Author Archive for

28
Nov
17

ENCONTRARNOS EN NOSOTROS. LIBERACIÓN NACIONAL Y UNIDAD LATINOAMERICANA

El hombre y la sociedad se enfrentan con la más profunda crisis de valores que registra su evolución, decía el Gral. Juan Perón en la sesión de Clausura del Primer Congreso Nacional de Filosofía, celebrado en la ciudad de Mendoza en abril de 1949.

A casi 70 años de aquél Congreso nuestros pueblos se enfrentan ante la misma contrariedad. Más grave aún. No solo a una innegable pérdida de valores, a una crisis ética y moral, sino a una sombría descomposición de nuestra identidad. Nuestras comunidades, nuestros trabajadores, concurren a su más oscuro conflicto de identidad. Y lo peor aún está por llegar.

Cuando hablamos de identidad hacemos referencia a la identidad cultural, es decir, la identidad fundada en el concepto de NACIÓN, ese sentimiento de pertenencia a una comunidad cultural, con pasado histórico, costumbres, cosmovisiones similares, interacción y organización social y política colectivas. Con amor a lo propio, rechazo o temor a lo desconocido, orgullo, fatalismo, mismas reacciones ante las injusticias…esto y más hacen la diferencia con otros pueblos.

Hoy, este sentido de pertenencia en las nuevas generaciones de jóvenes les es impuesto por el marketing comunicacional de un puñado de corporaciones trasnacionales que dominan el escenario mundial. Hoy, la idea de Patria o Nación se ha licuado. Nuestros jóvenes se desvelan tratando de conseguir la última tecnología que planificar estrategias de desarrollo para una comunidades organizada. Se identifican más con una marca de celular que con la percepción de HISPANIDAD, origen de nuestra pertenencia. El mercado nos está derrotando.

Esto es así no por el diseño de superestructuras, de sinarquías o masonerías extraviadas en el tiempo, de sectores dominantes o hegemónicos de Imperios decadentes. La responsabilidad es de nosotros mismos, por no saber, no querer, por no entender la importancia de preservar, defender y transmitir nuestros valores culturales. Nos acostumbramos a cambiar espejitos de colores por futuro.

Nos trazaron categorías temporales. Edades históricas que reflejan una evolución lineal. Líneas de tiempo y Edades históricas que refieren y contienen solo lo europeo. Relatos que nos cuentan como pasaron de la edad de hierro a la alta tecnología, pero que nada dicen del sacrificio de nuestros pueblos. De Asia, de África, de América latina.

Nos inventaron una Edad Antigua, una Edad Media, una Moderna y hoy Contemporánea. Compartimentos estancos, donde pareciera que nada tiene que ver unas con otras. Donde hay olvidos y rechazos. Conceptos nuevos y diferentes. También compartimentaron nuestros movimientos artísticos, culturales, literarios y filosóficos, en Grecorromanos, Humanismo, Renacimiento, Ilustración, en Modernidad y Posmodernidad. Invenciones para ocultar verdades.

Verdades que permanecen calladas en nombre de los intereses económicos, de grupos económicos…del mercado.

Hoy es época del desencanto, de las renuncias a las utopías y a la idea de progreso de conjunto. Se apuesta al progreso individual. Ya no hay grandes verdades o Verdades. Todos es fragmentación y licuidad. Bienvenidos a la Posmodernidad.

Esta falsa categoría justificadora ha diluido todo lo sólido que cimentaron nuestros padres, de lo construido en el pasado. En nombre del anti-racionalismo nos desarmaron contra la globalización. En nombre del multiculturalismo arrasaron con nuestra cultura nacional. En realidad, esto es parte de la presuntuosa ingeniería socialdemócrata puesta en funcionamiento y que algunos líderes latinoamericanos compraron, y detrás de todo esto está la maquinaria neo-liberal colonialista. La NEOCOLONIALIDAD. Estos nuevos teóricos de la socialdemocracia han pecado de simplicidad, terminaron siendo funcionales a la acción globalizante del mercado.

La estrategia fue extraordinaria. Fue más fácil infiltrar nuestros movimientos nacionales desde corrientes progresistas moderadas que desde posiciones liberales. Solo hay que controlarlas y dejarles llegar hasta donde el sentido economicista indique.

Es por eso que el problema de nuestra Latinoamérica no es político, o lo político, el problema de nuestros pueblos es CULTURAL. La política y lo política es efecto de la disgregación y descomposición cultural que estamos sufriendo. Con buenos y honestos políticos no resolveríamos esta crisis de identidad cultural. Pensar así es autoengañarnos.

No debemos andar con la lámpara de Diógenes buscando un hombre honesto, este es un falso camino. El hombre nuevo, el político honesto, será el resultado de resolver esta crisis cultural. De unir lo disgregado. De solidificar lo diluido.

Somos conscientes del momento trascendental que vivimos. Somos conscientes que gran parte de lo que en el futuro se decida a ser, dependerá de los hechos que podamos producir hoy. Somos conscientes que el pensamiento y la acción deben caminar juntos a la par. a la búsqueda de las respuestas que nos permitan reconstruir nuestra identidad nacional.

Debemos repensar a Latinoamérica con identidad latinoamericana.

Es verdad, muchas veces la acción del pensar ha perdido contacto directo con las realidades de la vida de los pueblos. El cultivo de las grandes verdades, la persecución infatigable de las razones últimas, se convirtieron en abstracciones, en puras jactancias de quien filosofa, al no abrevar en ellas ningún dirigente o líder.

Ante esta negación impuesta al gran fondo filosófico que es la búsqueda de la Verdad, prevalece esta cuestión de las tendencias, segmentaciones enmarañadas, ajenas al ansia de conocimiento a cuya satisfacción debiera consagrarse toda fuerza creadora. En ausencia de tesis fundamentales defendidas con la perseverancia debida, surgen las pequeñas tesis, que han sembrado el desconcierto, la desazón…llevando a nuestros pueblos a una posición de debilidad ante el avance arrollador de los grandes grupos económicos.

Esto es Latinoamérica, republiquetas sin decisiones de sus propios destinos. Ellos deciden por nosotros. Somos productores de materia prima, de mano de obra barata. Inglaterra, USA, China, Rusia y como cualquier de sus presidentes que asuman, siempre nos considerarán del mismo modo: campesino latinoamericano, pobres del subdesarrollo.

Ser campesino o ser pobre del subdesarrollo, cómo comprendernos en estas categorías? Cómo salir de ellas? Primero, para poder saber qué es ser campesino o ser pobre en esta situación impuesta desde pensamiento hegemónico occidental-europeo, hay que saber vivir con ellos, conocerlos, hay que comer con ellos, hay que sufrir con ellos. Ellos son nuestro pueblo. Hay que conocer a nuestro pueblo, conocer su ideología. Esa será la experiencia que nos permitirá conocer la verdad y desde ahí actuar en la realidad. Desde la concepción de la verdad y desde la acción en la realidad conoceremos, en definitiva, y en el caso Argentino, la esencia revolucionaria del JUSTICIALISMO, la naturaleza de nuestra DOCTRINA, como el significado de nuestra LIBERACIÓN NACIONAL y la necesidad de la UNIDAD LATINOAMERICANA.

Segundo, para ello deberemos recuperar nuestra historia, nuestra antropología, nuestra sociología, descolonizándola.

Descolonicemos la epistemología impuesta. Este es trabajo del FILÓSOFO. Es desde la filosofía, nuestra mejor arma, en que debemos atrincherarnos para detener esta nueva colonización pedagógica tecnozombista, que viene conquistando la voluntad de nuestros jóvenes para anularlas.

Decía Arturo Jauretche, en su mejor momento, que “se confundió civilización con cultura, como en la escuela se sigue confundiendo instrucción con educación. La idea no fue desarrollar América según América, incorporando los elementos de la civilización moderna; enriquecer la cultura propia con el aporte externo asimilado, como quién abona el terreno donde crece el árbol. Se intentó crear Europa en América, trasplantando el árbol y destruyendo al indígena que podía ser un obstáculo al mismo para su crecimiento según Europa, y no según América”… “El problema que tenemos por delante no es un problema técnico: es un problema de mentalidad, los llamados técnicos pertenecen a la mentalidad anti-nacional y nunca posibilitarán una política de conjunto porque ésta tiene que revisar todos los fundamentos de su técnica que es la técnica del colonialismo”. No hace falta ser marxista para entenderlo.

