidad, poniendo la abolición inmediata del trabajo asalariado y el intercambio de mercancías en la agenda, primero a escala nacional, luego a escala internacional. Esto requiere que los explotados en Cuba y todos los demás países se organicen como clase para derrocar al Estado capitalista, acabar con esta maquinaria represiva de una vez por todas, y simultáneamente establecer su propia estructura de poder basada en los consejos obreros: comités de democracia democrática. delegados electos y revocables instantáneamente. Estos órganos serán los encargados de expropiar capital, realizar la planificación económica y velar por la extensión del sector “socializado” – o estrictamente productor de valor de uso – de la economía a todas las actividades productivas. Estas son las tareas que tenemos por delante, y en Cuba, como en todas partes, solo la clase obrera puede llevarlas a cabo. La supresión del sistema capitalista, cualquiera que sea su disfraz,

ES
Notas

1 Grandizo Munis, “Pro Segundo Manifiesto Comunista”, en Teoría y Práctica de la Lucha de Clases , 13.
2 Samuel Farber, Cuba Since the Revolution of 1959 (Chicago: Haymarket, 2011), 18-19.
3 Frederick Engels, Socialism: Scientific and Utopian (Nueva York: Cosimo Inc., 2008), 67.
4 Rene Dumont, Cuba: Socialism and Development (Nueva York: Grove Press, 1970), 110.
5 Ibid. , 111-113.
6 Farber, op. cit. , 55-56.
7 Constitución de la República de Cuba . Capítulo VII – Derechos, Deberes y Garantías Fundamentales, artículo 45.
8 Codigo de Trabajo de Cuba . Capítulo VI – Disciplina Laboral, sección III, artículos 158-159.
9 Ibíd. , Capítulo II – Contrato de Trabajo, sección XII, artículo 61.
10 Nancy A. Quiñones Chang, “La inserción de Cuba en la economía internacional desde 1990”, en Cuban Economists on the Cuban Economy , (Gainesville: University Press of Florida, 2013) , 91.
11 Paul Sweezy, The Theory of Capitalist Development (Nueva York: Monthly Review Press, 1942), 52-54.
12 Ha-Joon Chang, Bad Samaritans: The Myth of Free Trade and the Secret History of Capitalism (Nueva York: Bloomsbury Press, 2008), 14-15.
13 OCDE,Gasto del gobierno general: total,% del PIB, 1970-2014 .
14 Karl Marx, Capital vol. 2 (Londres: Penguin Classics, 1990), 427.
15 Paresh Chattopadhyay, El concepto marxiano de capital y la experiencia soviética (Westport: Praeger Publishers, 1994), 18-20.
16 Peter Binns y Mike Gonzales, “Cuba, Castro and Socialism”, en International Socialism , primavera de 1980.
17 Chattopadhyay, op. cit. , 54-55.
18 CEPAL, La Economía Cubana: Reformas Estructurales y Desempeño en los Noventa , 2ª ed. (Ciudad de México: Fondo de Cultura Económica, 2000), 205-206.
19Adam Buick y John Crump, State Capitalism: The Wages System under New Management (Nueva York: St. Martin’s Press, 1986), 80-93.
20 Karl Marx, Capital vol. 1 (Londres: Penguin Classics, 1990), 739.
21 Para ser claros, plusvalía y beneficio no son sinónimos. Sin embargo, la plusvalía es la fuente de beneficios y, para nuestros propósitos, cumplen el mismo papel. Por tanto, podemos hablar de ellos indistintamente.
22 Grandizo Munis, “Partido-Estado, Stalinismo, Revolución”, en Revolución y Contrarrevolución en Rusia , 78-80.
23 Esto solo pretende ser ilustrativo, ya que la ley del valor no operará bajo el socialismo y el valor de cambio no existirá en absoluto.
24Marx, ibid. , 929-930.
25 Karl Marx, Crítica del programa de Gotha (Rockville: Wildside Press, 2008), 26.
26 Richard Gott, Cuba: A New History (New Haven: Yale University Press, 2005), 186-188.
27 Comisión Arancelaria de los Estados Unidos, Los efectos del Tratado de Reciprocidad de Cuba de 1902 (Washington: Imprenta del Gobierno de los Estados Unidos, 1929), 66-67.
28 Gott, op. cit. , 240-243.
29 Estos fueron rebautizados como Unidades Básicas de Producción Cooperativa(Unidades Básicas de Producción Cooperativa) luego de una reestructuración de los activos de capital productivo dentro del sector agrícola en 1993. Sin embargo, su organización interna y forma básica de operación se mantuvo sin cambios.
30 Dumont, op. cit. , 51-52.
31 Ibíd. , 80-85.
32 Richard E. Feinberg, La nueva economía cubana: ¿Qué roles tiene la inversión extranjera? (Washington DC: Brookings Institution, 2012), 58.
33 Grandizo Munis, “Los Sindicatos Contra la Revolución”, en Internacionalismo, Sindicatos, Organización de Clase , 85-86.
34 Farber, op. cit. , 138-139.
35 Dumont,op. cit. , 77.
36 Martin Carnoy, “La exportación más grande de Cuba son los maestros, los médicos, no la revolución”,  Reuters , 24 de diciembre de 2014.
37 Para un análisis más profundo del sistema de salud de los Estados Unidos, consulte el artículo de Red Hughs “Capital’s Health Dilema ” en el primer número de Intransigence .
38 Pedro Campos Santos, “Cuba Necesita un Socialismo Participativo y Democrático. Propuestas Programáticas ”, Cubaencuentro , 24 de agosto de 2

Este trabajo fue publicado originalmente en inglés en la revista Intransigence número 2 (julio de 2018) ( https://intransigence.org/2018/07/09/sugarcane-stalinism/ ). Traducción al español  por Cubanuestra.

22
Jul
21

El tabú de las izquierdas — La Joven Cuba

A propósito de las recientes protestas en Cuba, ante las cuales el gobierno de Miguel Díaz-Canel ha hecho un llamado explícito a sus partidarios a salir a las calles a enfrentar a los manifestantes, se ha abierto una nueva oportunidad para posicionarse críticamente sobre lo que ocurre en la isla, más allá de las posturas…

El tabú de las izquierdas — La Joven Cuba
22
Jul
21

Operación Fox Hunt: cómo China exporta la represión mediante una red de espías ocultos a simple vista

pexels-photo-2846034.jpeg

Photo by Magda Ehlers on Pexels.com

China envía equipos encubiertos al extranjero para traer de regreso a las personas acusadas, justificadamente o no, de delitos financieros. Una familia de Nueva Jersey fue acosada como parte de una campaña global que toma como rehenes a familias y presiona a los inmigrantes para que sirvan como espías.

De nuevo en la caza, el policía de Wuhan llegó a Nueva Jersey en una misión secreta de reconocimiento.

Hu Ji observó cómo el paisaje suburbano se deslizaba más allá de la carretera.

Tenía poco más de 40 años, medía alrededor de 6 pies 1, era suave y tenía un aspecto seguro. Sus casos habían llevado desde Fiji a Francia y a México, ocupando titulares en casa. El trabajo aquí era más arriesgado; de hecho, era ilegal. Pero conocía el césped. Se había identificado como un oficial de policía chino en su visa de turista y los estadounidenses no le habían dado ningún problema. A veces, era mejor esconderse a plena vista.

El conductor de Hu tomó una salida a una subdivisión boscosa, pasando por grandes casas alejadas de la carretera de dos carriles que serpenteaba a través de uno de los enclaves más ricos del país. El conductor era un nuevo recluta, un inmigrante chino de aspecto juvenil de unos 20 años que vivía en Queens y se hacía llamar Johnny. El tío de Johnny en Houston había sido un objetivo del equipo encubierto de Hu. Dos meses antes, habían “persuadido” al tío, ex jefe de contabilidad de una agencia provincial de aviación, para que regresara a China para ser juzgado por presuntos delitos. En esencia, Hu había ofrecido un trato brutal a Johnny y sus parientes: si quieres ayudar a tu familia, ayúdanos a destruir la de otra persona.

Entonces, en septiembre de 2016, Johnny se convirtió en un espía contratado. Ya había hecho vigilancia para prepararse para esta visita. Johnny detuvo el coche y señaló la ubicación. El policía inspeccionó el amplio césped, los árboles que flanqueaban un camino de ladrillos, la casa de dos pisos detrás de los arbustos.

No le digas a nadie que me trajiste aquí, dijo.

<img class=”lazyautosizes lazyloaded” src=”data:;base64,
Hu Ji frente a la sede de Interpol Crédito:Fuente: Wuhan Evening News

Fijado en su nuevo objetivo, Hu movilizó a su equipo. Creció a al menos 19 operativos estadounidenses y chinos: músculos contratados, detectives privados (incluido un ex sargento del Departamento de Policía de Nueva York) y especialistas encubiertos en repatriación que entraban y salían de los aeropuertos estadounidenses con facilidad. El equipo hizo vigilancia mientras dormía el desprevenido vecindario. Emplearon alias e historias de portada para transmitir dinero, inteligencia y amenazas. Cuando se preparó el escenario, trajeron al padre anciano y frágil de su objetivo desde China a Nueva Jersey como cebo humano, una táctica de alto riesgo conocida como una “bomba emocional”.

Esta vez, estalló en sus caras. En octubre pasado, Hu volvió a aparecer en los titulares, esta vez en Estados Unidos, cuando los fiscales federales de Nueva York lo acusaron a él y a otras siete personas de conspiración para actuar como agentes ilegales de China. Seis de ellos, incluido el ex detective de la policía de Nueva York, también fueron acusados ​​de conspiración para participar en el acoso interestatal.

La investigación de tres años reveló por primera vez el funcionamiento interno de la Operación Fox Hunt, un oscuro programa de detención de fugitivos que es un pilar de la campaña anticorrupción del presidente Xi Jinping.

Pero subrayó algo más preocupante: la medida en que China persigue descaradamente a los chinos en todo el mundo, desafiando las leyes y fronteras de otras naciones con impunidad. E iluminó una batalla de capa y espada poco conocida entre operativos chinos y agentes estadounidenses en suelo estadounidense en medio de crecientes tensiones entre los dos países.

Lanzado en 2014, Operation Fox Hunt y un programa llamado Operation Sky Net afirman haber capturado a más de 8.000 fugitivos internacionales. Los objetivos no son asesinos ni narcotraficantes, sino funcionarios públicos y empresarios chinos acusados, justificadamente y no, de delitos financieros. Algunos de ellos han establecido vidas en el extranjero con exuberantes mansiones y millones en cuentas en el extranjero. Pero otros son disidentes, denunciantes o figuras relativamente menores envueltas en conflictos provinciales.

Como parte de la campaña anticorrupción del presidente Xi Jinping, en 2015 China publicó esta lista de sus 100 fugitivos más buscados por delitos económicos. Los nombres en la lista eran objetivos de la Operación Fox Hunt, un programa global de detención de fugitivos lanzado en 2014, y un programa relacionado llamado Operación Sky Net. Esta foto apareció en el periódico en inglés del Partido Comunista Chino, China Daily.

En 2019, un juez de inmigración de Nueva York otorgó asilo político a un ex empleado de seguridad social de Beijing. El joven empleado había aterrizado en la lista de los más buscados de Fox Hunt, pero argumentó en un tribunal de Estados Unidos que sus antiguos jefes en China lo habían incriminado por malversar unos 100.000 dólares después de que denunciara su corrupción. A pesar del fallo del juez, permanece bajo protección federal debido al hostigamiento continuo por parte de agentes del gobierno chino.

