Archivo para 31 mayo 2013

31
May
13

El pensador uruguayo Pablo Romero García nos ofrece sus opiniones sobre la inseguridad

Estimados/as, los invito a ver la inauguración de mi columna televisiva en el programa Ciudad +, el periodístico central de Tevé Ciudad, en donde abordé el tema de la seguridad ciudadana, enfocándolo desde una perspectiva que buscó englobar el pasado, presente y futuro del tema, trayendo a escena a los filósofos Thomas Hobbes y Hannah Arendt, planteando a su vez el rol que juegan el núcleo familiar, las instituciones educativas y los actores políticos, entre otros.

Lo ven en:

La invitación es a seguir debatiendo sobre el tema en el espacio del blog: http://pabloromero7.blogspot.com y/o en el sitio en Facebook del programa: http://www.facebook.com/ciudadmas?fref=ts , de manera de tener aportes desde diferentes miradas, sobre un tema clave que necesita del diálogo y el esfuerzo de todos.

Este jueves abordaré el tema de la Ley de medios, en vínculo con el concepto de capital cultural. El programa comienza a las 19:00 (la columna va pasadas las 19:30) y quienes no tiene cable lo pueden ver en vivo online en: http://adinettv.com.uy/canal/69

Abrazos,

Pablo

Anuncios
28
May
13

Un paraíso para los infieles

Foto:Juan & Diëgo

Escuché una noticia en un noticiero de tv que me pareció dañina. Se trata de un sitio en el internet con 19, 500,000 miembros anónimos para buscar parejas, pero no como los que estamos acostumbrados a ver, sino un lugar para que las parejas o personas casadas puedan encontrar otras relaciones amorosas o aventuras a corto o largo plazo. Estas relaciones se mantienen en secreto y a mi entender, son una amenaza a la institución familiar. En nuestro mundo occidental, las relaciones con tradición monogamia, de dos personas, no incluye a un tercero pues se considera una violación del acuerdo afectivo o sexual preestablecido, de la moral, falta de lealtad, el caso de la religión o el matrimonio, (adulterio) contrario a las relaciones poliamorosas.

Las causas de la infidelidad sexual o emocional son múltiples, como satisfacción, necesidad de amor, rutina, falta de comunicación, crisis, como la peor traición, y el infiel es culpable de un daño grave a la relación de pareja. Y, la infidelidad trae emociones desagradables, como la tristeza, baja autoestima, ira, odio, resentimiento, menosprecio, rechazo, venganza y efectos traumáticos para la persona engañada, quien en muchos casos suele retirar toda la confianza en la pareja, uno de los principales requisitos del amor, y algunas veces la relación termina en divorcio. Los sociólogos Blumstein y Schwartz estimaron que por lo menos el 21% de mujeres y el 37% de hombres habían tenido una aventura extramarital en diez anos de matrimonio en Estados Unidos y que consideraban a la monogamia como un ideal.

No estoy de acuerdo con otra teoría que dice que la infidelidad es buena porque a veces ha salvado matrimonios. Lo que sucede es que los infieles reflexionan y se dan cuenta que no quieren perder a su pareja estable por un amorío temporal. Además, un divorcio trae problemas legales, pérdidas económicas, problemas con los hijos y más problemas. Creo que lo que hay que hacer es tener mejor comunicación con la pareja, hacer los ajustes necesarios y revitalizar la relación para evitar rupturas, complicarse más la vida y la de otras personas.

Elsa I. Pardo
Miami

28
May
13

LA OPRESIÓN

El presidente Correa ofrece auidiencia a Jia Qinglin, Presidente de la llamada Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino. Foto: Presidencia del Ecuador.

La opresión, sinónimo de tiranía, esclavitud y despotismo, entre otros flagelos, es una forma de abuso de poder que algunos gobernantes utilizan para oprimir a sus ciudadanos.

Hay incluso dictadores que, no contentos con someter a su país, quieren extender su autoritarismo hacia otras naciones, pues sus ansias de poder, no tienen límites.

Pero la opresión no sólo se da en gobiernos dictatoriales, también es ejercido por individuos que tienen cargos de mando y también por esposos que pretenden imponer su autoridad o ideas a través del abuso físico o sicológico.

Cuando una mujer es sometida por su marido, quien no le permite salir a trabajar, no le da dinero y le impide hablar con amistades y familiares, está siendo víctima de la opresión de su pareja.

Por otra parte, una dictadura, por ejemplo, oprime a los ciudadanos cuando castiga las opiniones discrepantes, clausura los medios de comunicación tanto escritos como hablados, no permite las manifestaciones públicas y reprime a quienes opinan de manera diferente al régimen. La opresión, en este caso, está ligada a la violación de los Derechos Humanos por no permitir el derecho a la libertad de expresión.