Debemos barajar y dar de nuevo.

Comencemos a discutir cuestiones conceptuales como lo simbólico, lo cultural, el pensar, el hombre, la tierra, la vida, el trabajo, el saber, la política, el pueblo. Debemos reencontrarnos con el hombre latinoamericano, demos identidad a ese hombre total que es materia espíritu y tierra, como bien plantea el pensador argentino Rodolfo Kusch. Un hombre que ha sido desdoblado y desconstituido desde la colonialidad impuesta.

En esta búsqueda del hombre latinoamericano, del hombre en equilibrio y armonía con la tierra, es donde la FILOSOFÍA, nuestra filosofía latinoamericana (entendida como filosofía de liberación, diferenciándola de la filosofía en Latinoamérica como señala Enrique Dussel) tiene un papel de gran relevancia.

En América la naturaleza estuvo primera que el hombre, por lo que el hombre comprendió y aprendió a obedecer la voz de la tierra. El mandato de la Madre tierra, que actúa, que tiene presencia y con la cual se dialoga, protectora y proveedora; que cobija a los seres humanos, posibilita la vida y favorece la fecundidad y la fertilidad. Tiene conciencia de sí misma, tiene vida en nosotros y con nosotros. Y que exige reciprocidad, manda al hombre a protegerla. El hombre nuestro de la Raza Cósmica de Vasconcelos. Es el hombre total, materia y espíritu y tierra.

Cuerpo, alma y tierra que, cuando encuentra su equilibrio se convierte en PUEBLO y, cuando ese pueblo defiende su tierra y su cultura, su tradición y su historia, toma la categoría de PATRIA. Cuando la Patria, en su conjunto, decide seguir un objetivo común se convierte en NACIÓN. Y cuando se logra la perfecta armonía y equilibrio entre Pueblo, Patria y Nación, junto a un gobierno que comprenda y entienda las consignas de su tiempo, consigue el objetivo final: ser una COMUNIDAD ORGANIZADA.

Y cuando tengamos presente que en nuestros pueblos existe una UNIDAD cultural, lingüística, religiosa, mismas tradiciones, mismas comidas y que hasta nuestras vestimentas son parecidas, no estará muy lejos el día en que nos veremos sin duda, como pueblos hermanados por estas tierras que borraron sus fronteras. Si trabajamos en ese sentido nos espera un futuro grandioso. La América nuestra es única en todo, pero unida.

En los ’50 la lucha fue por la Justicia Social, en los 80 fue la “opción por los pobres”, hoy, como propone el jesuita Juan Carlos Scannone “toda contribución académica o política de las ciencias sociales debe realizarse desde la “perspectiva de los excluidos”.

Justicia Social, Opción por los Pobres o la Opción por los Excluidos tienen un mismo común denominador: al hombre latinoamericano.

Y concluyo con una reflexión del compañero Jorge Rulli “es necesario liberarnos de los paradigmas que nos han atrofiado la comprensión de lo nuestro, mediante la educación eurocentrista y la ideología neoliberal anglosajona…(abrir) caminos para rescatar lo americano en nosotros mismos, una gimnasia que nos volverá más humanos y que en la recuperación de la Cultura con mayúscula de que nos hablaba Rodolfo Kusch, nos permitirá alimentar las esperanzas de lograr alguna vez un rostro propio”.

LUIS E. GOTTE
La pequeña trinchera
AGRUPACIÓN GASPAR CAMPOS.
MAR DEL PLATA, NOVIEMBRE 2017.

Anuncios
04
Nov
17

¡FRENTES POPULARES DEL PERÚ, UNÍOS!

 