El ex fiscal general adjunto John Demers, que dirigió la División de Seguridad Nacional del Departamento de Justicia hasta el mes pasado, dijo que China sienta un precedente peligroso cuando persigue a los expatriados aquí, violando las leyes estadounidenses y abusando de los derechos humanos en ambos países. (Demers se negó a discutir la acusación en Nueva York).

“Si el producto de la corrupción se lava aquí, desde China o cualquier otro país, investigaremos y, si podemos, procesaremos”, dijo Demers. “Pero algunas de estas personas no hicieron lo que se les acusa de haber hecho. Y también sabemos que el gobierno chino ha utilizado la campaña anticorrupción de manera más amplia dentro del país con un propósito político ”.

La campaña global de Fox Hunt, dijo, refleja “la naturaleza autoritaria del gobierno chino y su uso del poder del gobierno para imponer la conformidad y reprimir la disidencia”.

China y Estados Unidos no tienen un tratado de extradición, en parte debido a problemas bien documentados en el sistema judicial de China. Pero las autoridades estadounidenses han intentado trabajar con las autoridades chinas para llevar a los fugitivos ante la justicia. Algunos que estaban en el país ilegalmente han sido deportados a su tierra natal. En otros casos, China ha proporcionado pruebas para ayudar a las autoridades estadounidenses a condenar a inmigrantes legales por delitos, como lavado de dinero, cometidos en los EE. UU.

No obstante, en los últimos siete años, los cazadores de fugitivos chinos han acechado a cientos de personas, incluidos ciudadanos estadounidenses y residentes permanentes, según funcionarios de seguridad nacional de Estados Unidos. Equipos de repatriación encubiertos ingresan al país con falsos pretextos, reclutan cómplices con base en Estados Unidos y persiguen sin descanso a sus objetivos. Para obligarlos a regresar, las autoridades someten a sus familiares en China a acoso, cárcel, tortura y otros malos tratos, a veces grabando videos parecidos a rehenes para enviarlos a Estados Unidos. En países como Vietnam y Australia, los agentes chinos simplemente han secuestrado a sus presas, ya sean los objetivos disidentes o personas acusadas de corrupción. Pero en Estados Unidos, donde esos secuestros son más difíciles, los equipos de Fox Hunt se han basado principalmente en la coacción.

“Usan presión, apalancamiento, amenazas contra la familia, usan poderes”, dijo el subdirector adjunto del FBI Bradley Benavides, jefe de la división de contrainteligencia de la oficina en China. “Ciertamente, son buenos para conseguir lo que quieren”.

Fox Hunt, dicen los expertos, es parte de una ofensiva calculada para enviar un mensaje de que nadie está fuera del alcance de Beijing. A medida que el Partido Comunista de China construye el estado policial más grande de la historia, está exportando represión. Un informe de Freedom House, un grupo de derechos humanos sin fines de lucro, concluyó que China lleva a cabo “la campaña de represión transnacional más sofisticada, global y completa del mundo”. Con Occidente preocupado por otras amenazas como el terrorismo, los espías chinos han saturado las comunidades de la diáspora con agentes reclutados.

“Esto es lo que más temen los disidentes chinos”, dijo Teng Biao, abogado de derechos humanos y profesor invitado en la Universidad de Chicago. “Casi todos los chinos en el extranjero tienen al menos un miembro de la familia que vive en China continental. Nuestro temor es que nuestra familia sea un objetivo, tendrán problemas. Tenemos que preocuparnos por la seguridad personal de los miembros de la familia en China. Por eso tenemos que practicar la autocensura ”.

La represión transnacional es solo un frente en una ofensiva de amplio alcance. En abril, el director del FBI, Christopher Wray, le dijo al Comité de Inteligencia del Senado que el FBI tiene más de 2.000 investigaciones activas relacionadas con China, con un aumento del 1.300% solo en los casos de espionaje económico. El FBI abre una nueva investigación sobre China cada 10 horas, testificó Wray.

La Iniciativa China del Departamento de Justicia contra el espionaje ha dado lugar a cargos contra exoficiales de la CIA, un profesor nacido en Estados Unidos, oficiales militares chinos y un ejecutivo con sede en China en Zoom acusado de interrumpir las conmemoraciones en línea de la masacre de la Plaza Tiananmen de 1989.

“Hemos visto una aceleración de los esfuerzos en toda la gama de comportamientos malignos del gobierno chino”, dijo Demers. “Hay un cambio real, creo, en la asertividad e incluso el descaro de algunas de estas actividades”.

Además de rastrear a los acusados ​​de delitos económicos, las fuerzas de seguridad chinas también viajan por el mundo en busca de otros en la mira del régimen, incluidos tibetanos, hongkoneses, seguidores del movimiento religioso Falun Gong y, quizás más visiblemente, los uigures, un grupo étnico predominantemente musulmán. Estados Unidos y otros han acusado a China de cometer genocidio en la región de Xinjiang contra los uigures.

Los líderes chinos defienden sus esfuerzos por rescatar a los fugitivos. La falta de un tratado de extradición con Estados Unidos, dicen, convierte al país en un refugio para criminales fugitivos. Un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China desestimó las acusaciones en el caso de Nueva York como una “difamación”.

“Al llevar a cabo la cooperación policial con otros países, las autoridades policiales chinas observan estrictamente el derecho internacional, respetan plenamente las leyes extranjeras y la soberanía judicial, y garantizan los derechos e intereses legítimos de los presuntos delincuentes”, dijo el portavoz Wang Wenbin. “Sus operaciones son irreprochables. Impulsado por motivos ocultos, Estados Unidos hace la vista gorda ante hechos básicos y difama los esfuerzos chinos para repatriar a fugitivos corruptos y recuperar ganancias ilegales “. (La embajada china no respondió a una solicitud de comentarios adicionales).

El examen de ProPublica del caso de Nueva Jersey, el primer enjuiciamiento que involucra una operación de Fox Hunt, y de otras misiones clandestinas chinas en los Estados Unidos, contradice la declaración del funcionario. Durante años, los escuadrones de repatriación encubiertos de China han rastreado a sus objetivos en todo tipo de entornos esencialmente estadounidenses, desde zonas de viviendas tranquilas hasta cadenas de restaurantes suburbanos y distritos comerciales para inmigrantes. El rastro de Hu revela la ambición del esfuerzo. Es solo un oficial en un equipo de Wuhan, parte de un enjambre de equipos de otras provincias y Beijing que han estado activos en los Estados Unidos.

Para reconstruir la trayectoria de Hu y otras actividades de Fox Hunt, ProPublica entrevistó a líderes del FBI y del Departamento de Justicia, funcionarios de seguridad nacional actuales y anteriores con experiencia en casos relacionados con China, y disidentes y expatriados chinos. ProPublica también revisó la denuncia penal federal y otros documentos judiciales; informes de gobiernos, entidades académicas y grupos de derechos humanos; y archivos de prensa y redes sociales.

El informe descubrió pruebas que iban más allá del caso de Nueva Jersey, lo que indica que el equipo de Wuhan Fox Hunt había vagado de costa a costa durante varios años, a menudo sin el conocimiento de las fuerzas del orden de Estados Unidos, aprovechando el miedo y el silencio en las comunidades de inmigrantes.

“Hay que entender los servicios de inteligencia chinos”, dijo un exfuncionario de contrainteligencia asiático-estadounidense. “Tocarán literalmente a cualquiera con acceso en la comunidad donde el fugitivo puede estar escondido y trabajando. China tiene el aparato de seguridad más grande del mundo “.


En el verano de 2016, Johnny recibió malas noticias de Wuhan.

De alguna manera, la policía china había traído a su tío, el excontador, de regreso de Houston. Los periódicos publicaron fotografías celebrando el éxito de la cacería humana secreta. En ellos, un hombre bajo, con anteojos y de aspecto taciturno estaba parado en la pista de un aeropuerto flanqueado por oficiales uniformados.

El policía que atrapó a tu tío se llama Hu Ji, le dijeron los familiares de Johnny. Él se comunicará con usted sobre otro caso. Haz lo que te diga.

Johnny, cuyo nombre de pila es Zhu Feng, había estudiado en Guam antes de mudarse a Flushing, hogar de uno de los enclaves de inmigrantes chinos más grandes de Estados Unidos. Su familia extendida se convirtió en residente legal de Estados Unidos y abrazó su nuevo hogar. Su hermano mayor sirvió en el ejército estadounidense y luego trabajó para la Administración del Seguro Social y la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, según documentos judiciales y registros públicos. (Un portavoz de CBP se negó a comentar, citando la investigación abierta del FBI).

Johnny, que ahora tiene 34 años, parecía un recluta maleable. Hizo trabajos esporádicos: guía turístico, vendiendo autos usados. En las redes sociales, lucía una gorra de los Yankees y una sonrisa juvenil y se hacía llamar “Endless Johnny”.

Ahora, dejó esa vida en suspenso y se convirtió en un agente secreto del gobierno chino, dijeron los fiscales. Desde Wuhan, Hu expuso la misión. Su nuevo objetivo, Xu Jin, había dirigido la comisión de desarrollo de Wuhan antes de partir hacia Estados Unidos en 2010 con su esposa, Liu Fang, ex ejecutiva de una compañía de seguros. Los fiscales los habían acusado de aceptar millones de dólares en sobornos, delitos cuyo castigo máximo es la muerte.

La pareja, que ahora tiene 56 años, había obtenido tarjetas verdes estadounidenses a través de un programa que otorga la residencia a los extranjeros que invierten más de $ 500,000 en los Estados Unidos. El consultor de California que los ayudó a presentar la solicitud luego se declaró culpable de fraude migratorio, y los investigadores en ese caso alegaron que la petición de residencia de la esposa contenía información falsa. Pero siguen siendo residentes legales. (La pareja se negó a ser entrevistada).

En 2015, el gobierno chino incluyó a la pareja en su lista de los 100 fugitivos más buscados en la Operación Fox Hunt. Las autoridades chinas han dicho que hicieron tres solicitudes formales de asistencia de Estados Unidos sobre la pareja buscada, proporcionando evidencia sobre presuntos delitos de lavado de dinero y de inmigración que podrían ser procesados ​​aquí. Un portavoz del Departamento de Justicia de Estados Unidos se negó a comentar sobre esa afirmación.

Mientras tanto, el equipo de Hu inició una lenta danza de coacción y acoso. Encerraron a la hermana del exfuncionario en Wuhan para presionarlo para que regresara a China, según documentos judiciales. Y descubrieron a otros parientes de la pareja que vivían en el exclusivo suburbio de Short Hills en Nueva Jersey. El equipo de Hu sospechaba que los objetivos habían proporcionado fondos ilícitos para comprar la casa de los familiares de $ 1,3 millones y que la pareja vivía cerca. La casa era su mejor pista.

Echa un vistazo a la casa y toma fotos, le dijo Hu a Johnny.

El policía de Wuhan representa las dos caras de Fox Hunt: luchador contra el crimen y capa y espada en casa, criminal sigiloso en Estados Unidos.