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net
6435 SW 129th Place # 102
Miami, Florida 33183

26
May
13

LA PENA DE MUERTE

Foto: Pablo Flores

A partir de lo ocurrido en la ciudad de Cleveland, Ohio, donde fueron rescatadas tres jóvenes mujeres que estuvieron secuestradas durante diez años, ha revivido entre la ciudadanía el tema sobre la pena capital.

Es posible que la pena capital se haya originado con la Ley del Talión -ojo por ojo y diente por diente- que data desde hace más de quince siglos A.C.

Algunas personas importantes han aprobado este castigo, entre otros, Platón y Aristóteles.
En la mayoría de los Estados de la Unión Americana continúa vigente la pena de muerte y en el 2012 fueron ejecutadas 43 personas.

Sin embargo, vale la pena recordar que en la mayoría de los países ha sido abolida la pena capital por considerar que es un método bárbaro de castigo.

Ningún poder judicial es infalible y los jueces que ordenan matar a una persona son humanos y como tales, están expuestos a cometer un grave error condenando a un inocente.

Muchas organizaciones e individuos aseguran que la pena de muerte no reduce la delincuencia, particularmente, cuando es causada por enfermos mentales y agregan que el Estado debe tener la obligación de proteger la vida de todos los ciudadanos sin excepción y no permitir que tribunales o jueces decidan quien debe o no vivir.

Existe una actitud racista en Estados Unidos, pues más del 70% de los condenados a muerte pertenecen a minorías raciales como negros y asiáticos y también de origen, como los latinoamericanos de todas las razas. Estos grupos minoritarios representan apenas al 25% de la población estadounidense.

Un negro convicto por matar a un blanco tiene diez veces más probabilidades de ser condenado a morir que un blanco convicto por matar a un negro. Y si es pobre, peor.

Desde 1975, en Estados Unidos han sido puestos en libertad más de 80 condenados a muerte, a pesar de su inocencia. Michael L. Radelet, en su libro “Spite of Innocense”, comprueba que de 1990 a 1992 han sido debidamente documentados 416 casos de personas inocentes sentenciadas a ser ejecutadas.

Si usted tuviera la más mínima sombra de sospecha acerca de la culpabilidad de una persona ¿Apretaría el gatillo? ¿Movería la palanca para activar la silla eléctrica? ¿Le aplicaría la inyección letal a un semejante mirándolo a los ojos? ¿Lo haría?

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net

14
May
13

EL PACIFISMO

photo

Estatua de Gandi en el Union Square Park. Foto: Lucas Berrini

 

El pacifismo es una doctrina que busca fomentar la paz -ausencia de violencia y guerras- en los países.

Los pacifistas interceden a favor del diálogo que tiene por objeto evitar el odio y los enfrentamientos violentos.

Como doctrina, los ideales pacifistas surgieron a comienzos de la era cristiana, cuando se iniciaron exhortaciones que tenían como base el apoyo a acciones no violentas.

Posteriormente, en el siglo XVIII, el pacifismo fue asociado con los derechos humanos.

Entre los más destacados líderes del pacifismo moderno se destacan entre otros, Mahatma Gandhi y Martin Luther King, quienes fueron asesinados mientras defendían sus creencias.

José M. Burgos S.

burgos01@bellsouth.net

10
May
13

LA ECUANIMIDAD

Foto: Milintoc

La ecuanimidad es sinónimo de imparcialidad. Por lo tanto, está estrechamente ligada a la imparcialidad de la justicia que es, precisamente, lo que debe dictaminar un juez, de acuerdo a las normas de cordura, equidad y rectitud.

Los asuntos ecuánimes y justos surgen a partir de un convenio social que busca determinar con la mayor exactitud lo justo e injusto y, previo a un meticuloso estudio, se elaboran normas escritas que después los legisladores convierten en leyes, las cuales son aplicadas en los tribunales de justicia.

En un juicio, un veredicto ecuánime es aquel que castiga, mediante pruebas contundentes e irrefutables a los culpables y absuelve a los inocentes.

Para que un periodista sea ecuánime, antes de redactar una crónica, tiene que consultar varias fuentes que respalden su artículo antes de ser publicado. De esta manera, la ecuanimidad estará garantizada al incorporar puntos de vista discrepantes sin centrar su información en una sola versión de los acontecimientos.

Donde no hay ecuanimidad, no puede haber justicia.

José M. Burgos S.
burgos01@bellsouth.net

Haz clic aquí para Responder o Reenviar

10
May
13

Por París tras las huellas de Albert Camus

 Albert  Camus. Crédits photo : Flickr - Mitmensch0812


Albert Camus. Crédits photo : Flickr – Mitmensch0812

París, 5 de mayo de 2013.