0 XVI ENCUENTRO UFREPP Lima (2)
UNIÓN DE FRENTES POPULARES DEL PERÚ INTEGRANTE COORDINADORA POLÍTICO SOCIAL

DEMOCRACIA DIRECTA CIENTOTRES

La revolución mundial de octubre de 1917, cumple su centenario como un hecho histórico sin precedentes, que nos debe hacer recapacitar sobre su significado e influencia, para reiterar nuestro compromiso de construir el socialismo y proponernos a cumplir con nuestro rol en la historia de nuestra Patria, los que nos proletarizamos, los que ofrecimos liberar a los pueblos de la opresión capitalista, debemos asumirlo como la batalla final de la lucha de clases. El proletariado mundial en general y el proletariado ruso en particular, saludan el centenario de la revolución bolchevique, con un grito ecuménico proletario, grito multitudinario de masas de combatientes de esperanza que Madeleine Marx dice que ha oído en las calles de Moscú; las masas y pueblos revolucionarios deben hacer escuchar en las ciudades y países el grito con fuerza, augurando una oda de emoción, de un hecho que está en nuestros corazones , en el corazón de las masas revolucionarias que debemos librar la lucha final contra el capitalismo salvaje; mientras que los escépticos, la burguesía contrarrevolucionaria, criaturas del orden viejo dicen que esta lucha final es sólo una ilusión; para nosotros, los fervorosos combatientes del orden nuevo debe ser la verdad; esta lucha final es al mismo tiempo una ilusión que debe concretarse en la realidad; se trata de la lucha final de una época y de una clase. El proceso transformador se cumple por etapas, la humanidad tiene la necesidad de sentirse próxima a la meta; la meta de hoy se cristalizará en un mañana no muy lejano; porque la teoría marxista está en marcha hacia la meta final. El hombre llega para partir de nuevo, dijo Mariátegui; no puede, sin embargo, prescindir de la creencia de que la nueva jornada, la jornada definitiva será obra de los que persistimos, de los que estamos dispuestos a entregar incluso nuestras vidas, por ver a nuestros países transformados, realizados en el socialismo: los revolucionarios auguramos la revolución que vendrá después, porque en nuestras entrañas portamos germen de la transformación; para el hombre, como sujeto de la historia, no existe sino su propia realidad; no le interesa la lucha abstracta sino la lucha concreta; el proletariado revolucionario, vive la realidad de una lucha final; la humanidad, en tanto, desde un punto de vista abstracto, vive la ilusión de una lucha final, la lucha por el socialismo sin calco ni copia, como creación heroica de las masas peruanas como también lo dijera JC. Mariátegui.
La revolución francesa tuvo sus resultados, porque sus hombres creyeron también inaugurar una era nueva; la Convención quiso grabar para siempre en el tiempo, el comienzo del milenio republicano; pensó, creyó que la era cristiana y el calendario gregoriano no podían contener a la República; el himno de la revolución republicana saludó el alba del nuevo día; la república individualista y jacobina aparecía como el supremo destino de la humanidad; la revolución se sentía definitiva e insuperable; era la lucha final de entonces; la lucha final por la libertad, la igualdad y la fraternidad; han pasado menos de un siglo y medio, han bastado para que este mito envejezca; la Marsellesa ha dejado de ser un canto revolucionario; el día de gloria ya ha perdido su prestigio sobrenatural; los autores de la democracia se muestran desencantados de la prestancia del parlamento y del sufragio universal, hoy fermenta en el orbe otra revolución; el colectivismo pugna por reemplazar al régimen individualista; los revolucionarios del siglo veintiuno nos aprestamos a juzgar sumariamente a los revolucionarios del siglo dieciocho; La revolución proletaria es consecuencia de la revolución burguesa; la burguesía ha creado, en muchos años una vertiginosa acumulación capitalista, las condiciones espirituales y materiales de un orden que decae; en la revolución francesa misma se anidaron las ideas socialistas; el industrialismo organizó gradualmente en sus usinas los ejércitos de la revolución; el obrero, el proletariado, confundido con la burguesía en el estado llano, formuló sus reivindicaciones de clase; el seno pingüe del bienestar capitalista alimentó el socialismo.
La ilusión de la lucha final, no es mera ilusión, para los que hemos abrazado el marxismo para la transformación, no es un deseo antiguo ni moderno, está siempre presente en nuestros corazones, en los pueblos y las naciones, mientras haya lucha de clases; esta ilusión reaparece como ahora al conmemorarse los 100 años de la revolución proletaria, para nosotros ésta es la realidad que posee a los hombres para renovarlos, hacer un ejército de hombres nuevos, para cambiar nuestros destinos; debe ser el motor de la historia para construir nuestro progreso; la estrella del renacimiento cuando la gran ilusión tramonta es porque se ha creado ya una nueva realidad; las ideas reposan entonces de su eterna juventud; se cerrará un ciclo romántico, se abrirá el ciclo de la realidad; en esto se desarrolla, estiliza y genera una forma que, realizada plenamente podrá contener en sí la nueva fuerza de la vida colectiva, su potencia creadora se enerva; la vida dormida, estancada de forma rígida, caduca, decrépita del capitalismo, tendrá que dar paso a la gran transformación, la vida recuperará entonces su energía y su impulso, también en América y el Perú; estoy seguro emularemos a la India, a la China, a los Turcos, países contemporáneas que son ejemplos vivos, de renacimientos; el mito revolucionario va sacudiendo, va reanimando potentemente a los pueblos en colapso; también en el Oriente se despiertan para la acción; la ilusión ha renacido en su alma milenaria; el escepticismo que contrastaba la irrealidad va creando nuevas ilusiones; el relativismo no se conforma con el mismo negativo e infecundo resultado, empieza por enseñar que la realidad no es una ilusión; concluye por reconocer que la ilusión es, a su vez, una realidad; niega que existan verdades absolutas; pero se da cuenta de que los hombres tienen que creer en sus verdades relativas como si fueran absolutas, por consiguiente, deben obedecer a la ley del mito.
En medio del centenario bolchevique, escarbo, medito, razono sobre el cambio, rememoro mis luchas, mis sufrimientos, mi experiencia por construir la alternativa del cambio, desde que asumí la posición de clase del proletariado, está plagado de optimismos y decepciones porque como dijera el Amauta, no hay una clase dirigente, que conduzca a las masas hacia el cambio, al colectivismo, por el contrario casi todos luchan por adecuarse a los moldes de la democracia burguesa. Hoy se cumplen 25 años del atentado que sufrí de SL, sobreviví, seguiré en la lucha final rememorando algunos hechos donde he participado con la ilusión de transformar el país: en 1979, en la huelga más larga de la historia del SUTEP, cuando estuve cesado junto a más de siete mil maestros, conduciendo al Comité de Lucha de los cesados, el 29 de julio tomamos la Parada Militar; en 1991, con el grupo de Autodefensa del SUTEP, tomamos el Congreso de la República, en pleno mensaje del 1er. año de gobierno de Fujimori; en 1998, tomamos el Palacio de Gobierno, durante la movilización contra la re-elección de Fujimori, ni que decir de nuestra participación como dirigentes de los Frentes Populares, el año 2000, en organización, implementación y ejecución de la Marcha de los Cuatro Suyos; nuestra participación junto a la juventud peruana el 2014, en lucha por la derogatoria de la Ley del Régimen Laboral Juvenil, mal llamado Ley “Pulpin”; nuestra participación en la reciente lucha de los pueblos de Lima Norte, que con dos movilizaciones multitudinarias, logramos eliminar el Peaje de Chillón. Mi participación ha sido conduciendo a un grupo de colectivos, que las masas peruanas, están forjando como creación heroica; ellos son los Organismos de Democracia Directa de Masas. Así como en mis poemas cristalizo la realidad, en la política prefiero la afirmación violenta, categórica, apasionada, brutal, de las masas, de las muchedumbres por su transformación, más aún cual filósofo escéptico no puedo prescindir del mito, no puede prescindir de la fe; no me es posible no ver la verdad pretérita o futura; para mí no existe sino la verdad única, eterna, que se alcanzará con la acción directa de las masas, con lucha, realmente con una lucha final. Reitero, que hoy, 25 de octubre, cumplo 25 años de haber sobrevivido al atentado de SL; miro, rememoro, algunas acciones que he realizado junto al pueblo, por querer llegar a esa batalla final; reafirmo que continuaré con mi proceso de proletarización, iniciada desde mi niñez, al escuchar las ideas colectivistas que mi padre Raymundo, un campesino ancashino infundió a su comunidad, que lo fui asimilando durante mis años de estudio, lo consolidé al laborar como maestro rural; afirmo que la docencia rural me hizo avanzar a lo que hoy soy; dije en DD. 49; que me inicie como director de la Escuela Primaria de Cochabamba, en el distrito de Ripán, de la provincia de Dos de Mayo; trabajé en Choras, Huancapallac y como docente de Educación Superior en el Instituto Superior Pedagógico Marcos Durán Martel de Huánuco, en todos ellos asimilé la Educación Popular, como parte de mi proletarización.
La Democracia Directa que consolidó mi formación, lo experimenté, cuando a los 23 años llegué a Choras, un distrito de la provincia de Dos de Mayo en Huánuco; que tiene en su parte más elevada, como sembradas, erráticas rocas vivas que languidecen, son restos de la cultura Garú; allí, caminando desde la profundidad de Chacabamba hasta los rincones de Tashga; los paisajes de la sierra bravía me cautivaron, los comuneros me ayudaron forjar a las Rondas Campesinas, cantando los huaynos de mi tierra, escribiendo poemas, eduqué como maestro rural a los hijos del ande; me llamaban el Profesor: “Canchucaja”, mote que me pusieron en la Huelga de los maestros del SUTEP de 1979; son muchos aprendizajes adquiridos en Choras como los huaynos que entoné, todas con el alma andina extendida entre los versos, hacia las ruinas de “Garú”; Soy pomapatino, como los Valderrama del que se han perdido la cuenta, me llamo Alfonzo, soy de espíritu errabundo, naturaleza sutil, fantaseadora, desmedido amor a la libertad, a las masas; de andar siempre alegre, de querer decirlo todo con mis huaynos, con mis poemas; en Choras trabajé junto a mi esposa, mi directora: Ceferina Campos, Iscopampina, aguamerina, huanuqueña, peruana; los comuneros de Choras me decían que era un Profe .muy serio y no como los otros, de andar siempre con las muchachas enredados, de cuyas aventuras, dejaban a las muchachas mal trechas, a las que así como las tomaban las abandonaban.; aquí adquirí, practique la experiencia más hermosa, durante 10 años, forjé la Autodefensa de Masas las Rondas Campesinas, con ellos combatimos a los delincuentes, a los ladrones: a algunos los regeneramos hasta integrarlos como ronderos; Choras con las rondas se tornó pueblo pacífico, honrado, colectivista; niños y niñas aprendieron a leer y escribir voluntariamente, sin presión; algunos de ellos, llegaron ser buenos profesionales, trabajan como maestros, enfermeros, etc.; estoy seguro que estarán conduciendo a su pueblo y/o a los pueblos vecinos; me explicaron la formación de su comuna, decían que siguieron la tradición de los Garus, ellos todo decidían en asambleas y trabajaban en faenas, así hicieron la construcción de su local escolar; incluso la lucha contra los basillos, los papas, los abigeos; asimilaron las luchas de Aparicio Pomares, el “Hombre de la Bandera”, apodado así, por enfrentar a los chilenos, envuelto siempre con una bandera peruana; decían que era un líder querido, por eso siguieron su ejemplo.
Con estos aprendizajes, lo que hice es recuperar, la tradición del pueblo peruano, que tiene hermosa experiencia de la Democracia Directa de Masas; Así, en Asamblea Popular comunal, decidían las actividades del pueblo; las faenas los unieron e hicieron más fuertes, así forjamos las Rondas Campesinas, liderado por Octavio Valdivia, que no sólo dio sosiego, tranquilidad, paz; empezaron a vivir el cambio, una nueva vida, de ayuda mutua, de solidaridad. Decían que han tenido pocos maestros, que han trabajado junto a la comunidad, como se está haciendo ahora, incluso rondando junto a los comuneros, si así son los maestros socialistas, socialistas queremos ser, repetían hombres y mujeres. En Asamblea Popular las rondas decidieron la construcción de 12 aulas en 3 meses, lo hicieron con el trabajo del 100 % de los comuneros; en julio estaban listas las paredes, como no llegaba la ayuda del Estado, decidieron viajar a Huánuco a caballo para pedir a la Dirección Regional de Educación calaminas y puertas; si llegamos 500 comuneros montados a caballo nos van hacer caso; la acción directa es nuestra garantía; además vamos demostrar a Huánuco que Choras va cambiando porque tiene buenos profesores, ellos son sutepistas, ellos forjan la Nueva Democracia. Esto consolidó mi clasismo En este aniversario de la revolución socialista llamo a trabajar por cristalizar la lucha final.
Finalmente, la batalla final tiene que ser continuada con Organismos de Democracia Directa a la cabeza, por eso estamos convocando al II Encuentro Nacional de la ANP, para el 10 de noviembre, para aprobar la estrategia del movimiento popular para luchar contra la corrupción, contra el entreguismo, contra el continuismo neoliberal y por la siguiente Plataforma de Lucha:
a.- Defender la Soberanía, los Recursos Naturales, el Medio Ambiente, el agua, la vida.
b.- Regeneración Moral del País. Combate frontal a la Corrupción, al Continuismo neoliberal.
c.- Reconstrucción política y social del País. Participar y fiscalizar en la Reconstrucción.
d.- Nueva Ley de Trabajo. Derogatoria de Leyes macartistas. Solución a Plataformas de Lucha
e.- Unidad para el Cambio, forjar el Nuevo Referente Político Social para la Transformación.
Atentamente
Lima, 25 de octubre del 2017.
Alfonzo Valderrama G,
Presidente UFREPP.