Como veterano de la unidad de asuntos exteriores de la policía en la novena ciudad más grande de China, Hu, que ahora tiene 46 años, era aproximadamente el equivalente a un detective de nivel medio en Dallas. Pero su carrera se disparó después de unirse a un grupo de trabajo de Fox Hunt. A principios de 2016, los medios de comunicación de Wuhan habían publicado perfiles entusiastas sobre él, describiendo su imponente altura, sus viajes a 29 países, sus arrestos de ocho fugitivos. En una foto, Hu lucía un traje verde frente a la enorme sede de Interpol en Lyon, Francia.

“Fuera del país no significa fuera del sistema legal”, dijo al Hubei Daily. “Muestra tu espada y castiga incluso a los que están en tierras lejanas”.

Beijing encabezó la cruzada, pero muchos de los equipos de aprehensión itinerantes procedían de las provincias. Las embajadas y consulados chinos en el extranjero los ayudaron mientras mantenían la negación. Si los cazadores como Hu tenían éxito, mejoraron sus carreras y ayudó a difundir el mensaje de Xi de que no había refugios seguros. Si fracasaban, el gobierno central estaba aislado.

<img class=”lazyautosizes lazyloaded” src=”data:;base64,
Crédito:ProPublica

En septiembre de 2016, Hu voló a Nueva York para encontrarse con Johnny y lanzar la operación. Johnny lo llevó a Nueva Jersey para ver la casa en Short Hills y otros lugares. Hu pronto presionó a otro pariente para que se pusiera en servicio: el padre de Johnny, Zhu Yong, que también se conoce como Jason Zhu. Jason, que ahora tiene 64 años, estaba divorciado y padecía diabetes e hipertensión arterial. No tenía un trabajo fijo, dividía su tiempo entre una casa en Connecticut y la casa de su hijo mayor en Queens, y viajaba con frecuencia a China. Pero él también se convirtió en un operativo encubierto, dijeron los fiscales. (El abogado y los familiares de Jason se negaron a comentar).

Este reclutamiento de las familias de los objetivos capturados es una táctica despiadadamente eficaz. Asegura lealtad y obediencia. También es un arte comercial, que utiliza intermediarios locales para proteger a los oficiales chinos. Los equipos a menudo se organizan en silos para que los soldados de infantería no conozcan a otros jugadores ni todos los detalles.

Bajo la dirección de Hu, los espías neófitos comenzaron a construir una red. Primero, necesitaban un investigador privado local, preferiblemente un ex policía con contactos y las habilidades para rastrear a la gente.

La elección de los Zhus no parecía ser alguien que se enredaría en el espionaje extranjero. Michael McMahon, ahora de 53 años, provenía de una familia de policías y bomberos irlandeses estadounidenses. Durante sus 14 años en la policía de Nueva York, trabajó en narcóticos y una unidad de delincuencia callejera de élite, llegando a ser sargento detective. Había ganado el Police Combat Cross, el segundo honor más alto del departamento, por su papel en un tiroteo en el Bronx. En 2003, se retiró por discapacidad parcial relacionada con las dolencias causadas por su tiempo en Ground Zero después de los ataques del 11 de septiembre. Su esposa, una actriz, había tenido un papel de larga duración en “As the World Turns”, una telenovela diurna.

Para contactar a McMahon, el equipo de Fox Hunt reclutó a una mujer que se presentó como la empleada de una empresa de traducción con sede en Nueva York, según su abogado, Lawrence Lustberg. La mujer le dijo al detective que lo había encontrado a través de una búsqueda en Google y le presentó a Johnny y Jason Zhu, describiéndolos como representantes de una empresa privada china que estaba tratando de recuperar activos de un ex empleado que había robado dinero, dijo Lustberg. .

A fines de octubre, durante un segundo viaje a Estados Unidos, Hu se sentó con McMahon en un restaurante Panera Bread en Paramus, Nueva Jersey, un suburbio a unas 20 millas de la ciudad de Nueva York. El policía chino se hizo pasar por Eric Yan, un ejecutivo de la compañía, durante esa reunión y otras interacciones, dijo el abogado. Jason y Johnny Zhu también participaron en reuniones con McMahon y estuvieron involucrados en pagarle.

Johnny se identificó como el sobrino del propietario de la empresa china, que describió como una empresa de construcción, dijo Lustberg.

McMahon “creía que se estaba reuniendo con el personal de la empresa” y nunca supo la verdadera misión del equipo, dijo Lustberg. “Nada parecía sospechoso en las reuniones. Nunca mencionaron al gobierno chino ni a nadie que trabajara en la aplicación de la ley en China. Hablaron de recuperación de activos. Y aparecieron como empleados con un gran interés en localizar el dinero “.

Los fiscales luego disputarían la idea de que McMahon era un peón inocente.

McMahon recopiló información sobre los registros de propiedad, las cuentas bancarias y los viajes de los objetivos. Trajo a dos investigadores más para ayudar a vigilar la casa en Nueva Jersey, e incluso alertó a la policía local sobre la vigilancia para evitar problemas. Pero el equipo no pudo encontrar la casa de la pareja buscada.

El 12 de noviembre, Hu envió al detective privado un correo electrónico, utilizando el alias de Yan, para decirle que había “informado de todo lo que encontramos” a sus superiores en China.

En diciembre, Hu volvió a visitar Nueva York. Esta vez, trajo a su jefe. Los fiscales han identificado al superior de Hu solo como el Oficial 1 de la República Popular China (PRC), un líder de un grupo de trabajo de Wuhan Fox Hunt que incluye fiscales e investigadores en la unidad anticorrupción del Partido Comunista. Hu y su jefe formaban parte de un grupo de Wuhan que ingresó al país con facilidad mientras llevaban a cabo su misión ilegal. Una vez más, Johnny sirvió como conductor.

Días después de ese viaje, Hu convocó a Johnny a Wuhan para una reunión. La próxima vez, le dijo Hu, no pensaban regresar de Estados Unidos con las manos vacías.


China no tiene el monopolio de la represión transfronteriza.

Los espías sauditas han repatriado en secreto a estudiantes universitarios sauditas a quienes acusaron de disidencia o extremismo islámico en Estados Unidos. Un programa de entregas estadounidenses que capturó a decenas de presuntos terroristas en todo el mundo provocó una reacción violenta en los años posteriores a los ataques del 11 de septiembre. En 2009, un tribunal italiano condenó a 23 estadounidenses, la mayoría de ellos agentes de la CIA, por arrebatar a un clérigo extremista de una calle de Milán y llevarlo a su Egipto natal, donde los interrogadores lo torturaron. Y este mes, los fiscales federales acusaron a los oficiales de inteligencia iraníes de planear la entrega de un periodista estadounidense iraní, describiendo un plan audaz que podría haber involucrado secuestrarla en Nueva York, llevarla en barco a Venezuela y llevarla a Irán.

Pero la ley china requiere que los ciudadanos ayuden a las todopoderosas agencias de inteligencia de China, una mentalidad que se extiende al exterior. El espionaje sistemático en la diáspora se remonta a décadas. Durante el funcionamiento de la antorcha olímpica en San Francisco en 2008, los agentes del FBI observaron a espías chinos con walkie-talkies dirigir pelotones de estudiantes obedientes, unos 7.000 llegados en autobús de todo el país, interrumpiendo las protestas a favor del Tíbet. Más recientemente, el FBI ha investigado incidentes en los que automóviles pintados y equipados como vehículos de la policía china atravesaban comunidades de inmigrantes en California. Las patrullas deshonestas son mensajes del gobierno chino de que los inmigrantes deben obedecer al régimen de Beijing y vigilar lo que dicen y hacen, según Demers, ex funcionario del Departamento de Justicia.

“Hay tantas organizaciones que trabajan para el gobierno chino”, dijo Teng, el estudioso del derecho. “En la mayoría de los casos, las asociaciones de estudiantes y vecinos están realmente controladas. Los gobiernos extranjeros y las universidades no se han dado cuenta de este tema urgente e importante. No entienden profundamente cómo el gobierno chino usa estas asociaciones para lograr sus propios propósitos políticos. La respuesta de los gobiernos y universidades occidentales ha estado lejos de ser suficiente “.

Cuando Xi asumió la presidencia en 2013, declaró la guerra a la corrupción. Aprovechó el resentimiento de una élite que se enriquecía en una economía rapaz. Muchos de ellos habían enviado a los niños a escuelas extranjeras, habían comprado casas en el extranjero y habían preparado estrategias de salida. Xi apuntó a un éxodo de funcionarios públicos y empresarios de dudosa fortuna que se estaban trasladando a países como Australia, Canadá y Estados Unidos.

“Ese es el genio del sistema político chino”, dijo Mareike Ohlberg, investigadora principal del Programa para Asia del German Marshall Fund de Estados Unidos. “Si está en alguna posición de poder, es muy poco probable que nunca se haya involucrado en actos de corrupción. Eso significa que cualquiera puede ser perseguido a través de Fox Hunt “.

<img class=”lazyautosizes lazyloaded” src=”data:;base64,

La retórica moralista destacó detalles escandalosos, como los $ 4,4 millones que un exdirector de finanzas de la provincia de Jiangxi supuestamente perdió en los casinos de Macao antes de su deportación de Singapur. China obtuvo avisos rojos de Interpol, que son alertas de que un país ha solicitado arresto y extradición, para expatriados en todo el mundo.

Después de que la Operación Fox Hunt comenzara en 2014, las autoridades estadounidenses comenzaron a detectar incursiones ilegales de cazadores de fugitivos que amenazaban a objetivos estadounidenses, apareciendo en sus hogares y tratando de obtener la ayuda de la policía y fiscales locales, especialmente estadounidenses de origen chino. En agosto de 2015, mientras el presidente Xi se preparaba para visitar, Washington advirtió a Pekín que controlara a Fox Hunt. Los agentes del FBI todavía se encontraron peleando con espías chinos desplegados para intimidar a los disidentes en las ciudades estadounidenses durante la visita presidencial.

Semanas después de la visita presidencial, Beijing aparentemente tomó represalias contra un disidente que había criticado al régimen de Xi durante las protestas en Seattle, obteniendo un aviso rojo de Interpol por cargos de manipulación de licitaciones. Posteriormente, un tribunal estadounidense concedió asilo político al disidente e Interpol levantó la notificación.

La administración Obama pasó varios años negociando con China sobre los fugitivos de Fox Hunt. Durante el habitual intercambio alegre de obsequios en una reunión, un alto funcionario estadounidense les dio a sus homólogos chinos un zorro de peluche de juguete. Los fiscales estadounidenses acusaron a algunos fugitivos y repatriaron a otros, incluidos convictos que habían cumplido condenas en prisión federal por malversar 485 millones de dólares del Banco de China.

Pero hubo amargura por la moneda de cambio de Beijing: alrededor de 39.000 inmigrantes ilegales de China, incluidos criminales convictos, bajo custodia estadounidense. Habían pasado años varados en los Estados Unidos después de los procedimientos de deportación porque China se negó a aceptarlos. Ahora los diplomáticos chinos se ofrecieron a ceder, si Estados Unidos incluía nombres de la lista de Fox Hunt. Los estadounidenses querían que Beijing aceptara primero a los deportados. Y los objetivos en la lista, muchos de los cuales tenían estatus legal en los EE. UU., No podían simplemente enviarse de regreso a China.

“Nos resistimos”, dijo un ex alto funcionario estadounidense. “Dijimos que son manzanas y naranjas. No podemos hacer eso. No existe el debido proceso. Si tienes un caso, tienes que presentarlo ”.