Querida Ofelia:

El Ayuntamiento de La Ciudad Luz propone un recorrido por la ciudad tras las huellas del gran escritor, periodista, hombre de teatro, premio Nobel… Albert Camus.

El sábado 16 de marzo de 1940, un hombre puso sus pies en París tras un largo viaje. Habiendo dejado atrás su Argelia natal, el futuro premio Nobel de Literatura aprendió a desenvolverse solo por la capital francesa. Se trata de Albert Camus.

Cuando ya trabajaba como periodista para “Alger réplublicain”, Camus fue contratado en “Paris-Soir”. Al final de cada día, el secretario de redacción de 27 años sacaba su pluma de escritor y, a principios de mayo, terminó de escribir El extranjero en Montmartre, en una habitación del hoy desaparecido Hotel du Poirier (16, rue Ravignan). En sus páginas, Camus reflexiona sobre lo absurdo de la condición humana, sobre el desfase que existe entre el individuo y el mundo que lo rodea.

Camus, lejos de su Mediterráneo, también es un extranjero. A principios de junio de 1940, se instaló en el Hotel Madison, en el n°143 del bulevar Saint-Germain, frente a la iglesia.

En junio de 1943, durante la noche de estreno de su obra Las Moscas, Camus conoció a Jean-Paul Sartre. De la mano de Pascal Pia, Camus se introdujo en el movimiento de resistencia contra la invasión nazi y asumió la dirección del periódico Combat. Cuando arrestaron a Rober Antelme, casado con Maguerite Duras, resultó imperante recuperar los documentos de la Resistencia en el París ocupado, Camus montó guardia frente al n°5 de la calle Saint-Benoît.

A finales de 1943, Camus comenzó a trabajar como lector editorial para Gallimard y alquiló una habitación en el hotel Mercure, también hoy desaparecido, en el n° 22 de la calle de la Chaise. Al año siguiente, se mudó al 1 bis de la calle Vanneau, en un estudio adyacente al de André Gide.

Con tanto movimiento, Camus acabó siempre iniciando sus novelas en habitaciones de hoteles. Más adelante, Camus se alojó, junto Francine y sus hijos Catherine y Jean, en casa de varios amigos antes de instalarse, ya en 1946, en el n° 18 de la calle Séguier y, 4 años después, en la calle Madame.

La vida intelectual de Camus giró en torno a Saint-Germain-des-Prés. En la Brasserie Lipp, en el Café de Flore, Les Charpentiers o la calle Mabillon…todos ellos escenarios de sus debates con Jean-Paul Sartre o de sus correspondencias con René Char, con el que solía darse cita en el café La Palette (rue de Seine). A partir de 1947, gracias al éxito cosechado con La peste, Camus dejó de ser un extranjero.

Su oficina de director de colección se encontraba en la sede de la editorial Gallimard, en el n°5 de la calle Sébastien-Bottin. Camus siguió siendo, no obstante, el hombre rebelde de su obra epónima, publicada en 1951, que le enemistó con Sartre. En 1952, dimitió de la UNESCO, que apruebó la entrada de la España franquista, para más tarde, elevar su voz contra la represión soviética de Hungría. En 1955, escribió en “L’Express” sobre la crisis de Argelia, que él vivió como una desgracia personal.

Durante esos tiempos difíciles, se encendió una luz en la oscuridad: el teatro. Ese “lugar de la verdad” que adquiere la forma de una fiesta colectiva donde el ser humano, al fin, ya no está solo. Camus se involucró en el teatro de todas las maneras posibles: actor, director de escena y adaptador.

Desde 1936, el teatro se convirtió en una pasión constante que le llevó a fundar en Argel el Théâtre du Travail (que acabará convirtiéndose en el Théâtre de l’Équipe). Sus lugares predilectos fueron el teatro Hébertot donde, en 1949 se representó su obra Los justos, el Théâtre des Mathurins, donde Camus adaptó, en 1956, Réquiem por una monja de Faulkner, y el Théâtre Antoine, donde dirigió “Los demonios” de Dostoïevski.

Camus perseguía un viejo sueño: crear en París un teatro de repertorio, Le Nouveau Théâtre. Las negociaciones estaban a punto de acabar cuando, el 4 de enero de 1960, el coche de Michel Gallimard se salió de la carretera de camino a París. Camus murió al instante, a la edad de 46 años. Llevaba consigo el manuscrito inacabado de El primer hombre. Unos años antes, Albert Camus había escrito en sus cuadernos: “Siempre he tenido la impresión de estar en alta mar: amenazado, en el corazón, de una regia felicidad”.

Un gran abrazo desde la espléndida Ciudad Luz,

Félix José Hernández.




mayo 2013
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031