Fundada 28-08-2002
Título R.P. 200700570199 Partida 12078336
Jr. Camaná 550-Lima Ts: 5481327 / 945461684 ufreperu@hotmail.com
www://frentes-regionales.blogspot.com.
29
Ago
17

LA BATALLA POR LAS IDEAS.

Relaterad bildJuan Perón

SOMOS LO QUE SOMOS…que vachaché.

Qué representa PERÓN para nosotros en la actualidad? Qué importancia le asignamos al PERONISMO para nuestro futuro?

Qué uso hacemos, los trabajadores, de esa formidable herramienta que es el PARTIDO JUSTICIALISTA (PJ) para dignificar nuestras vidas?

Liberación nacional, Justicia Social, Comunidad Organizada, Continentalismo, Universalismo…dónde las encontramos en nuestros dirigentes de hoy?

Desde la muerte del Gral. Perón todo parece desintegrarse. Es como un brote de ébola ingresando al cuerpo social descomponiendo todos nuestros sueños, realizaciones, nuestras luchas y capacidades de resistencias como el de generar nuestros propios anticuerpos.

Somos conscientes que la reconstrucción del Movimiento Justicialista no será con retardatarios ni con apresurados…el verdadero arte de conducir consiste precisamente en hacer todo a su tiempo y armoniosamente, estableciendo una perfecta relación de esfuerzo para engrandecer al país sin imponer a la comunidad sacrificios inútiles.

En primer lugar debemos tener en claro, en esta tarea, que la división entre peronismo de derecha y peronismo de izquierda fue una estrategia elaborada para fracturarnos y enfrentarnos, convirtiendo al Movimiento en una estructura estática, pesada, anquilosada y sin respuestas para dar ante las angustiantes situaciones en que se encuentra la Argentina.

En este diseños participaron tanto Inglaterra y la URSS, vía Cuba. Nuestros militares liberales jugando para los primeros preparando Montoneros y J.W. Cooke, luego Rodolfo Walsh, inician el juego para los segundos, armando a Montoneros.

Montoneros, una moneda de dos caras…

A mediados de la década de los ’60 se cuestiona la utilidad de la Doctrina Peronista y se plantea a la Comunidad Organizada como etapa previa hacia el socialismo. Pero no será por un socialismo nacional…será internacionalista.

Estos elementos RETARDATARIOS neutralizarán las propias tácticas de Perón, que deberá ir modificando permanentemente.

Perón es consciente que la situación es muy compleja tanto externa como internamente. Sabe que tiene dos aliados tácticos, USA e Israel. En lo interno debe ganar tiempo para buscar que el conjunto se equilibre y armonice.

Equilibrio que implica dar buenas señales a todo lo fragmentado: a los que están a favor como a los contreras; a la izquierda como a la derecha; a los curas tercermundistas y obispos conservadores; al pobre como al rico; al campo y a la industria; a las FF.AA tanto nacionales como liberales; al capitalista temeroso ante el avance comunista como al trabajador. En la tarea de hacer feliz al pueblo y labrar la grandeza de la Patria, debe empezar por equilibrar lo político, lo social y lo económico. Al hombre es preferible persuadirle que obligarle. Por eso el verdadero gobernante es un conductor.

Sobre el concepto armónico de la relación, “los gobiernos deben adoctrinar y organizar a las comunidades para reducirles en medio de la incomprensión de algunos y de los intereses de otros. Una legión de adulones lo influenciarán para desviarlo y otra de enemigos para detenerle. Esa es la lucha. Saber superarla no es cosa simple. Para lograrlo el pueblo es el mejor aliado, sólo él encierra los valores permanentes, todo lo demás es circunstancial”. Perón tratará de persuadirlos…y así ellos dirán: Perón está conmigo…y conmigo…y con nosotros…pero él está con todos!.

Necesita tiempo y ese tiempo se lo tiene que conseguir Héctor Cámpora, el nuevo presidente constitucional en Argentina. Para muchos un personaje de poco carácter, manipulable y sin ideas propias. Cuando Eva Perón estaba en su lecho de muerte (1952) le dice a su esposo “Juan, dale tu mano a Cámpora, nunca de separes de él. Es uno de tus mejores amigos”. Era el candidato indicado que no iba a desequilibrar la balanza para uno u otro lado del Movimiento; que no iba a provocar recelos o discordias entre los distintos sectores de poder. Perón y Cámpora habían acordado una serie de puntos de trabajo ha realizar una vez en la presidencia.

Pero cuando el Gral. Alejandro Lanusse, presidente de facto, amaga con suspender las elecciones porque sectores del peronismo estaban ligados a lo que llamaban “delincuentes subversivos” la respuesta de Cámpora fue desafortunada, marcando el principio de su fin “si anulan el llamado a elecciones del 11 de marzo, desde el 13, somos todos MONTONEROS…”. Fue un APRESURADO.

En la sede de la CGT, el 30 de julio de 1973, Perón dirá un discurso acerca de la revolución que debe llevar a cabo el Justicialismo, que no todos parecen concebir del mismo modo: “es indudable que en todos los movimientos revolucionarios existen tres clases de enfoques: de un lado, el de los apresurados, que creen que todo anda despacio, que no se hace nada porque no se rompen cosas ni se mata gente. Otro sector está formado por los retardatarios, esos que no quieren que se haga nada, y entonces hacen todo lo posible para que esa revolución no se realice. Entre estos dos extremos perniciosos existe un enfoque que es el del equilibrio y que conforma la acción de una política, que es el arte de hacer lo posible: no ir más allá ni quedarse más acá, pero hacer lo posible en beneficio de las masas, que son las que más merecen y por las que debemos trabajar todos los argentinos”.

Los peronistas de izquierda o revolucionarios fueron retardatarios al creer que podían llevar al Justicialismo hacia el campo socialista, cuando ese modelo de organización social y económica había fracasado mostrando sus verdaderas intenciones con Hungría y Checoslovaquia…colonias del nuevo Imperio Soviético.

Cámpora comete el pecado del apresurado. Tomó medidas antes de tiempo, no cumplió con lo establecido dentro del marco estratégico planificado por Perón. Se dejó influenciar por su entorno familiar y sus amigos Montoneros. Perón tuvo que cambiar la estrategia y de tácticas, pedirle la renuncia a Cámpora e involucrarse directamente en la política y el poder…agravando su ya deteriorada salud y acelerando su muerte.

Cooke y Cámpora son expulsados del Peronismo.

En segundo lugar, hay tres hechos que son fundamentales entenderlos para la reconstrucción del Justicialismo que intentemos hacer:

1.- la Revolución Cubana. Es cierto, Perón ve con agrado los acontecimientos que se sucintan en la isla caribeña. La revolución que se lleva adelante es nacional, luego será comunista pero nacional…luego cae en las redes del internacionalismo. Y esto a Perón lo preocupa, tanto la internacionalización de la misma como la fuerte influencia soviética. En ese sentido es reveladora la carta que le envía a Castro, el 24 de febrero de 1974, por medio de su Ministro Gelbard, al decir que: “las revoluciones no pueden ser idénticas en todos los países porque tampoco todos los países son iguales, ni todos los pueblos tienen la misma idiosincrasia. Es preciso que cada uno actúe dentro de su soberanía con sus propios métodos. Pero es indudable que la necesidad de una unidad latinoamericana será la única posibilidad de libertad real para nuestro continente. A esta meta debemos concurrir todos de inmediato, para poder elevar nuestra voz con seguridad y respaldo en el seno de ese Tercer Mundo que garantizará nuestro desarrollo futuro y la libertad en lo económico, político y social”…“Para ello, tenemos dos caminos: tiempo o sangre. Tiempo sobra. La historia nos enseña cómo los excesos vuelven finalmente a su cauce habitual. Sangre, falta. Puesto que somos un continente descapitalizado, que precisa su puesta en marcha por medio de la unidad fraternal, donde los intereses individuales sean considerados y respetados, cuando los mismos no afecten a la comunidad latinoamericana; y en ese desarrollo necesitaremos aumentar al máximo los habitantes en el continente”. Perón le pide a Castro que la revolución se mantenga dentro de sus fronteras y no involucre a potencias extracontinental y se abstenga a exportarla al continente de la América nuestra, porque sangre no sobra. Para el barbudo cubano, Perón es un burgués detestable por su carácter antirrevolucionario y por su capitalismo reformista.