En 2016, los agentes federales se enfurecieron al descubrir que China había utilizado las conversaciones como cobertura para operaciones encubiertas adicionales en suelo estadounidense. Los agentes de policía chinos de las delegaciones que habían venido a Washington para discutir sobre Fox Hunt se habían retirado en secreto para presionar a los objetivos de Fox Hunt, dijeron a ProPublica tres exfuncionarios estadounidenses.

“Utilizaron delegaciones para enviar oficiales a salir y tratar de amenazar a estas personas, ya sea sus bienes o sus familiares”, dijo el ex alto funcionario.

La mayoría de los deportados estancados permanecen aquí hoy. Y no todos los objetivos de Fox Hunt resultaron ser gatos gordos.

Liu Xu, un ex empleado, era la persona más joven en una lista de los más buscados de Fox Hunt 100, y el acusado de robar la menor cantidad de dinero. Tenía 29 años cuando huyó a Sugar Land, un suburbio de Houston, en 2013. Le dijo a un juez de inmigración de Estados Unidos que era un denunciante. Trabajando como contratista en una oficina de administración de la seguridad social, sorprendió a sus jefes creando receptores de ayuda ficticios y embolsándose pagos, según su abogado de Nueva York, Li Jinjin, quien también se hace llamar Jim Li. Los jefes rápidamente acusaron al empleado de robar alrededor de $ 100,000, dijo Li.

“Fue acusado de cosas que un funcionario de menor rango no podía hacer”, dijo Li. “Los fiscales estaban tratando de proteger a los jefes”.

En 2019, el juez otorgó asilo político al secretario, quien se mudó y permanece bajo protección federal debido al acoso que incluyó fotos de él y su casa, con su dirección, que se publicaron en los medios de comunicación en idioma chino, dijo Li.

Li, un hombre duro de 65 años, se desempeñó una vez como oficial de policía en Wuhan. Mientras estudiaba para un doctorado. en Beijing, fue a la cárcel por participar en las protestas de la Plaza de Tiananmen. El abogado dijo que los enjuiciamientos de Fox Hunt a menudo surgen de disputas regionales, atrapando a figuras relativamente menores.

“Estos son productos de conflictos políticos locales”, dijo Li. “Los persiguen como prófugos porque el gobierno central se marca un objetivo. Y el gobierno provincial quiere lograr el objetivo de las necesidades políticas ”.


En la primavera de 2017, el plan estaba listo.

Hu se quedó en Wuhan, un maestro de marionetas remoto que dirigía el espectáculo. Pero envió a un cerrador: un especialista que tenía la arriesgada tarea de traer de vuelta al objetivo. Los fiscales estadounidenses la identifican como la Oficial 2 de la República Popular China. Ella lideraría el equipo de repatriación, pero como no hablaba inglés, Johnny se mantendría cerca y sería su intermediario con Mike, como el equipo llamaba al detective privado estadounidense.

El otro especialista del equipo era Li Minjun, ahora de 65 años, un médico que había trabajado para el Ministerio de Seguridad Pública, dijeron funcionarios estadounidenses. Su tarea: escoltar a un anciano por todo el mundo en contra de su voluntad para tenderle una emboscada a su hijo.

No se ha revelado la edad del padre, pero Hu sintió que estaba lo suficientemente frágil como para poner a un médico a su lado durante el vuelo de más de 15 horas. El plan era llevar al padre sin previo aviso a la casa en Nueva Jersey, un cebo humano para sacar a su hijo de su escondite, dijo Hu a McMahon en un correo electrónico en marzo.

“Solo queremos recomendarle que lo rastree para encontrar la dirección [de su hijo]”, escribió Hu al detective.

Más tarde, la familia acusaría a los funcionarios chinos de secuestrar al padre. Los fiscales dicen que el equipo lo obligó a hacer el viaje.

El padre tenía órdenes de decirle a su hijo cuánto sufriría la familia si el hijo no obedecía. Hu esperaba que el impacto hiciera que el hombre buscado, Xu Jin, se rindiera en el acto, dicen los investigadores.

Los casos en todo el mundo muestran que estos métodos de mano dura son típicos. A menudo, las víctimas acompañan a los captores sin luchar porque temen represalias contra sus familiares. Un empresario de la lista de Fox Hunt que vivía en Canadá voló de regreso para rendirse en la provincia de Shandong en 2016 después de que la policía arrestara a su ex esposa, según un informe de Human Rights Watch .

Primero, el equipo de Hu tuvo que llevar al padre a Estados Unidos. Los pasajeros que parten en los aeropuertos de EE. UU. Rara vez se encuentran con la aplicación de la ley de fronteras que no sea el personal de la TSA. Pero es más difícil entrar al país con un cautivo a cuestas. Johnny ayudó a entrenar al anciano sobre las respuestas a las preguntas estándar hechas por los inspectores fronterizos en el Aeropuerto Internacional Newark Liberty, un momento vulnerable del plan.

“¿Han decidido todos cómo superar estas preguntas [?]”, Preguntó Johnny a sus jefes en un mensaje de texto el 1 de abril.

Los mensajes de texto muestran que Johnny estaba en Wuhan aprendiendo a desempeñar su nuevo papel de capa y espada: supervisar a los agentes que había contratado en la comunidad china en Nueva York. Johnny envió a un cómplice para reforzar el equipo de vigilancia con instrucciones de “realizar vigilancia allí durante 5 días. 12 horas el primer día, 10 horas el segundo día y 8 horas los últimos tres días. … La compensación es de 1800 USD “.

Johnny ordenó a un recluta de Queens, conductor y encargado de la logística, que mantuviera la boca cerrada ante los peces gordos visitantes.

“No les preguntes a qué vienen aquí”, escribió. “Esto se lleva a cabo en secreto. … Simplemente siga las instrucciones cuando trabaje para el gobierno chino “.

El 3 de abril, Johnny y el jefe del equipo de repatriación, PRC Official-2, aterrizaron en Newark y se registraron en un hotel. Johnny conoció a McMahon en la Panera al día siguiente y le dio un anticipo en efectivo de $ 5,000. Hu envió por correo electrónico las fotos de detectives del padre y la pareja buscada.

El momento de la verdad llegó el 5 de abril. Esa noche, Johnny condujo de regreso al aeropuerto para recoger al padre y al médico de la policía, quienes pasaron la aduana sin problemas. Mientras tanto, McMahon se sentó fuera de la casa de Short Hills, intercambiando mensajes de texto con Johnny mientras el plan entraba en acción. Menos de una hora después, Johnny dejó caer el cebo humano en la puerta principal de los familiares.

<img class=”lazyautosizes lazyloaded” src=”data:;base64,
Crédito:ProPublica

Los familiares llamaron al hijo. Al día siguiente, el hombre buscado hizo exactamente lo que Hu había imaginado: recogió a su padre. El equipo de vigilancia los siguió de regreso a la casa del hombre buscado a media hora de distancia. Habían encontrado su objetivo.

Pero las esperanzas de Hu de un triunfo relámpago se evaporaron. En lugar de someterse, la familia se puso en contacto con la policía y el FBI se involucró, un movimiento que el equipo de Fox Hunt detectó rápidamente. El 7 de abril, Johnny envió un mensaje de texto al funcionario de la República Popular China-2 diciendo que Hu quería que ella “y el médico regresaran lo antes posible” para “evadir las acciones de la policía estadounidense”, dice la denuncia penal. Ambas mujeres tomaron rápidamente vuelos de regreso a China.

El equipo no se rindió solo porque los agentes del FBI estaban detrás de ellos. Con los especialistas a salvo, Hu continuó la vigilancia con sus operativos estadounidenses. Uniéndose a Hu en el puesto de mando en Wuhan, PRC Official-2 dio órdenes de mantenerse listo.

“La clave es el estado de [el padre]”, le envió un mensaje de texto a Johnny el 9 de abril. “El propósito principal es permitirle persuadir a [su hijo] de que se rinda”.

Pero dos días después, Johnny le envió a McMahon un mensaje de texto diciendo que le habían dicho que regresara a Wuhan.

“Avísame si necesito ir a China jajaja”, respondió McMahon.

“Definitivamente te otorgan un buen viaje si pueden llevar [al objetivo] de regreso a China, jaja”, respondió Johnny.

La táctica había fallado. Al padre se le permitió irse a casa. El 12 de abril, Johnny fue al aeropuerto de Newark por separado del anciano y se registró en el mismo vuelo a Shanghai. Sus manejadores en Wuhan le dijeron que se asegurara de que el padre se reuniera con el médico cuando aterrizara y que lo tratara “con buenas intenciones” debido a su edad.

Sin embargo, antes de abordar, Johnny tuvo un susto. Los agentes de CBP lo interceptaron e interrogaron. Le mostraron fotos de PRC Official-2, su compañera de viaje una semana antes, y le preguntaron por ella. Afirmó que era amiga de su tío y que él había sido su guía turístico. Los inspectores fotografiaron las gafas de visión nocturna que encontraron en su equipaje y luego lo dejaron ir.

Johnny envió un mensaje frenético al cómplice que vivía en Queens.

“Elimina todo nuestro registro de chat después de leer esto”, escribió. “Hay algunos problemas. Alguien en los EE. UU. Lo estará buscando. … Cuidado con todo. Si hay algo, use otros teléfonos para llamar. Es posible que se rastree su teléfono celular “.

McMahon no recibió tal advertencia, dijo su abogado. El detective ha guardado sus correos electrónicos y mensajes de texto del caso, una señal de que no tenía conocimiento del intento de repatriación, dijo Lustberg. McMahon tampoco sabía que la familia se había puesto en contacto con el FBI, según su abogado, quien dijo que los mensajes de texto sobre China eran solo “bromas”.

Los funcionarios estadounidenses son escépticos. Señalaron que McMahon se envió por correo electrónico un artículo de periódico el 6 de abril, el día antes de que el líder del equipo huyera de regreso a China, con el titular “Interpol lanza Global Dragnet para 100 fugitivos chinos”. La historia tenía fotos de la pareja buscada e información sobre los programas de detención de fugitivos del gobierno chino.

“En consecuencia, creo que McMahon sabía que” la pareja “eran objetivos de la Operación Fox Hunt”, escribió un agente del FBI en la denuncia penal.

El 23 de abril, Hu envió a McMahon un correo electrónico agradeciéndole por encontrar la dirección de una mujer en el norte de California, dijo Lustberg. Ella era la hija adulta de la pareja en Nueva Jersey. En lugar de rendirse, el equipo de Hu ya estaba atacando en un nuevo frente.


Los cargos federales contra el policía de Wuhan se centran en la operación en Nueva Jersey. Pero ProPublica se enteró de que Hu vagó por el país durante varios años, sus actividades alternativamente encubiertas y abiertas, sin ser molestado por la policía mientras perseguía al menos dos objetivos adicionales.

“Xi Jinping ha aportado un sentido de urgencia al proceso”, dijo Frank Montoya Jr., exjefe de contrainteligencia del FBI. “Hay una audacia, un descaro en la forma en que nos tratan. No creen que haya una consecuencia “.

Hu ha visitado este país al menos ocho veces. Además de tres viajes en 2016 descritos en documentos judiciales, estuvo aquí en 2015, nominalmente para asistir a un programa de capacitación en la Universidad de New Haven.