2.- la figura del Che. Perón le escribe a su amigo, el mayor Pablo Vicente, el 23 de agosto de 1966, refiriéndose al nacionalizado cubano como un “un muchacho muy inteligente pero advertí enseguida que muy atolondrado… Tiene una visión muy interesante de las cosas y del mundo actual pero participa de la idea de la “revolución permanente de los pueblos”, un utópico inmaduro…Tiene una conversación muy interesante y una obsesión por el comunismo muy marcada. Pretende reunir fuerzas no sé de donde para “liberar” nuestros pueblos americanos”. Es llamativo las comillas en la palabra liberar.

Muchos podrán decir que la carta del 24 de octubre de 1967 es la que importa, porque implica el verdadero pensamiento de Perón con respecto al Che. Sin embargo esta carta es APÓCRIFA, escrita en los estudios del abogado Eduardo Luis Duhalde, militante del peronismo de izquierda, y según se dice fue el Mayor Bernabé Alberte quien la difunde. Alberte en aquel momento era delegado de Perón hasta marzo del ’68 cuando favorece la creación de la CGT de los argentinos, junto a Rodolfo Walsh.

3.- hechos pocos conocidos son las relaciones de Perón con los jefes de estado de la América nuestra. Perón tenía muy buena relación con el Gral. Pinochet, un dato relevante a tener en cuenta es cuando el militar trasandino le pide protección de su familia ante un posible fracaso de golpe de estado contra el gobierno socialista de Salvador Allende, lo cual el gobierno de Perón accede. Por el contrario, no sucedió lo mismo con el pedido del malogrado presidente chileno, cuyo embajador en argentina nunca fue recibido por nuestro gobierno para asilar a su familia. Las relaciones con el gobierno paraguayo de Alfredo Stroessner, con el nicaragüense Anastasio Somoza…hoy figuras desprestigiadas por la prensa de izquierda y americana.

Estas relaciones no implican para nada asimilar a Perón con el fascismo, las dictaduras, o su carácter militarista. Perón no era comunista internacionalista, y en segundo lugar, él ve que en su Movimiento hay muchos jóvenes que podían “dispararse” para cualquier lado, para la izquierda como para la derecha extrema, y debe hacer todo lo posible para contenerlos y que no caigan en manos de los cubanos, de Firmenich u otros bandos.

Intentará equilibrar las partes. Podrá estrechar la mano a Alberte, pero en su despacho le confía sus ideas a Julián Licastro. Podrá discutir con Galimberti pero será a los compañeros de Guardia de Hierro a quien le confiere la misión de adoctrinar a los jóvenes.

El 21 de junio de 1973, al día siguiente de su regreso a la Argentina, Perón dirá: “los peronistas tenemos que retornar a la conducción de nuestro Movimiento. Ponerlo en marcha y neutralizar a los que pretenden deformarlo desde abajo o desde arriba. Nosotros somos justicialistas. Levantamos una bandera tan distante de uno como de otro de los imperialismos dominantes… No hay nuevos rótulos que califiquen a nuestra doctrina ni a nuestra ideología: somos lo que las XX verdades peronistas dicen. No es gritando la vida por Perón que se hace Patria, sino manteniendo el credo por el cual luchamos…”. Juan José Hernández Arregui entendió el mensaje y cambiará el nombre de su revista “Peronismo y Socialismo” por “Peronismo y Liberación”.

El liberalismo inglés como el marxismo soviético son movimientos imperialistas. El maoísmo chino es un movimiento de liberación nacional como el peronismo. Cuba termina siendo un país satélite de los soviéticos. China no!

No solo Perón busca equilibrar la situación regional, también USA que impulsa una alianza táctica entre Perón y Aramburu, que concluye con el asesinato de este último por una facción de Montoneros (Lanusse?). También Inglaterra quiere equilibrar la situación a su favor y ellos son grandes jugadores de ajedrez porque saben cómo y cuándo mover sus piezas, en el momento justo y en el lugar indicado. Su objetivo es controlar la región.

“La violencia en cualquiera de sus formas no afirma derecho sino arbitrariedades. Recurrir a la fuerza para solucionar situaciones políticas es la negación absoluta de la democracia. Una revolución aun triunfante no presupone sino la sin razón de la fuerza. El gobierno se ejerce con la razón y el derecho. Doblegar violentamente a la razón y al derecho es un acto de barbarie cometido contra la comunidad. Recurrir al pueblo es el camino justo. Un gobierno es bueno cuando la mayoría así lo afirma. Las minorías tendrán su influencia pero no las decisiones, que corresponden a la mayoría. Una minoría entronizada en el gobierno mediante el fraude o la violencia constituye una dictadura, arbitraria y la antítesis de todo sentido democrático…” Juan D. Perón, La Fuerza es el Derecho de las Bestias.

Esta situación nos quitó el derecho a la libertad, a la autodeterminación como pueblos libres. Nos roban el derecho a la esperanza, imponiéndonos un modelo temporal del presente. No sólo sucedió en Argentina, fue regional.

Somos pueblos sin justicia, sin unidad y organización, sin historia y sin lucha…es un pueblo condenado a vivir a las sombras del Imperio, a comer las sobras de los civilizados europeos. Un pueblo que sacrifica a sus hijos a las desmesura del Mercado.

Desde México al Conurbano bonaerense podemos contabilizar un poco más de seis millones de niños deambulando por este presente sin un futuro tranquilo. La gran mayoría de ellos trabajan sin haber cumplido la edad mínima de admisión al empleo o realizan trabajos que deben ser prohibidos. Otra parte son reclutados a la fuerza para integrar los grupos de la guerrilla o grupos paramilitares, los carteles de drogas, las pandillas o la delincuencia…y la prostitución.

De México a la Argentina, para estos 6.000.000 de pibes, sus vidas no valen nada, sólo el valor de una bala.

Muchos de ellos no llegarán a la mayoría de edad, morirán en acción, en prisión, a manos del narco o agotados por el trabajo forzado o la trata. Y el que puede escapar de este infierno creado por nosotros, los mayores, pelearán una pelea muy dura, muy desigual, la de sobrevivir en una sociedad que exige capacidad, preparación, conocimiento, inteligencia…pero para eso se requiere una buena alimentación y educación.

Nuestras grandes ciudades son indiferentes a esta realidad. No dan segundas oportunidades. Si estuviste en la guerrilla, si fuiste narco, si te prostituyeron, si saliste a delinquir…seguirás siendo guerrillero, narco, delincuente o prostituta. Nuestro cristianismo termina cuando debemos poner la otra mejilla.

La América nuestra duele, y mucho.

El JUSTICIALISMO tiene su responsabilidad histórica en este escenario de la América nuestra… somos responsables de esta realidad.

En el S. XIX, de México a la Argentina, el enfrentamiento entre los pueblos, luego de las luchas por la Independencia, se producen entre conservadores y liberales, entre clericales y anticlericales, entre centralistas y federales. Uno y otro bando se endeudan con la banca londinense. Nuestros grandes patriotas son asesinados o mueren en el exilio…y nuestras riquezas (oro, plata, cuero, lana, trigo y maíz) fluyen con total libertad hacia la maquinaria capitalista inglesa.

Pero muchos pueblos empezarán a tomar conciencia de esta situación y lucharan, resistirán. La sangre del Mío Cid circula por nuestras venas. Sangre noble castellana, insurrecta, insumisa, que no se doblega ante el destino que parece imponer el Imperio. Es ella que levanta en armas a sus hijos criollos. Desde la Revolución del Parque (Argentina 1890) a la Revolución mexicana, del nicaragüense Augusto Sandino al uruguayo Luis Alberto de Herrera y muchos otros dirán basta!