En una foto en los medios chinos, Hu sostiene un certificado junto a Henry C. Lee, un científico forense chino-estadounidense conocido por su participación en casos como el juicio por asesinato de OJ Simpson. Hasta hace poco, Lee dirigía un instituto homónimo en la universidad que ofrece programas para investigadores y funcionarios policiales chinos visitantes.

El pie de foto no menciona una fecha o lugar, pero un portavoz de la universidad confirmó que la foto fue tomada en el campus. Una organización llamada Centro de Capacitación Empresarial China-Estados Unidos organizó la visita de Hu y emitió el certificado, dijo el portavoz, Doug Whiting, en un correo electrónico. Whiting no tenía más información sobre la visita de Hu.

“Las listas no se mantienen ni se mantienen, ni ningún tipo de registros formales o informales de los programas ofrecidos”, escribió Whiting. “Se presume que todos los visitantes habían sido aprobados para visas por la Aduana de los Estados Unidos y, por lo tanto, no fue necesaria ninguna verificación de antecedentes adicional. … Es imposible saber específicamente a qué programa o cuándo asistió el Sr. Hu Ji “.

<img class=”lazyautosizes lazyloaded” src=”data:;base64,

Eso es sorprendente debido a la infiltración generalizada de espías chinos en las universidades estadounidenses. Los funcionarios del Centro de Capacitación Empresarial China-Estados Unidos, que tiene oficinas en California y China, no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Los funcionarios estadounidenses le dijeron a ProPublica que posteriormente determinaron que Hu estaba en New Haven en 2015. El momento coincide con su actividad en Fox Hunt.

En un caso aún envuelto en intrigas, Hu diseñó la repatriación de una residente legal de Estados Unidos mientras viajaba a México en 2015. La prensa china y las cuentas del gobierno ocultaron el nombre completo de la mujer y ocultaron su rostro en una foto publicada, describiéndola como gerente. de una empresa de inversiones de Wuhan buscada por fraude.

Hu dijo a los periódicos chinos que se enteró de que ella estaba en Estados Unidos, solicitó una notificación roja de Interpol en 2013 y “comenzó a rastrearla”, actividad que era ilegal si se realizaba en suelo estadounidense.

“Los fugitivos que huyeron a los Estados Unidos son los más difíciles de atrapar, y es aún más difícil atrapar a los fugitivos que tienen una tarjeta de residencia de los Estados Unidos”, decía un artículo del Chutian Metropolis Daily.

Los relatos chinos afirman que Hu “milagrosamente” tuvo un descanso en septiembre de 2015 cuando descubrió que la mujer había volado a Cancún y las autoridades mexicanas la detuvieron. Ella solicitó que los funcionarios mexicanos la deportaran a Estados Unidos, por lo que Hu y los funcionarios de la embajada china en México “corrieron contra el tiempo”, temiendo que los diplomáticos estadounidenses pudieran intervenir, dicen las cuentas. Hu organizó una artimaña con los oficiales mexicanos: engañaron a la prisionera para que subiera a un avión a Shanghai diciéndole que se dirigía a Houston, dicen los artículos. Una foto publicada muestra a Hu en un aeropuerto con dos oficiales de inmigración mexicanos que transportaron al prisionero.

México mantuvo el asunto inusualmente tranquilo. No hubo cobertura de la prensa mexicana, ningún anuncio estándar sobre la cooperación internacional en acción.

Cuando se les preguntó sobre el asunto, los funcionarios del FBI dijeron que no habían identificado a la mujer y que estaban investigando. Pero ProPublica la ha identificado basándose en información de funcionarios conocedores, resúmenes detallados de documentos judiciales chinos y otras fuentes.

Ella es Suying Wang, de 50 años. En 2012, vino a los Estados Unidos, donde se casó con un ciudadano estadounidense. Los registros muestran que es el presidente de una pequeña empresa en Houston que tiene una filial en la Ciudad de México. Vivían en un complejo de condominios en Houston. Su exmarido, que desde entonces se divorció de ella, se negó a comentar cuando fue contactado por teléfono.

En cuanto al arresto de Wang en 2015, ProPublica confirmó elementos de las cuentas chinas, pero descubrió otros detalles que cambian la historia. En realidad, los operativos chinos vigilaron a tres fugitivos en Mérida, México, una ciudad a unas 190 millas de Cancún en la península de Yucatán, según funcionarios estadounidenses y mexicanos. A pedido de la embajada china, los oficiales de inmigración mexicanos arrestaron a Wang y a otras dos personas buscadas por delitos económicos no relacionados, dijeron los funcionarios. Debido a que México no tiene la pena de muerte, los diplomáticos chinos firmaron un compromiso declarando que Wang no enfrentaría la ejecución en China, según los funcionarios, que solicitaron el anonimato.

México deportó a Wang el 23 de septiembre de 2015. Las fotos obtenidas por ProPublica confirman la participación de Hu. Muestran al prisionero en tránsito bajo la custodia de oficiales chinos. Esos oficiales también aparecen en una foto publicada de Hu y oficiales mexicanos en un aeropuerto, y en otra en la que se oculta el rostro de Wang.

<img class=”lazyautosizes lazyloaded” src=”data:;base64,
Crédito:Fuente: People’s Public Security News

A pesar del aviso de Interpol y de su ciudadanía china, la deportación, y el engaño reportado utilizado para llevarla al avión, plantean preguntas. La ley internacional de refugiados prohíbe a los gobiernos devolver a los extranjeros a países donde enfrentan un temor fundado de persecución. China es un notorio violador de los derechos humanos. Y las autoridades mexicanas tenían una alternativa clara: podrían haber enviado al residente estadounidense a Estados Unidos, un aliado cercano.

Los otros dos objetivos también fueron enviados de regreso a China, pero no está claro si también eran residentes de EE. UU. El episodio refleja la creciente influencia de China al sur de la frontera. Uno de los superiores de Hu, un subjefe de policía de Wuhan llamado Xia Jianzhong, visitó más tarde México para agradecer a los jefes de inmigración por su ayuda.

Un portavoz de la embajada de México en Washington se negó a comentar sobre el caso.

En Wuhan, un tribunal condenó a Wang a cinco años de prisión, una sentencia que se redujo a tres años en la apelación. El castigo bastante leve, combinado con el alcance y el costo de la operación, subraya que uno de los principales objetivos de la Operación Fox Hunt es infundir miedo en la diáspora.

Los cazadores de Wuhan han trabajado en otros casos en Houston. Mientras perseguían a un hombre entre 2016 y 2018, hicieron que su cuñado en Wuhan perdiera su trabajo y lo obligaron a visitar la oficina del fiscal durante meses; hicieron que la esposa de su socio comercial fuera a Estados Unidos y contratara detectives privados para investigarlo; torturaron y encarcelaron a su hermano y acosaron a su anciana madre, según el abogado del hombre buscado, Gao Guang Jun. Partes de la terrible experiencia también se documentaron en el informe de Human Rights Watch en 2017.

“Fue un gran ataque a la familia”, dijo Gao. “Toda la familia está rota”.

El nombre de Hu no apareció en ese caso, aunque su equipo pudo haber estado involucrado. Pero a partir de 2015 lideró el ataque a la familia del excontador en Houston. ProPublica lo ha identificado como Zhu Haiping, el tío y hermano, respectivamente, de Johnny y Jason Zhu en Nueva York.

Zhu Haiping, ahora de 58 años, pasó 18 años prófugo, acusado de robar casi 2 millones de dólares mientras era subdirector financiero de una agencia de aviación en Wuhan. El grupo de trabajo de Hu lo ubicó en Houston, donde era un residente legal, y lo acosó. Instado por su familia a rendirse, “dijo que volvería muchas veces, pero nunca concretó una fecha”, según un artículo de la revista de la unidad anticorrupción del Partido Comunista.

Finalmente, el equipo de Hu desató una “bomba emocional”, dice el artículo. Le enviaron al hombre buscado un video de sus amigos, su antigua casa y las delicias de Wuhan con música.

“Comenzó a llorar, y la mera sospecha que quedaba en el fondo de su corazón se había ido”, dice el artículo.

En julio de 2016, Zhu “fue devuelto” a China, según documentos judiciales estadounidenses. Se desconocen los detalles de la repatriación, pero es difícil creer que se rindió debido a un llamado al sentimiento.

La capacidad de Hu para cruzar las fronteras estadounidenses repetidamente durante sus cacerías es sorprendente. Aunque mantuvo su misión en secreto, se identificó como un oficial de policía de la Oficina de Seguridad Pública de Wuhan en su solicitud de visa de turista estadounidense en el caso de Nueva Jersey. En marzo de 2016, un artículo de un periódico chino incluso mencionó su investigación del exfuncionario de desarrollo de Wuhan en Nueva Jersey, y calificó al hombre buscado como uno de los principales objetivos de Fox Hunt. Pero Hu no tenía problemas conocidos en los aeropuertos de Estados Unidos cuando viajaba de un lado a otro.

Cuando se les preguntó si se trataba de una falla en la seguridad fronteriza, los funcionarios federales dijeron que la verificación de visas consiste principalmente en verificar las bases de datos estadounidenses, que en este caso aparentemente no incluían información de la prensa china. Las posibilidades de detección eran bajas debido a la gran cantidad de solicitantes de visa revisados ​​por los consulados de Estados Unidos en China, dijeron, y los funcionarios consulares y los oficiales fronterizos no estaban tan al tanto de Fox Hunt en ese entonces como lo son hoy.


El hombre clave de Hu en California era Rong Jing.

Rong, un hombre de negocios casado, vivía en Rancho Cucamonga, una ciudad árida al sur de las montañas de San Gabriel y a unas 35 millas al este de Los Ángeles. Como los operativos en Nueva York, era un inmigrante con estatus de residente permanente. Pero Rong, ahora de 39 años, se describió a sí mismo como un cazarrecompensas del gobierno chino, según documentos judiciales. Al parecer, le gustaba el trabajo y le gustaba hablar de él. Su fanfarronería les daría a los investigadores una introducción al alcance y la implacabilidad de las redes Fox Hunt.

Apenas unas semanas después de abortar el plan que involucraba al padre en Nueva Jersey, Hu subió la presión sobre la pareja buscada. Se centró en su hija en el norte de California. Había llegado a los Estados Unidos cuando era niña, estudiando en un internado privado años antes de que sus padres huyeran de China. Había obtenido un título avanzado en Stanford, se casó y se ganó la vida lejos de sus padres y sus problemas con los tribunales chinos.

Nada de eso les importaba a los cazadores de Wuhan. La hija se convirtió en su nueva arma.

En mayo de 2017, Rong contrató a un investigador privado para que la acechara. Desafortunadamente para él, el investigador era un informante confidencial del FBI. Los funcionarios estadounidenses no revelaron si o cómo maniobraron al informante para ubicarlo en su lugar. Desde que comenzó la investigación en Nueva Jersey a principios de abril, los agentes habían estado mapeando los viajes y los contactos del equipo de Fox Hunt, y Hu había pasado un tiempo en California, según entrevistas y registros judiciales.

De manera más general, el FBI había estado observando a los investigadores privados, especialmente en áreas con grandes comunidades asiáticas, debido al papel que habían desempeñado cada vez más en Fox Hunt. Rong no habla inglés, por lo que es probable que el investigador que contrató hable mandarín.

La conclusión: el FBI ahora tenía a un hombre dentro de la operación de Hu.