Fueron estos grandes hombres que pensaron que estas tierras nos pertenecen por derecho propio. El derecho que se les asigna a los pueblos libres…ser dueños de lo que pisan.

De una tierra diferente a la europea, al África o a la asiática. La nuestra es una tierra que tiene conciencia de sí misma, que tiene vida, que manda al hombre a protegerla, de la que el hombre nuestro extrae sus recursos pidiendo su permiso. El hombre nuestro, es la Raza Cósmica de la que hablara el mexicano Vasconcelos. Es el hombre que no solo es materia y espíritu, porque también es tierra, como bien refiere Rodolfo Kusch, un argentino maldito.

Cuerpo, alma y tierra que cuando encuentra su equilibrio se convierte en PUEBLO, y cuando ese pueblo defiende su tierra y su cultura, su tradición y su historia, toma la categoría de PATRIA. Cuando la Patria, en su conjunto, decide seguir un objetivo en común se convierte en NACIÓN. Y cuando se logra la perfecta armonía entre Pueblo, Patria y Nación, junto a un Estado que comprenda y entienda las consignas de su tiempo, consigue el objetivo final de una COMUNIDAD ORGANIZADA, como bien lo señala Alejandro Ogando.

Es así como el Gral. argentino Juan Domingo Perón (tres veces presidente constitucional), toma distancia entre el liberalismo y del marxismo, ambos hijos del mercado deshumanizante, para dar a conocer su DOCTRINA. La misma nace de la IDEOLOGÍA del pueblo argentino. De una Argentina hija de la hispanidad. Síntesis cultural hispanomusulmáncriollo-mestizo. De esa amalgama nace esta estirpe que somos nosotros, mestizo-criollos, los que originamos esta cultura que se extiende del sur de Estados Unidos a la Patagonia Argentina.

Para la elite porteña y aporteñada, acostumbrada a venderle trigo y cuero a Inglaterra, hablar en francés y vacacionar en Miami, Perón era el hecho maldito del país burgués, de esa Argentina liberal y antihispanista. Ni el peronismo de Cooke o el de Vandor estaban proscripto, solo el peronismo de Perón.

El Lic. en Ccias. Políticas, Pablo Anzaldi, nos refiere “Perón comprende en el año ’55, primero hizo bien en retirarse para evitar una guerra civil, y lo que hace a partir de esa fecha es una larga marcha de persuasión de todos los actores de la vida nacional acerca de los objetivos de la Comunidad Organizada y de los objetivos trazados en la Doctrina Nacional, es decir, en lugar de retroceder al socialismo del S.XIX, Perón lo que hizo fue, con su Doctrina del S.XX, tratar de avanzar hacia el S.XX y el S.XXI, planteando la profundidad de la colaboración de clase, la profundidad de la comunidad organizada, no solo como método de elevación material y espiritual de nuestro pueblo, sino también como método de elaboración y metabolización de los conflictos sociales…el problema de la argentina liberal era, y es, el pensamiento de Perón”.

Pero nos dejamos ganar. Hoy existe un peronismo sin el pensamiento de Perón. No supimos continuar con este legado que heredamos el 12 de junio de 1974 cuando dijo “mi único heredero es el pueblo”. Nuestros padres no pudieron superar la muerte de su Conductor, quedando anclados en una especie de limbo. Nosotros, la generación que precede a la muerte de Perón, solo somos herederos de las emociones y sentimientos de nuestros padres y fueron esas emociones y sentimientos las que nos jugaron una mala pasada cuando nos hicieron creer en un Perón liberal. A la siguiente generación les fue peor, no hay formación de cuadros, no hay conocimiento de nuestra Doctrina, tampoco de la ideología de nuestro pueblo, no hay un sentido de pertenencia a la Patria y a una comprensión de lo que es una Nación, lo que los ha llevado a una nueva concepción del peronismo, a una sin Perón, a una que llamaron kirchnerismo -que es de base socialdemócrata-.

Por último, nuestros pueblos hermanos que observan nuestras idas y venidas, nuestro movimiento pendular de izquierda a derecha y de derecha a izquierda, no pueden confiar en nuestro Movimiento como Liberador, como conductor de este proceso de unidad y organización que necesitamos para ser dueños de nuestras tierras y de sus recursos.

Nuestros propios dirigentes ya no les interesan estos objetivos y fines trascendentales de liberación y justicia social. Para ellos, tanto los ex presidentes y dirigentes Justicialistas Carlos Menem como Cristina Kirchner, solo somos un partido que va en alianza con otros para ganar votos. El PJ solo es un instrumento electoralista que gana elecciones. Ya pocos confían en nuestras consignas.

La América nuestra carece de liderazgo. La muerte del chavismo bolivariano dejó huérfanos a nuestros pueblos. Pueda o no gustar, era una ideología que unía.

Estamos muy lejos de vernos como pueblos hermanados por estas tierras. Como hermanos sin fronteras. No logramos comprender que juntos somos más fuertes ante las adversidades que el mundo presenta cada día, y lo más importante, porque todas nuestras tradiciones, comidas, nuestra forma de hablar etc. son demasiadas parecidas.

Nos espera un futuro grandioso si lo encaramos en ese sentido. La América nuestra es única en todo, pero unida.

Es por eso que necesitamos con urgencia definir hacia dónde queremos ir con el JUSTICIALISMO. Necesitamos de nuestra UNIDAD de concepción. Necesitamos asumir esta responsabilidad de conducción de los destinos de estas tierras dignificada por la sangre de nuestros padres, por aquellos que pelearon para que ella sea nuestra y nuestro destino solo sea elegido por los pueblos de estas tierras.

GOTTE LUIS E.
“la pequeña trinchera”-
AGRUPACIÓN GASPAR CAMPOS.
MAR DEL PLATA, AGOSTO DEL 2017.

27
May
17

MANNERS MAN, ¿CONOCE LA CONDUCTA DE LOS JAPONESES?, MANUAL QUE GARANTIZA SHONIN, LLEGA AL LFM 2017

zz269

– Alejandro Takeda Hirata, diseñador y especialista en multimedia, autor de “Manners Man. Do you know the japanese behavior?

De buenos modales y sutilezas de la exquisita etiqueta cotidiana depende gran parte del éxito en los negocios y estudios en Japón. También de su observancia, una vida social en aquel país más cómoda y menos aislada. ShoNin o aprobación y aceptación es una joya que los japoneses no regalan a cualquiera

Azcapotzalco, Ciudad de México, a 25 de mayo de 2017

País Invitado de Honor en el Librofest Metropolitano (#LFM 2017), Japón, en mucho de sus costumbres es un misterio para los viajantes, becarios o empresarios al ir al país del sol naciente. El ciudadano japonés, aunque pleno de cortesía y delicadeza, reprueba con silencioso desdén a los extranjeros que rompen sus milenarios códigos de comportamiento social, aún si hablan perfectamente el idioma nipón.

En el Foro 1, del Domo del LFM, se presentó una publicación de la casa editora e importadora NBK (Nichoiboku Kubaru): “Manners Man, Do you know the japanese behavior?”, una suerte de manual que explica al “no japonés” las sutilezas en el comportamiento que pueden significar la diferencia en la relación de los extranjeros con el Japón.

“Hay bastantes ideas preconcebidas respecto a los países orientales, porque no sabemos por qué se hace una cosa o por qué no se hace algo; y no vemos nuestra propia forma de comportarnos como mexicanos”, dice su autor, el mexicano de nacimiento y japonés de tercera generación”, Alejandro Takeda Hirata, diseñador y especialista en multimedia.

Muchos negocios llegan a caerse porque los modales de cómo se entrega una tarjeta o una familiaridad repelente para los estándares japoneses no garantizan la confianza que los perfeccionistas empresarios japoneses depositan en sus inversiones.

El libro viene mucho a cuento para aquellos que necesitan establecer relaciones comerciales con Japón y visitar el país. La etiqueta urbana es importante y lograr ser respetuosos observadores de las costumbres puede generar más relaciones exitosas con los industriosos empresarios de aquel país; baste darse cuenta que Japón es el tercer socio comercial de México y el principal inversor del aquél país asiático.

En datos duros de la Secretaría de Economía correspondientes a 2016, el comercio entre Japón y México está en el orden los 21 mil 500 millones de dólares, en tanto que las inversiones japonesas sumadas desde 1999 al cierre de 2016 están por arriba de 13 mil 400 millones de dólares, datos a tener en consideración si se quiere tener éxito en negociar con japoneses.