El 22 de mayo, Rong se reunió durante cuatro horas con el investigador-informante en un restaurante de Los Ángeles. En una conversación grabada, Rong le ofreció al detective $ 4,000 para investigar y grabar en video a la hija. Si el equipo tenía éxito con la repatriación, él y el detective podrían dividir el dinero de la recompensa, dijo Rong.

Rong dijo que los jefes de Wuhan no le habían dicho “qué hacer con” la hija. Era posible que pudieran pedirle que “la atrapara”, dijo. Rong y el detective podrían tener que actuar como apoderados de los oficiales chinos que “no se sentirían cómodos para arrestarla” en Estados Unidos, dijo.

Si hay “cosas que no se sentirían cómodos haciendo”, dijo Rong, “tenemos que estar allí en su nombre”.

Rong preguntó si el detective tenía problemas para sacar a alguien del país. “Dime, si él quiere que lo traigamos, ¿puedes traerlo? ¿Traería esto algún problema legal? ”

Una vez que el detective había filmado un video de la hija, su próximo trabajo sería contactar a sus padres y persuadirlos de que regresaran a China, dijo Rong. Durante las siguientes semanas, el investigador privado siguió los pasos de seguir a la hija, supervisado por el FBI.

Al informar a Rong el 14 de julio, el detective habló sobre las fotos que le había proporcionado de la hija y su casa. Luego preguntó: “No crees que le harán ningún daño, ¿verdad?”

La respuesta de Rong no fue del todo tranquilizadora. Si el detective se metía en problemas, ambos lo estarían, dijo.

“Si hubiera un accidente”, dijo, “en verdad, usted [podría afirmar que] simplemente la estaba investigando”.

En otros momentos, Rong sonaba menos amenazador. Ella era “simplemente una hija”, dijo, y enfatizó que los padres eran los principales objetivos.

<img class=”lazyautosizes lazyloaded” src=”data:;base64,
Crédito:ProPublica

A diferencia de los agentes de Nueva York, Rong no desconfiaba del detective. Sus conversaciones grabadas pintaron una imagen interior de la Operación Fox Hunt.

El Partido Comunista pagó la cuenta. Rong realizó misiones independientes exclusivamente para Wuhan, recibiendo una tarifa por cada repatriación. Habló de equipos de “cabilderos” visitantes. Eran “funcionarios públicos” asalariados del gobierno chino que viajaban con visas de trabajo con identidades múltiples. Su trabajo era “persuadir a la gente” para que regresara a China, dijo.

La cuenta encaja con la información descubierta en otros casos. Las cacerías clandestinas siguen un patrón: investigadores como Hu crean redes y se abalanzan sobre el país en momentos clave, aislados por capas de reclutas forzosos, civiles contratados, detectives privados e incluso delincuentes callejeros. Las persecuciones duran años, a veces incluso después de que intervienen las fuerzas del orden de Estados Unidos.

Rong y el detective privado se volvieron a encontrar, pero el proyecto en California fracasó. El caso se mantuvo en silencio hasta noviembre, cuando el FBI tuvo otro avance.

Aunque Hu había advertido a Johnny que se quedara en China después de que voló de regreso con el anciano padre, el joven regresó a los Estados Unidos el 9 de noviembre. Agentes del FBI entrevistaron a Johnny y él confesó, entregando detalles de la operación durante dos entrevistas, dijo la corte los papeles dicen. Los agentes lo dejaron ir y regresó a China al año siguiente. Los funcionarios del FBI no explicaron su decisión, pero los agentes a menudo retrasan los arrestos mientras construyen los casos.

Continuó la presión sobre la familia en Nueva Jersey. En abril de 2018, Xinba Construction Group, una empresa con sede en Wuhan, demandó a la pareja en un tribunal estatal de Nueva Jersey. La demanda acusó al exfuncionario de extorsionar sobornos mientras ocupaba puestos poderosos en Wuhan, retrasando proyectos y provocando que la empresa perdiera $ 10 millones. En una contrademanda que niega las acusaciones, los acusados ​​alegaron que la empresa se había asociado con las autoridades chinas para tomar represalias por la oposición del exfuncionario a un contrato contencioso de cobro de peajes.

Las empresas y fuerzas de seguridad chinas a menudo coordinan acciones penales y civiles contra los objetivos de Fox Hunt, dijeron los expertos. El Wall Street Journal escribió sobre la práctica , incluida la demanda de Xinba contra la pareja, el año pasado.

Los abogados de ambas partes no respondieron a las solicitudes de comentarios. La demanda aún se encuentra en fase de descubrimiento. En febrero, los fiscales federales involucrados en el caso penal de Fox Hunt en Nueva York presentaron una moción para intervenir y solicitar una suspensión en la demanda de Xinba.

La siguiente salva del equipo de Hu fue más primitiva. Entre abril y julio de 2018, un conspirador desconocido acosó a la hija en California, enviando mensajes despectivos sobre su familia a sus amigos de Facebook.

En Nueva Jersey, ese septiembre, dos jóvenes se presentaron en la casa de la pareja buscada. Los intrusos golpearon una puerta, intentaron abrir otra, miraron por las ventanas y dejaron notas amenazantes.

“Si está dispuesto a regresar al continente y pasar 10 años en prisión, su esposa e hijos estarán bien”, decía una nota. “¡Ese es el final de este asunto!”

El video de vigilancia y las huellas dactilares llevaron a los investigadores a Zheng Congying, ahora de 25 años, de Brooklyn. Los investigadores creen que fue contratado. Él se ha declarado no culpable. Su abogado se negó a comentar.

Siete meses después de las amenazas, alguien envió a la pareja buscada un paquete que contenía un disco compacto. Recordó la “bomba emocional” de Hu en Houston. Sobre una canción en mandarín, un video mostraba imágenes de sus familiares en China, incluido el padre anciano a quien el equipo de Hu había traído a Nueva Jersey. El padre se sentó junto a un escritorio donde se exhibía de manera prominente un libro del presidente Xi, “La gobernanza de China”.

“Creo que esta toma se realizó deliberadamente para que [el hijo] se diera cuenta de que el gobierno de la República Popular China jugó un papel en la toma de esta foto y la creación de este video”, escribió un agente del FBI en la denuncia. Describió la foto como una forma de coerción implícita que demuestra “el control del gobierno sobre los padres ancianos [del hijo]”.

En el video, la hermana del hombre buscado le imploró que regresara. Dijo que sus padres estaban enfermos, aislados y angustiados.

“Cuando los padres están vivos, todavía se puede llamar hogar a algún lugar”, dijo en el video. “Cuando los padres se han ido, solo puedes prepararte para tu propia tumba”.


La extensa investigación dio una idea de un mundo secreto en un momento crucial.

“El momento de la investigación se relaciona muy bien con nuestra comprensión de cuándo Fox Hunt llegó a ser más ampliamente comprendido fuera de China”, dijo Benavides, jefe de la rama de contrainteligencia de China del FBI. “Esta investigación ayudó absolutamente al FBI a comprender cómo trabajan los operativos de Fox Hunt, cuáles son los planes e intenciones y qué tan agresivos serían en este campo”.

Esa agresividad solo se ha intensificado en todo el mundo. En 2017, un escuadrón de secuestros descendió sobre un multimillonario chino-canadiense en el hotel Four Seasons de Hong Kong. Supuestamente lo drogaron, lo arrastraron en una silla de ruedas y lo llevaron al continente . Cuando otro multimillonario que vive en Nueva York, Guo Wengui, hizo acusaciones de corrupción de alto nivel, los jefes de seguridad chinos viajaron para confrontarlo en su ático con vista a Central Park. Los agentes del FBI les ordenaron que se retiraran , diciendo que habían violado los términos de sus visas.

Y Beijing cruzó otra línea en Francia. Después de “dos años de incansables esfuerzos”, anunciaron las autoridades chinas en marzo de 2017, los investigadores de la región de Ningxia y el personal de la embajada en París habían “persuadido con éxito” a un fugitivo para que regresara a casa. Zheng Ning , un ejecutivo de la industria de la cachemira, había vivido en Francia durante tres años antes de su misteriosa desaparición.

A diferencia de Estados Unidos, Francia tiene un tratado de extradición con China. Sin embargo, los funcionarios franceses dicen que no sabían nada sobre la repatriación. Los jefes de inteligencia franceses se quejaron posteriormente a sus homólogos chinos.

“Es impactante”, dijo Paul Charon, un experto en China del Instituto de Investigación Estratégica del Ministerio de Defensa francés. “También muestra un fenómeno mayor: la postura endurecida del régimen de Beijing, que se atreve a realizar estas operaciones en el exterior y burlarse de la soberanía de otros países”.

Los funcionarios estadounidenses reconocen que el gobierno tardó en responder a la amenaza.

“Nos tomó un tiempo ponernos al día y darnos cuenta de lo que estaba sucediendo”, dijo Demers, quien regresó al Departamento de Justicia de la práctica privada en 2018 y fue elegido para liderar la nueva Iniciativa China. “Con cosas como Fox Hunt, nos dimos cuenta de que no sería suficiente cambiar el comportamiento simplemente mediante reuniones con los chinos. Íbamos a tener que ser más agresivos “.

El FBI ha tratado de romper un muro de silencio en las comunidades de inmigrantes para alcanzar objetivos potenciales y conocidos.

Qiu Gengmin, de 59 años, es uno de estos últimos. Su nombre apareció en la lista de Fox Hunt hace seis años como resultado de un desafortunado acuerdo de construcción naval y, dice, una venganza de un jefe de seguridad en la provincia de Zhejiang. Agentes chinos tenaces lo han espiado incluso en un templo budista en Queens, dijo. Ha perdido su dinero, su hogar y su esposa. Las autoridades han acosado y encarcelado a sus familiares y amigos en China.

“Mientras no regrese, ellos no tienen libertad personal”, dijo Qiu, encorvado sobre una mesa en la oficina de su abogado. “Continuarán vigilándolos y no habrá la llamada libertad. No se les permite tomar el tren, no se les permite volar, no se les permite salir. Ellos tienen miedo.”

Sin embargo, su historia tiene ambigüedades. Los fiscales estadounidenses consideraron que la evidencia era lo suficientemente sólida como para acusarlo de lavado de dinero y conspiración para transferir propiedad robada. Pasó más de 20 meses tras las rejas, declarándose culpable de un cargo federal de desacato. Ha solicitado asilo político.

Hace aproximadamente un año, tres agentes del FBI entrevistaron a Qiu como víctima, no como sospechoso.

“Dicen que debemos hacer un seguimiento de sus preocupaciones de seguridad”, dijo. “Queremos protegerte. … Dijeron que si había algo, debería llamarlos “.

Y en octubre pasado, los fiscales federales acusaron a ocho personas, incluido Hu, en el primer caso estadounidense contra Fox Hunt.

Rong Jing, el trabajador independiente de California, se declaró culpable de conspiración para actuar como agente extranjero ilegal y realizar acoso interestatal. Su abogado dice que tomó un camino peligroso al aceptar solicitudes cada vez más siniestras del gobierno chino.

“Hay varias personas que han hecho una nueva vida en Estados Unidos pero terminan en este tipo de situación al hacer un favor benigno a un viejo amigo del viejo país”, dijo el abogado Todd Spodek. “Sin embargo, con el tiempo aumenta su participación en el esfuerzo de repatriación ilegal. A medida que aumenta, cruza la línea hacia los actos delictivos, que no era su intención original ”.

Otro acusado se declaró culpable del agente extranjero y los cargos de acecho. McMahon, Jason Zhu y Zheng esperan juicio por ambos cargos.

Seis agentes del FBI y dos policías arrestaron a McMahon en su casa en el norte de Nueva Jersey a las 6 am el 28 de octubre. Su abogado dijo que el equipo de Fox Hunt engañó al detective y que no hay evidencia de que supiera que estaba trabajando para el gobierno chino. . Su beneficio total por un caso que lo ha destruido fue de $ 5,017.98, dijo el abogado.

“Nunca habló con alguien a quien entendía, a quien conocía, como un funcionario chino”, dijo Lustberg. “Mike McMahon es una víctima en este caso”.

Se presume que Johnny Zhu y el Dr. Li Minjun están en China. También lo son los funcionarios 1 y 2 de la República Popular China, y un tercer funcionario implicado. Los fiscales no los acusaron ni los identificaron, como suele ocurrir en los casos de contrainteligencia por razones estratégicas y diplomáticas.

En cuanto a Hu, el cazador de fugitivos se ha convertido en un fugitivo. Sin embargo, en la última palabra, todavía era una estrella. En 2018, su nombre apareció en el sitio web de la agencia anticorrupción del Partido Comunista. Debido a su larga experiencia en el frente, los organizadores de una conferencia nacional de capacitación lo habían invitado a Beijing como instructor.

El policía de Wuhan impartió una sesión sobre cooperación internacional en materia de aplicación de la ley.

<img class=”lazyautosizes lazyloaded” src=”data:;base64,

Tomado y traducido de ProPublica 
22
Jul
21

Armando Chaguaceda: ·La ceguera voluntaria· — inCUBAdora

Hoy subsiste en Cuba cierto velo epistémico para no saber ver. Los sectores envejecidos, políticamente adoctrinados y leales al discurso oficial —los hombres masa de la población cubana—, tienen dificultades reales para saber ver. Aunque pueden acceder a fuentes alternativas, consumen, por lo regular, las noticias de la prensa oficial. Su marco de comprensión de la realidad les hace, a […]

Armando Chaguaceda: ·La ceguera voluntaria· — inCUBAdora
21
Jul
21

El Caribe en llamas: Cuba, Haití y las luchas que vienen

Ver en el navegador

Hola. ¿Cómo estás? Soy Jordy Meléndez, codirector de Factual / Distintas Latitudes y te doy la bienvenida a nuestro #NewsletterLATAM. Hoy escribo desde un nuevo espacio en un rincón distinto de la Ciudad de México.

Eso me hace pensar que existen muchos tipos de duelo: por un ser querido que ha muerto, por una relación que ha terminado, por un espacio que ya no habitamos, pero también por un país que ya no reconocemos como nuestro. ¿Te ha pasado?

En los últimos días, el Caribe es un polvorín. El asesinato del presidente de Haití ha abierto nuevas discusiones sobre el peso del racismo y el colonialismo en el desarrollo de nuestros territorios. Ese mito fundacional alrededor de Haití, el del primer país latinoamericano en alcanzar su independencia, hoy queda sepultado bajo la violencia de las pandillas, las luchas palaciegas y una crisis política y económica que parece no tener fin. Y Cuba, un país-promesa, se tambalea entre embargos económicos, una crisis sistémica y un gobierno autoritario que prefiere mantener el poder aún a costa del sufrimiento de sus ciudadanos. En ambos casos vale la pena preguntarnos: ¿qué quedó de ese pasado luminoso? ¿De esos días de gloria? ¿De las promesas de un mañana mejor?

Dolerse es natural. Y el dolor también puede tener aspectos positivos: nos hace empátaticos al dolor de otrxs. Puede ayudarnos a entender situaciones que, aunque no sean las mismas, de alguna manera nos igualan desde nuestra humanidad. Porque el dolor no se trata de ideologías, sino de experiencias vitales. Dolerse es una prueba irrefutable de que estamos vivos.

Hoy esta edición tiene un tono melancólico del que no puedo escapar. Yo mismo estoy pasando un duelo: este fin de semana se terminó una relación de casi cinco años en la que fui inmensamente feliz. Y aunque muchas cosas duelen, y los espacios cambian, no queda sino seguir. Siempre lo he dicho: las redes salvan. Así que si gustas, vamos en Red.

¡Gracias por estar aquí!

Cuba: protestas inéditas y el límite de la subsistencia

La semana pasada, artistas, músicos, médicos y hasta estrellas porno pusieron los ojos en Cuba, en específico alrededor de la crisis sanitaria y de escasez de insumos médicos que vive la Isla (entre otras crisis). El hashtag #SOSCuba comenzó a hacerse viral.

Pero realmente todo empezó el domingo al mediodía, en la provincia Artemisa, al lado de La Habana, con gente harta en las calles y un calor de 32 grados. Lo que siguió fue una explosión de protestas contra el gobierno cubano que se fueron multiplicando y viralizando en toda la Isla.

Las imágenes que se captaron y subieron en redes sociales no son comunes: miles de personas marchando bajo los gritos de “Libertad” y “Patria y Vida (título de una canción elevada a himno de la resistencia cubana). También se escucharon frases contra Miguel Díaz-Canel, Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba y presidente del país.

Desde que Fidel Castro proclamó la victoria de la Revolución Cubana el 1 de enero de 1959, las únicas manifestaciones mutlitudinarias permitidas y hasta alentadas han sido las que son útiles y afines al gobierno cubano.

Y si bien siempre ha existido un espíritu contestatario y rebelde en la juventud cubana, o siempre ha habido artistas, periodistas y activistas críticos, las masivas protestas que vivió Cuba el domingo 11 de julio son históricas e inéditas. Vamos por partes. 

Javier Roque, nuestro editor para Cuba y el Caribe, me ayudó a situar algunos antecedentes que vale la pena tener en cuenta. 

Foto de Marcos Evora para El Toque 

Pero volvamos al domingo.

Según la plataforma Inventario, hubo manifestaciones pacíficas hasta en medio centenar de municipios y localidades, algo verdaderamente nunca antes visto. Las marchas no eran de decenas o cientos, sino miles de personas. Aquí un video-resumen de 1 minuto, con imágenes de distintos puntos del país.

Acá un video sin editar de una de las protestas en Santiago de Cuba.

Pero eso no es todo. Más tarde, en una cadena nacional, Díaz-Canel dijo que “la orden de combate está dada, a la calle los revolucionarios” y convocó a “defender la Revolución”. Comenzaron a reportarse en redes sociales actos represivos y de repudio por partes de las fuerzas del orden y seguidores del gobierno, respectivamente; así como enfrentamientos entre manifestantes y actos vandálicos. Desde el domingo se estableció un toque de queda, la mayor parte de la Isla presenta cortes de internet, y hay tropas especiales distribuidas en La Habana y otras zonas del país.

Hasta el momento se cuentan varias decenas de detenidos o desaparecidos, aunque se trata de listas aún en construcción por parte de la propia sociedad civil. Como siempre pasa con Cuba, hay todo tipo de narrativas, intereses, propaganda y mensajes cruzados. No queda claro qué pasará en los siguientes días, excepto una cosa: Cuba está al borde de una crisis mayor, con un pueblo en las calles que más allá de ideologías quiere alimentos, salud y libertad. 

Más información: 

[En corto]

En América Latina y el Caribe TODO el tiempo están pasando cosas. Para que la ola informativa no arrase contigo, aquí una tabla de contenidos para surfear las noticias de nuestra región: 

Hagamos foco en Haití: el asesinato del presidente Jovenel Moïse ha abierto una caja de Pandora y dejado al descubierto una serie de intrigas que no acaban.

Aquí todo lo que sabemos al respecto.

[Para entender +]

Contenidos perrones, reportajes chingones e historias para profundizar, que no vas a encontrar en medios tradicionales.  

🌈⚽️ En los medios deportivos, la representación y voces lxs atletas LGBT+ siguen si ser una constante. Con los Juegos Olímpicos de Tokyo a la vuelta de la esquina, ¿cómo contar historias de esta comunidad sin prejuicios? Agencia Presentes entrevistó al equipo de Versus, organización que fomenta contenidos inclusivos, en Historias LGBT+ en el deporte sin prejuicios: una guía en 13 pasos”

😡 La comuna El Edén, en Ecuador, es un paraíso envenenado por la industria petrolera. En medio de la transición del nuevo gobierno de Guillermo Lazo, la comunidad lleva 40 días de protesta pacífica exigiendo que la petrolera estatal renueve  la compensación social por explotación del crudo en sus tierras. La Andariega nos lleva hasta ahí para ver cómo es que este lugar resiste en comunidad en “El Edén se extingue por la condición petrolera en la Amazonía ecuatoriana.”

🇦🇷 El triunfo de Argentina sobre Brasil sobre La Copa América, además de darle una razón para seguir viviendo a muchos argentinos en esta pandemia, dejó reflexionando a Revista Anfibia en “El poder de la camiseta”. ¿El tema? Para muchas personas de Argentina la selección es lo mismo que la patria, y también ese espacio “por el que sudan los muchachos que, en general, residen y sueñan lejos de las calles en las que fueron paridos”.

🌲🌝 La crisis climática es igual de grande que la violencia que enfrentan las personas defensoras del medio ambiente y Arantza, de EsParaMiTarea lo sabe bien. Aprende de la situación que atraviesan estas personas en menos de un minuto en este tiktok. 

🙅🏾 Aunque algunas cosas avanzan en los países de América Latina, la región sigue teniendo tasas altísimas de crímenes de odio a la población LGBTTTIQ+. ¿Qué países han avanzado más en materia de derechos humanos y cuáles se han quedado atrás?  Revista Colibrí lo muestra en este semáforo de leyes a través de su Instagram.

* Este apartado se construye con apoyo invaluable de Natalia Luján (nuestra Community Manager y TikTok Girl), desde México.

¿Publicaste recientemente algún contenido periodístico que creas que vale la pena compartir? Mándalo a distintaslatitudes@gmail.com y evaluaremos su difusión en este espacio. Pueden ser investigaciones, fotorreportajes, crónicas, videos o pódcast. 

[Oportunidades]

Espacio para enterarte de cursos, vacantes, ofertas, premios y más

👉 Ciclo: Tejiendo nuevas miradas para la cobertura de la violencia contra las mujeres, impulsado por la Red de Periodistas de a Pie. Que incluye talleres, webinarios y charlas. Acá toda la información.

👉 En Kipu Visual, agencia de diseño y proceso de la información, se busca un comunicador que pueda ayudar a prospectar, postular y recaudar fondos para sostener el proyecto. Si estás interesado envía tu CV a hola@kipuvisual.com

👉 El Fondo Respuesta Rápida de Chicas Poderosas apoya a periodistas y medios de América Latina y el Caribe. Recibe hasta 15mil euros para seguir informando en pandemia. Postula aquí.

👉 La embajada de Canadá en Colombia busca Analista Político Senior. Más información aquí. Tienes hasta el 22 de julio.

[Recomendaciones]

¿En busca de relajación, ocio o aprendizaje? 

👉Rocío Rojas (Diseñadora junior) recomienda: “Por favor, hazlo menos femenino“, un artículo que habla sobre los estereotipos de género en el diseño, la masculinidad frágil, la necesidad de inclusión y cómo todo esto impacta en todxs nosotrxs.

👉 Florencia Luján (Coordinadora de InteriorLATAM) recomienda el e-book Crónicas Migrantes del Organismo de las Naciones Unidas para la Migración (OIM) y Revista Anfibia. 