Por su parte, José Fabián Robles, ejecutivo de la editorial dijo que “durante casi dos décadas NBK —en el stand 67 del Librofest— se ha ocupado de ofrecer un catálogo de libros de enseñanza de idiomas como japonés, chino, coreano y persa, además de libros sobre culturas asiáticas; libros de dibujo, manga y mucho más.

Recientemente dicha editorial ha hecho contacto con autores independientes, que están haciendo labores muy específicas para difundir temas muy concretos, “por eso este libro lo elegimos porque es una llave importante para poder humanizarnos más para el entendimiento mutuo”, agregó el ejecutivo de NBK.

Alejandro Takeda, el autor de “Manners Man. Do you know the japanese behavior?” es mexicano de nacimiento y japonés de tercera generación. Él mismo sufrió el rechazo y sutil desdén de los compatriotas de sus abuelos cuando viajó a Japón, pues aunque suelen ser condescendientes con ciertos hábitos con los de “rostro extranjero”, con los de rasgos orientales son drásticamente críticos y reprobatorios. No es en balde, dijo Takeda, que desde la escuela pre-escolar haya cursos sobre “seguridad en la calle”, “seguridad e higiene en el transporte”, de modo tal que si un individuo contesta su teléfono en el metro, todas las miradas recaen con malestar sobre él.

Con una especialización técnica en Sendai, 1985-1990, es Diseñador Gráfico, con su propia empresa de video y multimedia; viajante de todo el mundo, también ha estado en Ginebra, Suiza por motivos de trabajo. Es por ello que puede distinguir las diferencias en el trato social, urbano y de negocios de diferentes culturas y países.

Takeda tiene varias publicaciones, además de sus dos tomos de “Manners Man…” Y en su estancia de más de 6 años en Japón ha conocido a profundidad la forma de comportarse de los japoneses, lo que ofrece el punto de comparación y contraste de estar en la sociedad mexicana y otras sociedades en qué ha vivido, según refirió José Fabián Robles.

Alejandro Takeda, dijo que es notoria su ascendencia japonesa: “como verán de ascendencia japonesa, Banana, nos dicen en Estados Unidos, porque tenemos el rostro amarillo y el corazón blanco. Manners Man, modales, modaru en japonés, puede parecer que los japoneses son muy quisquillosos; por eso las relaciones entre japoneses y extranjeros son difíciles; los japoneses son cerrados, serios, aun pudiendo saber perfectamente japonés, no pueden hacer amigos tan fácil en Japón. Es una queja que he oído mucho; entonces pensé ‘debe haber una clave del por qué no se puedan entender japoneses y extranjeros, y entendí claramente que parte de eso son los modales. Es la diferencia, de actitudes entre una sociedad y otra”, puntualizó el autor.

El objetivo de este libro es facilitarle al viajante una visión de cómo son y difundir los modales japoneses, darles a entender cómo son, para que se lleven mejor como extranjeros. La primera regla que siempre sirve es ‘al país que fueres, haz lo que vieres’, esa es una fórmula que funciona muy bien en cualquier país o cultura”, agregó.

En general el libro de Alejandro Takeda descifra el código de etiqueta que define las relaciones sociales en aquel país; ilustrado graciosamente, de fácil lectura, se ha llegado a decir —señaló—que es de una lógica imbatible y de sentido común, sin embargo, lo indescifrable de los códigos no escritos, y del lenguaje corporal es muy específico para el japonés, muy dueño del silencio, de un acendrado arraigo con sus costumbres religiosas y un respeto a la jerarquía en edad, género y educación que es inviolable.

En la presentación de libro ocurrida en el Foro 1 de la Plaza Roja del “Domo” del Librofest Metropolitano, las risas entre los asistentes, que fue numerosa de jóvenes amantes del anime, la cultura japonesa y el cossplay, surgieron las risas al comprender lo incomprensible de las costumbres que definen los países y su devenir histórico.

Poco a poco se van revelando más pormenores del país invitado de honor al LFM 2017, convertido en el polo cultural al norte de la Ciudad de México, que lo mismo favorece a Azcapotzalco, que a Naucalpan y otras vecindades municipales, sedientas de un campo fértil para la lectura, la imaginación y el conocimiento.

.

…..

Librofest Metropolitano

Es la Feria de Libro y Festival Cultural al norte de la Ciudad de México, que reúne a la Universidad Autónoma Metropolitana con la Embajada de la Japón en México, la Secretaría de Cultura federal, el Gobierno de la Ciudad de México, la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México, el Estado de Hidalgo, la Delegación Azcapotzalco, además de los Municipios de Naucalpan y Tlalnepantla, para promover la ciencia, el arte y la cultura.

-o0o-

SE AUTORIZA SU LIBRE REPRODUCCIÓN

CONTACTO: Entrevistas y mayor información

Renato Consuegra
Difunet (difunet@gmail.com)
04455-3578-0345;
5521-4229

27
May
17

TIERRA QUEMADA.

ide

Por GOTTE LUIS E.
“la pequeña trinchera”.
AGRUPACIÓN GASPAR CAMPOS.

Los señores Adam Smith y John Locke, por lo que sabemos, son los padres del liberalismo, el primero del económico y el segundo del político. Ambos ingleses.

Carlos Marx y Friedrich Engels lo son del marxismo. El primero su teórico y el segundo su financista.

Estas ideologías tienen mucho en común. Doblegan y corrigen pautas humanas. Orientan y dan rumbo por sobre las decisiones, conductas, comportamientos y emociones propias del Hombre. Si bien el liberalismo tiene como idea rectora la LIBERTAD y el marxismo la IGUALDAD, ambas intentan encastrarlo en sus propios lineamientos ideológicos.

El libre albedrío, la voluntad de decidir, la conciencia para actuar no tiene relevancia para estos posicionamientos.

La libertad como valor absoluto no existe, es bien cierto. Sí existe la libertad, la voluntad y la conciencia condicionadas por el medio cultural. Es ella, la CULTURA, la que marca la diferencia entre los pueblos. Ni su economía ni su política.

Nuestro país es parte integrante de un entramado cultural más amplio y cuya matriz está dado por el concepto de HISPANIDAD.

Este universo cultural, que llamamos HISPANOAMÉRICA, es diferente al del europeo.

Europa construye sus teorías políticas, económicas, y aún filosóficas, desde plataformas históricamente imperialistas, y desde sub-plataformas como el nacionalismo reaccionario. Copiar estos modelos, proyectar sus ideas filosóficas, económicas y políticas en nuestras tierras, en nuestras culturas, es confundir a nuestros pueblos, desorientarlos, llevarlos a una tragedia, es apartarlos en el camino de su LIBERACIÓN en esta nueva colonialidad.

El liberalismo no ha cambiado su matriz, su plataforma sigue siendo el mercado. En cuanto al marxismo fue mutando ante su fracaso en el mundo, fue variando sus dogmas. Y el nacionalismo europeo es simplemente una reacción tardía que buscan glorias pasadas, desilusionados por las pocas ventajas que les ha dado la unidad económica europea.

Estas posiciones repercuten en nuestras tierras como herramientas (y no como plataformas) de confrontación y enfrentamientos, de división y distracción, impidiendo nuestra unidad desde proyectos propios, para el desarrollo y progreso de nuestras naciones.

Estas ideologías europeas atraviesan todo el campo de las ciencias humanas, desde la filosofía a la sociología, desde la antropología a la historia. No permitiendo desarrollar nuestras propias teorías que nos interpreten como hispanoamericanos. No solo somos materia o espíritu, somos más que eso. Somos materia, espíritu y tierra. Esta última es la que nos condiciona en el actuar, en el decidir, en el pensar, en el pelear en su defensa…así como defendemos a nuestras madres…defendemos a la MADRE TIERRA.

Así como el condicionante para el liberalismo es el mercado, para el marxismo lo fue la lucha de clase…para nosotros es la TIERRA.

Al defender la tierra, defendemos sus recursos: el agua, sus minerales, su fertilidad. Todo lo que hay por debajo de ella, todo lo que hay por encima de ella. Porque todo nos es prestado por ella, nos es dado para una vida digna y que debemos devolver para que sea dado, preservando su estado para que siga cumpliendo su ciclo con nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos.