👉 Natalia Luján (Community Manager y TikToker oficial) recomienda: La cuenta de TikTok de Historia Chiquita. Puedes consultarla desde la web y aprender de Historia en formatos cortos y divertidos. 

***

¿Quieres conocer gente increíble que está cambiando sus ciudades y territorios para bien? Échale ojo a nuestras últimas #EntrevistasLATAM. Poetas amantes de la tecnología, surfers que han construido todo en el mar, arquitectos sustentables… Aquí hay de todo para agarrar un poco de inspiración.

GRACIAS POR SER PARTE DE DISTINTAS LATITUDES.
¡NOS LEEMOS Y CONVERSAMOS EN LA PRÓXIMA EDICIÓN!

Si te gustó, animó o llamó la atención este newsletter, compártelo o recomiéndalo. Nos ayudarás a crecer. 

Si te interesa conocer los servicios que desarrolla Factual, aquí puedes hacerlo.

Twitter
Facebook
Instagram
Website
Ver en el navegador

 
 

Hola. ¿Cómo estás? Soy Jordy Meléndez, codirector de Factual / Distintas Latitudes y te doy la bienvenida a nuestro #NewsletterLATAM. 

Nunca había recibido tantas respuestas a este boletín como en la edición anterior. Muchas gracias por la buena onda. 

Escribo eso y no puedo dejar de pensar en las maneras que tenemos de llevar nuestra vida digital actual. Desde hace años, y por diversas razones, estamos cada vez más dispuestos a compartir experiencias, sentimientos, fotografías, videos y todo tipo de contenidos con propios y extraños. Lo hacemos en nuestras redes sociales, en nuestras plataformas de mensajería instantánea, o aquí mismo. Es normal. Lo hacemos porque queremos. También, a veces, porque es nuestro trabajo. Pero todas las personas deberíamos tener la absoluta seguridad de que lo que compartimos (y lo que escribimos, investigamos, vivimos) lo hacemos sin interferencia y que nuestros mensajes (y nuestra información y nuestra vida digital) son nuestros y de nadie más

Digo lo anterior por la reciente publicación de la investigación The Pegasus Project. Para quien no lo sepa, Pegasus es un software de vigilancia (spyware, dicen los geeks) creado por la empresa israelí NSO Group, que toma control absoluto de tu dispositivo. Puede robar tus mensajes, fotos, contactos, activar a distancia la cámara y el micrófono, e incluso escuchar tus llamadas.

Supuestamente se vende sólo a gobiernos para ayudarles en su lucha contra el terrorismo. Pero bueno, no es tan así. 

A partir de una filtración, decenas de periodistas de 17 medios y organizaciones de diferentes partes del mundo realizaron una investigación sobre Pegasus, liderados por Amnistía Internacional y Forbidden Stories.

¿Qué encontraron?  50 mil números telefónicos de al menos 50 países pudieron ser intervenidos, tan solo en 2016. Entre los números aparecen 12 jefes de estado, políticos y diplomáticos de alto nivel, pero también 250 defensores de derechos humanos y por lo menos 180 periodistas. De América Latina, México es el país que más utilizó este software durante el gobierno de Peña Nieto contra opositores y periodistas.

Tal vez puedas pensar “bueno, yo no me meto con nadie, a mí nadie me va a espiar”. La verdad es que lo que sabemos de Pegasus es apenas la punta del iceberg (como en su momento fue la filtración de Edward Snowden sobre la vigilancia masiva en Estados Unidos).

Así que toca estar vigilantes para que no nos vigilen (más de lo que ya hacen)

Más información: 

¡Gracias por leer!

 
¿Acabas de llegar? En este boletín semanal encuentras noticias e historias sobre América Latina y el Caribe que NO verás en los medios tradicionales

Difundimos y amplificamos la voz de periodistas y medios independientes, y te ofrecemos una curaduría de contenidos para conocer y —tal vez— entender un poco más este pedazo de tierra, mares e islas que habitamos más de 700 millones de personas. 

También verás una selección de cursos, becas y oportunidades para periodistas y creadores de contenido, así como recomendaciones de ocio y entretenimiento. 

Si quieres unirte a la comunidad que sostiene, conversa y ayuda a crear nuestros contenidos, vente pa’cá.

Que viva el #LATAMLOVE.

¿Tienes algo qué decir? ¡Escríbenos! ¿Tienes algo qué decir? ¡Escríbenos!

República Dominicana: los colectivos LGBTI en pie de lucha

La semana pasada Ana Hurtado, una lectora del NewsletterLATAM, nos puso en el radar una situación problemática que está ocurriendo en República Dominicana y que puede afectar en grados insospechados a las personas LGBTI en el país. 

Va una explicación breve: 

Resulta que el Senado está analizando un nuevo Código Penal. Hasta ahí todo bien. 

Lo grave es que al delimitar el delito de discriminación, la nueva redacción deja por fuera la orientación sexual y el género. Es decir, si a alguna persona se le niegan derechos por su orientación sexual o género, eso no constituiría discriminación en República Dominicana.

Pero la cosa se pone peor: también se incluyó un párrafo que estipula que “no habrá discriminación cuando el prestador de servicios o contratante fundamente su negativa por objeción de conciencia, religiosa, ética, moral o por requisitos institucionales”. Básicamente, cualquier persona o empleador puede negarse a darte un servicio o dejar de contratarte por estar en contra de tu orientación sexual. 

Y ya para acabar, también se propuso eliminar la orientación sexual y el género de la lista de agravantes en el caso de homicidios o torturas, algo que según la comunidad LGTBI+ los deja desprotegidos ante la violencia homófoba.

¿Y cómo reaccionó la comunidad LGBTI de República Dominicana? 

Saliendo a las calles y a las redes para ejercer presión: el domingo 11 de julio se realizó una marcha al Congreso y el colectivo “RD es de todes” ha solicitado al Senado una mesa de diálogo para abordar el tema. 

Pero la actividad más intensa se ha visto en redes sociales, donde en los últimos días se ha vivido una actividad inusual de debate político. 

Si quieres saber más, te dejo el perfil de Reckless Toughts, una comunidad en IG muy activa en temas LGBTI en República Dominicana, y la cuenta de Furia Pájara, que nació hace 8 días para dar seguimiento a todo el movimiento LGBTI alrededor de esta situación. 

Furia Pájara, un movimiento que se dedica a luchar y reivindicar los derechos de la comunidad LGBTI en República Dominicana
[En corto]

En América Latina y el Caribe TODO el tiempo están pasando cosas. Para que la ola informativa no arrase contigo, aquí una tabla de contenidos para surfear las noticias de nuestra región: 

 

[Para entender +]

Contenidos perrones, reportajes chingones e historias para profundizar, que no vas a encontrar en medios tradicionales.  

👥 “Se fue con el novio”, “Ya regresará”. Estas son algunas frases que escuchan miles de familias de mujeres desaparecidas en Perú. En el fotorreportaje “Desaparecidas: Retratos de una búsqueda incansable”La Antígona cuenta la historia de cuatro familias que están en la búsqueda de justicia de sus hijas, hermanas o madres desaparecidas. Historias y fotografías que bien podrían haber sido tomadas en cualquier otro país de América Latina y el Caribe y hacen resonar el vacío. 

💉 En Centroamérica, cada país ha negociado el abastecimiento de vacunas por su cuenta y de formas poco transparentes. Esta desorganización ha costado que, tras más de un año de pandemia, la región no consigue inmunizarse satisfactoriamente. ¿Cómo afecta esto a las poblaciones vulnerables y qué soluciones podrían existir? La alianza de medios Otras miradas lo cuenta en “Las vacunas llegan tarde y mal a Centroamérica y sur de México”.

🇳🇮 Árboles metálicos de colores chillones que plagan Managua. Falsos meteoritos que supuestamente caen en el país. La insólita historia del régimen de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo en Nicaragua parece sacada de un cuento de realismo mágico, y Divergentes lo sabe bien. “Solo en Macondo y Nicaragua: Los absurdos del régimen Ortega-Murillo”, un especial perfecto para cualquier no-nicaragüense que quiera entender la última década de este país. 

🌈 ¿Qué hacen padres y madres por sus hijos? La Desvelada y Altavoz LGBT relatan, de manera entrañable, tres historias sobre el apoyo de padres y madres de personas de la comunidad LGBTIQ+ en “Caminar junto a sus hijas, hijos e hijes”

🛶 Si hay que exigir algo, hay que exigirlo a lo grande. Así lo pensaron los integrantes de la Multisectorial de Humedales en Argentina, que se propusieron remar 350 kilómetros durante una semana, de Rosario hasta Buenos Aires, para exigir al Congreso el avance de la Ley de Humedales. Cosecha Roja cuenta esta historia en “Una travesía de 7 días y 350 kilómetros para exigir la Ley de Humedales”

🇨🇴 En Quiba, la zona rural de la ciudad de Bogotá, la agrupación de mujeres campesinas “Las Quibanas” defienden su territorio y el conocimiento que les garantiza el acceso a la salud sexual. Escucha su historia en este podcast de Chicas Poderosas.

* Este apartado se construye con apoyo invaluable de Natalia Luján (nuestra Community Manager y TikTok Girl), desde México.

 
 

¿Eres autor/a de algún contenido periodístico que creas que vale la pena compartir? Mándalo a distintaslatitudes@gmail.com y evaluaremos su difusión en este espacio. Pueden ser investigaciones, fotorreportajes, crónicas, videos o pódcast. 

 
 

[Oportunidades]

Espacio para enterarte de cursos, vacantes, ofertas, premios y más

👉 ¿Te gustaría crear una agencia de noticias? Fundación Avina busca consultor/a que les ayude a lanzar su propia agencia informativa, con contenidos sobre sociedad civil. Pueden aplicar personas desde cualquier país de la región. La consultoría es de 3 meses y empieza en agosto. 

👉 ¿Sabes qué área del periodismo siempre está buscando talento? Sí, el periodismo de datos. Por eso échale ojo a Manejo de datos y visualización, un taller donde conocerás cómo se integra una base de datos, plataformas de rastreo, limpieza y análisis de datos y manejo de DataWrapper y Flourish para visualizar.⁣ 

👉 ¿Lo tuyo es el periodismo narrativo? Cómo pensar una crónica y cómo escribirla, un taller de tres sesiones en agosto a cargo del periodista argentino Javier Sinay, ganador del Premio Gabo en la categoría texto en 2015, y la Escuela Relatto.

👉 ¿Quieres aprender a trabajar con equipos colaborativos y diversos? Si tu respuesta es sí el curso Modelo para armar, de Chicas Poderosas, es ideal. Hasta el 26 de julio.

 

[Recomendaciones]
 

👉 Alma Ríos (Coordinadora de diseño) recomienda #SoyLaVacuna, una campaña informativa que te brinda material audiovisual para hacer frente a las teorías conspirativas.

👉 Javier Roque (Editor para Cuba y el Caribe) recomienda El Chombo, un canal de Youtube para aprender muchísimo de música y reír de lo lindo con el productor panameño Rodney S. Clark.

👉 Flavia Fiorio (Editora de audiencias y contenidos sociales) recomienda En pocas palabras, una serie de documentales explicativos sobre astrología, la muerte, la monogamia y mucho más. La encuentras en Netflix.

 



julio 2021
L M X J V S D
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Meses