SIn embargo, la Europa liberal y sus círculos de intelectuales marxistas elaboraron una categoría de pensadores para nuestras tierras: LOS MALDITOS. Lo que implica que deben ser olvidados, desterrados de nuestra memoria histórica, tergiversadas sus ideas, manipuladas sus acciones. Y si hay que mentir se miente, al decir del historiador, político y ex presidente argentino Bartolomé Mitre.

Y así nuestras escuelas se fueron vaciando de ideas-fuerzas para construir una plataforma de pensamiento hispanoamericano. Se han perdido para siempre José Artigas y Felipe Varela y su idea de Patria Grande; José Martí y Manuel Ugarte y la idea de una segunda independencia; las de José Vasconcelos y la raza cósmica; el nacionalismo del boliviano Carlos Montenegro y el mexicano Lázaro Cárdena; Rodolfo Kusch y Jorge Rulli en la defensa de la tierra…y las del Gral. Juan D. Perón que es una síntesis de todo aquello.

Perón debió ser la plataforma de unidad y organización de nuestro pueblo. Pero sin embargo es la herramienta de la fragmentación y la desunión. Su Tercera Posición el de la unidad y organización hacia el CONTINENTALISMO de nuestras patrias para enfrentar la idea panamericanista de los Estados Unidos del Norte; y el UNIVERSALISMO para frenar al Imperialismo económico de la globalización.

Hoy, aquellas concepciones europeas van deshumanizando al hombre, lo van fragmentando para convertirlo en solo una simple unidad de consumo y a nuestras tierras en tierra quemada.

Hispanoamérica ya no está tan lejos de África.

 

18
May
17

LA BATALLA POR LAS IDEAS…EL ORIGEN DEL KIRCHNERISMO

 Foto: A280945

Por LUIS E. GOTTE

El peronismo, en los últimos veinte años, se ha llenado de una larga serie de apellidos seguidos del sufijo “ismo”, con el prejuicio que cada uno de ellos involucra a todos.

El problema no sería tan grave si cada uno de ellos hubieran sido intérpretes honestos de los principios de nuestro MOVIMIENTO, para llegar a una unidad de concepción en la conducción de la COMUNIDAD ORGANIZADA que acompañe en unidad de acción.

La gravedad radica que cada uno de estos apellidos, y sus ismos, comprende pensamientos, sentimientos, costumbres y conductas que más de las veces no se condice con nuestra DOCTRINA y con nuestra TERCERA POSICIÓN, que por la necesidad de captar votos, afiliados o el favor de organizaciones sociales, políticas o económicas, terminan navegando en aguas turbias y nos llevan a la fractura.

Hoy el peronismo carece de una conducción unificada y, por lo tanto, de una estrategia unificada.

El ex presidente Néstor KIRCHNER empieza su gobierno asistiendo en LONDRES, capital del Imperio, al lanzamiento de una red de centro-izquierda convocada por TONY BLAIR (julio del 2003). Esta cumbre de gobiernos progresistas se realiza bajo la inspiración de Peter Benjamín barón de Mandelson (ideólogos del Nuevo Laborismo y conocido como el “príncipe de la tinieblas”) y por Anthony Giddens (teórico de la renovación de la socialdemocracia a través de su Teoría de la Tercera Vía).

En esta primera Cumbre Progresista se establece un compromiso para trabajar en pos de los derechos civiles y políticos de las minorías como el feminismo (ideologizado), el ecologismo (de izquierda), laicismo (materialista), indigenismo (separatista), la diversidad sexual e identidad de género, etc.

Esta estrategia de visibilizar a las minorías no nace precisamente en esta Cumbre, sino a través del impulso de la socialdemocracia, brazo político de los teóricos de la Escuela de Frankfort. Lo que si hace esta Cumbre es llevar adelante una renovación de la socialdemocracia conocida como TERCERA VÍA.

Con este bagaje de ideas, de cambios y orientaciones es que Néstor Kirchner. regresa a la Argentina sintiendo y pensándose como parte de la nueva historia que se imprimirá en la Argentina al convertirse en el fundador del tercer movimiento histórico, una síntesis dialéctica del yrigoyenismo con el peronismo. Ya sea por convicciones, conveniencia o ambas cosas empieza su trabajo.

Es la hora más dramática del PERONISMO. Lo que no pudo hacer el Almirante Rojas, 18 años de proscripción, Montoneros, la dictadura del ’76, la Coordinadora Radical alfonsinista y el Menemismo, lo hace el Partido de la Victoria (grupo hegemónico dentro del FpV), se llevan puesto al Partido Justicialista convirtiéndolo en una cáscara vacía. Se fractura la Confederación General del Trabajo (columna vertebral del movimiento peronista); se debilita a los gobernadores estableciéndose una relación directa con los intendentes (se rompe con el Federalismo), se fortalece a las organizaciones sociales (que dejan de ser las organizaciones libres del pueblo para convertirse en una especie de guardia pretoriana del gobierno); se cuestiona la credibilidad de la Iglesia y se destruye la de las FF.AA y se lleva adelante una clara intención de manipular la información pública, por lo que los medios de comunicación de tendencia liberal serán desacreditados y convertidos en enemigos del pueblo.

Con la llegada de Cristina Fernández de Kirchner al poder se profundiza lo que llaman el “modelo”.

Se pidió afiliar al PJ a la Internacional Socialista de la mano del ex presidente Raúl Alfonsín (el mismo que afilió a la UCR a esta Internacional en 1972, rompiendo con su historia) y a través de Carlos Zannini (otrora maoísta) nos infiltra el pensamiento de la belga posmarxista Chantal Mouffe y del argentino Ernesto Laclau (de filiación trotskista, profesor de Teoría Política en la Universidad de Essex, Inglaterra), quienes terminan armando un relato épico de estos gobiernos de centro izquierda…y también Carta Abierta.

En definitiva, una de las derivaciones de esta “visión” progre-posmodernista europea, comprada por nuestros dirigentes de turno, NO contemplan la UNIDAD de los pueblos, la construcción de la unidad nacional que conforma el Movimiento Nacional y su organización a través de un PROYECTO NACIONAL para la LIBERACIÓN.

Estas ideologías, como concluye el compañero Raúl Reyes, que han desembarcado en nuestras tierras nos han disgregado, ellas tienen sus raíces con la Teoría de HEARTLAND del inglés Halford J. Mackinder, de donde el Imperio Británico saca su justificación para construir su nuevo andamiaje de dominación, creando “islas de minorías”, primero geográficas y luego culturales, destinada al control y dominio. La fragmentación de nuestra comunidad es uno de sus lamentables frutos. Quien divide reina.

“Si malo es el gringo que nos compra, pero es el criollo que nos vende…”, decía Dn. Arturo Jauretche.

Pero no todo está perdido, porque como dijera el Gral. Juan Domingo Perón “los pueblos pueden vivir lustros, decenios y centurias apartado de los ideales que forjaron su alma, pero en el fondo inasible de su conciencia yace la rica herencia de su personalidad, que solo requiere cierta instancia favorable para manifestarse e imponerse”.

18
May
17

LA MEDICINA TIENE SUS LÍMITES

La medicina logra sus mayores éxitos curativos entre aquellos que le asignan poderes casi mágicos. es decir, en quienes tienen mucha fe en sus poderes.

Y es que en el subconsciente de la mayoría de los seres humanos existe la creencia de que el médico tiene poderes casi milagrosos.

Cuando nos encontramos ante una situación difícil, por ejemplo, la enfermedad grave de un ser querido, recurrimos al médico mientras le pedimos a Dios, esperando un milagro -la esperanza es lo último que se pierde-.

Los más grandes depósitos de magia los encontramos, en primer lugar, en las religiones, iglesias y templos. Luego, en la medicina, la cual, sin lugar a duda, ha avanzado muchísimo gracias a los adelantos de la tecnología. Pero esta sigue dependiendo en gran medida del poder de sugestión, de los placebos, de la esperanza y, lógicamente, del poder superior del galeno.

Un médico cura, especialmente, a las personas que creen devotamente en él y su magia. Quizá también sane a algunas otras, pero su público está compuesto, principalmente, por quienes lo admiran, lo adulan, lo esperan interminables horas sin criticarle jamás su impuntualidad, porque lo consideran una eminencia.

Es cierto, creemos ciegamente en nuestro médico hasta el día en que la muerte le gana la batalla.

José M. Burgos S.

burgos01@bellsouth.net




diciembre 2017
L M X J V S D
« Nov    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031